Si quieres tener abdomen plano en Semana Santa empieza a hacer esto
Dietas y Nutrición

Si quieres tener abdomen plano en Semana Santa empieza a hacer esto

Por Kiwilimón - Febrero 2019

Las vacaciones de Semana Santa están a la vuelta de la esquina, por lo cual ya es tiempo de comenzar con la rutina, la dieta saludable y los truquillos para poder lucir espectaculares con cualquier outfit primaveral. Chécate estos consejos para conseguir un abdomen
plano.

Disminuye los carbohidratos en tu alimentación.

Comienza a bajarle al consumo de alimentos con azúcar añadida, las pastas, los bizcochos, etc. El principal problema con estos platillos es que no son precisamente muy nutritivos, pueden inflamar tu estómago y, además, pueden volverse adictivos.

Disfruta lo que comes.

No te confundas. Llevar una alimentación balanceada no tiene que ser un sacrificio. Si sigues una dieta muy estricta, terminarás rompiéndola o, peor aún, sufriendo los estragos del efecto rebote. En Kiwilimón encontrarás recetas de platillos deliciosos que te
ayudarán a tener un abdomen más plano:

Enchiladas de nopales bajas en carbohidratos

Chayotes rellenos de ensalada cremosa de atún

Mojito de mango bajo en calorías

Pescado zarandeado

Tacos de jícama con camarones al chipotle

Come 5 veces al día y no te quedes con hambre.

Ingiere pequeñas cantidades de alimentos saludables. Comer varias veces al día acelera el metabolismo y ayuda a que almacenes menos grasas. Si te quedas con hambre, corres el riesgo de tener un atracón en cualquier momento, así que no lo hagas.

Toma mucha agua.

Te mantendrá hidratado, al tiempo que reducirá la sensación de hambre. Antes de cada comida, puedes tomar uno o dos vasos de agua para nivelar tu apetito.

Aumenta el consumo de fibra.

Esta te ayudará acelerar y promover una buena digestión, así como a prevenir el estreñimiento. En pocas palabras, la fibra te ayudará a deshacerte de lo que tu cuerpo no necesita.

Haz ejercicio.

Hay infinidad de rutinas de abdominales, planchas o burpees que puedes integrar a tu día a día. Busca la que más se adecue a tu necesidades, tiempos y estilo de vida. Moverte te hará llegar más rápido a tu objetivo, aunque debes tener en cuenta que la alimentación es clave para obtener resultados.

Sigue el reto Kiwilimón.

Súmate al Reto Kiwilimón de dos semanas y comienza a ver resultados en poco tiempo. Lo mejor es que no tendrás que inventar o buscar recetas. Nosotros te damos el menú para que lo prepares en casa y te sea más sencillo cumplir tu meta.

Prepárate para esta Semana Santa disfrutando de deliciosos y saludables platillos que puedes encontrar en nuestra SECCIÓN DE CUARESMA


Califica este artículo
Calificaciones (7)
Mariela Ortiz
22/04/2019 20:50:21
Me encantó... tiene una gran verdad para que te impulse a cuidarte.
Irma Vazquez
20/04/2019 08:36:14
Gracias todas las recetas que uds Nos comparte son buenísimas
Mireya Sánchez Valle
12/04/2019 15:36:19
Muchas gracias
Maria Del Roble Cañamar
11/03/2019 13:53:55
Excelente, gracias
Olga Godinez
05/03/2019 21:55:05
Me gusta, muy buenas recetas. Saludos.
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Seguramente muchas veces piensas: con mis rebanadas de jamón nadie intente hacer nada que no sea un rico sándwich, pero, tenemos grandes noticias: cocinar con jamón te salvará de muchos apuros, le dará sabor delicioso a tus platillos y lo mejor de todo, es accesible, todos lo quieren comer siempre y lo puedes encontrar en distintas presentaciones. Por eso, y sabiendo que lo que más necesita toda persona que está aprendiendo a cocinar o que ama cocinar, es, sin duda, recetas innovadoras, fáciles y prácticas, te damos las mejores ideas para cocinar con jamón. Ceviche Mexicano de Mango y JamónProbablemente has comido una gran variedad de ceviches, pero entre las mejores formas de cocinar con jamón podrás enlistar este ceviche, que es sencillo, rápido y práctico. Sin duda, el jugo de limón y el aceite de olvia harán que su sabor te sorprenda. Sandwichón de Pechuga de PavoClaro, sabemos que el mismo sándwich de siempre, pero queremos que sepas que, sin lugar a duda, la combinación de deliciosos quesos como manchego y queso crema, con el sabor de la salchicha y el jamón, harán se éste, un platillo espectacular para compartir en familia, Además, no olvides, es rendidor y muy económico. Tacos de Jícama con Ensalada de JamónSi en algún momento creíste que no pensamos en que seguramente tienes preocupación por cuidar tu silueta, esta receta de taquitos no te harán extrañar a tu taquero de confianza. Comer saludable también puede tener sabores ricos. Ensalada Ranch con Pechuga de PavoDespués de probar esta forma de cocinar con jamón, aplicado en una ensalada, jamás vovlerás a pensar que la comida saludable es aburrida, recuerda que todo se trata de balance y usar Jamón de Pechuga de Pavo es una excelente opción de sabor. Además, en esta imagen encontrarás algunas opciones que podrías probar para hacer recetas con jamón:
Uno de los padecimientos más comunes en las mujeres son las infecciones de vías urinarias y quienes las han padecido saben que son muy dolorosas e incómodas.Síntomas de la infección en vías urinariasLas vías urinarias son el sistema de drenaje del cuerpo para eliminar los desechos y el exceso de agua. Se compone de dos riñones, dos uréteres, una vejiga y una uretra. Las infecciones en vías urinarias son las segundas más comúnes en el cuerpo y a pesar de que cualquier persona es susceptible a padecerlas, las mujeres las sufren cuatro veces más que los hombres. Los síntomas de una infección urinaria son dolor o ardor al orinar, fiebre, cansancio o temblores, urgencia frecuente de orinar, presión en el abdomen bajo, orina con mal olor, náusea o dolor de espalda.Por supuesto que lo que debes hacer en casos como este es acudur con un médico para que diagnostique y te recete el tratamiento más adecuado para tu padecimiento, pero no dejes de lado algunos remedios caseros que pueden ayudar a contrarrestar los síntomas y malestares.De acuerdo con la Clínica Mayo, hay algunas medidas que puedes tomar para aliviar el malestar hasta que los antibióticos traten la infección. Agua. Sí, suena simple y sencillo, pero tomar una gran cantidad de agua ayuda a diluir la orina y expulsar las bacterias.Evita las bebidas que puedan irritar la vejiga. El café, el alcohol y los refrescos no ayudan cuando estás atravesando con una infección así, ya que irritan la vejiga y tienden a agravar la necesidad de orinar.Una compresa térmica. Aplica una compresa térmica sobre el abdomen ayudará a reducir la molestia en la vejiga.Tomar jugo de arándanos. Existen indicios de que el jugo de arándano puede tener propiedades contra las infecciones. Los investigadores continúan estudiando la capacidad del jugo de arándanos rojos para prevenir las infecciones urinarias, pero hay personas que afirman que les ha ayudado con los síntomas.Bicarbonato de sodio. Agrega una cucharadita de bicarbonato a medio vaso de agua y tómatelo después de dos vasos de agua. Este ingrediente ayudará a cambiar del pH de la orina y por ende ayudará a controlar los síntomas.Té de cola de caballo. Es diurética, cicatrizante, antihemorrágica, y relajante de las vías urinarias. Se toma una cuchara sopera por vaso de agua, de 1 a 3 veces al día. Infusión de perejil. El perejil contiene antioxidantes y fibras naturales que ayudan al correcto funcionamiento de las vías urinarias. Sus activos naturales reducen la inflamación y promueven la eliminación de gérmenes y toxinas a través de la orina.Infusión de los pelos de elote. Los pelos de elote tienen propiedades antiinflamatorias y diuréticas, lo que lo hace un gran aliado contra las infecciones del sistema urinario; reducen la inflamación en la vejiga y ayudan a calmar el ardor y la necesidad recurrente de orinar. Hay remedios que nos ayudan de manera sencilla y natural a aliviar este tipo de infecciones, pero es importante que tomes en cuenta que, aunque todas las medidas anteriores ayudan a su alivio, es necesario el tratamiento antibiótico indicado por tu médico para curarlas.
Lo que comenzó como un nuevo tipo de coronavirus en la ciudad de Wuhan, China, en diciembre del 2019, actualmente se ha convertido en una de las pandemias más peligrosas a nivel mundial. Hasta la tercera semana de marzo del 2020, el coronavirus COVID19 ha infectado a más de 340,000 personas en 178 países del mundo. Aunque en México apenas se han confirmado 475 casos y 6 decesos hasta el 26 de marzo, los contagios siguen a la alza, razón por la cual, los gobernantes de cada estado han dado indicaciones específicas para guardar cuarentena en casa y evitar salir a la calle en medida de lo posible. Incluso en la Ciudad de México ya se ha emitido un comunicado para mantener cerrados hasta el 20 de abril cines, gimnasios, museos, iglesias y otros lugares donde se aglomeraba la gente. Gracias a estas acciones, miles de personas se encuentran trabajando desde casa o cuidando a sus hijos, quienes también se encuentran en cuarentena debido a las indicaciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la cual mandó suspender las actividades de todos los centros educativos en todos los niveles. Ahora estando todos en casa es importante no confiarse y mantener las medidas de prevención activas. Esto significa que la higiene debe de ser un eje primordial en todo el hogar, principalmente en la cocina, el espacio común que todos habitan y en el que cualquier virus podría transmitirse con facilidad a través de los utensilios o alimentos. Por ello, a continuación, te presentamos una serie de consejos para cuidar la higiene de tu cocina y alimentos y así proteger a toda tu familia. Medidas de higiene para la persona que cocina Lávate las manos antes de comenzar a cocinar.Evita toser o estornudar sobre los alimentos.Si saliste a la calle, cámbiate y utiliza una muda de ropa limpia antes de ingresar a la cocina.Si tienes heridas en las manos o brazos, cúbrelas adecuadamente.Al terminar de cocinar, lava los trastes con guantes de goma que utilizarás únicamente para el área de cocina.Orden en las áreas de cocina Procura mantener tu despensa en un lugar fresco y ventilado, donde los alimentos se mantengan alejados de la luz y de las fuentes de calor, idealmente a 17ºC.Lava tu refrigerador con agua y con jabón antes de meter nuevos alimentos, preferentemente cada semana. Tira aquellos que ya se encuentren en mal estado y no olvides limpiar a profundidad cada fin de mes.Destina un área especial para la basura donde puedas guardar más de un bote que te permita separar los desechos, este lugar debe estar lejos de los alimentos y del refrigerador. Idealmente debes sacar la basura cada 3 días o menos, dependiendo del llenado de tus botes. No olvides lavar tus manos después de hacerlo.Limpia la estufa y fregadero cada que termines de cocinar. Independientemente si quedaron manchas o residuos de comida, es importante lavar dichas áreas para evitar la proliferación de microorganismos.Aseo en los utensilios Utiliza un trapo para cada uso, por ejemplo, uno para limpiar las superficies, otro para secar los trastes y uno más para secarse las manos. Recuerda que debes lavarlos con jabón, un poco de vinagre y bicarbonato de sodio y de preferencia secarlos al sol después de utilizarlos.La esponja con la que se tallan los trastes debe permanecer en un lugar seco después de haberla usado.Los utensilios como cuchillos, pala, ralladores o peladores deben ser de acero inoxidable o de otros materiales lisos e impermeables. Si son de otros materiales, remójalos en agua 10 minutos antes de lavarlos con jabón.Es preferible que las tablas para cortar los alimentos crudos sean de poliuretano, ya que las de madera contienen poros que propician la acumulación de gérmenes. Lávalas con agua, jabón y un cepillo de cerdas gruesas.Limpieza de los alimentos Lava y desinfecta con jabón o microbicida hierbas, frutas y verduras antes de cocinarlas.Utiliza ingredientes frescos, especialmente si se trata de carne roja, mariscos y pescado.Cocina la carne cruda en seguida, de lo contrario, congélala para evitar que se eche a perder.Evita ingerir comida recalentada, puesto que además de arriesgarte a comerla en mal estado, también pierde sus nutrientes.¿Le sumarías alguna otra acción a esta lista?
La pasta es uno de los alimentos más ricos, versátiles y variados: espagueti, macarrones, tallarines, fusilli y otras formas de pasta son parte de la dieta cotidiana de muchos hogares alrededor del mundo. Este producto básico de la dieta mediterránea se puede combinar con una gran cantidad de salsas, así como también suele ser gran acompañante de ensaladas y carnes. Se trata de un alimento que se ha incorporado a la dieta de la mayoría de países del mundo.Debido a sus numerosas variables, existen varios trucos, así como también varios mitos para prepararla, y aunque no existe una manera incorrecta de cocinar la pasta, aquí te vamos a dar unos excelentes tips para que te quede perfecta. Cantidad de aguaLa pasta se debe cocer en abundante agua, la relación debe ser el peso de la pasta multiplicado por 10. Por ejemplo: si vas a cocer 100 g de pasta, entonces lo ideal será usar un litro de agua como mínimo. El agua es primordil porque durante su cocción, la pasta pierde almidón y el que esté bien hidratada evitará que se se pegue. Aceite, ¿sí o no?Uno de los errores más comunes es echarle aceite o mantequilla, sin embargo hacerlo es algo que debes evitar, pues no añade sabor y el aceite provocará que la pasta adquiera una capa que la hará escurridiza. Si no quieres que se pegue, lo único que hay que hacer es calcular bien la cantidad de agua a utilizar para la cocción.Sal, ¿en qué momento se le añade?La sal la debes echar después que el agua haya empezado a hervir, porque si lo haces antes retrasarías la ebullición. Para saber cuánta sal es la correcta, ten en cuenta esta regla: la proporción de sal y agua debe ser de aproximadamente una cucharada sopera de sal por litro de agua, puede sonar demasiado pero la mayoría de la sal se quedará en el agua cuando la escurras. Otro de los consejos que te podemos dar es que uses sal de grano en lugar de sal fina, ya que la sal de grano es más fácil de dosificar. PastaLa pasta se debe agregar al agua una vez que haya hervido y después de la sal; manten el fuego lo suficientemente alto como para garantizar que el agua no deje de hervir en ningún momento. No es necesario tapar la olla ni tampoco remover más de una vez la pasta, pues si pusiste agua abundante, el movimiento de las burbujas será suficiente para mantener la pasta en movimiento sin necesidad de remover.Tiempo de cocciónEl tiempo de cocción depende del tipo de pasta, la temperatura del agua, el tipo de pasta, pero de manera general se recomienda de 5 a 7 minutos. Si vas a mezclarla con salsa y cocinarla un poco más, basta con 5 minutos. Si en el paquete de la pasta se recomienda cocer por 10 minutos, de 5 a 7 ya estará al dente. En caso de usar la pasta para una ensalada, lo recomendable es cocerla de 6 a 7 minutos y enfriarla para cortar la cocción. SalsaUn par de minutos antes que finalice la cocción, calienta la salsa en una olla o sartén. Si tú preparaste la salsa, puede ser en el mismo recipiente de la preparación, en caso de salsas calientes.Pasos finalesEscurre la pasta en un colador y viértela en la sartén o la olla con la salsa previamente calentada. Saltea la pasta a fuego vivo durante unos 30 segundos, removiendo continuamente para garantizar una distribución uniforme de salsa. Si notas que la pasta está un poco seca, puedes agregar unas cucharadas de agua. Quita del fuego la sartén pasados los 30 segundos para evitar que la pasta se pase.Si sigues estos consejos, te garantizamos que tendrás una pasta perfecta, aunque a la hora de cocinar en gustos se rompen géneros y la creatividad será tu mejor aliada.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD