¿Qué comer antes y después de hacer ejercicio?
Dietas y Nutrición

¿Qué comer antes y después de hacer ejercicio?

Por Kiwilimón - Septiembre 2019
Cuando hacemos ejercicio, lo que comemos se convierte en una parte importantísima para lograr nuestros objetivos. De hecho, se ha comprobado que lo que comemos antes y después de hacer ejercicio influye directamente en el entrenamiento y en los resultados.

Qué comer antes de hacer ejercicio es tan importante como qué comer después: se trata de obtener y recuperar la energía y los nutrientes que utilizamos, y la alimentación previa al ejercicio físico es la más importante, ya que de ahí tomamos el combustible que necesitamos.

Aunque lo mejor es consultar a un especialista en nutrición, para que te arme un plan de acuerdo con tu edad, fisionomía, ritmo de vida, tipo de entrenamiento y objetivo, aquí encontrarás recomendaciones de lo que puedes comer previo y posterior a hacer ejercicio.

¿Qué comer antes de entrenar?

Lo que recomiendan los expertos es comer alimentos ricos en carbohidratos, pues estos te ayudarán a tener energía y a mejorar el rendimiento y la resistencia.

Procura que estos alimentos sean bajos en grasa y azúcares, y moderados en proteínas, por ejemplo:

Un plátano, pues tiene potasio, que te será de gran utilidad a la hora de hacer alguna actividad física, además de que regulará el agua en tu organismo.

Tomar agua suena simple pero no lo es. El agua, además de hidratar y mantener la temperatura de tu cuerpo, es importante para evitar calambres y desmayos por la pérdida de electrolitos.

La avena es uno de los mejores alimentos que puedes comer antes de hacer ejercicio, pues tiene fibra, potasio y otros micronutrientes que funcionan para mantener el nivel de tus electrolitos. Además, contiene calcio y fósforo, que actúan en tus músculos cuando estás trabajando y hasta en la recuperación.

¿Qué comer después de entrenar?

Lo más seguro es que después de hacer ejercicio salgas con mucha hambre, pero es importante que resistas la tentación, evites comer cualquier cosa y mejor tomes decisiones inteligentes en cuanto a qué comer para favorecer la recuperación.

Estos son algunos de los alimentos que puedes comer:

El huevo es un alimento muy saludable para después de completar una exigente rutina de ejercicio, ya que tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales.

Comer un puñado de frutos secos como almendras, nueces o pasas al terminar de hacer ejercicio es idóneo para restaurar energías. Además de sus beneficios nutricionales, están recomendados como alimentos para bajar el colesterol y ayudan a regular la presión sanguínea.

Comer proteína, como pollo a la plancha o una lata de atún, te ayudará a obtener lo necesario para la reconstrucción muscular una vez terminado el ejercicio.
Recuerda que la alimentación es igual o más importante que el ejercicio para cumplir tus propósitos, y aquí tienes una pequeña guía de lo que puedes consumir para hacer más efectiva tu rutina de ejercicios.
Califica este artículo
Calificaciones (8)
Magda Ramirez
20/11/2019 22:33:18
Suena muy bien, hay q aserlo
Norma Palacios
16/11/2019 15:30:00
Excelentes consejos
Elizabeth Reyes
15/11/2019 08:39:11
Muy buenos consejos
Jany Arvizu de Tamez
13/11/2019 11:34:37
Desde hoy se ponen en práctica, muchas gracias!
Chaly VG
23/10/2019 11:37:41
gracias
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Pasar tiempo en casa puede ser complicado, pero si eres de las personas a las que les gusta ver el vaso medio lleno, encontrarás que hay varias actividades en casa que pueden ayudarte a mantenerte activo e incluso quemar calorías, sin necesidad de buscar rutinas de ejercicio.No tienes por qué sentirte culpable si ahora no puedes ir a tus sesiones de yoga o crossfit, o por no haber podido correr 5 kilómetros, porque puedes mejorar tu estado físico simplemente manteniendo tu casa limpia y ordenada.Consulta nuestras recetas keto, si buscas ideas para seguir este tipo de dieta.Por ejemplo, una persona promedio puede quemar hasta 220 calorías después de sólo media hora de quehaceres domésticos simples. Esto es lo mismo que una clase de aeróbics de alto impacto y más que una clase de yoga.De acuerdo con Pete McCall, fisiólogo del American Council on Exercise, existe investigación que ha mostrado que “las personas que están físicamente activas durante el día pueden quemar 300 calorías adicionales por día”.La explicación de estas 300 calorías adicionales por día puede provenir de lo que se llama termogénesis de actividad sin ejercicio, que explica la energía que se gasta cuando no estás durmiendo, comiendo o haciendo actividades físicas estructuradas como correr o hacer deporte.Este tipo de actividades incluye cosas como caminar o andar en bicicleta para transportarse, escribir en la computadora, trabajar en el patio y limpiar la casa.Así que presta atención, porque con estas actividades en casa que sí queman calorías, te ayudaremos a motivarte a limpiar con muchas ganas.Trapear pisos puede quemar 170 calorías por horaBarrer puede quemar hasta 156 calorías por hora.La limpieza de superficies puede quemar hasta 136 calorías por hora.Pasar la aspiradora por una hora quema 170 calorías.Quitar el polvo durante una hora quema 166 calorías.Lavar el auto quema 314 calorías por hora.Limpiar ventanas durante una hora quema 231 calorías.Subir las compras por las escaleras puede quemar hasta 440 calorías por hora.Como puedes ver, tienes que hacer esto con enjundia y por al menos una hora, así que prepárate para una limpieza profunda.Si quieres aumentar el nivel, cuando estés lavando los platos, puedes intensificar la quema de calorías si te paras sobre una pierna, por ejemplo.Si buscas trabajar más duro, pon música mientras trapeas y baila como si nadie estuviera mirando (bailar puede quemar hasta 219 calorías si pesas alrededor de 72 kilos).Entonces tal vez la próxima vez que te toque lavar los platos ya no te dé flojera y pienses en que esa simple actividad casera te mantiene en forma sin tener que ir al gimnasio.No olvides mantener una dieta balanceada, aquí te dejamos unos consejos de una nutrióloga para lograr comer bien durante la cuarentena.
En la actualidad, el horno de microondas es uno de los electrodomésticos que no puede faltar en todas las cocinas, aunque fue apenas en 1870 que comenzó a ser parte de ellas. Con un funcionamiento eléctrico, el horno tiene usos distintos y ciertas reglas para hacerlo.El proceso de calentamiento en uno de estos electrodomésticos es simple: cuando presionas iniciar, las microondas comienzan a rebotar alrededor de la cámara y así infiltran moléculas electromagnéticas excitadas en cualquier producto alimenticio que estés cocinando para calentarlo.El horno de microondas es una herramienta muy práctica, en la que sólo tienes que introducir tu comida, indicarle tiempo y pulsar un botón de inicio para calentar, pero también puedes cocinar por completo los alimentos.Además de precauciones que quizá ya hayas escuchado, como que no puedes meter ciertos materiales, por ejemplo, el papel de aluminio o los recipientes de plástico no aptos para microondas, cuando se trata de la comida en sí, ¿qué se puede cocinar con seguridad en el microondas?En general, puedes calentar en el microondas cualquiera de los grupos de alimentos, como pollo, huevos, verduras; sin embargo, al momento de cocer algo, el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) recomienda remover o voltear la comida a la mitad de su tiempo de cocción, cubrirla con un material apto para microondas y usar un termómetro de alimentos para asegurarse de que el calor se distribuya de manera uniforme.Estos consejos te aseguran que cualquier bacteria dañina sea completamente destruida y así estés protegido de las enfermedades transmitidas por los alimentos causadas por patógenos nocivos, como la salmonella. Revisa aquí algunos trucos con tu microondas.También debes tener en consideración que los diferentes grupos de alimentos tienen diferentes estándares de seguridad para cocinar y acá te decimos cuáles sí y cuáles no debes meter al horno de microondas.VegetalesLas verduras son uno de los mejores alimentos para cocinar en el microondas, porque generalmente están tiernos o tienen un alto contenido de humedad. Aunque la investigación es mixta, en su mayor parte se descubrió que el microondas conserva los nutrientes bastante bien, aparte de algunos casos en que se agrega agua. La recomendación es usar vidrio, recipientes de cerámica y todos los plásticos etiquetados para uso en hornos microondas y evitar meter uvas o zanahorias crudas, pues se ha encontrado que a veces han soltado chispas.Da clic aquí y pon en práctica estas recomendaciones con preparando brócoli en el microondas AvesPuedes cocinar pollo completamente en el microondas, aunque hay algunas cosas a tener en cuenta. Lo primero es asegurarse de que el calor está completamente distribuido volteando el pollo a la mitad del tiempo de cocción. La recomendación es cocinar todas las aves de corral sin relleno a una temperatura segura de 73 °C. Además, lo mejor es evitar cocinar este tipo de comida enteras y rellenas en el microondas, ya que el relleno puede no alcanzar una temperatura interna lo suficientemente alta como para destruir las bacterias.HuevoEs muy práctico y sí puedes cocinar huevos en el microondas con o sin la cáscara, pero una investigación publicada en el American Journal of Ophthalmology reveló que los huevos que se cocinan en el microondas en con cáscara pueden explotar e incluso han causado lesiones oculares como resultado.CarneAunque puede parecer extraño, puedes cocinar asados de carne y filetes a fondo en el microondas. Para cocinarla, el USDA recomienda hacerlo a potencia media o media-alta, y dejar que la carne se enfríe durante tres minutos antes de manipularla. Si tienes un asado, pre-cocínalo en una olla tapada antes de cocinar en el microondas.Ya sea que vayas a cocinar o simplemente a calentar tu comida en el microondas, no olvides las reglas básicas: usa recipientes adecuados y no olvides removerla o voltera tu comida a la mitad de la cocción.Recetas en microondas para ti:Papas al gratínFlan en microondasPastelito de nutella en taza
El mindfulness se ha vuelto famoso en la actualidad, pues es una forma de mantenerse enfocada en el presente. Esta práctica por lo general va acompañada de la meditación, con el fin desarrollar consciencia por el mundo que nos rodea.Así, el mindfulness ha mostrado ser una buena herramienta para combatir la ansiedad y el estrés, por ejemplo, dos factores que pueden llegar a influir en nuestros hábitos alimenticios, por lo que el mindfulness ha llegado hasta la comida como mindfulness eating o alimentación consciente.También te puede interesar leer Afirmaciones sobre la pérdida de peso que no deberías creer¿Qué es el mindfulness eating?La alimentación consciente es una técnica que te ayuda a controlar tus hábitos alimenticios. Aunque se han realizado pocos estudios, se ha demostrado que promueve la pérdida de peso, reduce los atracones y ayuda a sentirse mejor.El mindfulness eating consiste en utilizar la atención plena para alcanzar un estado de atención total a tus experiencias, antojos y señales físicas al comer.Lee también Consejos de una nutrióloga para no preocuparse por subir de peso en la cuarentenaFundamentalmente, la alimentación consciente implica:Comer despacio y sin distraccionesAdvertir las señales de hambre física y comer solo hasta que estés llenoDistinguir entre el hambre verdadera y los desencadenantes no relacionados con el hambreActivar los sentidos y notar colores, olores, sonidos, texturas y saboresAprender a lidiar con la culpa y la ansiedad por la comidaComer para mantener la salud y el bienestar en generalNotar los efectos de la comida en los sentimientos y la figuraApreciar la comidaEn la práctica, esto te permitirá reemplazar los pensamientos y reacciones automáticos con respuestas más conscientes y saludables.¿La alimentación consciente funciona para bajar de peso?Varios estudios concuerdan en que la alimentación consciente ayuda cambiar las conductas alimentarias y a reducir el estrés, por lo que puede funcionar para perder peso.Esto está en gran parte relacionado con el hecho de que el estrés sí afecta en los hábitos alimenticios, pues se ha observado que cuando las personas están estresadas, pueden comer de manera inapropiada. Por otra parte, si eso les hace aumentar de peso, eso puede causar aún más estrés, así que es como un círculo vicioso.Sin embargo, a pesar de que el mindfulness “puede ayudar a prevenir problemas psicológicos” y “podría ser de ayuda para el funcionamiento mental y el bienestar generales”, de acuerdo con una investigación de El País, aún faltan más estudios y mediciones neurobilógicas y conductuales más objetivas, para comprobar que realmente funciona, ya sea al comer o en cualquier otro ámbito en el que se enfoque la práctica.No olvides que cuando se trata de cambios en tu alimentación, siempre debes consultar a un experto para que te guíe y te ayude a encontrar el plan especializado para ti y tu cuerpo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD