Qué debes dejar de comer si vas a cortar carbohidratos
Dietas y Nutrición

Qué debes dejar de comer si vas a cortar carbohidratos

Por Kiwilimón - Marzo 2015
Para hacerles el cuento muy corto la semana pasada fui al doctor y me dijo que tengo el abdomen muy inflamado, así que necesito comer menos carbohidratos y lácteos. Por eso (y por razones que explicaré cuando terminemos con este experimento) las próximas dos semanas tengo el firme propósito de “cortar carbohidratos”. No quiero dejar de comer algunos alimentos, como frutas, porque necesito no morir de gripa este mes, pero al menos me despido de esta lista de alimentos muy altos en carbohidratos que no regresarán a mi vida en un rato.

1. Harina

Para sorpresa de nadie, hay que dejar el pan si quieres bajarle a los carbohidratos. Pan, pizza, bolillo, galletas, todo lo que tenga harina se tiene que evitar. ¡También las pastas, granos y legumbres!

2. Azúcar

Existen tres tipos de carbohidratos: azúcar, almidón y fibra. Algunos son mejores que otros, por eso lo que debemos cortar principalmente es el azúcar. Refinada, mascabada, miel, fructosa, todo tipo de azúcar son carbohidratos que debes eliminar si quieres una dieta baja en carbohidratos. Es mejor obtenerlos de un puño de fresas, por ejemplo, que de una cucharada de azúcar. Evita también los refrescos u otras bebidas endulzadas.

3. Cereales

No importa si es el más azucarado o el más sano, los cereales no ayudan con nuestra meta de desinflamar el abdomen. Esto incluye granola.

4. Estas frutas

La manzana, el plátano, el higo y todos los frutos secos deben ser evitados. También los jugos y por supuesto las mermeladas. Es mejor comer moras, que tienen menos carbohidratos pero muchas vitaminas. Las puedes comprar congeladas para hacer smoothies por las mañanas. También puedes comer aguacate, chayote y sandía.

5. Estas verduras

Curiosamente las zanahorias, los chícharos y el elote (todo lo que viene picado en esas lindas bolsitas congeladas, lamentablemente) tienen muchos carbohidratos. Consume vegetales de hojas verdes y mucho brócoli. También debes evitar las papas y los camotes, pero puedes comer todo el nopal que quieras.

Entonces, ¿qué sí puedo comer?

Básicamente proteínas, aunque consumir un poco de la lista anterior no hace daño. Básicamente pollo, pavo, pescado, res, mariscos, todo esto puedes consumir. También huevos, mantequilla (no margarina), agua, café y té. Curiosamente la mayonesa es baja en carbohidratos así como la mostaza, crema ácida y el queso crema. Básicamente si no estás buscando una dieta muy estricta lo más fácil es dejar de comer pan, azúcar, pastas y arroz. No te enfoques tanto en las frutas y las verduras, mejor trata de simplificar tu dieta comiendo proteína pura (sin empanizar ni freír) y eliminando todas las bebidas azucaradas. ¡Mucha suerte! Artículo original.

Notas recomendadas

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El microondas es un electrodoméstico que muchos conocemos porque está presente en casi todas las cocinas. Y aunque lo vemos como una herramienta eficiente para el día a día, sus funciones van más allá de recalentar comida, pues aunque no lo creas, también puede ser una opción práctica para hacer diferentes preparaciones, como ricos postres.Sí, los hornos de microondas además de ser prácticos, tienen muchas otras ventajas, por ejemplo, te permiten ahorrar energía al calentar alimentos porque, en comparación con los hornos o cocinas convencionales, utilizan menos. Esto se debe a que funcionan más rápido y una mayor parte de la energía se concentra directamente en los alimentos, en lugar de calentar los recipientes o el aire circundante. Así que para aprovechar al máximo tu horno de microondas, te proponemos 3 postres que quizá no sabías que puedes hacer en este electrodoméstico. Y si aún no tienes uno, te recomendamos visitar liverpool.com.mx, pues tiene los mejores de la marca Samsung.Flan En menos de 10 minutos podrás tener un clásico flan, pues solo tienes que licuar huevo, queso crema, leche condensada y leche entera. Después mete la mezcla al microondas durante 3 minutos y tendrás tu rico postre.PastelAl igual que el flan, si tienes antojo de un postre, prepara uno de manera rápida en tacita con solo mezclar harina, azúcar, polvo para hornear, leche, vainilla, aceite y un plátano machacado. Mételo en el microondas y en 2.30 minutos estará listo. GalletasEste es quizá el postre hecho en microondas menos conocido. Para esta receta solo tienes que sacar la masa congelada de galletas que tengas, meterla al horno de microondas por 30 segundos (o quizá un poco más, pues depende de lo grande de la bolita de masa).Para que pruebes estas recetas y el resultado sea rápido y delicioso, tanto el microondas Samsung de 1.1 pies cúbicos como el Samsung MS402MADXBB/AX espejo son ideales, pues no solo te ayudarán a cocinar postres deliciosos, sino que además tienen funciones que harán tu día a día más sencillo.Por ejemplo, con el Samsung de 1.1 pies podrás realizar diversas actividades mientras tu flan se está cocinando, ya que cuenta con un temporizador programable; además, con sus 10 niveles de calentamiento, podrás probar la consistencia preferida de tus galletas, pues te darán la temperatura perfecta en cada ocasión.Por su parte, el horno de microondas Samsung MS402MADXBB/AX espejo te brinda todo eso además de su función Eco Mode, que te permitirá ahorrar hasta 40% de energía. Complementado con sus funciones predeterminadas, los días de cocinar estarán bajo control. Encuéntralos ambos en Liverpool.com.mx y aprovecha las promociones vigentes. 
La historia del pan en San Cristóbal de las Casas inicia con las alforjas cargadas de trigo que viajaban, junto a rebaños y otros productos comestibles, con los castellanos que se asentaron en el Valle de Hueyzacatlán. Al asentamiento le siguieron consecuencias. Algunas evidentes, como la hegemonía del trigo en San Cristobal, indisputable hasta el siglo XIX y en relativa competencia con los tuxtlecos, que entraron en la escena en el XVII. Para entonces, las cartas estaban sobre la mesa: San Cristobal tenía ya una vocación panadera, una vocación imborrable, imperecedera.   Aunque de los molinos de la época quedan poco más que recuerdos —y una ruta que se puede hacer por la montañas en bicicleta—, en este destino chiapaneco la identidad sigue ligada al pan: al tradicional y al moderno, al coleto y al europeo. Así, el pan se asoma a la mesa del desayuno, se ofrece como colación a medio día o como cierre de la merienda. El pan está en las casas, en las cafeterías —que tampoco son pocas— y en los restaurantes. Mi primer encuentro con la panadería de la región fue fortuito —poco antes de enterarme que iba a escribir este artículo—. Fue en Sibactel y Aldama, dos de las 60 comunidades que producen café en Chiapas. Fue después de recorrer los cafetales, cerca del medio día. Fue en el patio de secado del beneficio comunitario de Sibactel, con una taza de pozol. Fue en casa del caficultor Pedro Vázquez, donde sus hijas disponen café de olla, horchata y una canasta copada de pan dulce como un gesto de hospitalidad. En esa primera ronda se me quedó impregnada la consistencia firme de los panes —muy distinta a la de los europeos con aire, suaves, esponjosos— y una nota de humo, siempre presente en las cocinas y los hornos de leña que, en este lado del mundo, todavía son comunes.  A mi vuelta al centro de San Cristóbal, y gracias a las recomendaciones de los chefs de Tierra y Cielo, llegué con más intención a la puerta de la panadería Fátima, un local de fachada bicolor —morado con blanco, reconocible a leguas— en la calle Benito Juárez, que tiene más de 30 años en operación.Los anaqueles de Fátima son una librería del amplio repertorio del pan coleto que además de lo ya dicho, es diverso en forma y fondo. Aquí verán montañas trigueñas de panes planos, enroscados o trenzados —mis favoritos—, con cortezas cubiertas de azúcar o ajonjolí, con migajones oscuros o amarillentos, preparados con piloncillo, canela y muchas veces con manteca. Los reconocerán también por su nombre de pila: cazuelejas —quizás las más famosas—, rosquillas, marquesotes, pan de yema o pan de manteca. Los amarán un poquito más porque son una ganga. A riesgo de parecer disco rayado —o la burra al trigo, en una analogía más pertinente—, quiero hacer hincapié en la textura de estos panes: esa que es firme, porosa, a veces arenosa, a veces crujiente. Si me preguntan, esa textura es pretexto, una provocación, un estado ideal que pide a gritos el ahogo de una bebida caliente —café, chocolate, atole, ustedes digan—.  Estudiosos del tema, como Edgar Zulca Báez, atribuyen esta característica a cuestiones más prácticas como la conservación, a que “su estructura compacta garantiza su integridad en el transporte y es resistente a la descomposición”, escribe el académico.Kievf y Marta —que en sus exploraciones panaderas preparan, entre otras cosas, panes de tascalate para el desayuno— me recomendaron complementar la expedición con las panaderías que siguen los pasos de la herencia danesa y francesa. Obediente, me dirigí a los hornos —de lugares como La Casa del Pan, Oh la lá y el Horno Mágico— que complementan, con bollería, croissants, empanadas de hojaldre, chocolatines y mantequilla, la escena panadera. Una historia que, por ahora, es harina de otro costal.
En milli no sólo encontrarás una gran variedad de mazapanes de los sabores más increíbles que puedas imaginar y podrás probar café extraído por método de goteo Chemex, sino que además tendrás la oportunidad de ver y conocer más sobre el comercio justo con sus proveedores y vendedores.Milli es un proyecto creado con el fin de compartir un espacio pequeño pero activo en la colonia Roma, pues ahí productores, vendedores y consumidores tienen la oportunidad de conversar y conocer más en torno a productos como el café, el pan artesanal, sus postres, la comida y sus ingredientes. En este rinconcito de la Roma, tu café se convierte en una plática con un productor de miel que cultiva cactáceas en San Luis Potosí, o una panadera artesanal de Ojo de Agua que hace pan balanceado y especial para dietas veganas. En el tema de café ni hablar, en esta temporada del año tienen café de selección tanto de Oaxaca, Veracruz y Chiapas, y si nunca has probado un café extraído por goteo, es el lugar perfecto para hacerlo.El Café oaxaqueño que ofrecen es de la sierra mixe, con un proceso de lavado que lo hace muy distinto a otros, pero lo más interesante es la historia detrás, pues este café es distribuido por el hijo del productor, que estudia para trompetista en la CDMX, y de esta forma solventa sis estudios.En cuanto a los mazapanes, en milli tienen quizá la más grande variedad en la ciudad, todos elaborados con ingredientes de Pluma de Hidalgo, también en Oaxaca, de sabores que no te imaginas, como mazapanes de chapulín, de amaranto, relleno con crema de avellana y un delicioso mazapán 100% cacao (amargo) que combina de manera perfecta con el café.Y si tienes ganas de probar productos artesanales, también puedes encontrar ropa bordada por diversas comunidades de pueblos originarios y productos de cosmética natural elaborados por una emprendedora que está en contra de la crueldad animal y que próximamente estará organizando talleres sobre cómo hacer tus propios ungüentos.
El tofu, ese famoso ingrediente de la tailandesa, es también uno de los alimentos más saludables de origen vegetal que podemos agregar a nuestra dieta. El tofu es una excelente fuente de proteínas, aminoácidos y minerales que debes probar. Por eso, te invitamos a conocer a profundidad las propiedades del tofu. ¿Qué es el tofu? El tofu proviene de remojar, moler y filtrar granos de soya para después presionarlo y dejarlos cuajar, muy parecido al proceso de hacer queso de leche animal. Supuestamente el tofu se originó hace 2 mil años en China, cuando un cocinero echó a perder la leche de soya al agregar accidentalmente algas, dando como resultado este nutritivo y delicioso alimento que cada vez se hace más popular. ¿Cuáles son las propiedades del tofu? Además de contener gran cantidad de proteínas, del 10 al 20%, según su firmeza, el tofu también es una gran fuente de hierro y calcio, además de manganeso, selenio y fósforo. De igual manera podemos encontrar en él magnesio, cobre, zinc y vitamina B1. Beneficios del tofu El tofu, derivado de la soya, contiene lecitina, una grasa buena que ayuda a controlar el colesterol y además ayuda a fortalecer los nervios. A la protección del corazón contribuyen también su riqueza en fibra, ácidos grasos insaturados y las isoflavonas. De hecho, las isoflavonas funcionan como estrógenos vegetales y pueden llegar a modular el estado hormonal del organismo en las mujeres, ayudando a prevenir algunos síntomas de la menopausia como sofocos, calambres y cambios de humor. De igual manera, el tofu posee fitoestrógenos que ayudan a prevenir la osteoporosis. Otro de los beneficios del tofu es que ayuda a mantener los niveles de glucosa estables. ¿No tienes ganas de probar un poco de tofu?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD