¿Sabías que estos ingredientes altos en grasa son buenos para ti?
Dietas y Nutrición

¿Sabías que estos ingredientes altos en grasa son buenos para ti?

Por Kiwilimón - Agosto 2015
No toda la grasa es mala y no todos los ingredientes grasosos son dañinos o engordantes. De hecho, hay varios productos que benefician tu salud y figura justamente por su alto contenido graso y es por eso que deberías considerar incluirlos más seguido en tu dieta. Hoy te contamos de cinco ingredientes grasositos que te harán bien aunque parezca que no.

Coco

En el pasado los doctores han recomendado alejearse del coco, pues se decía que tapa las arterias y que, comparado con la mantequilla, tiene más grasa saturada. Tras mucha investigación se descubrió que la mitad de esas grasas saturadas que existen en el coco son ácido láurico, una sustancia que disminuye el colesterol y promueve la buena salud cardiovascular, por lo que es ideal para tratar problemas del corazón.

Aceite de oliva

Sabemos que de todos los aceites éste es el más sano, pero sigue siendo aceite. A pesar de esto te recomendamos usarlo no sólo para cocinar sino también como aderezo o salsa en tus platillos. Resulta que es muy rico en ácidos grasos monosaturados, que son las “grasas buenas”, esas que incluso ayudan a bajar de peso, quemar calorías y controlar el colesterol en tu cuerpo.

 Aguacate

La pura mitad de un aguacate contiene 15 gramos de grasa, lo que puede sonar poco sano, pero 10 de esos gramos son grasa monosaturada, que no sólo ayuda a mejorar el colesterol sino que se ha comprobado que ayuda a quemar la grasa abdominal. La historia no termina ahí, el aguacate también está lleno de antioxidantes, 20 vitaminas y minerales y es un energético natural.

 Almendras y nueces

Estos frutos secos contienen bastante grasa, pero así como el aguacate y el aceite de oliva, es grasa buena. Son una manera genial de regalarte una colación de media mañana o tarde porque te dan una buena cantidad de Omega 3, proteína y fibra además de la grasa monosaturada que ayudará a tu sistema cardiovascular. Hacer tu propia granola con estos ingredientes o añadirlos a ensaladas es muy recomendable.

Huevos

Muchas personas viven bajo la idea de que lo más saludable es comer sólo las claras de huevo, pero esto es un error, en las yemas se encuentran nutrientes clave para las personas. Un huevo contiene 5 gramos de grasa, pero sólo uno de grasa saturada, el resto es bueno para ti y te da mucha proteína para alimentar tus músculos. Además cuenta con mucha vitamina B lo cual no sólo ayuda al sistema cardiovascular, sino también a tu salud cerebral. No le tengas miedo a la yema.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las salsas mexicanas son el mejor acompañamiento para darle sabor a tus platillos favoritos y es que tanto como pueden salvar una comida desabrida, como intensificar el sabor de un gran manjar. Además, las salsas tienen una increíble diversidad de sabores, colores y olores que nos encantan. Así que ya sean verdes, rojas o de habanero, aquí te presentamos 4 consejos para que tus salsas sean perfectas. Ingredientes frescos para una salsa perfecta El éxito de una salsa muchas veces recae más sobre los ingredientes que la preparación en sí, así que asegúrate de elegir los tomates verdes, chiles, cebolla y jitomates más frescos que encuentres en tu tiendita de confianza. Asa lo suficiente pero no quemes tus ingredientes La mayoría de las salsas requieren que ases sus ingredientes principales, tal como los tomates, el ajo, la cebolla y los chiles. Para que tu salsa quede en su punto, debes tener precaución a la hora de realizar este proceso, ya que si se te pasa algún ingrediente quemado, tu salsa quedará agría y será más difícil rectificar su sazón. El caldo de pollo, el ingrediente secreto de las salsas No es de sorprenderse que utilizar caldos naturales en lugar de agua, ayude a mejorar considerablemente el sabor de las salsas, pero en definitiva, el caldo de pollo es ese ingrediente secreto que ayudará a potenciar su sabor mucho mejor. Condimentos para cerrar con broche de oro Es muy común que durante todo el proceso de preparación de las salsas, las personas sazonen y condimenten a diestra y siniestra, lo cual termina siendo un gran problema y la principal razón de que las salsas queden saladas. Asegúrate de condimentar tus salsas al final, cuando vayas a hervirlas o a freírlas; remueve un poco y pruébalas antes de rectificar sazón. ¿Ya conocías estos trucos para preparar las salsas perfectas?
Esa mañana callejoneamos por las áridas calles de la capital de Veracruz. El ambiente ya no olía a mar, o sí, pero de lejos. Erik Guerrero y yo esperamos en la mesita de lámina que por mantel llevaba el logo de una cerveza. La promesa eran los mariscos que, según uno de los chefs más importante del puerto y fundador de Nuestra Pesca, no tenían competencia. “Aquí viene hasta Enrique Olvera”, me aseguró. A los quince minutos, salió de la cocina de Ay Apá un tazón de barro grueso y humeante con arroz a la tumbada. A cada meneada de la cuchara salían las papas y los mariscos suspendidos en esa suerte de océano rojo con aromas a epazote. Recuerdo que, tras la quemada de lengua, el caldo me dio información sobre el sabor del mar, sobre la justicia que le hace a sus frutos una buena preparación. Esa no fue la única vez. Esa sensación vino con los cocteles de pulpo que me presentó Jonatán Gómez Luna en Tulum, o las almejas chinas que el chef Nico Mejía nos dio a probar en la laguna de Cuyutlán, Colima. Años antes también lo sentí frente a la Quebrada en Acapulco. No tenía ni cuatro años cuando supe que los mariscos de México son para hacerles un poema en endecasílabas. Los 1,592.77 km2 que mide el litoral mexicano son espacio suficiente para hacer una fiesta interminable de platos regionales que combinan los frutos del mar de formas únicas. El norteño, el costeño o el chilango sabe que una copa bombacha desbordada en camarones o una mesa de plástico con salcitas vinagrosas al centro, son la antesala de un placer reservado para los no novatos, para los que conocen la gastronomía nacional desde sus profundidades.Hay que sentirse plenamente mexicano y en confianza para jugarse la vida en un puesto de mariscos frente al metro en la Ciudad de México –y aún así es probable el hallazgo sea exitoso–. Y si eso sucede en el centro del país, a kilómetros del mar, el viaje por los dos flancos de las costas mexicanas amerita abrocharse los cinturones para luego desabrocharlos.La primera parada sería en Mazatlán, donde hay que pedirse un burrito de marlín tupido en frijoles frente a un chiringuito playero. En Tampico el viaje se hace corto cuando de por medio hay unas jaibas rellenas de Los Curricanes, que pueden llevarse de souvenir en su versión congelada y debidamente guardada en hielerita.Los aguachiles verdes del norte despiertan el sudor y las ganas de apagarlo a fuerza de cheves tan frías como las corrientes de Humboldt mientras que los negros de Yucatán nos cautivan con los sabores cenizos de su recado. ¿Ceviches, alguien? Hay tanta variedad como cocinas tradicionales. Ya saben, no es lo mismo el ceviche de Nayarit que uno de Jalisco o de Guerrero. ¿Un mole rojo con camarones? Hay que tocar base en el istmo oaxaqueño.De ostiones los de Sonora y mejor que tengan queso Parmesano. A Rosarito hay que llegar por las langostas al vapor que luego van fritas y arropadas en tortillas de harina recién hechas. Frijolitos, salcita y mantequilla, ¡pum! Directo al mar, y también al cielo. De ahí por almejas chocolatas a La Paz o por todo tipo de conchas a la Baja: sobre unas suculentas tostadas, a la Guerrerense; sobre platos con toques Baja-Med y técnicas pulcras a Fauna, Deckman’s o Villa Torél. Erik Guerrero dice que lo más rico del Golfo es su pescado, y del Pacífico, mariscos como el camarón, las conchas, el pulpo, el caracol, los calamares y las langostas. Nos invita a aventuramos fuera del puerto para ir por una recompensa única: los mariscos de Doña Tella en Alvarado. Sospecho que le haré caso. Después de su recomendación de Ay apá le creería que la luna es de Veracruz.Si no puedes viajar este año, no importa. La Cuaresma ya inició, y con ella una temporada gastronómica en la que no deben faltar las preparaciones frescas, las recetas picositas ni los mariscos que te van a llevar a las playas mexicanas en un par de ingredientes. ¿Listo para el tour?
Está más que comprobado que cuando buscas bajar de peso o trabajar la masa muscular, no hay nada como la alimentación balanceada, pero para este segundo propósito, sí hay algunos alimentos y guías que puedes seguir para lograrlo.Desarrollar músculo requiere un balance energético positivo, esto significa que debes ingerir más calorías de las que quemas. Por ejemplo, para desarrollar 500 gramos de músculo necesitas aproximadamente 2 mil 800 calorías, en gran parte para apoyar la renovación de proteínas, que puede elevarse con el entrenamiento.Recuerda que para cualquier cambio en tu alimentación, debes consultar a un experto y si estos consejos son buenos para ti, seguro podrás desarrollar masa muscular de manera más eficiente y rápida.Omelettes y queso cottage para el desayunoNo saltarte el desayuno te dará una explosión inmediata de energía, además de que te ayuda a sentirte lleno o satisfecho hasta tu próxima comida. Hacerlo también promoverá a llevar una alimentación de manera más saludable si comienzas el día con un desayuno fuerte y saludable. Para ganar masa muscular, las mejores opciones de desayuno son los omelettess, los smoothies y el queso cottage o el requesón.Proteínas en cada comida para aumentar tu masa muscularLas proteínas son primordiales para desarrollar y mantener los músculos. La mejor forma de obtener la cantidad necesaria es consumir una fuente de proteína completa con cada comida. Estas son algunas opciones:Carne roja: ternera, cerdo, cordero.Aves: pollo, pavo, pato.Pescados: atún, salmón, sardinas, caballa.Huevo.Lácteos: leche, queso, requesón, yogur.Opciones veganas, como lentejas, tofu, semillas y nueces.Incluir frutas y vegetales en cada comidaLa mayoría de frutas y verduras son bajas en calorías, por lo que puedes comerlas y lograr sentirte satisfecho sin ganar grasa ni peso. Además, también están llenas de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra que ayudan a la digestión, como recomendación, elige aquellas que tengan bajo contenido de azúcares, por ejemplo.FresasToronjasAguacatesMorasMelónApioBerenjenaBrócoliAcelgasToma aguaEl entrenamiento de fuerza provoca la pérdida de agua a través de la sudoración y esto puede afectar la recuperación muscular, por lo tanto, no te ayudará a aumentar tu masa muscular. Tomar agua evitará que te deshidrates, pero también que te dé hambre.Elije alimentos no procesados ni refinadosLos alimentos integrales son aquellos sin procesar y sin refinar (o poco refinados) que se acercan lo más posible a su estado natural. Ejemplos de ellos son la carne fresca, el pescado, las aves, el huevo, las verduras, las legumbres, las frutas, el arroz integral o la avena en hojuela.Para obtener realmente los resultados que deseas y aumentar significativamente la masa muscular, procura que 90% de tu ingesta de alimentos sean alimentos integrales.
¿Quieres hacer un huerto casero pero no sabes cómo empezar? No te preocupes, aquí te mostramos 5 hierbas que puedes cultivar fácilmente y que además, te ayudarán a preparar tus alimentos en la cocina. ¡Olvídate de tener que salir al mercado y aprende a cultivar plantas en casa! Cilantro El cilantro es un ingrediente básico en la cocina y lo mejor es que puedes comprar sus semillas y sembrarlas en una maceta sin mayor problema. El cilantro tiene una vida corta de aproximadamente 12 meses, pero una vez que lo coseches, éste no volverá a crecer. Albahaca La albahaca es una hierba que además de servir para cocinar, también es conocida por sus propiedades medicinales. Esta hierba puede llegar a vivir hasta un año y puedes replantarla cada 10 y 11 meses para alargar su vida. Asegúrate de conseguir una maceta mediana pues puede crecer hasta 30 centímetros. Menta La menta es una de las hierbas favoritas de las personas, ya que te puede servir para preparar té, ensaladas y por supuesto, para decorar tus postres. Puedes plantar tu menta en una maceta pequeña que utilices únicamente para ella. Romero El romero es una hierba de olor y una planta con numerosas propiedades medicinales, como antiséptico, antiespasmódico, aromatizante y estimulante estomacal. No olvides regar constantemente esta hierba pues la tierra siempre debe estar húmeda, de lo contrario se secará rápidamente. Perejil El perejil es una hierba de olor que sirve para condimentar y adornar la comida. Además, puedes utilizarlo para favorecer el crecimiento de otras plantas, como espárragos y tomates. ¿Qué hierbas te animarás a plantar en tu huerto casero?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD