¿Sabías que estos ingredientes altos en grasa son buenos para ti?
Dietas y Nutrición

¿Sabías que estos ingredientes altos en grasa son buenos para ti?

Por Kiwilimón - Agosto 2015
No toda la grasa es mala y no todos los ingredientes grasosos son dañinos o engordantes. De hecho, hay varios productos que benefician tu salud y figura justamente por su alto contenido graso y es por eso que deberías considerar incluirlos más seguido en tu dieta. Hoy te contamos de cinco ingredientes grasositos que te harán bien aunque parezca que no.

Coco

En el pasado los doctores han recomendado alejearse del coco, pues se decía que tapa las arterias y que, comparado con la mantequilla, tiene más grasa saturada. Tras mucha investigación se descubrió que la mitad de esas grasas saturadas que existen en el coco son ácido láurico, una sustancia que disminuye el colesterol y promueve la buena salud cardiovascular, por lo que es ideal para tratar problemas del corazón.

Aceite de oliva

Sabemos que de todos los aceites éste es el más sano, pero sigue siendo aceite. A pesar de esto te recomendamos usarlo no sólo para cocinar sino también como aderezo o salsa en tus platillos. Resulta que es muy rico en ácidos grasos monosaturados, que son las “grasas buenas”, esas que incluso ayudan a bajar de peso, quemar calorías y controlar el colesterol en tu cuerpo.

 Aguacate

La pura mitad de un aguacate contiene 15 gramos de grasa, lo que puede sonar poco sano, pero 10 de esos gramos son grasa monosaturada, que no sólo ayuda a mejorar el colesterol sino que se ha comprobado que ayuda a quemar la grasa abdominal. La historia no termina ahí, el aguacate también está lleno de antioxidantes, 20 vitaminas y minerales y es un energético natural.

 Almendras y nueces

Estos frutos secos contienen bastante grasa, pero así como el aguacate y el aceite de oliva, es grasa buena. Son una manera genial de regalarte una colación de media mañana o tarde porque te dan una buena cantidad de Omega 3, proteína y fibra además de la grasa monosaturada que ayudará a tu sistema cardiovascular. Hacer tu propia granola con estos ingredientes o añadirlos a ensaladas es muy recomendable.

Huevos

Muchas personas viven bajo la idea de que lo más saludable es comer sólo las claras de huevo, pero esto es un error, en las yemas se encuentran nutrientes clave para las personas. Un huevo contiene 5 gramos de grasa, pero sólo uno de grasa saturada, el resto es bueno para ti y te da mucha proteína para alimentar tus músculos. Además cuenta con mucha vitamina B lo cual no sólo ayuda al sistema cardiovascular, sino también a tu salud cerebral. No le tengas miedo a la yema.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La pasta es uno de los alimentos más ricos, versátiles y variados: espagueti, macarrones, tallarines, fusilli y otras formas de pasta son parte de la dieta cotidiana de muchos hogares alrededor del mundo. Este producto básico de la dieta mediterránea se puede combinar con una gran cantidad de salsas, así como también suele ser gran acompañante de ensaladas y carnes. Se trata de un alimento que se ha incorporado a la dieta de la mayoría de países del mundo.Debido a sus numerosas variables, existen varios trucos, así como también varios mitos para prepararla, y aunque no existe una manera incorrecta de cocinar la pasta, aquí te vamos a dar unos excelentes tips para que te quede perfecta. Cantidad de aguaLa pasta se debe cocer en abundante agua, la relación debe ser el peso de la pasta multiplicado por 10. Por ejemplo: si vas a cocer 100 g de pasta, entonces lo ideal será usar un litro de agua como mínimo. El agua es primordil porque durante su cocción, la pasta pierde almidón y el que esté bien hidratada evitará que se se pegue. Aceite, ¿sí o no?Uno de los errores más comunes es echarle aceite o mantequilla, sin embargo hacerlo es algo que debes evitar, pues no añade sabor y el aceite provocará que la pasta adquiera una capa que la hará escurridiza. Si no quieres que se pegue, lo único que hay que hacer es calcular bien la cantidad de agua a utilizar para la cocción.Sal, ¿en qué momento se le añade?La sal la debes echar después que el agua haya empezado a hervir, porque si lo haces antes retrasarías la ebullición. Para saber cuánta sal es la correcta, ten en cuenta esta regla: la proporción de sal y agua debe ser de aproximadamente una cucharada sopera de sal por litro de agua, puede sonar demasiado pero la mayoría de la sal se quedará en el agua cuando la escurras. Otro de los consejos que te podemos dar es que uses sal de grano en lugar de sal fina, ya que la sal de grano es más fácil de dosificar. PastaLa pasta se debe agregar al agua una vez que haya hervido y después de la sal; manten el fuego lo suficientemente alto como para garantizar que el agua no deje de hervir en ningún momento. No es necesario tapar la olla ni tampoco remover más de una vez la pasta, pues si pusiste agua abundante, el movimiento de las burbujas será suficiente para mantener la pasta en movimiento sin necesidad de remover.Tiempo de cocciónEl tiempo de cocción depende del tipo de pasta, la temperatura del agua, el tipo de pasta, pero de manera general se recomienda de 5 a 7 minutos. Si vas a mezclarla con salsa y cocinarla un poco más, basta con 5 minutos. Si en el paquete de la pasta se recomienda cocer por 10 minutos, de 5 a 7 ya estará al dente. En caso de usar la pasta para una ensalada, lo recomendable es cocerla de 6 a 7 minutos y enfriarla para cortar la cocción. SalsaUn par de minutos antes que finalice la cocción, calienta la salsa en una olla o sartén. Si tú preparaste la salsa, puede ser en el mismo recipiente de la preparación, en caso de salsas calientes.Pasos finalesEscurre la pasta en un colador y viértela en la sartén o la olla con la salsa previamente calentada. Saltea la pasta a fuego vivo durante unos 30 segundos, removiendo continuamente para garantizar una distribución uniforme de salsa. Si notas que la pasta está un poco seca, puedes agregar unas cucharadas de agua. Quita del fuego la sartén pasados los 30 segundos para evitar que la pasta se pase.Si sigues estos consejos, te garantizamos que tendrás una pasta perfecta, aunque a la hora de cocinar en gustos se rompen géneros y la creatividad será tu mejor aliada.
Seguramente cuando piensas en una cena romántica, piensas en dos personas en una mesa, a la luz de las velas y lo más probable es que el escenario sea un restaurante lujoso, sin embargo no necesariamente tienes que gastar ni mucho dinero ni tiempo para hacer algo especial para la persona que quieres.Se acerca el 14 de febrero y una de las cosas más especiales que puedes hacer para tu pareja es regalar una experiencia romántica. Para hacerla y conseguir una noche mágica y llena de amor, es necesario pensar en diferentes aspectos como la decoración, las bebidas y la música, pero no te abrumes, aquí te vamos a decir qué necesitas para hacer una cena romántica en poco tiempo.Decoración:La decoración hará gran parte de la magia para hacer un entorno romántico y para eso necesitas tener algunos elementos básicos como: -Una mesa: si es pequeña es mejor, ya que así podrán estar más juntos y compartir la comida, también puedes hacer algo más inesperado como un picnic (aunque no tengas jardín) simplemente puedes delimitar el área donde va la comida con un mantel lindo y puedes poner cojines alrededor. -Velas: todo es más romántico a la luz de las velas, además de usarlas como elemento de iluminación, también puedes colocarlas como un elemento de decoración. Se estratégica y cuidadosa con su colocación, no queremos que te quemes o que se apaguen con el viento .-Flores: poner pétalos de rosas sobre la mesa o alrededor del lugar es algo muy común pero, sin duda, es un detalle que grita romanticismo. También puedes ponerte creativa y hacer figuras o formar sus iniciales con los pétalos. MúsicaLa música es esencial para crear un ambiente romántico, procura usar música suave, tranquila y de preferencia haz tu lista de reproducción desde antes para que en ese momento te puedas despreocupar de la música. ComidaSin duda alguna, uno de los puntos esenciales es la comida. Existen muchas de opciones de menús: románticos, afrodisíacos, apasionados, pero más importante es conocer los gustos del otro para evitar contratiempos. La cena debes tenerla preparada desde antes para que durante la cena podrás centrarte en disfrutar y no estar pendiente de servir o preparar cosas.Aquí te dejamos algunas opciones del menú que puedes preparar:EntradasLas entradas más fáciles suelen ser las ensaladas, pues con ellas sólo tienes que limpiar los ingredientes, mezclarlos y aderezarlos. Prueba con diferentes mezclas de lechugas y prepara aderezos en casa, para que tengan el toque de sabor perfecto.ENSALADA DE MANDARINA CON VINAGRETA DE AJONJOLÍ4 ADEREZOS CASEROSPlato fuertePara el plato principal, una pasta siempre te salvará, pues se cocinan en alrededor de 15 minutos y hacer una salsa cremosita tampoco toma mucho más tiempo.Fetuccini cremoso con salmónEste plato fuerte es una gran combinación, con el sabor del salmón, lo versátil y delicioso de la pasta y lo cremosito, sin duda, una muy buena opción para tu cena romática.Rollitos de carne envueltos en tocinoLa carne siempre es una buena opción para la cena, pero si quieres darle más sabor y volverla especial, hacerla rollitos y envolverlos en tocino es lo único que necesitas. Con un relleno delicioso de papa y queso manchego, esta receta fácil siempre te será útil y práctica para una ocasión tan especial como esta.PostresPara el postre, puedes ponerte práctica y simplemente comprar un bote del helado favorito de tu persona especial, pero si aún tienes tiempo o quizá planeaste con antelación la cena, prueba con postres sin horno, que sólo requieran de un poco de refrigeración para que estén listos.Pay de yogurt con mandarinaYa tienes todo para hacer una cena romántica especial aún cuando tienes poco tiempo para prepararla. Ahora lo único que falta es hacer la cita con esa persona, ponerle mucho amor y mucha creatividad.
La leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos, pero también durante la lactancia las mamás tienen necesidades nutricionales especiales, debido a la pérdida de nutrientes que sufre a través de la leche materna.Además, los nutrientes presentes en la leche proceden de la dieta de la madre, por lo que para que tanto bebé como mamá tengan la mejor salud y bienestar, la mujer tiene que aumentar la ingesta de nutrientes.¿Qué frutas son buenas durante la lactancia?En principio, puedes comer todo tipo de frutas ya que ninguna es mala durante la lactancia, aunque es cierto que algunas frutas más ácidas o cítricas le pueden caer mal al bebé y causarle gases o diarrea, por lo que debes estar bastante atenta. También debes tomar en cuenta que algunas frutas como la piña, el kiwi y los cítricos pueden cambiar el sabor de la leche y esto podría provocar que la rechace. En cuanto a qué frutas son las mejores, aunque todas son beneficiosas ya que aportan gran cantidad de nutrientes al bebé, se recomiendan las más dulces y fáciles de digerir, como el mango, la pera, el plátano, el melón o la manzana dulce.Además, puedes consumirlas tanto crudas y enteras, como cocidas o al horno. Y si no te gustan mucho las frutas y te cuesta comerlas, opta por hacerte smoothies o jugos con fruta o mezclarlas en las ensaladas, con yogur. Sea de la manera que sea, recuerda que es importante que consumas unas 3 piezas de fruta al día para que tu dieta durante la lactancia y una vez acabe esta sea sana. Además, deberás beber mucha agua , por lo menos unos 2 litros al día, comer verduras, cereales integrales, legumbres, carnes magras, lácteos, pescado o frutos secos para que tanto tú como el bebé puedan estar en las mejores condiciones.
Estamos seguros de que las reuniones para partir rosca o comer tamales son el mejor pretexto para aplazar unos días más el propósito de comer más balanceado, pero ya que te vas a dar el gusto, ten cuidado con tu ingesta de grasa, condimentos fuertes, postres con demasiada azúcar y bebidas alcohólicas.Este tipo de alimentos no sólo te harán recuperar las calorías y provocarán que subas de peso, también te pueden ocasionar pesadez y acidez estomacal, así como aumento de colesterol, ya que tu aparato digestivo procesa los alimentos poco saludables con mayor dificultad. El primer paso para evitar estos malestares es controlar la manera y la cantidad de alimentos que consumes, sobre todo los embutidos, frituras, patés, postres, salsas y las bebidas alcohólicas, pero en caso de que se te haya ido la mano, aquí te mostraremos algunas formas para evitar esta pesadez, así como algunos remedios caseros confiables para regular tu aparato digestivo.Cuando te sientes en la mesa, cuida las cantidades que comerás y trata de no repetir las porciones, pues en la noche es cuando tu aparato digestivo trabaja de forma más lenta. Te aconsejamos de que tu primer platillo sea una ensalada o verduras, pues ayudarán a controlar tus deseos de comer; además de que muchas de ellas facilitarán la digestión.De igual forma debes evitar situaciones de estrés, enojo y discusiones durante la cena, pues esto alterará tu sistema digestivo y hará que los ácidos gástricos aceleren su trabajo y comenzarás a sentir acidez.Si ya sientes malestar, puedes prepararte un té, ya sea de manzanilla, anís, semillas de hinojo o de cilantro, infusiones de romero, de boldo de jengibre o de alcachofa. Estas plantas ayudan a desinflamar el estómago y ayudan al hígado a digerir, sobre todo comidas ricas en grasa.Un vaso de agua de limón con jengibre rallado o en polvo aliviará la acidez y pesadez; de igual forma podrás tomar una cucharadita de vinagre de manzana disuelta en agua.Si ingeriste una gran cantidad de proteínas de origen animal como res, pescado, pollo, o cerdo, te recomendamos comer piña, papaya o plátano macho con yogurt, pues contienen enzimas que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica, además de actuar como un antiácido natural. En caso de que no tengas a la mano alguna de estas frutas o las hierbas para realizarte un té, puedes partir un limón, agregarle una cucharadita de bicarbonato y esto ayudará a desinflamar. Deberás tener cuidado, ya que este remedio podría ocasionarte acidez.Ojalá que estos consejos sean de ayuda para poder disfrutar de la cena sin remordimientos ni malestares.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD