¿Qué no debemos comer antes de dormir?
Dietas y Nutrición

¿Qué no debemos comer antes de dormir?

Por Kiwilimón - Septiembre 2013
¡Qué horror! Anoche tuve una pesadilla que me hizo despertar en la madrugada con el corazón a mil por hora.  Pero ya lo comprobé, esto me pasa cuando justo antes de ir a la cama como cosas muy pesadas.  Y para ya no tener unas malas noches, me puse a investigar sobre qué comidas debemos evitar antes de irnos a la cama y... ¡Felices sueños!  

El Helado

El helado es rico en grasa y por eso se digiere a un ritmo muy lento. Además, tiene mucha azúcar y en algunos casos puede tener también cafeína. Seguramente con todo esto no podrás quedarte dormida.   

Carne roja

El problema de comer carne roja es que está llena de proteínas y grasas y se tardará mucho tiempo en digerir. Esto puede darnos muchas molestias en la noche.  

Alcohol

Es un mito que dormirnos con una buena cantidad de alcohol nos asegurará un sueño profundo, más bien todo lo contrario, porque el alcohol puede causar deshidratación.  

Pizza

Uno pensaría que si sólo come una rebanada de pizza no va a pasar nada; pero lo cierto es que no es así. La pizza tiene demasiadas calorías y además de eso, la salsa de tomate tiene altos niveles de acidez que nos puede causar reflujo estomacal en medio de la noche.  

Dulces y chocolates

¡Comer azúcar en la noche es una muy mala idea! Está comprobado que 7 de cada 10 personas que los consumen antes de acostarse tienen más probabilidades de tener pesadillas. Así que lo más recomendable es que dejes las golosinas para el día siguiente.  

Recetas de para Antes de Dormir

 Receta de Rollos de Berenjena con Queso Feta

Ingredientes: - 2 berenjenas grandes - 5 cucharadas de aceite de oliva - 1 chile rojo picado fino - 1 ramillete de menta fresca picada - 200 gramos de queso feta - 1 limón su jugo - pimienta Da click aquí para encontrar los pasos para preparar esta receta.  

 Receta de Rollos vietnamitas de atún

Ingredientes: - papel de arroz - 2 pepinos cortados finamente en tiritas - 2 cucharadas de soya - 2 cucharadas de salsa siracha - 1 1/2 cucharadas de vinagre de arroz - 1/2 cucharadita de azúcar - 1/2 cebolla morada chica finamente picada - lechuga francesa - 1 litro de agua para hervir - 1/2 paquete de noodle vermicelli - 3 filetes de atún - cilantros sin tallos - menta - sal al gusto - pimienta al gusto - aceite de oliva Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.   Artículo cortesía de       

"¿Te funcionaron estos tips?"

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Actualmente, el ritmo de vida nos obliga a ser prácticos, además de que la tendencia saludable es una cosa de todos los días. Queremos como snacks comida que sea fácil de transportar y que, sobre todo, nos ayude a mantener nuestro estilo de vida. Por eso, te contamos algunos de los grandes beneficios de comer almendras.La gente ha volteado a ver como gran opción, las nueces y las almendras, que son una excelente fuente de energía y además, han estado en la alimentación del hombre desde siempre. De hecho, entre los beneficios de las almendras encontramos que son ricas en fibra, que te ayudará a tener una mejor digestión y absorción de nutrientes; también ayudan a darte saciedad para no caer en antojos dulces.Si agregas un puño de almendras en alguna de tus colaciones o un par de veces a la semana, estarás consumiendo una cantidad considerable de proteína vegetal y al mismo tiempo, podrías estar cuidando tu presión arterial.Además, es un snack con vitamina E y antioxidantes, que pueden ayudarte a alentar el envejecimiento. Claro, esto acompañado de una dieta saludable, de buenos hábitos alimenticios. No olvidemos la integración de almendras como ingrediente clave para muchas recetas. En tus platillos ellas aportarán el toque crujiente para que tus recetas queden deliciosas. Su sabor neutro combina a la perfección con recetas dulces como un panqué de almendra o en preparaciones saladas, como unas almendras a los tres chiles. La facilidad de molerlas sin que pierdan sus propiedades, las hace perfectas para salsas o aderezos.Aunque la forma más fácil de comer almendras es como snack, ingerirlas entre comidas te puede ayudar a que te sientas satisfecho más tiempo, lo que provocará que no te de tanta hambre y reduzcas un poco la cantidad de alimentos, así consumas los necesarios de acuerdo a tus necesidades.
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
Cómo bajar de peso, es el dilema al que muchas personas se enfrentan día a día. Y es que mantener la línea o conservar un peso ideal puede convertirse en un problema, sobre todo si no tenemos el tiempo para preparar platillos más saludables. Precisamente por esto cada año surgen dietas que cualquier persona puede adaptar a su ritmo de vida y con esto, adoptar mejores hábitos alimenticios. Estas son algunas de las tendencias de dietas más populares en el mundo:Dieta Keto. La efectividad de la dieta keto está basada en la cetosis, que es el momento en el que el cuerpo usa la grasa almacenada como combustible. Para lograr esto es necesario comer alimentos altos en grasas y bajos en calorías. Si bien esta dieta es muy efectiva, no se recomienda seguirla por mucho tiempo o en personas que padecen ciertas enfermedades. Dieta Dash. La dieta Dash es ideal para combatir la presión arterial alta y fue la número uno en 2018 en Estados Unidos. En la dieta se consumen principalmente cereales y alimentos con mucha proteína como carnes magras, frutos secos, legumbres, etc. y se evitan todas las grasas saturadas: todos los lácteos enteros, carnes con mucha grasa, huevo, mantequilla, etc.Dieta Mediterránea. Esta dieta es muy parecida a la dieta Dash, que es usada para prevenir enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc. Aquí lo ideal es consumir solo productos de origen natural y evitar grasas o carne roja. Lo importante en esta dieta es tomar entre 1.5 y 2 litros de agua y llevar una alimentación balanceada.Dieta Vegana. La dieta más famosa en la que están prohibidos todos los productos de origen animal. A diferencia de otros regímenes alimenticios que buscan exclusivamente bajar de peso o mejorar la salud, la dieta vegana tienes más motivaciones que solo adelgazar. Por ejemplo: cuestiones morales con los animales o el medio ambiente.TE PUEDE INTERESAR: 400 MENÚS PARA VEGANOSDieta Flexiteriana. Esta es un tipo de dieta vegetariana, pero como su nombre lo dice que es más flexible. Su objetivo es reducir en lo posible todos los productos de origen animal. Puedes comer frutas, verduras, y granos en grandes cantidades, pero debes evitar los productos de origen animal a menos que sea necesario.No olvides que el resultado de las dietas depende de qué tan disciplinado seas con ellas. Ninguna dará resultado sino la sigues al pie de la letra.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD