Sustitutos de la leche de vaca
Dietas y Nutrición

Sustitutos de la leche de vaca

Por Kiwilimón - Junio 2013
Existen algunos sustitutos de la leche de vaca, por ejemplo, las leche vegetales. Estas leches, aunque no son propiamente "leches", se obtienen a partir de otros alimentos como los frutos secos, cereales o legumbres. Estos sustitutos de la leche de vaca, son preferidas en el consumo de muchas personas gracias a todas las propiedades nutritivas que tienen. A cierta edad, la intolerancia a la lactosa (enzima que digiere la leche) pierde su actividad en el intestino delgado, lo que produce intolerancia y alergias, además de problemas cutáneos, digestivos, inmunitarios, etcétera. Por ello, las leches vegetales son una gran alternativa. Estas bebidas son muy amables con la digestión, pues no producen inflamaciones. Para quienes padecen estreñimiento, diarrea, colon irritable y alergias, este tipo de bebidas son altamente recomendables.  

Los diferentes tipos de leches vegetales más comunes:

Leche de soya Es una legumbre especialmente rica en proteínas, contiene el perfil completo de los ocho aminoácidos esenciales. Entre los diferentes productos elaborados con “leche” de soya está el tofu. Para resaltar: la lechede soya es una de las bebidas vegetales con el mayor contenido en proteínas, menos grasa y baja en calorías. Es rica en lecitina, sustancia que nutre a los nervios y ayuda a disminuir el colesterol en la sangre. Su única desventaja es la menor proporción de calcio, que podemos compensar consumiendo ajonjolí, vegetales de hoja verde y lácteos fermentados como el yogur o el kéfir. Si no sabes cómo preparar este bebida, tenemos la receta de leche de soya, solo haz click aquí   Leche de arroz Tiene la característica de ser refrescante y muy digestiva, ideal para personas de digestiones lentas o estómago delicado. Aporta magnesio y ácidos grasos poliinsaturados que mantienen limpia la circulación sanguínea de depósitos grasos, es hipotensora, antidiarreica y depurativa, ayudando a reducir los niveles de ácido úrico en la sangre. Para resaltar: es una de las bebidas vegetales más recomendables para personas alérgicas. En su elaboración sólo se utiliza aceite de cártamo para darle un sabor parecido a la leche de vaca y un poco de sal marina como conservador natural, por lo que una vez abierta debe guardarse en el refrigerador. Si no sabes cómo preparar este bebida, tenemos la receta de leche de arroz, solo haz click aquí   Leche de avena Es un cereal de grandes propiedades nutritivas de entre las que destaca sus ácidos grasos esenciales y su alto contenido en B1 (tiamina), hierro, manganeso y oligoelementos. Es de delicado sabor y textura cremosa, por lo que se suele utilizar también para espesar cremas, salsas e incluso hacer mayonesa, sustituyendo el huevo por la “leche” de avena. Para resaltar: son de las bebidas vegetales más indicadas para personas estresadas. Que padezcan de insomnio y alteraciones digestivas de origen nervioso, ayuda a serenarse gracias al aporte de vitaminas del complejo B y combate eficazmente la retención de líquidos. La bebida de avena también es recomendable para quienes practican deporte, excursionismo y personas de la tercera edad. Cuando se utiliza como “leche” hay que agitar bien el cartón y a veces diluirla con un poco de agua para hacerla más líquida. Si no sabes cómo preparar este bebida, tenemos la receta de leche de avena, solo haz click aquí   Leche de almendras La leche de almendras tiene un sabor muy particular y la puedes encontrar en los supermercados tanto en pasta (para diluir en agua caliente) como en tetra brik ya preparadas para consumir. Para resaltar: estas dos bebidas vegetales al proceder de frutos oleaginosos son mucho más energéticas. Aportando más calorías y azúcares de rápida absorción. Por otro lado son excelentes fuentes de minerales como calcio, fósforo y potasio, así como vitamina A y ácido pantoténico (vitamina B5). Si no sabes cómo preparar este bebida, tenemos la receta de leche de almendras, solo haz click aquí Artículo escrito por    Recetas de cocina Leche de soya casera. La leche de soya casera es una alternativa a la leche tradicional, además es nutritiva y fácil de hacer. Ver receta aquí Leche de arroz. La leche de arroz es ideal para las personas intolerantes a la lactosa o para las personas que no consumen lácteos como los veganos. Ver receta aquí Nutritiva leche de alpiste. Una porción de 6 cucharadas de alpiste puede proporcionarte todas las proteínas que necesitas al día pero son más fáciles de asimilar. Incluye la leche de alpiste en tu dieta diaria y nota la diferencia. Ver receta aquí Leche de almendras. Esta receta te ayudará a preparar una rica leche de almendras, que puedes utilizar como una alternativa saludable, sobretodo para las personas intolerantes a la lactosa y con diabetes. Ver receta aquí Leche de avena. Prepara esta deliciosa bebida de leche de avena para acompañar tus platillos. Esta leche se utiliza como sustituto a la leche de vaca y es muy nutritiva.

Si quieres conocer todas las recetas con leche, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
México es un país que se caracteriza por tener una de las tradiciones culinarias más ricas de todo el mundo, pues es una mezcla de ingredientes y sabores prehispánicos con otros elementos traídos al territorio nacional por los colonizadores. Desde el mole, las tlayudas, las enchiladas, los chiles en nogada y hasta los antojitos y garnachas, la comida mexicana es simplemente exquisita y siempre habrá algo para todos los gustos. Cuando se trata de la comida del día a día, en nuestro país no pueden faltar los frijoles de la olla, el arroz a la mexicana, los guisados, los antojitos y las aguas frescas. Para cerrar con broche de oro, suelen prepararse postres como flan, arroz con leche o gelatinas de todo tipo. En México existen enchiladas de todos tipos: enchiladas verdes, enchiladas rojas, enchiladas suizas, enchiladas mineras, enchiladas de mole, enchiladas con salsa de frijol, enchiladas potosinas, entre otras. Y aunque todas estas variedades son exquisitas, no cabe duda de que las enchiladas suizas verdes y rojas están entre las más populares. También puedes leer: Nuestras 7 mejores recetas de enchiladas suizasLa historia detrás de las enchiladas suizasLas enchiladas suizas tienen una peculiar historia, pues de acuerdo con el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana, este tipo de enchiladas se inventaron a principios del siglo XX en una famosa cafetería de la Ciudad de México. Por su parte, la Asociación Mexicana de Restaurantes señala que las enchiladas suizas se prepararon por primera vez a mediados del siglo XIX, cuando México era gobernado por Maximiliano de Habsburgo. Años más tarde, con el fin del imperio, el mayordomo de Maximiliano huyó a Coahuila, para regresar a la Ciudad de México años después. Cabe mencionar que tenía las recetas favoritas de Maximiliano en su poder. La AMR indica que el mayordomo abrió el llamado Café Imperial, en donde supuestamente se inventaron las enchiladas suizas. La primera versión apunta que la esposa del mayordomo las nombre enchiladas suizas porque tenía la costumbre de nombrar a los platillos con nombre ligados a los Habsburgo. La segunda versión señala que esta versión de enchiladas le recordaba a Walter Sanborn, el fundador de una famosa cadena, a los Alpes suizos debido a este platillo estaba cubierta con una pequeña montaña de queso y crema. También puedes leer: 20 formas diferentes de hacer enchiladas¿Cómo se preparan las enchiladas suizas?Como ya mencionamos anteriormente, las enchiladas suizas se preparan con una salsa verde o roja, a la cual se le añade crema para hacerla más espesa y también para bajar el picor. El toque especial se lo da el queso manchego fundido. En algunos lugares suele añadirse crema ácida y rodajas de cebolla blanca o morada. Si no sabes con qué acompañar las enchiladas suizas, únicamente necesitas un poco de arroz rojo a la mexicana y listo.¿Cómo preparar las mejores enchiladas suizas?Si te fascinan las enchiladas suizas rojas y las enchiladas suizas verdes, no te pierdas estos consejos que te ayudarán a mejorar tu receta de una manera muy sencilla. Añade queso crema a la salsa para enchiladas suizas Sabemos que lo mejor de las enchiladas suizas es que la salsa es espesa y tiene un gran sabor, pero si quieres llevarla al siguiente nivel, todo lo que tienes que hacer es añadir un poco de queso crema, esto hará toda la diferencia. Prepara las tortillas a mano No hay nada mejor que una tortilla recién hecha, por eso te recomendamos prepararlas al momento si quieres tener las mejores enchiladas suizas de la historia. Dale un toque extra de sabor a tus enchiladas Si quieres darle aún más sabor a tu platillo, puedes rellenar las enchiladas suizas con chorizo, carne de res, frijoles refritos o el ingrediente de tu preferencia. También puedes leer: Enchiladas Suizas RojasNo olvides las especias y hierbas de olor Lleva tu salsa para enchiladas suizas al siguiente nivel utilizando especias como comino, clavo, pimienta, hojas de laurel, tomillo o el ingrediente que más te guste. Sigue las recetas de kiwilimón al pie de la letra Recuerda que nuestras recetas son preparadas con mucho cariño por un grupo de chefs, quienes te cuentan todos sus secretos para cocinar platillos deliciosos. Usa ingredientes frescos Tus enchiladas suizas al horno serán las más deliciosas que hayas probado si empleas tomates verdes o rojos, chile, cebolla, ajo, cilantro, tortillas y pollo fresco y de buena calidad.
El pan de masa madre ha existido desde hace miles de años, sin embargo, comenzó a ganar popularidad desde hace un par de años hasta convertirse en todo un fenómeno durante la pandemia de COVID-19, cuando miles o millones de personas en todo el mundo comenzaron a experimentar con la fermentación y el proceso de preparación de este tipo de pan desde casa. De acuerdo con los expertos, todo indica que el pan de masa madre se originó en Egipto alrededor del año 1500 a. C., pues cabe recordar que en esos años no existía la lavadura que ahora usan los panaderos para fermentar la masa de una manera industrial, un método mucho más rápido que el artesanal. A diferencia de la manera en que se prepara el pan más comercial, el pan de masa madre se elabora a través de un proceso mucho más largo y laborioso, en el cual las bacterias y el ácido láctico presentes en la masa comienza un proceso de fermentación natural. Si preparas este tipo de masa, notarás que la masa comienza a tener burbujas y se expande poco a poco. También puedes leer: Diferencias entre probióticos y prebióticosAhora que el pan de masa madre es mucho más popular y accesible, en kiwilimón te contamos más sobre este tipo de pan, cuáles son los nutrientes que contiene y si es más saludable que el pan normal o de caja. ¡Te sorprenderán sus muchos beneficios para la salud!¿Qué nutrientes contiene la masa madre?Según los expertos, este tipo de pan contiene todo tipo de nutrientes, como podrás ver a continuación:Ácido fólico Fibra Hierro Manganeso Proteína Selenio Vitamina B3También puedes leer: Pan tostado con requesón, el nuevo desayuno viralLos beneficios de comer pan de masa madreGracias al proceso natural de fermentación, el pan de masa madre tiene muchos beneficios para la salud, a continuación te contamos cuáles son.No eleva tus niveles de azúcar en la sangreA diferencia del pan de caja o el pan convencional, los cuales contienen una gran cantidad de azúcar y no es muy nutritivo, el pan de masa madre no tiene un índice glucémico tan alto como el pan normal y el azúcar no entra de manera tan repentina a la sangre. A lo largo de los años se han realizado estudios sobre los efectos de este tipo de pan, los cuales han demostrado que los participantes que consumían pan de masa madre tenían niveles de azúcar e insulina mucho más bajos que aquellos que consumían pan que se había fermentado con levadura seca. Cabe mencionar que aún falta más evidencia científica que explique este fenómeno, sin embargo, algunos expertos han señalado que es posible que se deba a que, durante la fermentación, la masa madre produce ácidos, los cuales podrían ser los responsables de que este tipo de pan no incremente los niveles de azúcar en la sangre.Un pan rico en antioxidantesOtro de los grandes beneficios del pan de masa madre es que es rico en antioxidantes, pues diferentes estudios científicos han señalado que este pan contiene péptidos, un tipo de antioxidantes que podría ayudar a combatir todo tipo de enfermedades. También puedes leer: 5 tips para mantener el pan frescoEl pan de masa madre mejora la digestiónEl ácido láctico y las levaduras naturales presentes en la masa madre realizan procesos químicos que te ayudarán a digerir los alimentos, especialmente los granos, de una mejor manera. Por si fuera poco, se cree que el proceso de fermentación podría resultar en la producción de prebióticos, un tipo de fibra que es esencial para una buena salud intestinal. En general, la fermentación de la masa también es un proceso durante el cual se descomponen los compuestos presentes en los granos, lo que hace que se digieran de una manera más fácil.¿El pan de masa madre es más nutritivo que el pan normal?Después de aprender que este tipo de pan es rico en nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes, podemos afirmar que si es más saludable. Por otro lado, es una buena opción para las personas que no pueden consumir grandes cantidades de azúcares, pero cabe mencionar que debe consumirse con moderación. Además, este pan también es rico en antioxidantes, probióticos y mejora la digestión, por lo que es una gran opción para mantener una dieta saludable.
México es un país que se caracteriza por tener una de las tradiciones culinarias más ricas de todo el mundo, pues es una mezcla de ingredientes y sabores prehispánicos con otros elementos traídos al territorio nacional por los colonizadores. Desde el mole, las tlayudas, las enchiladas, los chiles en nogada y hasta los antojitos y garnachas, la comida mexicana es simplemente exquisita y siempre habrá algo para todos los gustos. Cuando se trata de la comida del día a día, en nuestro país no pueden faltar los frijoles de la olla, el arroz a la mexicana, los guisados, los antojitos y las aguas frescas. Para cerrar con broche de oro, suelen prepararse postres como flan, arroz con leche o gelatinas de todo tipo. En México existen enchiladas de todos tipos: enchiladas verdes, enchiladas rojas, enchiladas suizas, enchiladas mineras, enchiladas de mole, enchiladas con salsa de frijol, enchiladas potosinas, entre otras. Y aunque todas estas variedades son exquisitas, no cabe duda de que las enchiladas suizas verdes y rojas están entre las más populares. También puedes leer: Nuestras 7 mejores recetas de enchiladas suizasLa historia detrás de las enchiladas suizasLas enchiladas suizas tienen una peculiar historia, pues de acuerdo con el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana, este tipo de enchiladas se inventaron a principios del siglo XX en una famosa cafetería de la Ciudad de México. Por su parte, la Asociación Mexicana de Restaurantes señala que las enchiladas suizas se prepararon por primera vez a mediados del siglo XIX, cuando México era gobernado por Maximiliano de Habsburgo. Años más tarde, con el fin del imperio, el mayordomo de Maximiliano huyó a Coahuila, para regresar a la Ciudad de México años después. Cabe mencionar que tenía las recetas favoritas de Maximiliano en su poder. La AMR indica que el mayordomo abrió el llamado Café Imperial, en donde supuestamente se inventaron las enchiladas suizas. La primera versión apunta que la esposa del mayordomo las nombre enchiladas suizas porque tenía la costumbre de nombrar a los platillos con nombre ligados a los Habsburgo. La segunda versión señala que esta versión de enchiladas le recordaba a Walter Sanborn, el fundador de una famosa cadena, a los Alpes suizos debido a este platillo estaba cubierta con una pequeña montaña de queso y crema. También puedes leer: 20 formas diferentes de hacer enchiladas¿Cómo se preparan las enchiladas suizas?Como ya mencionamos anteriormente, las enchiladas suizas se preparan con una salsa verde o roja, a la cual se le añade crema para hacerla más espesa y también para bajar el picor. El toque especial se lo da el queso manchego fundido. En algunos lugares suele añadirse crema ácida y rodajas de cebolla blanca o morada. Si no sabes con qué acompañar las enchiladas suizas, únicamente necesitas un poco de arroz rojo a la mexicana y listo.¿Cómo preparar las mejores enchiladas suizas?Si te fascinan las enchiladas suizas rojas y las enchiladas suizas verdes, no te pierdas estos consejos que te ayudarán a mejorar tu receta de una manera muy sencilla. Añade queso crema a la salsa para enchiladas suizas Sabemos que lo mejor de las enchiladas suizas es que la salsa es espesa y tiene un gran sabor, pero si quieres llevarla al siguiente nivel, todo lo que tienes que hacer es añadir un poco de queso crema, esto hará toda la diferencia. Prepara las tortillas a mano No hay nada mejor que una tortilla recién hecha, por eso te recomendamos prepararlas al momento si quieres tener las mejores enchiladas suizas de la historia. Dale un toque extra de sabor a tus enchiladas Si quieres darle aún más sabor a tu platillo, puedes rellenar las enchiladas suizas con chorizo, carne de res, frijoles refritos o el ingrediente de tu preferencia. También puedes leer: Enchiladas Suizas RojasNo olvides las especias y hierbas de olor Lleva tu salsa para enchiladas suizas al siguiente nivel utilizando especias como comino, clavo, pimienta, hojas de laurel, tomillo o el ingrediente que más te guste. Sigue las recetas de kiwilimón al pie de la letra Recuerda que nuestras recetas son preparadas con mucho cariño por un grupo de chefs, quienes te cuentan todos sus secretos para cocinar platillos deliciosos. Usa ingredientes frescos Tus enchiladas suizas al horno serán las más deliciosas que hayas probado si empleas tomates verdes o rojos, chile, cebolla, ajo, cilantro, tortillas y pollo fresco y de buena calidad.
Del estrés tóxico “nuestro de todos los días” casi nadie escapa. Y es que en los tiempos que corren, en donde todo es urgente, con una pandemia que no parece tener fin, con las tareas “normales” en casa que nunca terminan y, para muchos, una difícil cuesta de enero, mantener un balance emocional puede resultar difícil.Si bien el estrés nos ayuda a reaccionar en situaciones de riesgo, pues nos mantiene alertas, cuando nos sobrepasa pueden aparecer problemas de insomnio, síntomas estomacales, pérdida de apetito, irritabilidad, ansiedad, entre otros.Por fortuna podemos limitarlo. Las estrategias van desde realizar actividades relajantes como yoga, leer un libro o hacer meditación, realizar ejercicio de forma regular, seguir una adecuada higiene del sueño, establecer prioridades, evitar sobredimensionar los problemas, hasta terapias muy particulares indicadas por el médico especialista.Junto con ello, llevar una dieta balanceada y adecuada contribuye de forma muy efectiva a que te sientas bien; y mejor aún si incluyes alimentos que contienen ciertos compuestos activos que pueden influir en tu estado de ánimo, es decir, que actúan positivamente sobre el estrés, señala la nutrióloga Nathalie Pernicone, del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.Además de estos alimentos que contienen sustancias muy particulares, hay otros que pueden ayudar de manera indirecta, por sus efectos reconfortantes, como los dulces o carbohidratos; sin embargo, es muy importante cuidar y evitar el “comer emocional”, es decir, comer para sentirnos mejor, porque a largo plazo puede crear una relación distorsionada con la comida.A continuación te presentamos 10 alimentos que podrías incluir en tu dieta diaria si le quieres echar una manita a tu organismo en el manejo del estrés:1. Pescados de agua fría. Nos referimos al salmón, atún, sardinas o anchoas, ya que son ricos en ácidos Omega 3, un tipo de grasa poliinsaturada que puede ayudar a mantener los niveles de cortisol (mejor conocida como la hormona del estrés) dentro de la normalidad. La Asociación Americana del Corazón recomienda comer, por lo menos, dos raciones (de 100 g) a la semana.2. Acelgas. Estos vegetales de grandes hojas tienen un alto contenido de magnesio, el cual juega un papel protector contra la ansiedad. Investigaciones como las publicadas por la Academia Americana de Neurología, sugieren incluir una ración de verduras de hoja verde, como las acelgas, todos los días, porque esto contribuye, además, a detener el deterioro cognitivo.3. Almendras y frutos secos. Al igual que los pescados, estos alimentos tienen un alto contenido de Omega-3 y magnesio, una excelente combinación para ayudar a relajar la tensión y la ansiedad. El magnesio, cabe señalar, estimula la producción de serotonina, la llamada “hormona de la felicidad”, así que si quieres prevenir estrés o situaciones de insomnio, como se señala en un estudio publicado en la revista Nature, incluye estos alimentos en tu dieta. Puedes comer un puñito diario (de 4 a 10 piezas).4. Cacao. Además de contener magnesio, también es rico en triptófano, un aminoácido que puede influir de manera positiva en el estado del ánimo al ser precursor de serotonina y melatonina (hormona que contribuye a regular nuestro reloj biológico). ¡Una excelente noticia para los amantes del chocolate! Si sabes que tendrás un día estresante, no olvides llevar contigo una barra de unos 40-50 gramos, como sugiere el médico especialista en medicina del trabajo, Víctor Vidal Acosta, en su libro, Estrés Laboral.5. Kiwi. La vitamina C contribuye a mejorar el estado de ánimo, por eso el kiwi, que contiene una cantidad importante de ella, es una excelente opción. Esto lo confirma el estudio “Beneficios nutricionales y sanitarios asociados al consumo de kiwi”, publicado en la revista científica Nutrición Hospitalaria. Los resultados indican que su consumo diario –uno o dos kiwis– puede ser “una estrategia efectiva para la promoción de la salud y prevención de enfermedades”, porque además tiene un alto poder antioxidante y efectos en la función inmune.6. Naranja y cítricos en general. Por ser ricos en triptófano y vitamina C, ayudan a combatir la sensación de ansiedad. De hecho, la falta de Vitamina C hace que las personas se sientan fatigadas o deprimidas. Puedes consumir una o dos naranjas al día.7. Avena. Este cereal integral también es buena fuente de triptófano. Al ser un hidrato de carbono, contienen serotonina, que ya hemos visto que es una excelente aliada para sentirnos bien. Puedes comer unos 25 g al día.8. Leche. Sobre todo tibia, antes de acostarse. Se ha visto que el calcio ayuda a fortalecer y relajar el sistema nervioso, por lo que alivia la tensión, ayudando con ello a regular los niveles de estrés. Con un vaso es suficiente. Elige la descremada y deslactosada, en caso de que sea intolerante a la lactosa.9. Yogur natural. Este es otro lácteo aliado de la tranquilidad, ya que también favorece la producción de serotonina, además de las propiedades provenientes del calcio. Come o bebe de dos a tres lácteos al día; uno de ellos puede ser yogur.10. Infusión de lechuga. Contiene una sustancia llamada lactucina, que ayuda a relajar el sistema nervioso. En este rubro, podemos incluir infusiones como valeriana, pasiflora, tila, que tienen propiedades relajantes. Toma una taza cuando te sientas estresado.Si bien la alimentación es coadyuvante del bienestar emocional, no olvides:● Llevar un estilo de vida saludable y activo.● Tener un descanso adecuado para mantener regulados los niveles de cortisol.● Hacer ejercicio, ya que tiene efectos antidepresivos muy importantes, además de disminuir estrés y ansiedad. ● Cuidar y priorizar la salud mental tanto como la física.● Acudir al psicólogo/a en caso de que no puedas hacerle frente al estrés.¡Aliméntate en serio con Santander!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD