Sal de mesa vs sal de mar
Dietas y Nutrición

Sal de mesa vs sal de mar

Por Kiwilimón - Agosto 2015
La sal ha tenido muy mala publicidad últimamente. Sabemos que retiene líquidos y que puede causar artritis, celulitis y otras complicaciones físicas. Aunque no se debe abusar de este ingrediente la realidad es que la dañina es la sal de mesa yodada, mientras que la sal de mar no sólo da un mejor sazón, sino que también va mucho más acorde a una dieta saludable. Aquí te explicamos las diferencias.

Origen

La sal de mar nace de la evaporación del agua marina por lo que lleva minerales que le dan atributos saludables y sabor. La sal de mesa se saca de la tierra y es procesada para poder ser consumida, lo que significa que es menos natural. Edamame con sal de mar

Sabor

El gusto de la sal de mar es más fuerte y tiene diferentes notas y gustos mientras que la sal de mesa es de sabor más simple. Esto importa porque con mucho menos cantidad de sal marina puedes conseguir la misma sazón que con sal de mesa. Pescado a la sal

Variedad

Al hablar de sal de mar uno se puede referir a sal rosa, sal negra, sal granulada y muchos otros tipos de sal que tienen diferentes características de sabor y textura. En cuanto a la sal de mesa, sólo hay un tipo. Pollo a la sal

Aditivos

La sal de mesa lleva aditivos que le permiten a los pequeños granos no pegarse, mientras que la composición más gruesa y firme de la sal marina no necesita adiciones que le ayuden a mantener su textura. Betabel con limón y sal

Yodo

La sal de mesa tiene una buena cantidad de yodo que ayuda a mantener los niveles necesarios en su lugar, pero ahora se sabe que esos niveles de yodo se alcanzan con una dieta normal balanceada por lo que es mejor comer sal de mar que no tiene añadidos. Pimientos guernica

Ingrediente

La sal de mesa rara vez es un ingrediente, en realidad es un sazonador. Por su lado, la sal de mar puede comerse incluso con chocolate ya que su sabor, siendo más fuerte, también es menos ofensivo al paladar y se empareja muy bien con gustos dulces y ácidos. Paloma

Orgánica

Por definición la sal de mar es orgánica pues viene de la naturaleza y no lleva ningún otro elemento que aquellos que la constituyen, esto la hace un ingrediente orgánico. Por su lado, la sal de mar, gracias a sus aditivos y procesos no puede ser considerada como tal. Pollo rostizado    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
Algunos pensarán en el encierro como incapacitante, cercenador creativo, serrucho de libertad. Es una realidad: para algunos chefs y restauranteros 2021 significó el fin de negocios que aún seguimos extrañando. Para otros, el año que agoniza, implicó repensar conceptos y recetas para sobrevivir, supervivir y proponerle algo fresco a la Ciudad de México. Los días de menús recalcitrantes de dieciocho tiempos quizás van quedando atrás. Lo de hoy son los restaurantes de cocina franca orientados a saciar el antojo a través del mejor ingrediente disponible. Porque si uno va a salir a arriesgar el pellejo y poner la digestión en manos de otro, mejor que valga la pena. En el año pasaron varias cosas en el ámbito restaurantero chilango. Las calles se llenaron de buenas hamburguesas –a Dios, gracias–; tuvimos el boom de los Taco Tuesday y, sobre todo, abrieron marisquerías y cocinas con toques que nos acercaron a los olores de la costa. Abrió, por ejemplo, el restaurante que para muchos se lleva los laureles del año. Fernanda Balmaceda, editora adjunta, destaca la apertura de Mi Compa Chava del chef Salvador Orozco (a.k.a Gallo Orozco). Este chef se ha especializado en comida de mar con el objetivo de defender el trabajo que hacen los pescadores mexicanos en el Pacífico. Después de una destacada trayectoria en el Grupo Bull & Thank, junto a Daniel Ovadía, Salvador decidió lanzar su carreta de mariscos al estilo de Sinaloa en un esquema take out y delivery en plena pandemia. Fue hasta 2021 que Chava abrió las puertas de un restaurante hecho y derecho en la colonia Roma en el que se ofertan los mejores productos de los mares mexicanos.  “Mi compa Chava ha saltado a la fama por increíbles platillos como lo son la Señora Torres, una torre de mariscos con atún aleta amarilla de Zihuatanejo; pulpo de Campeche, camarón crudo y cocido de Sinaloa y callo de hacha de Sonora bañados en una mezcla de limón, chile morita y tomates tatemados y el imperdible ceviche Tripón, con callo de lobina, callo de hacha, camarón crudo y cocido, pulpo, chile serrano, limón, cilantro, chile chiltepín, pimienta negra y Clamato”, recomienda Fernanda. Otro que amamos fue Marea de nuestra chef favorita Lula Martín del Campo, de cuyas recetas destacamos las que puedes ver aquí si eres suscriptor de KiwiPro o bien, Costela, de la Top Chef Alexander Suastegui. Su rincón en la colonia Cuauhtémoc se especializa en la cocina de Tijuana, de la Baja. El surf and turf deambulan por cada parada del menú. Hay desde ostiones rasurados y ceviche de sierra hasta su espectacular taco de lengua a la barbacoa o su sándwich de birria. “La cuidad ya extrañaba esas capas de sabores encontrados y texturas divertidas que crea la chef Suastegui. Para mí esta era una de las aperturas más esperadas tras el cierre de Lucas Local hace algunos años”, confirma Shadia Asencio, directora editorial de kiwilimón.  No se escapa de la lista la apertura de las dos sucursales de Con Vista al Mar, del chef Irak Roaro, de quien quizás haya sido el mejor año o al menos, el uno de los más prolíficos (poco tiempo después de haber abierto la segunda sucursal en la Roma, realizó la apertura de Casa Olympia en los confines de Polanquito). A Con vista al mar se va a comer taquitos y ceviches frescos servidos en platos de plástico, mesas de aluminio y acompañados de chelas bien frías. El taco “Conozco al chef” y el taco “Chilango” nos han hecho hasta pedir para llevar. Aquí no hay que dejar de lado el postre: un flan como de esos que hacía la abuela, de textura inigualable. Hablemos ahora de hamburguesas. Este año abrieron propuestas maravillosas como las de Cencerro o las Margarita Burguer, pero las favoritas de Shadia Asencio se esconden en el menú corto y contundente de Londres 207. Escondidas en el menú de este gastropub de la colonia Juárez están las sliders de wagyu y queso Roquefort que van entre pan brioche hecho en casa. Y si de tacos y tacos Tuesday hablamos, no podíamos dejar de mencionar Cariñito Tacos. Sofía Danis, editora de Kiwilimón Recipes, recomienda esta singular barra de tacos con una marcada influencia del sudeste asiático. La exótica taquería ofrece cinco opciones, entre ellas, un suculento pork belly confitado, el cantonés, el issan, el thai, además de una imperdible opción vegetariana (berenjena de Laos). Aquí, cada taco es aderezado con distintas salsas y coronado por diferentes hierbas para lograr que sabores ácidos, dulces, y salados converjan en un balance perfecto a cada bocado. Además de Boing, Topo Chico y cervezas, Cariñito tiene una modesta selección de vinos y hasta kombucha para que marides tus tacos. Aunque los socios de Cariñito concibieron este proyecto el año pasado, no lograron abrir al público hasta marzo debido a las restricciones de la pandemia. Coincidentemente, el concepto de esta taquería pareciera haberse planteado para la nueva normalidad, pues la barra de tacos está al aire libre, no hay asientos y la forma de pago es cashless.   “No te puedes perder el nuevo integrante del menú, el cautivador taco criollo: un taco de pork belly frito aliñado con una deliciosa salsa de ají peruano y una rica salsa criolla hecha a base de cebolla morada, habanero y cilantro, y decorado con crujientes chips de camote". No es de mar ni hay tacos pero Gretel Morales, redactora web, no quiere dejar de destacar Yella, la nueva propuesta gastronómica del chef Ricardo Verdejo, quien hace unos meses estaba detrás de Flavo Flavo –uno de los doce mejores restaurantes nacidos durante la pandemia de COVID-19 por The World’s 50 Best–. Hace un par de meses, después del cierre de Flavo Flavo, Verdejo anunció la creación de Yella, un proyecto que aterriza en una serie de pop-ups en México y el extranjero. Hasta el momento, el chef chileno ha llevado sus increíbles creaciones a la Ciudad de México, Nueva York, Bogotá y Londres. “Este 2022, espero volver a probar el roll de papaya, espárragos, poro frito y vinagreta de cítricos, un plato complejo que combina sabores inesperados y que explotan en el paladar. Otro imperdible es la panacota con ciruelas y almendra verde”, nos cuenta Gretel.  2022 llega pronto y esperemos que, además de lo que ya hemos pedido, el año nuevo nos traiga amor en muchos platos y abundancia de buenas aperturas en la Ciudad de México. ¡Sigamos apoyando los comercios locales!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD