¿Qué Es El Slunch y Qué Podrías Comer?
Dietas y Nutrición

¿Qué Es El Slunch y Qué Podrías Comer?

Por Kiwilimón - Marzo 2012
Los hábitos alimenticios están cambiando. Se adaptan a los nuevos estilos de vida y a las necesidades de los consumidores. Por ello, tras el brunch, que une desayuno y comida, surge el Slunch, la perfecta combinación entre merienda y cena. La palabra slunch surge de la fusión de las palabras inglesas “supper” y “lunch”, que sería alargar la comida a la tarde o bien anticipar la cena a media tarde. El concepto parece algo original, pero realmente lo hemos hecho todos cuando nos reunimos los fines de semana. Ahora está adquiriendo tanta fuerza, que incluso algunos restaurantes se han unido a la moda del slunch, ofreciendo tentempiés a un gran número de consumidores. ¿Qué hora es la adecuada? Sólo tu eliges el horario que te vaya más cómodo, pero normalmente es una comida que se realiza sobre las 5 de la tarde en adelante. Lo ideal también es hacerlo durante el fin de semana porque tenemos más tiempo, en especial los domingos por la tarde, esas jornadas que suelen ser realmente aburridas. Así, le das una nota de color para acabar el fin de semana y volver con bríos al día siguiente al trabajo. Para realizarlo, no debemos complicarnos demasiado; no hablamos de una fiesta ni de una comida completa; se trata de ofrecer variados aperitivos de la forma más sencilla. A continuación te dejamos una lista de recetas que podrán funcionar perfecto para esta nueva tendencia del slunch. Toma nota. Sándwich Gourmet de Atún Estos deliciosos sandwiches de atún se preparan con la rica combinación de calabacín, queso ricotta y tomates deshidratados. Panini Caprese Una ensalada caprese hecha sandwich. Una gran opción para una cena ligera pero gourmet. Sándwich de Queso Un sándwich relleno de queso manchego y Oaxaca. Yogurt, Granola y Frutas del Bosque Este desayuno es delicioso e ideal para comenzar un buen día. También se puede servir esta receta como postre cambiando el granola por merengues. Sandwichitos de Salmón Ahumado Sandwichitos de salmón ahumado con un queso crema de limón y eneldo. Queso Brie al Horno Un queso brie dentro de una pasta de hojaldre con frutas deshidratadas, miel y romero. Una botana exquisita pero sencilla de preparar. Panqué Marmoleado Un panque delicioso para un desayuno o un cafe hecho de chocolate y vainilla.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
En diciembre no sólo nos reunimos para compartir alimentos, también suele ser un mes en el que bebemos mucho. Así que para empezar el año de cero, con un poco más de dinero y energía, quizá quieras poner en práctica enero sin alcohol.Un mes sin consumir tiene varios beneficios, por ejemplo, te ayuda a resetear tu relación con este tipo de bebidas, además de que también puede ayudarte a bajar de peso o incluso con tus niveles de azúcar.Enero seco (Dry January en inglés) o enero sin alcohol comenzó en 2012 como una iniciativa de Alcohol Change UK, una organización benéfica británica, con el fin de "deshacerse de la resaca, reducir la cintura y ahorrar mucho dinero al dejar el alcohol durante 31 días".Ahora millones de personas participan en este reto y este desafío se ha expandido a Estados Unidos, donde más estadounidenses se dan cuenta cada año de los beneficios de probar la sobriedad por un mes.La creciente conciencia surge cuando estudios recientes no han encontrado evidencia de que el consumo ligero de alcohol pueda ayudar a mantener a las personas saludables. De hecho, más de cinco tragos a la semana en promedio pueden quitar años de vida a una persona, según descubrieron los investigadores.Dejar un hábito sólo toma tres semanas y probar con un mes sin alcohol podría darte los siguientes beneficios y marcar una gran diferencia:Por ejemplo, un estudio descubrió que los bebedores habituales que se abstuvieron de beber alcohol durante solo un mes tenían una “disminución rápida” de ciertos mensajeros químicos en la sangre que están asociados con la progresión del cáncer. Los participantes también vieron mejoras en su resistencia a la insulina, peso y presión arterial.Casi las tres cuartas partes (71 %) de las personas que participaron en Enero Seco dijeron que dormían mejor y 67 % tenía más energía, según un estudio de la Universidad de Sussex. Más de la mitad, 58 %, perdió peso y 54 % reportó una mejor piel.Así que si entre tus propósitos de año nuevo incluiste beber menos o bajar de peso, probar con este reto de un mes sería una gran forma de poner en práctica lo que quieres conseguir. También puedes seguir nuestro reto détox, el cual las nutriólogas de kiwilimón Te cuida diseñaron para que le des a tu cuerpo un respiro de los procesados, con alimentos nutritivos y ligeros.
Leer en españolWhether it is in quesadillas, tamales, enchiladas, or chilaquiles, Mexican cheese is the perfect topping for a wide variety of recipes in Mexican gastronomy. Besides being the perfect complement or the main ingredient in several recipes, Mexican cheese is also eaten as a snack and is present in most cuisines of the different Mexican states.If you are a cheese lover, there are Mexican cheeses you must definitely try. Up next is a guide so you can proudly enjoy Mexican cheese.Queso de HebraKnown as Oaxaca cheese or quesillo. It is mainly produced in Oaxaca and Chiapas but is now available throughout Mexico. It is a soft Mexican cheese. It is a string cheese prepared with cow’s milk. It is fresh, creamy, and has a moist texture that is easy to handle. This Mexican cheese is great for melting and broiling. That’s what makes it the king of quesadillas!Cotija CheeseIt is one of the most famous Mexican cheeses. It is named after the place where it is produced: Cotija, Michoacán, where nearby producers from Jalisco and Michoacán sell it. Authentic Cotija cheese has the collective mark granted by the Regional Association of Cotija Cheese Producers and is made in the rainy season, from July to September. It is a hard cheese made with cow’s milk and its ripening process takes from 4 weeks to 6 months. Its well-known mineral flavor, due to Colima salt, makes it perfect for pasta.Panela CheeseIt is one of the most widely consumed queso fresco in the country and is produced all over Mexico. It is made with cow’s milk, although it is made with low-fat milk in some places. In that case, it has a lower fat content, which makes it ideal for some meal plans. In some regions of Mexico, there is a kind of cheese called queso botanero that is made with semi-skimmed milk. It is perfect for snacking or for sandwiches and tortas!RequesónExperts think the story of this cheese goes back to the Spanish colonization. It is produced with the leftover cheese whey. It is often made with cow’s milk although there is also requesón made with goat’s and sheep’s milk. It is a queso fresco that can be prepared at home with cheese, lime juice, or white vinegar. It is a staple in Mexican antojitos like tlacoyos. Queso de Bola OcosingoIt is a one-of-a-kind Mexican cheese that is a mix of two cheese families: string cheese on the outside and queso fresco on the inside, so its outer core is hard and the inner is semi-hard and ripe. It comes from Ocosingo, Chiapas and there is a collective mark that convenes those who produce this cheese that is highly valued in Mexican cuisine.Source: Yescas, Carlos, et al. Quesos Mexicanos. Larousse, 2013.Translated by Miranda Perea
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD