Sustitutos saludables a la hora de hornear
Dietas y Nutrición

Sustitutos saludables a la hora de hornear

Por Kiwilimón - Enero 2013
Para llevar una alimentación más sana te presentamos algunos sustitutos saludables a la hora de hornear:

 

Comparte esta imagen en tu sitio

 
  • - Sustituir el azúcar por puré de manzana
Cuando vayas a hornear podrás sustituir el azúcar por puré de manzana, lo único que tienes que hacer es reducir a la mitad la cantidad de azúcar que diga la receta y agregar la otra mitad, más 1/3 de puré de manzana. Es decir, si la receta dice 1 taza de azúcar, tendrás que agregar 1/2 taza de azúcar y 3/4 de puré de manzana. Es ideal para pasteles, panes o fruta.
  • - Sustituir mantequilla por puré de aguacate
Los beneficios de sustituir mantequilla por aguacate reducimos considerablemente las calorías y grasas. Si necesitas 1 taza de mantequilla, sustituye por 1 taza de aguacate. Debes tener en cuenta que esto puede teñir tus pasteles de otro color. Es ideal para galletas y pasteles (para pasteles deberás reducir la temperatura del horno en un 25% y hornear por más tiempo).
  • - Sustituir azúcar por extracto de vainilla
Esto puede reducir muchísimo las calorías de tus postres. Deberás reducir la cantidad de azúcar por la mitad y agregar una cucharadita de vainilla que además le dará gran sabor. Es ideal para pasteles, galletas, muffins y panes.
  • - Sustituir mantequilla por plátano
La mantequilla por el plátano se sustituye en la misma cantidad, es decir, media taza de mantequilla se sustituye por media taza de plátano. Es ideal para hornear postres: pasteles, panes, galletas, muffins. Solo hay que tener cuidado de reducir la temperatura del horno en un 25% y cuidar bien que no se quemen.
  • - Sustituir leche de vaca por leche de almendra
Si no lo habías pensado antes, sustituir la leche de vaca por la leche de almendras (o por alguna otra leche vegetal) es ideal para las personas que son intolerantes a la lactosa o que quieren reducir la grasa y aumentar los antioxidantes que necesita el organismo. Los niños la pueden consumir sin ningún problema, sobretodo si tienen alguna enfermedad digestiva por ser más ligera la leche de almendras. Es ideal para cualquier preparación.   Recetas de cocina A continuación te presentamos algunas recetas en las que podrás utilizar los consejos anteriores.  (es importante que hagas click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma)   Hotcakes con moras. Deliciososo hotcakes hechos en casa con moras. Pancakes. Esponjositos pancakes para disfrutar con miel de maple y mantequilla Licuado de pera. Este licuado de pera te mantendrá lleno durante el día y puede ser usado para el licuado de pera de la dieta detox. Puré de papa y queso. Un delicioso puré de papa con queso que le encanta a los niños. Wafles con coulis de fresas. Esta receta básica de wafles va servida con una salsita de fresas. La puedes sustituir por miel de maple y un poco de crema batida. Licuado de mora azul y naranja. Este rico licuado es una excelente manera de comenzar el día. Mora azul combinada con jugo de naranja es una excelente fuente de vitamina C y antioxidantes. Tiramisu con mascarpone. Receta tradicional italiana del Tiramisu. Preparado con queso mascarpone, chocolate semi-amargo, galletas de bizcocho y un toque de espresso. Cupcakes de zanahoria. Al igual que el pastel de zanahoria, estas mantecadas están llenas de sabor y nutrientes. Son ideales para la hora del té. Tarta de manzana. Un pie relleno de manzanas con canela. Puré de manzana. No hay nada mas rico que comer un jugoso pavo navideño junto con un puré de manzanas casero. Esta receta de puré de manzanas es rápida y deliciosa!

Si quieres conocer más recetas donde puedas sustituir tus ingredientes, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Al día de hoy, existen montones de fotografías en Instagram que muestran el hashtag #AvocadoToast. Y es que, admitámoslo, esta receta fascina a cualquiera por ser indulgente y saludable a la vez. Prepararla es sumamente sencillo, únicamente se necesita pan tostado, Aguacates de México y sal.  Lo fascinante de este delicioso y saludable platillo es que no existe una receta única para prepararlo. Básicamente todo depende de nuestra creatividad… o de las ideas que encontremos en Instagram. Es justo en esta red social donde podemos hallar combinaciones osadas, ya sea con langosta, queso, rábano, Sriracha, fresas o hasta chapulines.  ¿Por qué sigue en boca de todos? Que un platillo como este siga de moda, no solo se debe a su antojable apariencia, sino también a lo nutritivo que resulta para el cuerpo. La gran ventaja de los avocado toasts es que, sin importar cómo decidas prepararlas, puedes estar seguro de que será un alimento saludable ya que su principal ingrediente, el aguacate —considerado una fruta única porque contiene grasas insaturadas—, actúa como un “elevador de nutrientes” al ayudar a aumentar la absorción de nutrientes solubles en grasa.   Por un lado, el aguacate contiene 8 g de grasa por cada porción de 50 g, de los cuales más del 75% son grasas buenas (grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas). De hecho, el aguacate es prácticamente la única fruta con grasas buenas. Y, por otro lado, los aguacates tienen alrededor de 20 vitaminas y minerales. De esta manera, el consumo de alimentos hechos a base de aguacate, como los avocado toasts, son una alternativa saludable y muy nutritiva.  Es muy probable que las cifras en Instagram que tienen que ver con avocado toast sigan creciendo. Seamos sinceros, es una de esas creaciones que llegó para quedarse en los corazones de gastrónomos y nutriólogos. ¿Quién podría decirle que no?  Consigue algunos Aguacates de México y anímate a inventar tus propias versiones. Quién sabe, tal vez algún día tu invención marcará una nueva tendencia.  
Una de las principales preocupaciones de una mujer embarazada es, sin duda, el bienestar de su pequeño. En los nueve meses de gestación la futura madre está constantemente preguntándose si lo que come, bebe o hace puede afectar de alguna manera la salud del bebé.Si bien es cierto que la mujer debe vigilar lo que come para evitar futuros problemas de salud, como diabetes gestacional o preclamsia, hay ciertas recomendaciones que son simplemente erróneas. Descubre los mitos y verdades más comunes en torno a la alimentación en el embarazo.No puedes comer pescado.Mucho se ha hablado sobre la presencia de mercurio en el pescado y sus efectos negativos durante el embarazo y la lactancia. Precisamente este prejuicio ha llevado a que muchas embarazadas eviten del todo cualquier tipo de platillo que incluya pescado, sin embargo, hay que recordar que no todas las variedades de pescado tienen los mismos niveles de mercurio.  Incluir pescado en tu dieta ayuda a aumentar los niveles de omega 3 y vitamina D en tu organismo. El consumo de alcohol está prohibido.Algunos estudios han demostrado que el consumo moderado de alcohol no es dañino para el bebé. Incluso puede llegar a ser benéfico. Beber un vasito de vino a la semana puede mejorar la circulación sanguínea, tanto de la mamá como del bebé. Sin embargo, es muy importante recalcar que no es una obligación beber alcohol y, que, si decides hacerlo, debes limitarte a unos cuantos mililitros a la semana. De lo contrario, puedes poner en riesgo la salud del bebé.Debes dejar de beber té y café.La cafeína es un estimulante y un diurético. Por un lado, su consumo hace que presión sanguínea y el ritmo cardiaco aumenten, lo cual no es muy recomendable durante el embarazo. Por otro lado, el efecto diurético puede empeorar las ganas de orinar que ya de por sí son bastantes. En cuanto a los tés debes fijarte muy bien qué contienen antes de beberlos. Aunque sean bebidas de origen natural y parezcan inofensivas, existen algunos tés que tienen efectos abortivos. Consulta con tu médico antes de incluir tés en tu dieta.Los quesos pueden hacerle daño al bebé.Aunque los lácteos elaborados con leche pasteurizada con considerados seguros, hay que tener mucho cuidado con aquellos productos que están hechos a base de leche fresca. Ciertos quesos, como el de cabra, generalmente no son sometidos a procesos de pasteurización, por lo que pueden contener bacterias que son muy peligrosas para el feto. No te arriesgues y mejor limítate a consumir solo lácteos pasteurizados.No debes comer huevo durante el embarazo.Ciertos alimentos incluyen huevo crudo en su preparación. La mayonesa, ciertas salsas, algunos postres y helados suelen estar hechos a base de claras y yemas crudas. Para evitar el desarrollo de algún tipo de infección que pueda afectar a tu bebé lo mejor es evitar estos alimentos y consumir únicamente huevo bien cocido. Así reducirás el riesgo de contraer salmonela. Las fresas son peligrosas en el periodo de gestación.  En realidad, las fresas por sí mismas no son peligrosas, el problema surge cuando no se lavan y desinfectan bien. A reserva de lo que te indique tu médico, puedes comer cualquier fruta durante el embarazo siempre y cuando la hayas lavado y desinfectado bien.Recuerda que antes de que hagas algún cambio en tu alimentación es muy importante que lo consultes con tu médico. Existen afecciones muy específicas y cada caso es diferente, por lo que es necesario que cuentes con la supervisión y aprobación de tu médico cuando decidas incluir algún tipo de alimento durante el embarazo.
Terminaron las dietas donde las grasas estaban prohibidas. Para que tu cuerpo funcione correctamente, es necesario incluir grasas saludables en las comidas. Sin embargo, hay que entender que no todas las grasas son iguales. Sigue leyendo para que sepas qué grasas saludables necesitas incluir en tu dieta. La coagulación sanguínea, el buen funcionamiento del sistema nervioso y la construcción de membranas celulares, son sólo algunos ejemplos de los procesos en los que intervienen las grasas dentro de cada cuerpo. Las grasas están divididas en dos bloques, que pueden ser saturadas o insaturadas, dependiendo de su composición química. Dentro de esta clasificación, hay que poner especial atención en las grasas monoinsaturadas. Estas son grasas que se encuentran en frutas, verduras, granos, frutos secos, semillas y pescado. Las grasas saludables son líquidas a temperatura ambiente, aunque hay algunas excepciones. Puedes obtenerlas de deliciosas comidas como los Aguacates de México. Seguramente te preguntarás, ¿por qué es necesario comerlas? Estas sustancias ayudan a absorber las vitaminas A, D, K y E, lo cual se traduce en tener una mejor nutrición. Esto significa que al comer Aguacates de México tu cuerpo aprovechará más los beneficios de los otros alimentos, ya que las grasas buenas del aguacate te permitirán absorber mejor sus nutrientes. Lo fascinante del aguacate es que es prácticamente la única fruta que contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Más del 75% de sus grasas son consideradas buenas, por lo que su consumo regular puede impactar positivamente el estado de salud de quien lo come. Su alto contenido en grasas buenas y bajos niveles de grasas saturadas, además de la ausencia de colesterol y sodio, hacen del aguacate una fruta ideal para cuidar la salud del corazón. Por otro lado, las grasas saturadas pueden considerarse grasas neutras y son sólidas a temperatura ambiente. Una dieta alta en este tipo de grasa puede aumentar los niveles de colesterol e incluso, en algunos casos, se ha relacionado con enfermedades del corazón. Los nutriólogos sugieren limitar la ingesta de grasas saturadas a no más de 10% de su ingesta calórica total diaria. Finalmente, las menos recomendadas son las grasas trans, también conocidas como grasas hidrogenadas. Estas grasas están relacionadas con enfermedades cardiovasculares y otros padecimientos. Lo mejor es que las evites o reduzcas al mínimo su consumo. Independientemente de los tipos de grasas que consumas o hayas consumido, es importante concentrarse en incluir grasas monoinsaturadas en tu dieta, como las que se encuentran en los Aguacates de México. Más del 75% de las grasas en los aguacates son grasas insaturadas, así que son un buen sustituto para alimentos altos en grasas saturadas. Estas grasas buenas pueden ayudar en la reducción de la presión arterial e incluso el colesterol.
¿Te has fijado que de repente todo mundo está tomando jugo de apio? Después de ser un ingrediente casi exclusivo de las ensaladas y ciertas recetas, el apio se ha convertido en uno de los alimentos favoritos para convertirse en bebida. Si aún no te sumas a esta saludable moda, aquí descubrirás por qué tienes que comenzar a tomar jugo de apio ya. El apio posee poderosas características antioxidantes. Esto significa que su consumo puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer.Este vegetal aporta muchos nutrientes, entre ellos minerales como potasio, manganeso, calcio, magnesio, así como vitaminas K, C y B6. Incluir apio de manera regular en la alimentación garantiza la ingesta de componentes esenciales para el funcionamiento correcto de nuestro organismo. Consumir apio en forma de bebida es mucho más práctico, ya que te permite disfrutar los beneficios de este fabuloso vegetal mientras tomas un vaso por la mañana.El jugo de apio puede ayudar a alcalinizar los intestinos. El sodio presente en este vegetal promueve la eliminación de toxinas en el cuerpo, incluyendo los intestinos. Por esta razón, beber todos los días jugo de apio puede curar y regenerar el revestimiento del estómago.Aunque aún no se investiga a profundidad esta propiedad, se cree que el extracto de la semilla de apio puede influir en los niveles de glucosa e insulina, lo cual podría ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes.Se ha comprobado que el extracto obtenido a partir de las hojas de apio tiene la capacidad de reducir la presión sanguínea, así como los triglicéridos y el colesterol malo.El apio tiene altos niveles en calcio y vitamina K. Estos nutrientes son los encargados de regenerar y fortalecer los huesos, así que tomar jugo de apio también puede beneficiar la salud del sistema óseo. La tendencia hacia el jugo de apio está relacionada con dos necesidades básicas hoy en día: practicidad y buena alimentación. Muchas personas han experimentado los beneficios de consumir apio regularmente, y al hacerlo en forma de bebida pueden disfrutar sus propiedades de una manera rápida y fácil.Beber jugo de apio es más sencillo que comer una ensalada o preparar un platillo con este. Solo recuerda que, al consumir el vegetal de esta manera, estás eliminando la fibra presente en el apio. Para aprovechar todos sus beneficios puedes alternar su consumo en forma de bebida con la ingesta de apio en su forma natural. Recomendaciones para tomar jugo de apio:Trata de no eliminar la fibra del apio. Aunque seguramente la textura de la bebida sea más espesa, al incluir todas las partes del apio te aseguras de aprovechartodos sus beneficios.Un vaso de más o menos medio litro es suficiente para comenzar a experimentar las propiedades benéficas del apio. Lo mejor es tomar el jugo de apio muy temprano por la mañana antes de comer tu desayuno. Si no puedes hacerlo, espera aproximadamente media hora después de consumir alimentos para beber el jugo. Siempre es mucho mejor tomar jugo de apio fresco. Si lo haces con anticipación y lo almacenas en el refrigerador, procura que no pase más de 24 horas antes de que lo ingieras.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD