Otros 10 alimentos anti edad
Dietas y Nutrición

Otros 10 alimentos anti edad

Por Kiwilimón - Mayo 2013
La semana pasada publicamos 10 alimentos que pueden ayudarte a no envejecer rápidamente. Hemos preparado otros 10 alimentos que de igual forma pueden servirte.   1. Maíz La Universidad de Maryland ha realizado varios estudios en los que revela que el maíz tiene un componente dentro de su fibra llamado IP6 que puede ayudar a prevenir el crecimiento del cáncer, ya que éste elemento hace que las células cancerosas dejen de dividirse. Por eso no dejes de consumir estos granitos tan saludables en tus ensaladas y guisos favoritos. Panquesitos de elote y queso. Estos ricos panquesitos están hechos con harina de maiz (también conocida como cornmeal) y queso manchego. Son muy fáciles de hacer y muy ricos. 2. Granos Enteros Existen muchos mitos acerca de los granos. Lo cierto es que los granos enteros son muy buenos para la salud y se han relacionado con muchos estudios con la prevención de la acumulación de colesterol en las arterias, es por eso que tomamos este alimento como uno que ayuda al envejecimiento. Es importante como con todo, cuidar las cantidades que consumimos. Panqué de plátano light. Una muy rica receta de panque de platano baja en grasas y alto en fibra. 3. Canela La canela es una especia muy utilizada en la cocina. Ahora no tienes que preocuparte al utilizarla, no solo le dará mucho sabor a tus platillos, también hay investigaciones que muestran que la canela puede reducir el pico de insulina después de las comidas, esto ayudará a tener mejor control y menos probabilidades de almacenar grasa en el cuerpo. Así que a utilizar este poderoso antioxidante para mejorar nuestra salud. Rollos de canela y nuez. Una muy rica receta de roles de canela. 4. Chocolate oscuro Sabemos que el chocolate tiene elementos que nos ayuden a sentirnos bien, además de su sabor dulce que casi nadie se le resiste. Ahora podrás comer una pequeña dosis diaria de este manjar para que te ayude a mejorar la salud de tu corazón. Es importante aclarar que nos referimos al chocolate oscuro o chocolate amargo, que es el que tiene un alto porcentaje de cacao y está menos industrializado. Cautivante cheesecake de chocolate y coco. Delicioso y cautivante cheesecake de chocolate y coco, ideal para los amantes del coco. 5. Cúrcuma Una de las razones para probar la comida indú es esta especia. Investigadores de la Universidad del Estado de Louisiana encontraron que ayuda a destruir las células cancerígenas. Ésto es porque restringe los casos sanguíneos en las células, lo que inhibe su movimiento y por ende propagación. Puedes acompañar un rico pollo o arroz con esta especia o tu guisado favorito. Lomo de cerdo tikka. La receta de lomo de cerdo tikka es para paladares exigentes que les gustan las especias. Aunque lleve tantos ingredientes es muy fácil de hacer. 6. Camotes Los camotes o patatas dulces (como se les conoce fuera de México) además de ser ricos y ser utilizados en guisados típicos mexicanos, nos regalan alta cantidad de licopeno. Esta sustancia ayuda a proteger tu piel de los rayos UV, además de estar cargado de vintami C que no sólo ayuda a mantener tus defensas en buen nivel, también te ayuda a producir colágeno para tener una piel sana. Camote al horno glaseado. Un rico y sencillo camote al horno glaseado. 7. Té verde El té verde es famoso por ser una de las bebidas más consumidas en la parte oriental del mundo. Los asiáticos acostumbran esta bebida después de la comida. Sin importar si te gusta caliente o frío, puedes utilizarlo para preparar otras recetas. Algunas investigaciones descubrieron que las personas que bebían 3 tazas de té verde por día, tenían un envejecimiento tardío. La razón es que pueden mejorar la estructura del ADN  Si se bebe caliente o frío, o utilizarlo como una base refrescante para sopas o guisos, el té verde puede ayudar retrasar el acortamiento de la vida de las células. Helado de té verde. Deliciosa receta japonesa de helado de té verde. 8. Sandía Una de las características de los jitomates son el licopeno, de las zanahorias son el betacaroteno y de la sandía es que está cargada de vitaminas que ayudan a proteger tu piel y te ayudan a reparar las células que se encuentran dañadas por la luz solar. Así que adelante, puedes preparar deliciosas bebidas, postres e innumerables recetas con esta fruta tan fresca y rica. Sopa fría de sandía y jitomate. Esta rica sopa fría de jitomate y sandía te encantará y está llena de antioxidantes que harán que tu piel luzca muy bien. 9. Cáñamo El cáñamo lo conocemos porque puede ser utilizado para hacer hilo y otras fibras que no necesariamente se utilizan en la cocina, pero el cáñamo es una fuente importante también de omega-3, al igual que el salmón. Semillas y aceites de cáñamo son una hidratación natural, que ayuda a la piel a retener la humedad y contrarrestar los efectos del envejecimiento. Comer las semillas crudas o añadir el aceite a tu licuado o smoothie favorito te ayudará a no envejecer tan rápido. Smoothie de manzanilla con plátano. Con este smoothie de manzanilla con plátano tendrás solo 183 calorias; 7 mg de colesterol; 36 g carbohidratos; 89 mg sodio; 7 g proteina; 2 g fibra. 10. Trucha arcoiris Ya hemos mencionado que el salmón es una gran opción para luchar contra el envejecimiento, y la trucha no es diferente. El cuerpo del ser humano necesita consumir grasas saludables, que ayudan a promover la longevidad y las cuáles puede encontrar en la trucha arcoiris. Este tipo de pez es muy bueno por que tiene alto contenido de ácidos grasos que combaten el cortisol, es decir, la hormona del estrés. Se recomienda cocinar la trucha en aceite de oliva. Trucha meuniere. La Trucha Meuniere es la tradicional forma de preparar una trucha arco iris. Esta receta, originaria de Francia, es deliciosa y fácil de preparar.

Si quieres conocer todas nuestras recetas, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si no sabes cuáles son las pepitas o semillas de calabaza tienen una apariencia plana y un color verde oscuro. Puedes encontrarlas aún envueltas en su cáscara de color blanco amarillento, aunque algunas variedades de calabazas producen semillas sin cáscara y consumirlas como colación te dará muchos beneficios.Estas semillas son una buena fuente de nutrientes y su textura maleable y masticable las hace ideales para comer entre comidas. Además, son muy accesibles y en muchos mercados, las pepitas están disponibles en muchas formas: crudas con cáscara, crudas y sin cáscara, tostadas con cáscara, o asadas y sin cáscara.Si las incluyes como colación para las tardes, no sólo te ayudarán a controlar el apetito, sino que las pepitas o semillas de calabaza te proveerán de estos beneficios.Beneficios en la salud de las semillas de calabazaComer solo una pequeña cantidad de pepitas de calabaza puede proporcionarte una cantidad sustancial de grasas saludables, magnesio y zinc. Es por esto que las semillas de calabaza se han asociado con varios beneficios para la salud, como los que te listamos a continuación.Altas en contenido de antioxidantesLas semillas de calabaza contienen antioxidantes, como carotenoides y vitamina E, los cuales pueden reducir la inflamación y proteger las células de los radicales libres dañinos. Es por eso que consumir alimentos ricos en antioxidantes puede ayudar a proteger contra muchas enfermedades.En cuanto a las pepitas, se cree que los altos niveles de antioxidantes son en gran parte responsables de sus efectos positivos sobre la salud.Pueden ayudar a bajar los niveles de azúcar en la sangreAunque se han realizado en animales, estudios científicos han demostrado que la calabaza, las semillas de calabaza, el polvo de semillas de calabaza y el jugo de calabaza pueden reducir el azúcar en la sangre. Esta investigación es especialmente importante para las personas con diabetes, que pueden tener dificultades para controlar sus niveles de azúcar en sangre.Por otra parte, varios estudios han encontrado que la suplementación con jugo de calabaza o polvo de semillas redujo los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes tipo 2. Se cree que el alto contenido de magnesio de las semillas de calabaza puede ser el responsable de su efecto positivo sobre la diabetes.Aporte de magnesioLas semillas de calabaza son una de las mejores fuentes naturales de magnesio, un mineral que con frecuencia falta en la dieta de muchas poblaciones occidentales. El magnesio es necesario para más de 600 reacciones químicas en el cuerpo, por ejemplo:Control de la presión arterial.Reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.Formar y mantener huesos sanos.Regulación de los niveles de azúcar en sangre.Alto contenido de fibraLas pepitas de calabaza son una gran fuente de fibra dietética, pues tan sólo las semillas sin cáscara proporcionan 1.1 gramos de fibra en una porción de 28 gramos. Esto es un gran beneficio para la salud porque una dieta rica en fibra puede promover una buena salud digestiva. Además, las dietas ricas en fibra están asociadas con un riesgo reducido de enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2 y obesidad.Pueden ayudar a mejorar el sueñoLas semillas de calabaza son una fuente natural de triptófano, un aminoácido que puede ayudar a promover el sueño, por lo que si tienes problemas para conciliarlo, comer un poco de pepitas antes de irte a la cama podría ayudar. Sin embargo, necesitarías comer alrededor de 200 gramos de semillas de calabaza para lograr la cantidad necesaria de triptófano.Además, el zinc en estas semillas también puede ayudar a convertir el triptófano en serotonina, que luego se convierte en melatonina, la hormona que regula el ciclo del sueño.Las pepitas de calabaza se pueden incorporar fácilmente a tu dieta como colación o ingrediente en las comidas o para hornear; se pueden comer crudas o asadas, saladas o sin sal. Además de comerlas solas, puedes agregarlas a licuados o a tu fruta con yogur griego. También puedes incorporarlas a las comidas espolvoreándolas en ensaladas, sopas o cereales.Además de comerlas solas, como colación, estas son unas recetas en las que puedes incorporar pepitas de calabaza:Avena con guayabaHummus con salsa de semillasPescado con costra de frutos secos
La tradición de colocar un altar de muertos dicta que, entre otros elementos como velas o incienso, la ofrenda debe llevar la comida y bebida favorita de la persona a quien está dedicada, así que los aguardientes mexicanos no faltan.Existen varios tipos de aguardientes en el mundo, pero los mexicanos sin duda son muy representativos a nivel mundial (sí, estamos hablando del tequila) y aquí te presentamos algunas opciones de aguardientes mexicanos ideales para tu altar.¿Cuáles son los aguardientes mexicanos?El aguardiente es una bebida alcohólica destilada a partir de un fermentado, por ejemplo, de frutas, cereales, granos y hortalizas como el agave. El principio básico del aguardiente es alcohol diluido en agua, de ahí su nombre, que en latín refiere a su baja inflamabilidad, aunque también se cree que se debe a la sensación que provoca.Existen aguardientes simples a los cuales no se les añade nada y cuatro de ellos son muy conocidos: el ron, el brandy, el whisky y el tequila mexicano.Así, el tequila es el aguardiente mexicano más famoso, fermentado y destilado del agave azul, y con denominación de origen en cinco estados del país: Guanajuato, Michoacán, Nayarit, Tamaulipas y Jalisco.De la misma forma que el tequila, el mezcal es otro aguardiente mexicano, fermentado y destilado del agave, que en los últimos años ha ganado terreno para volverse casi tan relevante como el tequila.A partir del mezcal, hay otros aguardientes que quizá también conozcas. Uno de ellos es el bacanora, originario de Sonora; el sotol, producido en Chihuahua, Durango y Coahuila, y la raicilla, de la Sierra Madre Occidental.En cuanto a aguardientes mexicanos a partir del jugo de la caña de azúcar, tenemos la charanda, típica del estado de Michoacán y cuyo nombre viene del purépecha, que significa tierra colorada, en honor al cerro La Charanda.Todos estos aguardientes son regionales, por lo que no encontrarás bebidas más mexicanas que estas para tu altar de Día de Muertos.
Para cerrar la semana patria hablemos del elefante verde, blanco y rojo del cuarto: la cocina nacional es insuperable. Mientras el taco roba la atención internacional hace falta ser paisano para comprender la complejidad, amplitud y delicia de nuestra gastronomía; los entrañables guisos regionales, las tradiciones patronales, las sazones cocinadas en olla de barro, bajo el calor del pib o en la incandescencia de la brasa. Ya lo dijo la UNESCO hace justamente diez años, la cocina tradicional mexicana es patrimonio del mundo, cultura que vale la pena preservar por los siglos de los siglos. Basta ver al ajonjolí de todos los moles: el mole. Su complejidad resuena en la infinidad de ingredientes que lo componen –algunos de ellos tan improbables como unas galletas de animalitos–, en sus acepciones regionales, en las sutilezas que se modifican de acuerdo con las festividades como Día de Muertos, en su amplitud cromática que abarca casi todos los colores del arcoíris. El mole, salsa densa que nos recubre tanto la memoria como la cucharada de arroz más humilde, debe su honor, más que a sus recetas, a la tradición alrededor de su preparación.Así como en el mole, el mestizaje y la cultura se mezclan como pinturas al óleo en las cocinas tradicionales de México tanto, que hace diez años la UNESCO nombró a su totalidad como un patrimonio de la humanidad. En la declaratoria no había que ser esfinge: había que presentar un caso de estudio, reunir un sinfín de requisitos e información por parte de un grupo multidisciplinario de cocineros, historiadores, antropólogos y hasta ingenieros en alimentos con el fin de perseverar. El resultado fue una condecoración como nunca se le había otorgado a otro país. La cocina tradicional mexicana es nuestra Muralla china, nuestro Machu Picchu cultural. Según el escritor e historiador de cocina mexicana José N. Iturriaga, no es que no se hayan honrado a otras cocinas antes o después. En los últimos años se han protegido otras maravillas culinarias como, por ejemplo, la etiqueta en la cocina francesa, la dieta mediterránea y la tradición japonesa en la cocina, pero no así a un país. A diez años del fallo de la declaratoria en la que se reconocen las prácticas, rituales y elaboraciones vinculadas a nuestra cocina, merece volver a celebrar el mérito. Celebrar que en México no sólo hay 32 estados, sino una infinidad de tradiciones que se preservan en el fuego de los comales, las ollas, las vasijas de barro. Celebrar por supuesto a las cocineras tradicionales que, según Iturriaga, “son el objeto mismo de la declaratoria”, el libro atemporal de los saberes culinarios de cada región. José N. Iturriaga, escritor de libros como 'Saberes y delirios' o 'Confieso que he comido', afirma que parte de la responsabilidad de tener una cocina protegida por la UNESCO es la de rescatar, salvaguardar y promocionar la tradición “más que a un platillo o a un ingrediente; preservar la cocina de nuestros pueblos, la cocina de los mercados, de las abuelas”.Para lograrlo se creó el Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana, un organismo consultor de la UNESCO que lleva a cabo reuniones nacionales anuales, foros mundiales de gastronomía mexicana, seminarios académicos y hasta encuentros de cocineras tradicionales. “A los platillos y tradiciones hay que estarles dando nuevo vigor. Preservarlos y salvaguardarlos para que no caigan en desuso y se mantengan vivos. El sentido principal de la organización es la conservación de las tradiciones”. Lo que nos toca hoy en casa es aprender y enseñar sobre cocina mexicana a las generaciones venideras. Desempolvar el tortillero y echarle leña al fuego. Poner literalmente las manos en la masa y extender los hilos de la tradición hasta el infinito. Hoy te invito a tomar alguna de nuestras recetas tradicionales y prepararla en familia. Además de cincelar recuerdos harás historia, harás cultura, serás parte de este ritual iniciático que puso a suspirar a los primeros mexicanos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD