¿Por qué subimos de peso en el trabajo?
Dietas y Nutrición

¿Por qué subimos de peso en el trabajo?

Por Kiwilimón - Abril 2016
Es muy común que después de algunos meses de haber comenzado a trabajar, las personas subamos de peso. Ya sea por la nueva rutina, el ajuste en los horarios o la falta de tiempo, poco a poco vamos notando esos cambios en nuestro cuerpo. Para evitar que el trabajo afecte nuestra salud (y nuestra línea) pon atención a estos hábitos que pueden hacerte subir de peso: No hidratarte adecuadamente: Muchas veces, cuando creemos sentir hambre, lo que nuestro cuerpo nos está pidiendo realmente es agua. Procura mantener un termo con agua en tu escritorio para que puedas llevar el control de lo que tomas. Es más sencillo recordar que debes tomar agua si tienes el vaso frente a ti. ¿Sabes todo lo que el agua tibia con limón puede hacer por tu salud Comer rápidamente: Es cierto que muchas veces los horarios de trabajo son extenuantes o están tan llenos de tareas que no nos dejan unos minutos libres. Sin embargo, el comer frente a la computadora es un pésimo hábito para tu salud. Si comemos de esta manera, nuestra atención estará enfocada en la pantalla y no en lo que comemos, por lo que podemos llegar a abusar en las cantidades. Asimismo, los tacos de canasta, las tortas y cualquier otro tipo de comida "express" pueden sacarte del apuro un día, pero no puede convertirse en la base de tu alimentación. ¿Ya no sabes qué cocinar? Aquí te damos unas ideas de menús. Picar entre comidas: Las situaciones de estrés o ansiedad pueden llevarnos a comer por impulso; si además de esto, le añades la falta de una alimentación balanceada, los antojos entre comidas pueden ser peligrosos. El problema no está en el hecho de comer a todas horas, sino en lo que comemos. Si sueles sentir antojos entre comidas, procura llevar fruta con yogurt o incluso verduras hervidas. Esta deliciosa colación te dejará sin hambre. ¡Pruébala! Estar sentada todo el día: Si tu principal herramienta de trabajo es una computadora, naturalmente estarás sentada varias horas al día. Y, aunque desafortunadamente no se pueda hacer mucho respecto a esta situación, sí existen algunas medidas que puedes adoptar para aminorar los estragos del sedentarismo en tu salud. Cada 90 minutos procura tomar una pequeña caminata, aunque sea al baño, y aprovecha para estirar los músculos de las piernas y la espalda. Si eres capaz de coordinar tus movimientos, mueve tus piernas de arriba hacia abajo mientras estás escribiendo. De esta manera, mantendrás tu circulación activa. Estos sencillos ejercicios te ayudarán a fortalecer tu espalda. Cumplir a todos y cada uno de los convivios: No se trata de que te recluyas en tu escritorio y te conviertas en una antisocial, pero sí debes aprender a elegir lo que comes. Por lo general, en las oficinas se celebran los cumpleaños de los compañeros, aniversarios o fechas importantes,. lo que conlleva el consumo de alimentos poco saludables: pasteles, botanas, refrescos, etc. Si te sientes presionada por participar en estos eventos sociales, modera tu consumo o, si te es posible prever con anticipación estas celebraciones, lleva tus propias colaciones para que puedas convivir sin remordimientos. Disfruta estos postres sin remordimiento. Sabemos que puede ser complicado empatar la vida laboral con el cuidado personal, sin embargo, debemos recordar que la salud debe ser nuestra prioridad en todo momento, ya que es esta la que nos permite desempeñarnos eficientemente.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los cuidados del cabello deben ser permanentes, especialmente cuando hay diversos factores que dañan nuestra melena como productos de belleza, tenazas, la contaminación, el sol y hasta el mismo estrés del día a día. Por ello, si quieres mejorar el aspecto, la vitalidad y hasta evitar la pérdida del cabello, te mostramos 4 ingredientes naturales que te ayudarán a reforzar el pelo. Si bien existen innumerables productos comerciales para cuidar el cabello, ninguno cómo los ingredientes naturales, ya que éstos no poseen sulfatos ni parabenos que lo maltraten, son mucho más económicos y le devuelven la suavidad y el brillo en la mayoría de los casos. ¿Listo para conocerlos? Sábila para la regeneración capilar La sábila, también conocida como aloe vera, es ese aliado infalible que ayuda en la regeneración capilar gracias a que está compuesto por 99% agua y el resto son poderosas vitaminas como la A, B, C y E. Las propiedades de la sábila la convierten en el ingrediente perfecto para hidratar el cabello, estimular su crecimiento, eliminar el exceso de sebo y darle más vitalidad. Puedes mezclar un poco de sábila en tu shampoo o aplicar directamente en la melena. Romero para la caída del cabello El romero es una planta con diversos beneficios para la salud y en este caso, es ideal para tratar la pérdida del cabello, ya que funciona como estimulante natural de los folículos, los mantiene activos y propicia el crecimiento del cabello; además tiene altas propiedades antifúngicas, que ayudan a combatir algunas infecciones del cuero cabelludo. Aceite de oliva para humectar el cabello El aceite de oliva es una herramienta maravillosa para cuidar el cabello maltratado porque contiene grasas saludables que humectan y cierran las cutículas del cabello. De igual manera, este aceite es alto en vitamina C y vitamina A, por lo que favorece la producción de colágeno y mejora el brillo de las melenas. Recuerda aplicar unas pocas gotas de la mitad de tu cabello hacia las puntas y enjagua con agua fría después de 20 minutos. Aceite de coco para nutrir el cabello Entre las propiedades del aceite de coco, destacan su alto grado de vitamina E, proteínas y ácido láurico que reducen la sequedad en el pelo, eliminan el frizz y penetra con facilidad en la fibra capilar, regenerándola y creando una barrera natural que la mantiene hidratada. Puedes darte un masaje en el cuero cabelludo comenzando con pequeñas cantidades para observar cómo responde tu pelo. Recuerda consultar a un experto antes de utilizar cualquiera de estos remedios naturales, ya que puedes usarlos en el shampoo, en mascarillas o al natural pero cada cabello es diferente y sus necesidades puedes variar.
Vivir en México significa tener una gran variedad de taquitos disponibles: de suadero, de pastor, de carnitas, de barbacoa… nuestra oferta gastronómica taquera es tan buena, que traspasa fronteras y así, unos tacos de birria han llegado a ser los más populares en Estados Unidos.Llevados al país del norte por dos hermanos, José y Jesús Moreno, Birria-Landia comenzó en Los Ángeles y en otoño del 2019, llegó a Nueva York, al barrio de Queens, en un food truck.En poco tiempo, estos tacos con un menú que ofrece sólo cuatro platillos inundaron Instagram e incluso el New York Times, que rara vez presta atención a los food trucks, les otorgó dos estrellas en una reseña. Estos tacos de birria son hechos por José, quien toma el turno de la mañana para preparar la carne y cocinarlos, mientras que Jesús se encarga del servicio durante la tarde y parte de la madrugada.José cuenta que en Los Ángeles estos tacos son muy populares, así que cuando él regresó a Nueva York decidió hacerlos él mismo, o de otra forma, no los comería, porque no había oferta de este tipo de tacos en la gran manzana.Por practicidad, la birra de los tacos de Birria-Landia se hace con carne de res, a diferencia de la que se hace en su lugar de origen, que suele hacerse con carne de borrego, pero José la sazona con las especias precisas para darle el sabor de Jalisco.Los cuatro platillos que ofrece Birria-Landia son tacos, mulitas, tostadas y consomé, y la forma de comer los tacos es remojándolos en él, por supuesto.Los hermanos Moreno confiesan que lo más importante de sus tacos es que los hacen con amor, así que ellos llevan un pedacito de México a Nueva York, por si un día te encuentras allá, extrañando la birria.
Tener un árbol de durazno es el sueño de muchos, pero lograr plantar un hueso de durazno que dé frutos no es tan sencillo, pues hay muchos tipos de duraznos y de ellos dependerá si el hueso da fruto o no, y su sabor también.También del tipo de hueso de durazno del que deriva dependerá si la semilla de durazno germina o no, así que será una tarea de prueba y error con varios tipos de duraznos. Lo mejor será asegurarte de que ese durazno provenía de tu país, pues así tendrá más chance de adaptarse a la tierra y el clima. La mayoría de los duraznos necesitan una temperatura constante inferior a 7 grados Celsius para poder dar fruto.La primera forma de cómo plantar un hueso de durazno puede ser directamente en la tierra durante el otoño y esperar la germinación en la primavera de manera natural. Para preparar las semillas de durazno, frótalas con un cepillo suave en agua limpia. Si el durazno estaba tan maduro que el hueso se ha abierto, se revelará la semilla real en su interior. Si no, puedes quitar la capa dura externa y simplemente plantar el grano de semilla. Siempre maneja las semillas con cuidado, pues contienen cianuro y son altamente venenosas.Si lograste sacar con éxito la semilla sin dañarla, el proceso de germinación se acelerará después de la siembra. Sin embargo, esto no es necesario, porque pequeños árboles crecen de muchos de los huesos duros.Puedes plantar los huesos de durazno directamente en el suelo del jardín si vives en un área donde los inviernos son largos y fríos, pero espera a que haya pasado el calor del verano. Puedes guardar tus semillas en el refrigerador durante al menos 8 semanas o desde el otoño hasta la primavera y tendrán mucha más probabilidad de germinar.Haz un hoyo de aproximadamente 7.6 centímetros (3 pulgadas) de profundidad y planta el hueso de durazno al aire libre en otoño, en un suelo bien drenado y fértil, con un pH de alrededor de 6. Coloca la tierra firmemente alrededor del hueso y asegúrate que esté ligeramente húmeda y de no regar de más.Foto de Joanna Stolowicz, Unsplash.Cómo germinar un hueso de duraznoPara no tener que esperar el proceso natural hasta la primavera y en caso de que vivas en un lugar cálido, puedes germinar el hueso de un durazno a través de un tratamiento frío o estratificación. Después de limpiar los huesos y retirar las semillas, colócalos en una bolsa de plástico con tierra ligeramente húmeda. Deben estar húmedos, pero no mojados durante su período de enfriamiento (estratificación). Guárdalos en refrigerador (o congelador) a una temperatura de 1.1 a 5.6 grados Celsius.Cuando hayan pasado seis semanas, revisa si el hueso de durazno germinó. No te desanimes si aún no sucede, las semillas pueden tardar más de tres meses en germinar.Una vez que el hueso haya desarrollado una raíz de al menos 1.3 centímetros de largo, plántalo en el suelo en una maceta hasta que llegue la primavera, entonces trasplanta tu árbol al aire libre en primavera.Plantar un durazno y verlo florecer tomará entre tres y cinco años, así que no desesperes y siempre germina más de un hueso de diferentes tipos de durazno para aumentar tus posibilidades.¿Esto te produjo antojo de duraznos? Prueba estas recetas:Volteado de duraznoMermelada de durazno caseraCarlota de durazno
La gastronomía argentina es un ejemplo perfecto cuando hablamos de sabores inolvidables y es que está repleta de recetas que mezclan ingredientes de los pueblos originarios de América, con la cocina de España en la época colonial y unos toques de la cultura africana. Así que si quieres probar el delicioso resultado de la combinación de varias culturas en tu hogar, no te pierdas estos platillos típicos de Argentina. Choripán El choripán es uno de los platos tradicionales más populares de Argentina debido a su inigualable sabor y fácil preparación. Como lo dice su nombre, está compuesto por chorizo asado a la parrilla en medio de un pan, con un toque de chimichurri. El choripán está catalogado como un antojito callejero y es como una tortita asada que podemos encontrar en las esquinas de México. Empanadas argentinas Las empanadas argentinas, a diferencia de los pastes o las empanadas tradicionales mexicanas, están hechas con una masa delgada a base de harina de trigo y van rellenas de carne sazonada con comino y cebolla aunque también pueden ser de jamón, queso, verduras o pollo. Existen diferentes estilos, pero las favoritas son las empanadas tucumanas, las de Buenos Aires y las jujeñas. Preparar empanadas argentinas en casa es uno de los gustos más ricos que te puedes dar. Asado argentino La carne argentina es de excelente sabor y calidad, razón por la que no debe sorprendernos que los asados de carne o barbacoas, sean típicos del país. En el asado se preparan diferentes tipos de carne como chorizos, morcillas, chinchulines, matambre de vaca o de cerdo y costillas. Éstos se asan a fuego muy bajo para que los cortes queden más tiernos. ¡Atrévete a hacer una reunión diferente con un asado argentino en familia! Locro Otro de los platillos típicos de Argentina que puedes hacer en casa es el locro, un tipo de sopa espesa hecha de maíz, frijoles, papas, calabazas y carne, sazonada con comino, laurel, ajo y perejil, entre otras hierbas. Para prepararlo debes tener paciencia, ya que debe durar unas cuatro horas a fuego bajo para su cocción. Además, la carne se cocina por separado para luego agregarla cuando esté blanda al resto del caldo. Alfajores Por su puesto no podían faltar los alfajores, ese dulce típico de Argentina que secretamente se originó en Andalucía, España pero se introdujo a América durante la época colonial. Los alfajores básicamente son dos galletas de forma redonda, hechas a base de harina, maicena, azúcar, mantequilla, vainilla, y huevo, que van rellenas de crema de leche en forma de sándwich. ¡Tienes que probarlos! Estos 5 platillos típicos de Argentina que debes preparar en casa son ideales para armar un menú diferente y disfrutarlo con la familia un fin de semana. ¿Conoces algún otro plato argentino que te gustaría agregar a la lista?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD