Top 7: estrategias para no comer de más

Por Kiwilimón - Octubre 2014
Muchas veces el problema no es calidad, sino, cantidad, o ambas. Cuando algo nos gusta mucho lo queremos saborear tanto como se pueda y ya que la señal de estar llenos llega retrasada al cerebro, en diversas ocasiones nos podemos sobre alimentar. Hoy te dejamos nuestro top 7: estrategias para no comer de más y así sabrás como le hacen los expertos para estar satisfechos con las porciones correctas.

Date tiempo

Cuando comemos algo que nos gusta tendemos a hacerlo muy rápido. Comer pausadamente, dejando los cubiertos a un lado entre bocado y bocado, ayuda a saborear más la comida y a ubicar con más precisión cuando estamos llenos. Lento

Come con hambre

Los antojos son peligrosos, así como matarse de hambre. Uno debe comer cuando tiene apetito, no cuando esta lleno y tiene antojo o cuando no has comido nada pues solamente tratarás de llenarte rápido.

Reduce las porciones

No cuesta servirse un par de cucharadas menos. Cuando acabas de comer cuesta más pararse a servirse más que dejar de comer cuando todavía hay comida en el plato. Te darás cuenta que te puedes llenar igual con mucho menos. Porciones01

Mantente hidratada

Hay un problema muy común que no muchos conocen, y es que es muy fácil confundir hambre con sed. Lo que uno debe hacer es mantenerse siempre hidratado, es bueno para la circulación, para la piel y para el apetito.

Cuidado son servirse de más

Servirse un segundo plato  no tiene nada de malo si en realidad tienes hambre y te falta energía pero no es bueno cuando ya estamos llenos. La idea es tomar un par de respiros cuando acabemos con la primera servida y darle unos minutos al cuerpo para asentarse. Ahí sabrás si de verdad quieres más de comer o no. Servirse-de-mas

Las compras

Toda la fortaleza que debes tener debe aparecer cuando compres. Si en ese momento no te llevas el pan o los chocolates no existirán en casa para pecar después.

Frutas y verduras

Haz que tu comida, al menos la mitad de esta, esté compuesta por vegetales. De esta forma podrás comer las porciones que quieras pero comiendo alimentos sanos, vitamínicos y ligeros. Vegetales

También te dejamos tres recetas de platillos que te dejarán satisfecha sin tener que repetir o usar ingredientes con calorías de más.

tostadita-camaronSandwhich-capreseStrudel01
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Gracias a las redes sociales no sólo podemos entretenernos por mucho tiempo, sino que también sacar dos o tres trucos para la cocina. El más reciente son los panes tostados con requesón para el desayuno o ricotta toast.Los panes tostados son versátiles y desde que las tostadas de aguacate cobraron popularidad, las variedades que se pueden hacer con ellos se volvieron infinitas, es por eso que la ricotta toast, o pan tostado con requesón, es perfecta para desayunar variado y nutritivo.El requesón es una buena fuente de proteína y de calcio, además de que su contenido graso es menor que el de la mayoría de los quesos y solamente aporta 4 g grasa por cada 100, lo que lo convierte en un alimento apropiado para incluir en una dieta de control de peso o de grasas, así como en la alimentación de personas con estómago delicado, por es un alimento de fácil digestión.Para hacerlo, sólo necesitas una rebanada de pan, cubrirlo con una capa de requesón y poner encima una amplia gama de opciones de aderezo, que puede ser dulce o salado. Aquí te dejamos varias ideas y tips para que te queden perfectas.Tuesta el panPrimero tuesta tu rebanada de pan ya sea en una tostadora o en un horno tostador, o en tu comal favorito en la estufa. Puedes usar pan de caja o baguette fresco.Capa de requesónYa sea que uses requesón o queso ricotta, asegúrate de aplicar una capa gruesa, para que sepa delicioso.¿Qué le pongo encima?Puede ponerle lo que se te antoje: prueba combinaciones simples, como jitomate y pepino, con sal, pimienta y aceite de oliva o simplemente aguacate. También puedes saltear unos jitomates Cherry y ponerlos sobre la capa de requesón.Si lo tuyo son las frutas, prueba añadir fresas en rodajas, bañar con miel y espolvorear con pimienta negra. Otra opción y combinación clásica dulce es poner rebanar un plátano y cubrirlo con Nutella. Para una tostada más sustancial, prueba exprimirle un poco de jugo de limón al requesón y poner encima un huevo frito y sazonar con hojuelas de chile y sal.Cualquiera de estas combinaciones te va a encantar y lo mejor de todo es que puedes probar las propias, con las frutas y verduras que tengas en casa.
De acuerdo con diversas fuentes, la grenetina hidrolizada tiene una serie de cualidades para la salud, pues ayuda a mejorar la apariencia de la piel, mejorar la digestión y además fortalece las articulaciones y tendones. Hoy en día, la grenetina hidrolizada se puede adquirir en grandes farmacias o a través de páginas de internet, pues se ha convertido en un suplemento alimenticio muy popular. En Kiwilimón te explicamos cuáles son los beneficios de incluir este ingrediente en tu dieta. ¿Qué es la grenetina hidrolizada?Esta sustancia es una fuente de colágeno y se obtiene de fuentes animales, para luego transformarse en un polvo que puedes disolver en agua, té o jugo. Sus principales componentes son los aminoácidos, que de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., sirven para realizar las siguientes funciones: *Descomponer los alimentos *Crecer *Reparar tejidos corporales *Llevar a cabo muchas otras funciones corporales Por otro lado, debido a que la grenetina hidrolizada favorece la producción de colágeno, cabe mencionar que esta sustancia es muy importante para la piel, los huesos, las articulaciones y los músculos. Sin embargo, la producción de colágeno comienza a disminuir a partir de los 25 años, por lo que es recomendable incluir ciertos suplementos alimenticios, así como incluir alimentos ricos en esta sustancia en nuestra dieta. Articulaciones, tendones y tejidosLa grenetina hidrolizada parece tener efectos muy positivos en las articulaciones, pues ayuda a que funcionen correctamente y a disminuir el dolor presente en algunas personas. Por si fuera poco, también es muy útil a la hora de fortalecer los tendones y tejidos. También es ideal para fortalecer los huesos y el cartílago. Apariencia más jovenEste tipo de grenetina tiene propiedades que mejoran la apariencia de la piel y además fortalece el cabello y las uñas. En general, la grenetina hidrolizada incrementa la producción de colágeno, lo que la hace ideal para retrasar la aparición de arrugas y líneas de expresión. Si deseas lucir una piel radiante y una cabellera llena de brillo, es recomendable que incluyas esta sustancia en tu dieta, sin embargo, recuerda que primero debes consultarlo con un especialista. Efectiva contra la gastritisLa grenetina hidrolizada es excelente para tratar la gastritis, pues ayuda a disminuir la producción de los ácidos gástricos. También es eficaz en el tratamiento de trastornos del colón y el estreñimiento.
Se fue la mitad del año y parece que la comfort food –tan necesaria para el apapacho del alma cuando las cosas no van del todo bien– llegó para quedarse. En 2020 vimos llegar harto pollo frito, comida thai, sandos japoneses, galletas de todos colores y sabores, smash burgers, omnipresentes conejitos Turín, entre otros bocados monchosos. Entre ellos está uno 100% mexicano que, curiosamente empezó a hacer mucho ruido hace un par de años en Estados Unidos antes de estar en boca de todos al sur del Río Bravo: la birria. Generalmente asociada con la comida típica de Jalisco, es en el municipio de Cocula donde se han preservado recetas de birria que se preparan, desde el siglo XVII, en la región occidental. Se dice que con los españoles llegó un buen cargamento de ganado caprino, alimento nada bien visto por la aristocracia y los conquistadores por su fuerte olor e intenso sabor cárnico. Era, desde luego, comida destinada a los pueblos originarios. Sin embargo, tan audaces cocineros como siempre demostraron ser los habitantes de nuestro territorio –sobre todo sus mujeres–, consiguieron arropar esta carne con especias que para entonces ya se usaban en la región: laurel, clavo, canela, orégano, comino, chiles asados… para después hornearla lentamente bajo tierra. El resultado: un platillo de carne suave, aromático, un tanto picosito y con un caldo sustancioso, bellísimo para comer con cuchara y acompañado de tortillas. Es en Guadalajara donde la birria afianza su popularidad entre lugareños y visitantes. Maravillosos exponentes se encuentran en el Mercado Alcalde –preguntar por la de Don David–; la de La Victoria en el mítico barrio de Santa Tere; Las nueve esquinas, favorita de los turistas del Centro; la de El Chololo, con rumbo a Chapala; la birria del Chino, donde se come la tradicional de chivo, pero también de res; el taco de gordito en la birriería Aceves, dentro del Mercado de Abastos; y un larguísimo etcétera. Pero a la birria no se le encuentra exclusivamente en Guadalajara, Tijuana tiene también una gran tradición de carretas de tacos de birria con su consomé, como los que se encuentran en los linderos del Mercado Hidalgo. Desde hace no más de tres años, la birria reventó en Estados Unidos, específicamente en Los Ángeles, Chicago y Nueva York. Tan sólo en la reconocida guía Eater de Nueva York hay una lista de 19 lugares imprescindibles para probar birria en la Gran Manzana. Y, claro, Instagram hizo su chamba: millones de usuarios han salivado ante el plato y uno de sus derivados: la quesabirria, una portentosa quesadilla de tortilla grande con carne de birria de res, lista para chopearse en un caldito bien espeso con limón, cebollita y cilantro. A partir del fenómeno birriamen –fideos de ramen en caldo de birria, de la autoría del chef Toño De Livier–, su constante presencia en Instagram y el auge de las dark kitchens, es que la birria se está haciendo un lugar en la Ciudad de México. Lo que resta de 2021 la vamos a seguir viendo y, con suerte, otras versiones se adueñarán de más esquinas de la capital. Mi consejo sería intentarla en casa. No muy lejos de aquí encontrarán una buena receta de birria de res, ideal para perfeccionarla con nuestro toque personal y así presumirla como si lleváramos años cocinándola. Manos a la obra.
La comida tradicional japonesa es una de las más populares y aclamadas a nivel mundial. Aunque en muchos países solo se habla de sushi, es importante recordar que la gastronomía japonesa es muy variada y rica. Los principales ingredientes de esta tradición culinaria son el arroz, el pescado, los fideos, el tofu, los vegetales, la carne roja, entre muchos otros deliciosos alimentos. Aunque elegir los platillos más representativos de esta gran tradición gastronómica no es tarea fácil, Kiwilimón te recomienda probar algunos de los platillos más exquisitos que Japón tiene para ofrecer. Sushi Aunque en México es común comer sushi frito y aderezado con chiles, el tradicional sushi japonés es muy distinto. Los principales ingredientes de este platillo son el arroz, vinagre de arroz, azúcar y sal, para después combinarse con pescado crudo, mariscos o verduras. El sushi usualmente se prepara en porciones pequeñas, más o menos del tamaño de un bocado y se le dan diferentes formas. Una vez que se tiene listo el arroz y el pescado, se envuelven en una hoja de alga nori; a esta versión se le llama maki. Por otro lado, cuando se forma una bolita de arroz, se le llama nigiri. No importa cuál sea tu sushi favorito, pues todas las versiones son deliciosas y perfectas para disfrutar durante el fin de semana o mientras ves una película. Ramen Este es otra de las joyas de la gastronomía de Japón y uno de sus platos más famosos. El famoso ramen se prepara con diversos ingredientes: fideos, caldo, verduras, pasta miso, salsa de soya, carne, huevo, alga y cebollín, aunque hay muchas versiones distintas. El secreto del impactante sabor del ramen es el caldo, pues este se hace a base de huesos de cerdo o pollo y se pone a hervir durante muchas horas. Si bien estamos muy lejos del país asiático, en México hay muchos restaurantes en donde puedes probar un sinfín de recetas de ramen, cada uno con un toque especial de sabor. Sashimi El sashimi es otro platillo imperdible de la gastronomía japonesa. Consiste en rebanar mariscos o pescados crudos en láminas muy delgadas. Una vez que el pescado está listo, este se acompaña con salsa de soya, wasabi o salsa ponzu, así como algunas verduras, especialmente rábano daikon y jengibre en conserva. Aunque los sashimis más populares son quizás los de salmón, hay un sinfín de versiones de este platillo, incluso existen versiones vegetarianas. Katsudon El katsudon es un imperdible de la cocina japonesa, pues está lleno de sabor y hasta es un poco picoso. Este delicioso platillo consta de una cama de arroz, una chuleta de cerdo empanizada y otros condimentos, tales como salsa, algún tipo de glaseado, verduras, salsa de soya o miso. En Japón, este platillo es muy popular y es el favorito de los estudiantes. Mochi El mochi japonés es uno de los postres más deliciosos, especialmente cuando se trata del mochi de chocolate, aunque cabe mencionar que hay de todos los sabores. Este postre no solo es rico, también es muy vistoso. Se prepara a base de arroz glutinoso, se moldea y se pinta de colores. Aunque puedes disfrutarlo todo el año, en aquel país la tradición es comer mochi durante el año nuevo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD