¿Por qué subimos de peso en el trabajo?
Dietas y Nutrición

¿Por qué subimos de peso en el trabajo?

Por Kiwilimón - April 2016
Es muy común que después de algunos meses de haber comenzado a trabajar, las personas subamos de peso. Ya sea por la nueva rutina, el ajuste en los horarios o la falta de tiempo, poco a poco vamos notando esos cambios en nuestro cuerpo. Para evitar que el trabajo afecte nuestra salud (y nuestra línea) pon atención a estos hábitos que pueden hacerte subir de peso: No hidratarte adecuadamente: Muchas veces, cuando creemos sentir hambre, lo que nuestro cuerpo nos está pidiendo realmente es agua. Procura mantener un termo con agua en tu escritorio para que puedas llevar el control de lo que tomas. Es más sencillo recordar que debes tomar agua si tienes el vaso frente a ti. ¿Sabes todo lo que el agua tibia con limón puede hacer por tu salud Comer rápidamente: Es cierto que muchas veces los horarios de trabajo son extenuantes o están tan llenos de tareas que no nos dejan unos minutos libres. Sin embargo, el comer frente a la computadora es un pésimo hábito para tu salud. Si comemos de esta manera, nuestra atención estará enfocada en la pantalla y no en lo que comemos, por lo que podemos llegar a abusar en las cantidades. Asimismo, los tacos de canasta, las tortas y cualquier otro tipo de comida "express" pueden sacarte del apuro un día, pero no puede convertirse en la base de tu alimentación. ¿Ya no sabes qué cocinar? Aquí te damos unas ideas de menús. Picar entre comidas: Las situaciones de estrés o ansiedad pueden llevarnos a comer por impulso; si además de esto, le añades la falta de una alimentación balanceada, los antojos entre comidas pueden ser peligrosos. El problema no está en el hecho de comer a todas horas, sino en lo que comemos. Si sueles sentir antojos entre comidas, procura llevar fruta con yogurt o incluso verduras hervidas. Esta deliciosa colación te dejará sin hambre. ¡Pruébala! Estar sentada todo el día: Si tu principal herramienta de trabajo es una computadora, naturalmente estarás sentada varias horas al día. Y, aunque desafortunadamente no se pueda hacer mucho respecto a esta situación, sí existen algunas medidas que puedes adoptar para aminorar los estragos del sedentarismo en tu salud. Cada 90 minutos procura tomar una pequeña caminata, aunque sea al baño, y aprovecha para estirar los músculos de las piernas y la espalda. Si eres capaz de coordinar tus movimientos, mueve tus piernas de arriba hacia abajo mientras estás escribiendo. De esta manera, mantendrás tu circulación activa. Estos sencillos ejercicios te ayudarán a fortalecer tu espalda. Cumplir a todos y cada uno de los convivios: No se trata de que te recluyas en tu escritorio y te conviertas en una antisocial, pero sí debes aprender a elegir lo que comes. Por lo general, en las oficinas se celebran los cumpleaños de los compañeros, aniversarios o fechas importantes,. lo que conlleva el consumo de alimentos poco saludables: pasteles, botanas, refrescos, etc. Si te sientes presionada por participar en estos eventos sociales, modera tu consumo o, si te es posible prever con anticipación estas celebraciones, lleva tus propias colaciones para que puedas convivir sin remordimientos. Disfruta estos postres sin remordimiento. Sabemos que puede ser complicado empatar la vida laboral con el cuidado personal, sin embargo, debemos recordar que la salud debe ser nuestra prioridad en todo momento, ya que es esta la que nos permite desempeñarnos eficientemente.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si hay algo de lo que hemos escuchado ya mucho, los superfoods, sus propiedades y lo bien que le hacen al organismo para combatir las reacciones de una mala alimentación y la pobre calidad de los alimentos que consumimos está entre los temas principales. Hoy en día nos enfrentamos a alimentos procesados, sustancias nocivas que causan problemas graves como el sobrepeso, la obesidad, diabetes y problemas en el sistema circulatorio. El ritmo de vida que se vive actualmente es muy vertiginoso y estresante, y esto influye en la calidad de sueño, lo cual a la vez, tiene repercusiones en la salud.Quizá muchas personas no lo sepan, pero dormir bien es igual de importante que una correcta alimentación. Un mal descanso puede dañar seriamente tu bienestar, influir en el humor y tener otras repercusiones negativas, como cansancio, somnolencia, déficit de atención y concentración, irritabilidad y lentitud de pensamiento. Además, un mal sueño puede propiciar desórdenes y enfermedades como la ansiedad y la depresión, e incluso derivar en problemas mucho más severos como hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares.Así que para mejorar la calidad de tu sueño por la noche y evitar todos estos problemas te tenemos estos consejos.Cuida lo que comes y tomas antes de dormir: Hay que limitar las bebidas con cafeína como refrescos, cafés y tés. Tampoco consumas alcohol por las noches, ni comidas irritantes ni grasosas, ya que esto puede generarte indigestión e interrumpir tus horas de sueño. Crea hábitos saludables: Acuéstate en un horario regular todas las noches para crear una rutina y acostumbrar a tu cuerpo a las horas de descanso. También trata de despertarte siempre a la misma hora. Realiza ejercicio habitualmente: Realizar alguna actividad física, además de ser bueno para tu salud, favorece el descanso durante la noche; sin embargo, procura hacerlo durante el día y no antes de dormir. Limita el uso de tu celular antes de dormir: La luz del celular y otros dispositivos, además de las emociones y pensamientos que provocan las redes sociales, correo electrónico y mensajería instantánea, hacen que sea difícil conciliar el sueño. Trata de meditar un poco: Prepara el cuerpo para descansar y realiza cosas relajantes antes de acostarse. Puedes hacer meditación, respiraciones profundas, estiramientos, leer un libro o tomar un baño de agua tibia como antesala para dormir. Limita las actividades en la cama: No es bueno que utilices la cama para realizar otras actividades además de dormir, te recomendamos no trabajar, ver la tele o comer en la cama. Mantén ordenado y limpio tu cuarto: Dicen que el caos llama al caos, y si tienes un desastre en tu cuarto, no podrás tener paz y descansar de manera adecuada. Tener orden y limpieza tranquilizará tu mente. No hagas siestas de más de 30 minutos: Si bien las siestas son muy benéficas para la salud, hacerlas por un tiempo prolongado puede ser contraproducente y “espantarte” el sueño por las noches. Intenta seguir estos consejos y verás como te despiertas fresco, descansado y feliz.
Que si tomas agua con limón en ayunas corta la grasa, que si enojarte adelgaza, que si comer chocolate te ayudará bajar de peso... ese tipo de afirmaciones que escuchamos y leemos a diario sin ningún sustento científico ni médico están en todos lados.Sin embargo, hay que tener en cuenta que uno de los deseos que mueve al mundo es el de adelgazar, por lo que hay muchas personas que lucran con ese interés, soltando información confusa o falsa.Aquí te vamos a platicar de las principales afirmaciones sobre bajar de peso que no deberías creer, para que no caigas en fraudes y mentiras.Todo lo que comes en la noche se convierte en grasaNo hay nada distinto en comer algo en diferentes horas del día. Es decir, si comes alimentos sanos en la noche, no hay ningún argumento para decir que que se convertirá en grasa, por lo que es un mito que no debes creer; sin embargo, sí debes cuidar lo que ingieres con relación a las actividades físicas que realizas. Si haces ejercicio vas a adelgazar Hacer ejercicio es muy importante para la salud, pero la alimentación es lo más importante a la hora de bajar de peso. De nada sirve hacer ejercicio si comes comida con calorías vacías que no te nutren. Hacer detox o largos periodos de ayuno son lo ideal para bajar de peso rápidamente De un tiempo para acá, los detox sin comida por varios días se popularizaron con la promesa de bajar de peso rápidamente, no obstante, esto no es aconsejable ya que al volver a ingerir alimentos sólidos, se recupera el peso perdido. Tomar agua con limón disuelve la grasa en el cuerpo Aunque al agua con limón se le atribuyen muchos “milagros”, la realidad es que no hay ningún sustento médico que lo pruebe. Lo sentimos. Enojarse hace que adelgaces Esto no sólo es un mito, sino que es lo contrario. Al enojarte liberas cortisol, que está relacionado directamente con subir de peso, además de que provoca envejecimiento prematuro y acelera tu ritmo cardiaco. Comer chocolate ayuda a la pérdida de peso Hace un tiempo empezó a circular la información que comer chocolate en el desayuno fomentaba la pérdida de peso; sin embargo, esto no es verdad. El chocolate, como otros dulces, contiene azúcar, algunos también contienen leche, por lo que es importante controlar su consumo.Si lo que quieres es bajar de peso, lo que tienes que hacer es consultar a un especialista que analice tu caso, tu estilo de vida, tus necesidades y así pueda hacerte un plan a tu medida. No caigas en la falsa información y mentiras.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD