¿Te está creciendo la panza?

Por Kiwilimón - Noviembre 2014
El volumen de tu vientre aumenta a toda marcha, pero la primera solución que se te ocurre, comprar ropa cada vez más ancha, no es ni la mejor ni la más inteligente.
¿Sabías que toda esa grasa acumulada en tu vientre es un atentado contra tu salud?
Comienza hoy mismo un plan para reducirla. Hace tiempo que el perfil de tu abdomen va en aumento, tus amigos hacen broma con tu “barriguita de cerveza”, pero solamente pensar en dietas o ejercicios te agota. Todas esos kilos de más que se han ido acumulando alrededor de la cintura, no han llegado allí de casualidad: estás obviamente ingiriendo más calorías de las que quemas, aunque la genética y hasta la edad pueden influir a la hora de ganar peso de más. Ya en varias ocasiones te hemos advertido que el sobrepeso y la obesidad son enemigos de la buena salud. Pero la grasa que se acumula específicamente en el abdomen, además de incómoda y antiestética, resulta más peligrosa todavía ya que puede afectar desde tu corazón hasta tus huesos. Por si fuera poco, el problema no se limita a esos “rollitos” que ves y que impiden que la camisa te quede holgada y hacen que el pantalón te moleste. Un problema aún mayor es la grasa visceral que no se ve y que se acumula en zonas más profundas alrededor de tus órganos internos. recetas bajas en grasa y la dieta Independientemente de tu peso general, toda esa grasa acumulada en el abdomen aumenta tu riesgo de desarrollar un grupo de condiciones que debes tratar de evitar a toda costa. Aquí tienes la lista:
  • Diabetes tipo 2
  • Hipertensión
  • Enfermedad de las arterias coronarias (las del corazón)
  • Ciertos tipos de cáncer, como el cáncer colorrectal
  • Colesterol y triglicéridos altos
  • Apnea del sueño
Si quieres comprobar que tienes problema con la grasa abdominal, atrévete a medir tu cintura. Las cifras no engañan. Toma una cinta métrica y pásala alrededor de la cintura, justo encima de los huesos de la cadera y de forma paralela al suelo. La cinta debe quedar ajustada, pero sin que se hunda en la piel. Asegúrate de que la cinta quede al mismo nivel en toda la circunferencia, y si por casualidad el vientre ya es muy protuberante, te convendría acostarte para tomar la medida. Si esta mide más de 40 pulgadas (101.6 cm) estás en terreno peligroso y mientras más te pases de esta cifra, estás en mayor peligro. las mejores recetas de dietas Pero por suerte, el problema tiene solución. Tú puedes encontrar la forma de eliminar esa grasa acumulada en tu abdomen y eliminar ese vientre abultado: está en tus manos hacerlo lo antes posible. Pero no creas que basta una rutina de ejercicios abdominales para solucionar el problema. Claro que esto te ayudaría a fortalecer y tonificar los músculos abdominales, pero eso es sólo una parte y no te hará reducir el peso adicional más rápidamente. Lo mejor es buscar un plan de pérdida de peso gradual, lenta y progresiva que te permita perder aproximadamente de ½ a 2 libras a la semana (una meta realista para la mayoría de las personas). Un método exitoso debe incluir lo siguiente:
  • Un programa de ejercicios aeróbicos y de resistencia (pesas) varios días a la semana
  • Ingerir comidas nutritivas en porciones razonables
  • Una buena motivación y un sistema de apoyo (tus familiares y amigos pueden ayudarte a mantenerte en forma y a recordarte tus metas, pero debes perder el peso por ti, no por complacer a los demás).
Otras pautas que pueden ayudarte:
  • Trata de eliminar los alimentos que contienen más grasa: carnes procesadas, quesos, mantequilla, por ejemplo, pero lo que cuenta en realidad es el total de calorías que consumas. Si aumentas tu nivel de actividad y sustituyes los alimentos más altos en calorías por otros más ligeros (carnes magras, verduras y frutas), podrás perder peso y grasa poco a poco.
  • Reduce la cantidad de alcohol que consumes. Aunque el exceso de calorías sea determinante (ya vengan del alcohol, de los carbohidratos o de las grasas), el alcohol tiene una relación directa con el aumento de la cintura.
  • Cuidado con las grasas “trans”. Este tipo de grasa aumenta la proporción de grasa abdominal y puede redistribuir el tejido grasoso de otras partes del cuerpo y reubicarlo en el abdomen. ¿Dónde hay más cantidad de estas grasas? Por lo general se encuentran en los productos como la margarina, las galletitas, la pastelería, así como en los alimentos fritos y de comida rápida.
  • Elimina o reduce lo más posible la comida chatarra que contiene muchísimas calorías y las grasas que menos te convienen.
  • En lugar de sustituir la soda regular por soda de dieta, elimínalas por completo y bebe agua fresca, que puedes acompañar con un chorro de limón.
  • Añade alimentos altos en fibra, como granos integrales. Son excelentes para reducir la grasa abdominal.
Recuerda que hacer ejercicios para el abdomen fortalecerán los músculos, pero la mejor forma de perder grasa, incluyendo la abdominal, es comenzar un programa de nutrición bajo en calorías y uno de ejercicios aeróbicos (caminar, correr, montar bicicleta o jugar al tenis) en combinación con ejercicios de resistencia. La recomendación del Departamento de Servicios Humanos y de Salud de los Estados Unidos recomienda al menos 150 minutos a la semana de actividad aeróbica moderada, o un mínimo de 75 minutos semanales de ejercicios aeróbicos vigorosos combinados con los de resistencia. No esperes más si quieres borrar de tu horizonte todo ese grupo de condiciones negativas para tu salud que van de la mano con un abdomen protuberante. Nadie más que tú puede rebajarlo, así que inscríbete en un gimnasio, ve con tus amigos a hacer ejercicios al parque más cercano, o trota por el vecindario. Cualquier método que selecciones no sólo traerá beneficios a tu salud, te dará más energía y te sentirás mejor. recetas de cocina para dietas    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las cáscaras de plátano contienen nutrientes que son esenciales para la salud de las plantas en macetas. Por ejemplo, a medida que se descomponen, las cáscaras de plátano agregan potasio, así como pequeñas cantidades de nitrógeno, fósforo y magnesio al suelo, de manera similar a un fertilizante de liberación lenta. Es así como las cáscaras de plátano puede ser fertilizantes completos para tus plantas.Así, los plátanos, que son bien conocidos por su contenido de potasio con muchos beneficios para el cuerpo humano, también lo contienen en las cáscaras, que proporcionan nutrientes esenciales a las plantas cuando las cáscaras comienzan a descomponerse. Existen varias formas de usar cáscaras de plátano para las plantas en macetas. La forma más fácil es simplemente colocar las cáscaras sobre la tierra a unos 5 centímetros del tallo de la planta. Pero también puedes iniciar la fertilización con nuevas plantas colocando cáscaras de plátano en el fondo de la maceta, a medida que agrega la planta a la maceta.Además, cortar las cáscaras en trozos de 1 pulgada facilita la mezcla con la tierra de la maceta. Si ya haces abono, añade cáscaras de plátano a la mezcla para aumentar el contenido de potasio. Por otro lado, hacer puré de las cáscaras con agua es un excelente fertilizante líquido para verter en las macetas.Beneficios de las cáscaras de plátano en las plantasYa que la cáscara de plátano es rica en potasio, este mineral ayuda a promover el vigor general de la planta, desarrollar resistencia a plagas y enfermedades, desarrollar frutos, regular alrededor de 50 enzimas en una planta, crear turgencia, es decir, la fuerza de la planta (o la verticalidad de los tallos y el grosor de las paredes celulares).Todo esto es extremadamente importante para plantas como los helechos cuernos de ciervo o de alce, que literalmente cuelgan de los troncos de los árboles en la naturaleza, y vegetales verticales como cebolletas, puerros y cultivos frutales.Por su parte, también aportan fósforo, el cual influye fuertemente en la fructificación y la floración, es esencial para un buen crecimiento de raíces y brotes, ayuda con la polinización y es muy importante en la germinación y viabilidad de las semillas.Por último, las cáscaras de plátano también incluyen calcio, el mineral más importante del suelo, es el ingrediente de las paredes celulares que se ocupa del desarrollo de las raíces y de los puntos del tallo en crecimiento, además de que ayuda a “abrir” el suelo para permitir más oxígeno.Con papeles tan importantes que desempeñar, estos macronutrientes son vitales para la salud y el bienestar de las plantas. Sin embargo, las plantas también necesitan muchos otros nutrientes, que puedes conseguir en un fertilizante orgánico equilibrado de liberación lenta con oligoelementos vitales en forma de polvo fino o gránulos que se disuelven rápidamente y se vuelven disponibles para las plantas. Eso significa que pueden ser absorbidos por microbios en el suelo y pelos finos de las raíces de las plantas.Estos fertilizantes orgánicos pueden rociarse directamente sobre el suelo, excavarse ligeramente o rociarse en la cuenca del follaje en medio de plantas como los helechos.
Cuando era chiquita habitaba en mí una fantasía. No es que me haya surgido de la nada. En el dos había una telenovela, La pícara soñadora, en la que la protagonista vivía dentro de una tienda departamental. Durante años me sobaba la cabeza la idea de pernoctar en un lugar en el que todo oliera a nuevo; un espacio en el que todos mis antojos estuvieran a mi disposición y en el que yo tuviera la posibilidad de estrenar a cada momento.Si por alguna razón mi fantasía se hiciera realidad en la actualidad, en el súper, iría directo al pasillo de verduras, al pasillo donde habita lo fresco y al de vinos. Porque aunque no sea la primera opción que se venga a la mente cuando pensamos en vinos, en ese frío espacio es posible encontrar etiquetas que encarnan lo bueno, lo bonito, lo barato.Ya sea que nos quedemos a vivir en una tienda –guiño, guiño– o simplemente queramos comprar vinos junto a la lista de la despensa, le pregunté a varios expertos cuáles eran sus recomendaciones. Esto fue lo que me dijeron. Para la periodista gastronómica Mariana Camacho, el denominado vinho verde –que en realidad es un vino blanco– de la bodega Casal García es una excelente opción cuando se busca maridar la primavera. Otros de su lista del súper son Flor de Vetus o María 1926, ambos de la uva tempranillo. Para el experto en vinos españoles Raúl Juárez, en su lista del súper no falta Protos, un Terras Gaudas blanco de la región de Rías Baixas, Ochoa Crianza Tempranillo y Marqués de Riscal de la Rioja. La sommelier de Bornos Bodegas y best sommelier del Concurso Nacional de Sommelier Jr de la ASI  2016 - 2019, Astrid Pérez Aguilar, recomienda el Rutini Malbec o la mezcla de cabernet sauvignon y malbec, de la misma bodega. “La verdad le tengo amor al país y a la bodega. Me parece que es una gran relación calidad precio”. En cuanto a espumosos, Astrid afirma que Kirkland Rosé cumple para saciar el antojo de burbujas sin tener que echar la casa por la ventana. De mexicanos, a ella le gusta el Monte Xanic Sauvignon Blanc, pues tiene “mucha elegancia y frescura”. Para el Head Sommelier de Acento Culinaria Pablo Mata, no hay pierde con Teziano Cabernet Sauvignon de la bodega de Valle de Guadalupe, Norte 32. Recomienda también la etiqueta argentina Catena Zapata Malbec High Mountains y, directo de la borgoña, un Bouchard Aîné & Fils Heritage Du Conseiller. “Son tres vinos de diferentes precios que por supuesto me compraría”.Raquel del Castillo, sommelier y editora gastronómica de Menú en el Universal, se inclina por un malbec de corte moderno como el Elsa Bianchi, el rosé de tempranillo de la bodega riojana Cune, o el Fonte Vinho Verde de Portugal. “Es de esos vinos ricos para platicar y pasar una tarde en el jardín. En nariz es frutal, con manzana verde, de cítricos recién cortados y mineralidad. En boca es de paso ligero y muy fresco. Le va bien a un ceviche, tataki de atún y pollo asado con sal y pimienta”.A mí personalmente me gusta Laus Chardonnay de la región del Somontano porque es súper fácil de beber, sobre todo si hay música de terraza, o bien, Flores de Callejo de Ribera del Duero si hay una tablita de carnes frías al centro. De mexicanos, el nebbiolo de L.A Cetto es garantía sin pretensiones para armonizar un plato de pasta bañada en salsa pomodoro.Expertos, novatos y aficionados, todos encontramos en el supermercado vinos con las tres B y que no estorban en el carrito, junto al kilo de jitomate saladet.¿Cuáles son los tuyos?
Si eres amante del terror y misterio, vive una deliciosa y macabra experiencia con el increíble menú que te ofrece Lovecraft Café, el Kiwifav de la semana a cargo de nuestra coordinadora de marketing, Pamela Montaño. Lovecraft Café es una cafetería temática para los amantes del talentoso escritor de terror H.P. Lovecraft, donde podrán encontrar platillos deliciosos, postres en forma de calavera, corazón y partes del cuerpo, así como bebidas terroríficas que no podrán resistir.Al llegar a Lovecraft Café podrás encontrar unos grandes tentáculos abrazando una taza de café, siluetas de gatos y un techo oscuro, todo inspirado en la literatura de terror creada por H.P. Lovecraft, Edgar Allan Poe y Clive Barkets, entre otros, que te harán sentir que estás dentro de tu novela de terror favorita.Además de sus postres temáticos, como el clásico cráneo de chocolate o el almoahdón de plumas, en honor al famoso cuento de Horacio de Quiroga, podrás encontrar una gran variedad de cervezas artesanales, chapatas, snacks, sodas italianas y, por supuesto, café. ¡Seguro su personal te orientará a elegir la mejor opción para ti!En Lovecraft Café puedes llevar a tus peques, pues no tienen problema en recibir niños y además, podrás encontrar libros, juegos de mesa, muñecos y actividades que te acercarán más a la literatura oscura.Deja que el terror estimule tu imaginación, hambre y sed y visítalos de jueves a domingo en Lorenzo Bouturini esquina Calle 1325, en el centro de la Ciudad de México.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD