¿Quiénes no deben beber café?
Dietas y Nutrición

¿Quiénes no deben beber café?

Por Kiwilimón - Noviembre 2012
El café contiene la sustancia ya conocida como cafeína. Esta bebida puede ofrecer varios beneficios a la salud, pero además hay puntos en contra de quienes no deben consumirla. Las personas que no deben beber café son:
  • - Embarazo. Para aquellas mujeres que están intentando embarazarse es preferible dejar de tomar café y cafeína o disminuir las cantidades ingeridas para que sean el equivalente de una taza de café al día.
  • - Fertilidad. Si estas bajo tratamientos de fertilidad los médicos recomiendan dejar la cafeína por completo o tomar solo el equivalente a una taza al día.
  • - Insomnio. Si se padece de insomnio hay que tratar de disminuir las cantidades de café y no tomarlo después de la media tarde para que no interfiera con el sueño.
  • - Medicamentos. Si se están tomando ciertos medicamentos la cafeína puede interferir en algunos casos haciendo que los efectos secundarios sean más marcados en otros alterando la acción del medicamento. Por esta razón hay que preguntarle al médico si hay restricciones en la ingesta de cafeína.
  • - Reflujo o problemas de acides. El café puede causar molestias a las personas que sufren de este mal por lo que es necesario dejar de tomarlo.
  • - Riesgo de osteoporosis . Si el médico ha determinado que se está en riesgo de sufrir osteoporosis hay que tener cuidado consumiendo cafeína porque esta interfiere con la absorción de calcio y puede extraerlo de los huesos. Si se toma café hay que tomar más calcio.
  • - Pechos con quistes . Si se sufre de quistes fibrosos en los pechos la cafeína los puede hacer más dolorosos.
  • - Periodo. A algunas mujeres la cafeína les causa molestias si se toma durante el periodo o unos días antes de este.
Dato importante Es importante destacar que el café aún descafeinado contiene cafeína, aunque en menor cantidad.

Recetas de cocina

Ahora que has aprendido un poco más acerca de los beneficios y limitaciones del café, aquí queremos dejarte algunas recetas con este ingrediente para que prepares en casa. (es importante hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma) Pay de Nuez con Chocolate y Café. Si eres amante del chocolate, este pay de nuez es para ti. El sabor es como un pay de brownies de chocolate con nuez! Conviene prepararlo con 2 días de anticipación. Tarta de Chocolate y Cafe con Salsa de Frambuesa. Esta muy rica y super fácil receta de tarta de chocolate es deliciosa y no contiene nada de harina.
Galletas de Café. Estas ricas galletas de azúcar y café son muy faciles de hacer. La receta se puede hacer más gourmet sumergiendo las galletas en chocolate derretido a baño maría. Langosta al Café. Esquisita langosta en trozos bañada en una crema de café y con champiñones en láminas. Ideal en una cena. Gelatina de Café. Rica gelatina sabor café. Café frío. Una rica bebida refrescante para esas tardes calurosas.  

Para conocer más recetas de cocina con café, haz click aquí.

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las fiestas patrias son para muchos una de las celebraciones más populares y amadas, porque muchas familias se reúnen y por fin llegan las comidas de temporada, como los chiles en nogada, pero de ahí sigue el pan de muerto, el pavo, la rosca y los tamales.La comida, como en muchas otras celebraciones mexicanas, es la gran estrella del festejo y puede haber desde guisados para comerlos en tacos o tostadas, hasta pambazos y pozole, entonces no es raro que terminemos con malestar estomacal, pues a toda la comida se le suman las bebidas con azúcar o incluso alcohol.Con esto en consideración, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con recomendaciones para que te cuides en estos días en los que abunda la comida, porque “los excesos en la alimentación o en las bebidas pueden poner en riesgo la salud”, señala la institución en su página web.Aunque cuidar de tu alimentación debe ser un trabajo de todos los días, no dejes de lado estas recomendaciones del IMSS durante las fiestas patrias:Cuida el tamaño de las porciones y de preferencia, usa platos pequeños.Come algo ligero (como alguna fruta) antes del festejo, para que no comas con demasiado apetito.No te excedas con las grasas de los alimentos fritos, empanizados, capeados o los aderezos como la mayonesa, la crema y la mantequilla.De ser posible, elige comer carnes con bajo contenido en grasa, como pollo, pulpa de res o pulpa de cerdo.Por su parte, la nutrióloga clínica Jennifer Asencio, además de evitar las grasas, también recomienda "evitar los alimentos muy condimentados y con mucha grasa como mole, pipián, pozole de cabeza de cerdo, chicharrón en salsa verde o chorizo con papas".La nutrióloga especialista en diabete sugiere que elijas opciones horneadas o sin freír para no sufrir por los excesos, como "unas ricas enchiladas (verdes o rojas) sin freír, rellenas de pollo o queso; tostadas horneadas con tinga de pechuga de pollo guisada con la menor cantidad de grasa, tostadas horneadas con picadillo (de preferencia de carne magra), tostadas horneadas con pata de res". De acuerdo con sus consejos, "el pozole puede ser una buena opción si se prepara con pechuga de pollo", el mejor tip que nos da es que procures "que tu plato sólo tenga media taza de granos de maíz, medio aguacate y verduras que más te gusten. Lo puedes acompañar con tostadas horneadas".Finalmente, otra de las opciones que menciona son los "tacos dorados con aceite en aerosol, rellenos de pechuga de pollo o carne deshebrada, pueden llevar salsa, lechuga y crema light".Disfruta de las fiestas patrias, de su deliciosa gastronomía y, por supuesto, con tus seres queridos sin terminar con malestar estomacal y sin dejar de lado el cuidado de tu alimentación con estas recomendaciones de profesionales de la salud.
El don de mi abuela era cocinar. Cada domingo religiosamente, casi un centenar de comensales se formaba alrededor de su restaurante en Tlalnepantla para probar la barbacoa. No sé si es cosa del amor, pero no he probado una de mejor sabor que la que preparaba apenas amanecía el sábado y cobijaba entre pencas en el hoyo de piedra hasta el día siguiente. Pero hoy no toca hablar de los secretos de su barbacoa sino de su plato más célebre: el mole verde. Mi abuelo subió a mi abuela a un caballo flaco cuando ella no pasaba de los catorce años. A Celia no le quedó de otra que dejar las muñecas y tomar, en cambio, los sartenes y las ollas. De la bisabuela María heredó talentos como los de percibir el sabor de los guisos usando la nariz y el de usar las cocciones como sazonador. El mole verde vino años después, en su época de oro. Doña Celia, mujer empoderada de seis hijos, hizo prolíficos negocios alrededor de la cocina. Cuando llegaba el día de su cumpleaños, el patio de su rancho se convertía en el lugar más festivo de San Andrés Timilpan. Aún recuerdo la tambora, las mesas con manteles que ella había bordado en punto de cruz, las salsas al centro y las señoras palmeando tortillas ante el inmenso comal. En medio del jolgorio y de nietos jugando a las “traís” salía la gran olla de mole verde. Como en una suerte de milagro, de esa vasija de barro, Doña Celia saciaba a sus seis hijos y a sus familias, a todos sus amigos, a todos sus compadres, a todo el pueblo. El desfile de platos cubiertos por su guiso color verde aceituna comenzaba desde un rincón del patio y corría, a veces, más allá del portón. El mole verde de ella era especial. Nadie lo dudaba. No le ponía pepitas como generalmente se usa en el Estado de México o Hidalgo. El de ella llevaba almendras. Ya saben: moles hay tantos como sazones y a mi abuelita no le gustaban las reglas; su receta es tan única como ella. Eso sí, advierto que le hace falta algo que no se contabiliza en un ingrediente o en un paso del procedimiento. Yo misma la he preparado al pie de la letra junto con mi mamá y mis tías y aunque el resultado es muy bueno, no sabe al “Mole verde de Doña Celia”. Quizá deba esperar otro rato y otra dimensión para probarlo junto a ella como me sabe en el recuerdo.Hoy que escribo esto se me antoja poner una canción de José Alfredo y hacer mis propias combinaciones frente a la olla de barro. Que desde lo lejos mi abuela sepa que la recuerdo y que por el olfato cuántico detecte si mi mole quedó rico. Lo de ella era agasajar a otros aunque no pertenecieran a su familia. Estoy segura de que la pondría feliz que ustedes prepararan su receta o cualquier otra para festejar a sus abuelos. Brindar juntos por el regalo que es su presencia. Poner la tambora, aunque sea en la grabadora, o los boleros o las de Luismi para celebrarles que, sea cual sea su don, el de los abuelos es amar incondicionalmente a sus nietos. Sí, así como Doña Celia.Mole verde estilo fiesta de Doña Celia250 g de ajonjolí100 g de almendras6 pimientas gordas +-10 clavos de olor2 pizcas de comino1 bolillo frito en aceite1 tortilla frita en aceite2 kg de tomate verde manzano, peladoChile verde jalapeño (al gusto, depende del picor que se aguante)1 pollo entero, verduras, hierbas de olor y aguaSalaceiteDesde muy temprano se pone a cocer el pollo junto con unas hojitas aromáticas, un trozo de cebolla y algunas verduras. Una vez listo, se reserva lejos de la ventana. En una olla con poca agua y algo de sal se agregan los tomates. Basta que se pongan ligeramente suaves para sacarlos de la lumbre. En otra olla, hay que poner a calentar bastante aceite y dorar el ajonjolí con las almendras peladas. Una vez listos se retiran y se ponen a freír los chiles. Hay que poner todos los ingredientes a moler junto con las especias y con un poco del caldo de pollo. Los tomates, no. Esos se dejan reservar pacientemente. En seguida, se pone a calentar una gran olla de barro, que de preferencia tenga varios años de uso. Hay que vaciar el mole y no dejar de moverlo ni un segundo para que no se pegue o se queme –de preferencia que sea la misma persona la que lo mueve y que los movimientos vayan en dirección a las manecillas del reloj para que “no se corte”–. Ahora sí se le agrega el tomate ya molido y al final, un poco de caldo, dependiendo de la consistencia que le guste a la familia. Lo último, y haciendo uso de la nariz y del buen gusto, hay que ajustar lo más importante de la receta: la sazón.
Tener remedios naturales para cualquier cosa es una de las mejores prácticas que puedes tener y mejor aún cuando se trata de una mascarilla para la piel con ingredientes naturales que iluminarán tu rostro.La avena es uno de los ingredientes con más beneficios para tu piel, pues no sólo es segura para usarse en el rostro, sino que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que ayudan con la piel seca y la piel grasosa.Por su parte, el arroz está cargado de propiedades antienvejecimiento y varios agentes absorbentes de aceite. Además, es una excelente fuente de vitamina B que ayuda en la producción de nuevas células, ayuda a suavizar y reafirmar la piel, así como a cerrar los poros, y la mejor parte es que es muy fácil de usar.Para usarlos como remedio natural para la piel, puedes usar cada uno por separado en tu rutina de limpieza. Primero del arroz puedes usar tanto la harina de arroz como el agua de arroz. El agua de arroz sirve como tónico fácil y puedes usar el agua que sale del arroz cuando lo enjuagas o hervir arroz, esperar a que se enfríe y entonces usar esa agua. Para usar el agua del enjuague, lava el arroz como lo haces normalmente, pero no uses el agua de ese primer enjuague. Agregue agua otra vez y mezcla suavemente, deja reposar el arroz por unos 20 minutos y usa esa agua en tu rostro.Puedes usar el agua de arroz tanto para lavarte la cara con ella, como aplicada con algodones humedecidos en ella, luego presionarlo suavemente por toda tu cara y simplemente dejarla absorber.Mascarilla de avena y harina de arrozPara esta mascarilla fácil se hace con avena, harina de arroz, leche y miel. La avena ayuda a eliminar las células muertas de la piel y para prepararla necesitas 1 cucharada de harina de arroz, 1 cucharadita de avena, 1 cucharadita de leche y 1 cucharadita de miel. Mezcla todo hasta formar una pasta espesa, entonces aplícala en todo el rostro y dejar actuar durante unos 10 minutos, luego enjuaga con agua fría. Puedes usar esta mascarilla casera dos veces por semana para obtener mejores resultados.Ambos remedios son muy fáciles de hacer y sencillos de usar, y dejarán tu piel limpia y radiante de manera natural.
¿Cuáles son los bocados perfectos que siempre recuerdas? Ese sabor que al viajar empiezas a extrañar. En México, por ejemplo, es común extrañar la tortilla. En lo personal, mi primera parada, al regresar de un largo viaje, es por unos ricos tacos. La comida es parte de nuestra identidad. Nos enorgullece, nos reconforta y sobre todo nos vuelca a una memoria colectiva llena de antojos típicos de nuestra cultura. Latinoamérica es reconocida por su forma de compartir la mesa, por diferentes platillos que han conquistado al mundo entero y que hoy ya pueden encontrarse en otras geografías pero nada será como el sabor de casa y de nuestra tierra. Por ello, platicamos con diferentes personas de Latinoamérica para que nos compartieran las garnachas o antojitos típicos de su país que son sus consentidos, ¡descúbrelos!Tortas fritas de UruguayMaría del Rosario Canale Ramírez, originaria de Montevideo, Uruguay, declara que sus favoritos son las tortas fritas. Estas pelotitas típicas de los mercados y las ferias que se elaboran con harina de trigo, grasa y sal, algunas veces coronadas con azúcar. Las tortas fritas se suelen consumir en Uruguay a cualquier hora, pero algo distintivo para María es que se disfrutan más en los días de lluvia. “Tenemos el dicho de que si llueve, el día es para tortas fritas y las preparamos en casa como por obligación”. Además, son muy populares en las playas, donde puedes encontrar carritos que te las fríen al momento y en las canchas de fútbol. Se dice que llegaron a Uruguay en el siglo XIX, cuando los alemanes las introdujeron y los gauchos uruguayos preparaban la masa con agua de lluvia. También hay historias de que llegaron con los españoles. Lo importante, más allá de su origen, es que si estás en Uruguay y llueve, una tortita frita y un maté has de probar.Arepas de Venezuela Adriana Olivero y Leysi Rodríguez nacieron en Caracas, Venezuela. Hoy radican en la Ciudad de México, pero no pasa un día sin que recuerden con cariño las arepas. Éstas se desayunan, comen y cenan. Se comen con las manos y son populares las 24 horas en Caracas, pues hay restaurantes de arepas que se mantienen abiertos toda la noche. Estas tortas están hechas a base de harina y se rellenan con múltiples sabores. Las más populares son la Reina Pepiada (rellena de ensalada de pollo, aguacate, cilantro y mayonesa); la Pelua (con carne deshebrada y queso amarillo rallado), la Tatira (con queso gouda) y la Sifrina (que va con pollo aunque su nombre significa fresa). Una de sus favoritas es la Rueda de Camarón, que es una arepa gigante. Se acompañan con guasaca, salsa venezolana similar al guacamole sólo que más salsoso, con perejil, cebolla y aceite. Sea cual sea la arepa que pruebes, la recomendación es disfrutarla con jugo fresco de maracuyá, que en Venezuela conocen como parchita. Yuquitas de Perú Álvaro Vásquez, cocinero de origen limeño, es un aventurero gastronómico por naturaleza. Él recomienda probar los ceviches (plato insignia del Perú), los anticuchos (brochetas de corazón de res que venden en algunos restaurantes y afuera de los mercados o en las paradas de los autobuses por las noches), el choclo (maíz) con queso y las papas con quesos de la Sierra. Una de sus consentidas es la yuquita rellena, muy popular en Lima y en las ciudades de la serranía, que también son una masa pero con yuca, que encuentras en puestos y ante tus ojos avientan a freír y te dan en una bolsita de papel.En Latinoamérica amamos comer bien y la masa nos representa. ¡Compártenos cuáles son tus antojitos favoritos!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD