¿Sabías que estos ingredientes altos en grasa son buenos para ti?
Dietas y Nutrición

¿Sabías que estos ingredientes altos en grasa son buenos para ti?

Por Kiwilimón - Agosto 2015
No toda la grasa es mala y no todos los ingredientes grasosos son dañinos o engordantes. De hecho, hay varios productos que benefician tu salud y figura justamente por su alto contenido graso y es por eso que deberías considerar incluirlos más seguido en tu dieta. Hoy te contamos de cinco ingredientes grasositos que te harán bien aunque parezca que no.

Coco

En el pasado los doctores han recomendado alejearse del coco, pues se decía que tapa las arterias y que, comparado con la mantequilla, tiene más grasa saturada. Tras mucha investigación se descubrió que la mitad de esas grasas saturadas que existen en el coco son ácido láurico, una sustancia que disminuye el colesterol y promueve la buena salud cardiovascular, por lo que es ideal para tratar problemas del corazón.

Aceite de oliva

Sabemos que de todos los aceites éste es el más sano, pero sigue siendo aceite. A pesar de esto te recomendamos usarlo no sólo para cocinar sino también como aderezo o salsa en tus platillos. Resulta que es muy rico en ácidos grasos monosaturados, que son las “grasas buenas”, esas que incluso ayudan a bajar de peso, quemar calorías y controlar el colesterol en tu cuerpo.

 Aguacate

La pura mitad de un aguacate contiene 15 gramos de grasa, lo que puede sonar poco sano, pero 10 de esos gramos son grasa monosaturada, que no sólo ayuda a mejorar el colesterol sino que se ha comprobado que ayuda a quemar la grasa abdominal. La historia no termina ahí, el aguacate también está lleno de antioxidantes, 20 vitaminas y minerales y es un energético natural.

 Almendras y nueces

Estos frutos secos contienen bastante grasa, pero así como el aguacate y el aceite de oliva, es grasa buena. Son una manera genial de regalarte una colación de media mañana o tarde porque te dan una buena cantidad de Omega 3, proteína y fibra además de la grasa monosaturada que ayudará a tu sistema cardiovascular. Hacer tu propia granola con estos ingredientes o añadirlos a ensaladas es muy recomendable.

Huevos

Muchas personas viven bajo la idea de que lo más saludable es comer sólo las claras de huevo, pero esto es un error, en las yemas se encuentran nutrientes clave para las personas. Un huevo contiene 5 gramos de grasa, pero sólo uno de grasa saturada, el resto es bueno para ti y te da mucha proteína para alimentar tus músculos. Además cuenta con mucha vitamina B lo cual no sólo ayuda al sistema cardiovascular, sino también a tu salud cerebral. No le tengas miedo a la yema.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Es difícil imaginar una cena de Acción de Gracias sin el clásico puré de papa, el popular puré de camote, la deliciosa salsa de arándanos, el tradicional mac & cheese, el icónico pay de calabaza y, por supuesto, el característico pavo al centro de la mesa. Esta escena se repite múltiples veces en series de televisión, películas y anualmente en millones de hogares a lo largo y ancho de los Estados Unidos el cuarto jueves de noviembre. El Thanksgiving Day es tan importante en los Estados Unidos que está catalogado como la fiesta familiar más grande del país, pues moviliza a un número importante de personas que ansían reunirse con familiares o amigos para disfrutar de la tradicional cena de Acción de Gracias. Si bien, expresar el agradecimiento por las buenas cosechas es una actividad muy común en los distintos festivales que se celebran alrededor del mundo, el concepto de la cena del Día de Acción de Gracias se remonta a un festín entre peregrinos ingleses que fundaron la colonia de Plymouth—actualmente Massachusetts—y los indígenas de la tribu de los Wampanoag. Aunque no se sabe la fecha exacta de ese mítico festín, se considera que la primera cena de Día de Acción de Gracias de la historia tuvo lugar en 1621, pues el cronista peregrino Edward Winslow hizo mención de los preparativos previos en una carta: “Ya que aseguramos nuestra cosecha, nuestro gobernador envió a cuatro hombres a cazar aves para que podamos alegrarnos juntos una vez que hemos reunido los frutos de nuestro trabajo. Los cuatro mataron tantas aves en un día que, con un poco de ayuda, duraron para la compañía casi una semana.” Por si fuera poco, Edward Winslow describe más adelante lo que parece ser la primer cena de Acción de Gracias de la que se tiene registro: “En ese momento, entre otras actividades, usamos nuestras armas, muchos de los nativos vinieron con nosotros, y entre ellos estuvo su gran rey Massasoit, con unas noventa personas, a quienes entretuvimos y celebramos durante tres días, y ellos salieron y cazaron cinco venados, que trajeron a la plantación y los concedieron a nuestro gobernador, al capitán y a algunos otros. Y a pesar de que no siempre será tan abundante, por la gracia de Dios, estamos tan lejos de la necesidad que deseamos compartir con ustedes nuestra abundancia”. De acuerdo con distintos historiadores, es poco probable que el pavo fuera el única ave al centro de la mesa en los festines de fin de la cosecha, pues diferentes productos de la cosecha, venados, cisnes, gansos, patos, y otras aves pequeñas también pudieron haber sido parte del menú como lo indica el recuento de Edward Winslow. Con el paso de los años, la tradición de expresar el agradecimiento por las buenas cosechas con un banquete se convirtió en una actividad habitual en Nueva Inglaterra y su popularidad fue tal que en 1863 que el presidente Abraham Lincoln proclamo el Día de Acción de Gracias como feriado nacional anual que se celebra hasta nuestros días.
Leer en españolYou may not be an experienced baker, and even if you have baked before, sometimes the outcome makes you wonder, “What the hell am I doing wrong and why are my cookies hard?!” Despite being an easy recipe, cookies often turn out to be one of the most difficult foods to prepare as you need to find the perfect balance in each step so that they don’t end up being too thick, too cakey, or too hard. Whether they are chocolate chips cookies or banana cookies, there are several things you must watch out for to understand what went wrong with your cookies, for example, the consistency of the cookie dough before baking. Some of the most common mistakes made when making cookies include not adding enough flour or adding too much, using more eggs than needed, or even more sugar, and many more that you can read next: Using baking powder instead of baking soda. Mixing all the ingredients at once instead of following the recipe step by step. Adding extra eggs. Completely forgetting about the eggs. Not sifting the flour or adding too much of it. Not using enough flour. Overmixing the dough. Using too much butter. Not using enough butter. Not using enough sugar.Why do my cookies turn out hard?If your cookies turn out rock-hard, you must have made one of the two most common mistakes: not adding enough butter or not using enough flour. Some cookies are crispy and have a firmer consistency, while others, like chocolate chips or oatmeal cookies, can be either soft or crunchy. The secret to a fluffy texture instead of a thin and crispy texture lies in moisture. For example, forming cookies in high mounds, instead of flattening them with your hands, and cooking them for a minute or two will help them retain more density and will make them softer. To make the cookie dough moister, you can add extra butter, egg yolks, or brown sugar, which will make them even softer. To make softer cookies, add 2 to 4 tablespoons of softened butter or ¼ cup of sugar to the dough.Using less flour will make cookies flat, brown, crispy, fragile, and greasy. Moreover, they will be done much faster. The outcome will be hard and fragile cookies, just as when you use butter that is too soft or slightly melted to the dough, which can also result in flat cookies. The easy solution is to add more flour to the dough, little by little, until the dough sticks to the mixer.Try these small changes with your next cookies. Finding the perfect way to make cookies that don’t turn out rock-hard is a matter of trial and error.                                                                                                                                                           Translated by Miranda Perea
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD