¿Por qué es Bueno Beber Vino?
Dietas y Nutrición

¿Por qué es Bueno Beber Vino?

Por Kiwilimón - Abril 2012
El vino es una bebida de muchos años de historia, la cual, tomándola con moderación y acompañando las comidas, es muy saludable para el organismo. Los efectos del vino a salud viene dado por los compuestos aromáticos y por los compuestos fenólicos como el resveratrol, los antioxidantes y los polifenoles. Muchos estudios de salud demuestran los beneficios de un consumo moderado de vino tinto. Es conocido que previene enfermedades del corazón pero otros estudios más recientes indican que también previe y alivia los efectos de otras enfermedades como la demencia, la diabetes o la osteoporosis. Aprende algunos de los motivos por los que deberás considerar beber vino: Cuida el corazón. Se ha demostrado que un consumo regular y moderado de vino tinto (una o dos copas al día) ayuda a una mejor circulación de la sangre y disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  1. Retrasa la demencia. El consumo moderado de vino tinto puede ayudar a retrasar la llegada de la demencia senil y otras formas de demencia.
  2. Previene la artritis. Estudios realizados en Suecia han descubierto que beber una media de 5 a 10 copas de vino tinto a la semana puede reducir el riesgo de desarrollar artritis reumática en más de un 50% frente a los no consumidores de vino.
  3. Ayuda a mantener la gripe y catarros alejados. Un estudio en España demostró que aquellos que consumían de 8 a 14 copas de vino tinto en una semana eran menos propensos a obtener un resfriado que los que bebían cerveza, bebidas sin alcohol.
  4. Reduce el riesgo de diabetes. Los consumidores de cantidades moderadas de vino tienen más posibilidades de prevenir la diabetes de tipo 2. Un estudio de la Universidad de Salud Pública de Harvard realizado entre mujeres mayores de 25 años que consumían un o dos vasos de vino al día tenían un 58% menos de probabilidades de tener diabetes que las no bebedoras.
Recetas de bebidas Aquí te mostramos un listado de recetas para preparar bebidas con vino tinto. Toma nota y disfrútalas. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para más detalles) Ponche con Vino Tinto Delicioso Ponche de frutas y vino tinto elaborado con productos H-E-B. Sangria Mexicana Bebida refrescante de vino tinto, agua y jugo. Sangria Corregidores Bebida refrescante de vino y frutas que se toma en parilladas. Vino Caliente con Canela Una bebida exquisita para navidad, vino caliente con especies.
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No dejes que tus finanzas sufran durante la temporada de Cuaresma. En Kiwilimón hicimos un listado con recetas económicas y deliciosas para que puedas disfrutar estos días sin quedar en bancarrota.Pescado Empapelado a la VeracruzanaDate una vuelta por el pasillo de pescados y mariscos, y elige el filete más económico que encuentres.  Realmente con los ingredientes y la preparación tan especial de esta receta no tienes que invertir en un pescado caro.Tortitas de Papa con Queso CotijaSolo necesitas un par de ingredientes para preparar una riquísima comida de Cuaresma. Puedes ahorrarte unos minutos cocinando una noche antes las papas. Así solo tendrás que mezclar, formar las tortitas y freír. Rollitos de Pescado Rellenos de VerdurasPara esta receta lo mejor es que uses pescado fresco, pero si no encuentras uno a buen precio, no pasa nada. Solo asegúrate de descongelar bien los filetes antes de empezar a cocinar para que puedas hacer los rollitos sin deshacer el pescado.Chile Relleno de Atún a la MexicanaEsta es una receta rendidora, económica y que además puedes preparar con ingredientes que seguramente ya tienes en tu cocina. Recuerda que para que te sea más fácil pelar los chiles debes guardarlos en una bolsa de plástico después de asarlos. Tortitas de Queso Panela en Salsa VerdeNo creas que todos los menús de Cuaresma incluyen pescados o mariscos. También puedes optar por recetas vegetarianas, como estas exquisitas tortitas de queso panela. Ve midiendo la cantidad de pan molido para que las tortitas tengan buena consistencia. Taquitos de Jícama y SurimiEsta es una opción económica y baja en calorías. Te recomendamos prepararla en esos días que comienza a sentirse más calor ya que es una receta muy refrescante. Elige una jícama fresca que tenga bastante agua para que puedas doblarla sin romperla. Pescadillas AhogadasLa clave para preparar unas pescadillas perfectas está en las tortillas. Es muy importante que uses tortillas del día para que sean maleables y no se rompan al momento de rellenarlas o freírlas.Tostadas de Tinga de ZanahoriaSi se trata de cuidar el bolsillo mientras vigilas tu alimentación, te recomendamos probar esta receta. Además de que la puedes preparar en unos minutos, su sabor te hará disfrutar la Cuaresma sin necesidad de comer proteína animal. Y tú, ¿qué recetas prepararás para celebrar esta Cuaresma?
Una buena alimentación es importante no solo por su impacto en la salud física, sino también por su resultado en las emociones. Efectivamente, nuestros hábitos alimenticios (la manera en que comemos y el tipo de alimentos que solemos consumir) influyen en nuestro estado de ánimo. Aunque el efecto de la comida en la manera en que nos sentimos es bastante complejo, esta es a grandes rasgos la relación entre la comida y tus emociones:El organismo requiere “combustible” para funcionar adecuadamente. Esta energía se obtiene a partir del consumo periódico de alimentos. Cuando dejamos que pase demasiado tiempo entre una comida y otra (por ejemplo, al brincarse el desayuno) estamos obligando al cuerpo a que funcione con poco combustible. Esto puede hacernos sentir débiles, cansados y bajos de ánimo. En los últimos años han surgido una gran cantidad de dietas que prometen grandes beneficios para la salud. El problema es que el adoptar un régimen muy estricto sin consultar previamente a un médico puede llevar a una descompensación. Un caso muy común es el de los veganos. Al dejar de consumir los nutrientes presentes en los alimentos de origen natural, el cuerpo puede experimentar la falta de ciertos nutrientes, lo que se refleja en estados de ánimo volátiles y menos energía. Si decides hacer un cambio radical a tu alimentación, consulta a un especialista para asegurarte de que seguirás consumiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita mediante sustitutos. Nuestro cuerpo requiere de energía para funcionar correctamente, pero no cualquier tipo de energía. Mientras que los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como los vegetales, cereales y legumbres, ayudan a mantener los niveles de energía estables, los alimentos altos en carbohidratos procesados producen picos de energía. El consumo frecuente de comida rápida, panes o dulces no solo se relaciona con problemas de sobrepeso, también produce subidas y bajadas en los niveles de energía, lo cual se relaciona con irritabilidad y cansancio.En muchas ocasiones nuestros estados de ánimo tienen que ver menos con nuestro entorno y más con cuestiones internas. La falta de ciertos nutrientes puede afectar la manera en que nos sentimos. Existen alimentos que pueden aumentar los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, ayudando mejorar el estado de ánimo. El chocolate, los frutos secos y los pescados azules aportan serotonina cuando los consumimos, por lo cual nos brindan una sensación de bienestar y felicidad. No solo la comida influye en nuestras emociones. La manera en que nos sentimos también puede afectar nuestra manera de alimentarnos. Cuando estamos cansados o no hemos dormido lo suficiente, es más probable que sintamos antojos por alimentos no saludables, como donas o refrescos. De igual manera, cuando experimentamos estrés o ansiedad es muy común que tendamos a comer compulsivamente. No desestimes la importancia de la alimentación en tu salud emocional. Consume platillos saludables todos los días para que te sientas bien, por dentro y por fuera.
Amada por muchos, odiada por otros. No importa si eres fan o no de la capirotada, su papel fundamental en la gastronomía de la Cuaresma es innegable. Aunque hoy en día existen muchas versiones de esta receta tradicional, la base de todas es la misma: capas de pan remojado en una especie de almíbar, acompañado de frutos secos o algún otro tipo de ingrediente dulce. Te invitamos a conocer más acerca de la historia de este típico postre para comprender por qué cada año tu mamá prepara capirotada en esta época.Sus origénes europeosLa capirotada como la conocemos hoy en día es muy diferente a las primeras versiones que se cocinaron. Se cree que el primer antecedente de la capirotada se remonta a la época de los romanos, con una pequeña diferencia: era un platillo salado. Los trozos de pan se bañaban en agua con vinagre, y entre las capas se agregaban pepinos, vísceras de pollo, queso y alcaparras. Tiempo después los españoles integraron a su cocina un platillo similar llamado “almondrote”. Para su preparación era necesario remojar el pan en caldo de algún tipo de carne y entre las capas se colocaban trozos de carne. La introducción a AméricaCon la llegada de los españoles a América, la gastronomía del Nuevo Continente se enriqueció gracias a los ingredientes y recetas que introdujeron los europeos. Uno de los platillos que se incorporó a la gastronomía nacional fuera la capirotada en sus dos versiones (francesa, que lleva carne, y la clásica, solamente pan). Algunas personas consideran que la preparación de capirotada sin carne se popularizó debido a la escasez de ciertos alimentos, mientras que otros creen que la versión más reciente responde más a los simbolismos religiosos de los ingredientes. El uso de pan viejo hace alusión a la austeridad propia de la Cuaresma, la miel de piloncillo a la sangre de Cristo, el queso a la manta que cubrió su cuerpo, etc.La capirotada en la actualidadDesafortunadamente, la capirotada es un platillo que ha perdido mucha presencia en los últimos años. Mientras que en los años 60 era fácil encontrarla en restaurantes y fondas, hoy es prácticamente imposible disfrutar este postre en Cuaresma. El paso de los años también ha influido en la preparación de la capirotada. En la actualidad existen muchas versiones de acuerdo a la región del país. Grageas, plátanos, cacahuates y pasas son algunos de los ingredientes que pueden estar presentes en este postre. Cuéntanos, ¿en tu casa cómo preparan la capirotada?Si aún no sabes cómo prepararla, te compartimos algunas recetas para que la disfrutes en esta Cuaresma:Capirotada de Tres LechesCapirotada para CuaresmaCapirotada FácilCapirotada con Amaranto
Dinos qué guardas en tu horno y te diremos qué tan buen cocinero eres. Si el horno de tu cocina está limpio y tiene algunos refractarios, eso significa que te gusta lucirte con tus recetas. Pero, si se parece más a una bodega de ollas viejas y tupers sin tapa, definitivamente tienes mucho por aprender.Aunque hornear es algo desafiante para muchos, esta actividad puede ser realmente sencilla y divertida. No dejes que la falta de tiempo o de experiencia ahuyente tus ganas de usar el horno. Sigue estos tips para aprender a hornear en menos de lo que esponja un pastel.Empieza con algo sencillo: Si nunca has usado el horno por tu cuenta, no intentes hacer una receta súper complicada. Mejor elige un platillo con pocos pasos y una preparación muy básica. Podrías hasta pensar en alguna receta fácil con poco tiempo de cocción, para asegurarte de estar pendiente y además, adquieras práctica. Además, así será más difícil que cometas un error.Ten pacienciaEsto es básico al momento de hornear. Necesitas paciencia para precalentar el horno y que alcance la temperatura ideal, para dejar que tus platillos estén listos sin abrir la puerta cada cinco minutos y, obviamente, para aprender de las equivocaciones. Compra los utensilios básicosNo tienes que llenar tu cocina con batidoras industriales y cuchillos profesionales, pero sí hay algunos utensilios que vas a necesitar. Espátulas, refractarios antiadherentes, tazas medidoras, báscula, termómetro y unos bowls grandes para mezclar son suficientes. Ordena todo antes de comenzarLo ideal es que antes de empezar a cocinar leas con cuidado la receta y acomodes los ingredientes y los utensilios que necesitarás. Aunque esto parezca un poquito exagerado, cuando estás horneando es muy importante que respetes los tiempos. Créenos, si te tardas cinco minutos en encontrar los trapos para sacar el pastel, las cosas pueden ponerse feas.Sigue todas las instruccionesNo es necedad del autor del recetario poner medidas o temperaturas exactas. Para que el horneado quede perfecto debes seguir al pie de la letra las instrucciones. Esto incluye el orden en que mezclas los ingredientes, la temperatura, las cantidades y, obviamente, la consistencia (a punto de nieve, crema, uniforme, líquida, con aire, etc.).Prepárate para desmoldar o reservarNo subestimes la importancia de invertir unos minutos en el molde que usarás. Cuando no lo engrasas o enharinas bien, es muy probable que el pastel termine desmoronándose o quemándose en algunas partes. Para evitar estas catástrofes lo más fácil es que untes mantequilla y después cubras el molde con papel antiadherente. ¡Anímate a prender el horno! Con estos tips y las recetas de Kiwilimón hornear será tu nueva actividad favorita. Panqué de Plátano con Betún de chocolate blancoPastel de Pan de EloteCheesecake con FlanRosca de Frutos Secos sin Glutenhttps://www.kiwilimon.com/receta/postres/rosca-de-frutos-secos-sin-gluten
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD