Sal de mesa vs sal de mar
Dietas y Nutrición

Sal de mesa vs sal de mar

Por Kiwilimón - Agosto 2015
La sal ha tenido muy mala publicidad últimamente. Sabemos que retiene líquidos y que puede causar artritis, celulitis y otras complicaciones físicas. Aunque no se debe abusar de este ingrediente la realidad es que la dañina es la sal de mesa yodada, mientras que la sal de mar no sólo da un mejor sazón, sino que también va mucho más acorde a una dieta saludable. Aquí te explicamos las diferencias.

Origen

La sal de mar nace de la evaporación del agua marina por lo que lleva minerales que le dan atributos saludables y sabor. La sal de mesa se saca de la tierra y es procesada para poder ser consumida, lo que significa que es menos natural. Edamame con sal de mar

Sabor

El gusto de la sal de mar es más fuerte y tiene diferentes notas y gustos mientras que la sal de mesa es de sabor más simple. Esto importa porque con mucho menos cantidad de sal marina puedes conseguir la misma sazón que con sal de mesa. Pescado a la sal

Variedad

Al hablar de sal de mar uno se puede referir a sal rosa, sal negra, sal granulada y muchos otros tipos de sal que tienen diferentes características de sabor y textura. En cuanto a la sal de mesa, sólo hay un tipo. Pollo a la sal

Aditivos

La sal de mesa lleva aditivos que le permiten a los pequeños granos no pegarse, mientras que la composición más gruesa y firme de la sal marina no necesita adiciones que le ayuden a mantener su textura. Betabel con limón y sal

Yodo

La sal de mesa tiene una buena cantidad de yodo que ayuda a mantener los niveles necesarios en su lugar, pero ahora se sabe que esos niveles de yodo se alcanzan con una dieta normal balanceada por lo que es mejor comer sal de mar que no tiene añadidos. Pimientos guernica

Ingrediente

La sal de mesa rara vez es un ingrediente, en realidad es un sazonador. Por su lado, la sal de mar puede comerse incluso con chocolate ya que su sabor, siendo más fuerte, también es menos ofensivo al paladar y se empareja muy bien con gustos dulces y ácidos. Paloma

Orgánica

Por definición la sal de mar es orgánica pues viene de la naturaleza y no lleva ningún otro elemento que aquellos que la constituyen, esto la hace un ingrediente orgánico. Por su lado, la sal de mar, gracias a sus aditivos y procesos no puede ser considerada como tal. Pollo rostizado    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Además de ser una bebida rica, el té aporta muchas propiedades positivas para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, el té rojo cuenta con beneficios que pueden ayudarte a prevenir enfermedades.Tomar té aporta una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes, vitaminas, minerales que nos ayudan a fortalecer las defensas del cuerpo y a evitar el daño celular. También ayuda a algunas personas que tienen un déficit de hierro, contribuye a una correcta hidratación y por sus propiedades diuréticas, ayuda a eliminar toxinas del cuerpo.Estas son propiedades que todos los tés tienen, sin embargo, un té que ha cobrado popularidad de un tiempo a la fecha por ser auxiliar en la pérdida de peso es el té rojo. El té rojo, también conocido como Pu Erh, es originario de China y en la antigüedad era utilizado como medicina, pues ayudaba a prevenir enfermedades y puede ser un gran aliado para controlar el peso. Gracias a sus propiedades diuréticas y digestivas, el té rojo se convierte en un buen amigo para conseguir adelgazar, acelerar el metabolismo y su acción diurética impide la retención de líquidos. De hecho, se ha demostrado que el té rojo mejora los niveles celulares de la lipasa, cuya función es bloquear la acumulación de grasa en las vísceras.En cuanto a la digestión, tomar una taza de té rojo tras una comida pesada te ayudará a que los ácidos gástricos se muevan mejor, por lo que mejorará la metabolización de los alimentos. Si decides tomar una taza de té rojo media hora después de comer, comenzarás a notar rápidamente sus beneficios. Con ello, tu cuerpo absorberá mucho mejor los nutrientes y eliminará con mayor facilidad las toxinas.Además de ser buenísimo para el aparato digestivo y los riñones, el té rojo también cuida de tu hígado y ayuda a prevenir la gota, lucha contra los altos niveles de ácido úrico, elimina toxinas y es un buen remedio contra las “crudas”.Conocer todos los beneficios de este té tradicional implica también tomar en cuenta que al igual que otros tés, contiene cafeína, teína y teobromuna, que son sustancias estimulantes, por lo que no debes exceder las 5 tazas de esta maravillosa bebida.
Las frutas y verduras son alimentos que necesitamos incorporar a nuestra vida diaria, por su alto contenido en nutrientes, agua y fibra. Gracias a la gran variedad de frutas y verduras que la naturaleza nos proporciona en cada momento del año, tenemos una multitud de posibilidades y sabores, según las preferencias de cada persona.Así, con la llegada de los últimos meses del año despedimos las frutas del verano, que tienen mucha agua, como sandía, melón, ciruelas, duraznos, y sirven para tener el cuerpo hidratado en esta época de calor. Para el otoño, necesitamos otro tipo de frutas y verduras, pues nuestro cuerpo necesita reforzarse en época de frío. Estas son algunas de las frutas y verduras que son ideales para nosotros en el otoño.FrutasGranada. Es una fruta rica en fibra, potasio, vitamina C y antioxidantes. Es ideal para comer sola, como postre, con chilito y limón como snack o para usarlo en ensaladas y en platillos. Su temporada es septiembre-noviembre.Kiwi. Son ricos en agua, potasio, y vitamina C, ideal para protegernos de los resfriados típicos de la época de frío y cambios de temperatura. Además, sus semillitas ayudan al tránsito intestinal.Su temporada es octubre-marzo.Mandarinas. Al igual que otros cítricos, son ricas en vitamina C y una de sus ventajas es su bajo índice calórico. Deben consumirse preferiblemente frescas y recién exprimidos. Su temporada es noviembre-marzo.Uvas. Tienen un gran contenido de potasio, pero también de azúcares; es rica en taninos y polifenoles,  potentes antioxidantes que ayudarán a retrasar el envejecimiento.Temporada: septiembre-diciembre.VerdurasAlcachofa. Rica en minerales y oligoelementos como potasio, fósforo y zinc. Es rica en carbohidratos pero también en proteína. Temporada: noviembre-marzo. Si no sabes cómo incluirlas en tus comidas, aquí te dejamos 4 recetas de alcachofas fáciles.Berenjena. Es una de las frutas más ricas en agua, además, contiene mucho potasio. Su alto contenido de fibra ayuda al tránsito intestinal. Prepáralas en una lasaña vegetariana, o al gratín con un poco de carne molida. Temporada: octubre-abril.Coliflor. Una verdura muy rica en vitamina C y  buena fuente de vitamina K, proteína, tiamina, riboflavina, niacina, magnesio y fósforo; también es una muy buena fuente de fibra. Con coliflor puedes hacer mucho más que verduras cocidas, por ejemplo, un arroz de coliflor, unas tortitas en caldillo de jitomate, o para el desayuno, con huevo y aguacate.Lechuga escarola o romana. Quizá no lo sabías, pero la lechuga sí tiene una temporada y es de noviembre a febrero. Sus hojas son ricas en vitamina A, ácido fólico y potasio, tienen niveles muy altos de agua, bajo contenido de calorías y mucha fibra. Pimientos. Muy ricos en vitamina C y carotenos, sin embargo, te recomendamos comerlos crudos, ya que pierden muchas de sus propiedades cuando se cocinan. Temporada: octubre-junio.Con el capitalismo, es probable que veas todo el año todo tipo de frutas y verduras, pero intenta consumir los alimentos de temporada para aprovechar sus nutrientes, que le harán bien al organismo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD