Platillos calóricos pero sanos para el frío
Dietas y Nutrición

Platillos calóricos pero sanos para el frío

Por Kiwilimón - Diciembre 2013
En esta época de frío no está de más consumir un par más de calorías al día para mantener la energía y el calor corporal. Aquí algunos que además le hacen bien a tu organismo.   En estas épocas se vale pecar un poquito, se vienen las fiestas, posadas, celebraciones y con todo eso muchos platillos calóricos. No tiene nada de malo comer algunas de estas preparaciones aunque estés cuidando el peso pues con temperaturas bajas hay que mantenernos calientitos. Además hay varios platillos calóricos que te hacen bien y te mantienen saludable. Todo lo que es pescado grasoso como el huachinango o el salmón es excelente para el cuerpo. Además de su alto contenido de Omega 3 (que ayuda a prevenir el cáncer), la grasa buena que contienen ayuda a destapar las arterias. Aún cuando se preparen en salsas cremosas o con base en mantequilla no hay problema, la proteína y grasa buena del pescado contrarresta cualquier preparación calórica. Otra preparación que normalmente relacionamos con muchas calorías es el guacamoles y no podríamos estar más equivocados. Puede que tengamos esta relación negativa ya que siempre vemos al guacamole con tortillas fritas o comida Tex-Mex pero la realidad es que esta receta es sanísima y nada engordante. Al igual que el pescados el aguacate cuenta con antioxidantes muy importantes para el cuerpo además de grasas buenas que ayudan con el nivel de colesterol del cuerpo. Además en versión guacamole viene acompañado de verduras crudas y jugo de limón que lo hacen un aditivo de vitamina C para el cuerpo. La mantequilla de cacahuate o maní puede ser un de los gustos culposos de muchos, especialmente de los niños. La buena noticia es que esta mantequilla tan untable proviene de frutos secos muy sanos y aunque sean calóricamente altos también agregan beneficios a la salud además de ayudar a mantener la energía y el calor corporal interno. Ya hablando de preparaciones navideñas no todo tiene que ser pavo o algún ave de corral. Tanto el cerdo como la carne de res y sus respectivas partes de grasa son nutrientes naturales que el hombre ha consumido por milenios. No hay fuente de proteína sana como estas carnes y su grasa, además de agregarle todo el sabor, nos provee de calorías buenas y energía siempre y cuando la consumamos en porciones adecuadas. Cuando sea hora del postre no hay que temerle al chocolate. El cacao es extremadamente sano y tiene muchos beneficios que van desde el cuidado de la piel hasta el aumento de feromonas y por lo mismo una buena actitud. Si podemos dar un consejo más en este respecto es usar chocolate amargo y menos azúcar pues así estarás recibiendo todos los beneficios calóricos del cacao y menos carbohidratos dulces.  

Recetas de Platillos calóricos pero sanos para el frío

Receta de Huachinango a la Veracruzana

Ingredientes: - 2 kilos de huachinango - jugo de limón - 1 taza de aceite - 2 dientes de ajo - 1 cucharada de cebolla rallada - 6 jitomates - 1/2 cebolla - 1 pimiento rojo o pimiento verde - aceite de oliva - 1 raja de canela - 2 clavos de olor - laurel - 1 taza de aceituna con pimiento - 1/4 de taza de alcaparras - pimienta - sal - pan molido - chiles en escabeche largos - perejil picado - cilantros picado Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

Receta de Guacamole a la Mexicana

Ingredientes: - 1/4 de taza de crema ligera - 1 cucharadita de jugo Maggi - 4 aguacates medianos, picados - 2 jitomates rojos medianos, picados - 1 jalapeño sin pepas, finamente picado - 1/4 de taza de cilantro picado - 1 cucharada de jugo de limón Haz click aquí para ver el procedimiento para preparar esta receta.  

Receta de Crema de Cacahuate Casera

Ingredientes: - 2 tazas de cacahuate tostados y endulzados - 16 galletas de canela - 1 taza de chispa de chocolate blanco Para ver el procedimiento para preparar esta receta da click aquí.  

"Disfruta de la delicia de estas recetas calóricas pereo sanas para el frío."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
Habibi Man es una de las propuestas culinarias más interesantes que han surgido en la Ciudad de México en los últimos años, pues este increíble restaurante ofrece comida caribeña con un toque de Medio Oriente, sabores que, aunque parezcan diametralmente distintos, combinan a la perfección y dan paso a platillos complejos, pero exquisitos. Para adentrarte en esta extraordinaria fusión de sabores, puedes comenzar con el mezze, el cual consta de hummus, jocoque, babaganush, ensalada, tostones de plátano macho y pan pita. Si tienes ganas de probar todo y realmente experimentar la mezcla de sabores caribeños y de Medio Oriente, entonces te recomiendo el camello caribeño, un plato enorme para dos personas, el cual contiene falafel, hummus, jocoque, babaganush, ensalada, pan pita, tostones de plátano macho, frijoles, arroz, schnitzel de berenjena y okra con koftas de cordero, pollo jerk y shawarma de cerdo. Otro imperdible en Habibi Man es el famoso jerk chicken, el cual tiene un sabor exquisito gracias a la combinación de hierbas, especias, cerveza y salsa BBQ. Por si fuera poco, este pollo se acompaña con tostones de plátano macho, chutney de mango, ensalada de col y arroz con frijoles. Para los amantes de la carne, este lugar también ofrece decadentes sándwiches y wraps. Yo te recomiendo el Don Rubén, el cual se prepara con pan de masa madre, pastrami, queso, cebollas caramelizadas, mostaza y pepinillos. En cuanto a las bebidas, puedes elegir entre el refrescante tepache con cardamomo, la rica limonada con agua de rosas y menta o una cerveza. Para cerrar con broche de oro, puedes elegir entre postres como baklava, crème brûlée de maracuyá, cheesecake de pistache o el parfait de labneh y queso mascarpone. Si tienes ganas de probar algo completamente diferente y lleno de sabor, entonces este pequeño rincón que fusiona la comida caribeña con Medio Oriente es para ti, pues te lleva en una aventura culinaria por dos lugares distintos, pero que se complementan a la perfecciónFotos tomadas de las redes sociales de Habibi Man
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo. En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamosComo seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades. Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historiaChileatoleEl chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.PozoleEl pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común. Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.TlacoyoEste delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”. Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacaoTamalesEl tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.Pipián¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.MemelaLa memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile. Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestizaRecetas de comida prehispánica para preparar en casaSi quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:Chileatole Fácil7 formas diferentes de preparar pozole3 Bebidas Prehispánicas3 Tlacoyos MexicanosTamales3 Recetas con Pipián
La limpieza de los dientes con ingredientes naturales está registrada desde los antiguos, los cuales usaban las cenizas de cascos de buey quemados o cáscaras de huevo como pasta de dientes. Esta combinación estaba destinada principalmente a eliminar los desechos acumulados de la superficie de los dientes y se cree que se le añadió agua para formar una pasta antes de su uso.En la actualidad, la oferta para la salud dental es muy variada, pero también existen opciones naturales y caseras para limpiar e incluso blanquear los dientes, que por fortuna no involucran pezuñas de animales.Hay algunos sustitutos naturales que se pueden usar para hacer pastas dentales caseras, los cuales no sólo brindan beneficios para la salud bucal a la par de la pasta de dientes convencional, sino que tampoco tienen efectos secundarios. A continuación te mencionamos algunos:Aceite de coco El aceite de coco tiene propiedades naturales antimicrobianas, antiinflamatorias y antifúngicas, combate la infección por hongos causada por Candida albicans y también protege los dientes contra las caries. Se puede usar como base para una pasta dental caseras o como enjuague bucal.Bicarbonato de sodio La naturaleza alcalina del bicarbonato de sodio neutraliza el pH de la cavidad bucal. Además, este producto químico también tiene propiedades abrasivas suaves para eliminar las manchas de los dientes.Sal marina La propiedad alcalina de la sal marina la convierte en un buen ingrediente de una pasta de dientes natural.Si quieres probar con estos ingredientes naturales, puedes elaborar pastas dentales caseras sencillas de la siguiente forma:Pasta de dientes con bicarbonato de sodio y agua. Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio con unas gotas de agua y una gota de aceite esencial, si lo deseas.Pasta de dientes con bicarbonato, sal y agua. Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con una cucharada de sal natural, unas gotas de agua y tres gotas de un aceite esencial.Pasta de dientes con bicarbonato de sodio y aceite de coco. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con dos cucharadas de aceite de coco. Puedes añadir diez gotas de aceite esencial.Como remedio casero para blanquear los dientes, también puedes probar con cáscaras de limón, naranja o plátano, sólo frota suavemente las cáscaras de la fruta en los dientes durante unos 2 minutos y enjuaga bien tu boca y cepilla tus dientes después.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD