Tema de la Semana: Dieta para Diabéticos
Dietas y Nutrición

Tema de la Semana: Dieta para Diabéticos

Por Kiwilimón - Abril 2012
La dieta es un elemento básico en el tratamiento del diabético tanto tipo I como tipo II. Pero sobre todo los tipo II, deben ser conscientes que tanto su alimentación como la práctica de actividad física específica para su condición, son su principal medicina. En la dieta del diabético, más que nunca, se debe respetar los horarios de las comidas. Se deben hacer 5-6 comidas a lo largo del día. La pauta general es dejar pasar un mínimo de 3 horas entre ingesta y un máximo de 4. Debe ser una dieta normocalórica, adaptada al gasto calórico de cada individuo, aunque en caso de sobrepeso u obesidad sí que tenemos que pautar una dieta más baja en calorías hasta corregir el exceso. En este tipo de dietas el consumo de fibra, especialmente la soluble, tiene un papel muy importante en la alimentación del diabético puesto que por un lado va a ralentizar la velocidad de absorción de los azúcares mejorando la glucemia después de comer. Esto también lo conseguiremos combinando los alimentos en función de su contenido en hidratos de carbono, proteínas y lípidos. Por otro lado, la fibra disminuye la absorción de las grasas. En concreto la fibra soluble tiene un efecto de atracción del colesterol favoreciendo su eliminación. Debemos evitar aquellos alimentos ricos en azúcares simples como el azúcar de mesa, la miel, mermeladas, compotas, caramelos y chicles con azúcar, leche condensada, bebidas azucaradas, frutas en almíbar, pasteles y dulces, chocolate, turrones, helados, etc. Sin embargo, en el mercado encontramos una gran cantidad de productos que en su etiquetado pone “aptos para diabéticos” y los cuales podemos tomar con moderación. Se debe limitar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas como las partes grasas de la carne (chuleta, entrecot, etc), charcutería grasa (chorizo, salchichón, mortadela…), mantequilla, margarina o alimentos precocinados. Bebidas El consumo de líquidos también es importante, puesto que dos de los síntomas de la enfermedad mal controlada son la poliuria (hacer más pis de lo normal) y la polidipsia (necesidad de beber con frecuencia). Ahora bien, se deben evitar las bebidas alcohólicas de alta graduación. Se puede consumir vino, cerveza o cava, pero limitando su consumo a una copa al día. El agua, mineral con o sin gas, debe ser la bebida base del diabético, consumiendo un mínimo de 2 litros al día. También se puede tomar café o infusiones y refrescos sin azúcar. En la cocina Preferiblemente seleccionaremos aquellas formas de cocinado que sean más ligeras como la plancha, el horno, cocción, vapor, etc., en detrimento de los alimentos freídos o los rebozados. Para dar más sabor a los platos podemos utilizar todo tipo de condimentos como aceite de oliva virgen extra, vinagre, mostaza, sal (no más de 6g/día), pimienta, ajo, perejil, pimienta, limón y en general todas las hierbas aromáticas. Recetas de cocina Toma nota de estas recetas de cocina. Son muy buenas para los diabéticos y que pueden formar parte de tu alimentación diaria. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para más detalles) Pasta con Camarones Una rica pasta con camarones y un toque cítrico. Pollo con Brócoli Rico pollo con salsa de soya verduritas y arroz. Bistec a la Naranja Una deliciosa carne con un rico sabor a naranja. Sopa de Camote con Manzana Esta es una sopa sencilla y fácil de preparar que tiene un rico sabor. Las manzanas, el jugo de limón y los camotes le dan un toque diferente. Queso Panela con Orégano Este queso panela con orégano es una gran botana fácil de preparar que puedes hacer con un día de anticipación. Pastel de Chocolate sin Leche y Huevo Esta receta de pastel no lleva ni leche ni huevos. Es ideal para alguien vegano o con alergias a los lácteos y/o el huevo. Ensalada con Chicharron de Queso Una rica ensalada de lechuga tipo arúgula y jitomates cherry con un chicharrón de queso parmesano. Sandwich con Verduras al Grill y Queso de Cabra Delicioso sandwich con pan chapata relleno de verduras a la parilla y queso de cabra.  
Para conocer más recetas saludables para diabéticos, haz click aquí.
 
Califica este artículo
Calificaciones (10)
Cats Miau
11/03/2021 08:15:09
Gracias me facilita la dieta para mí mamá
Laura Figueroa
20/10/2019 11:07:34
Gracias
Silvana Ibarra
28/06/2019 20:25:07
Excelente
Fabiola Sali
28/06/2019 13:47:17
Las recetas estan muy ricas comosco una de ellas
Martha Gonzalez
28/06/2019 10:08:32
😋
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No es ninguna novedad que el consumo de aceite de oliva tiene muchos beneficios, pues es un ingrediente cargado de antioxidantes que es perfecto para cocinar o para usar como aderezo, pero también puedes beberlo en ayunas por las mañanas.El aceite de oliva es uno de los elementos principales en la dieta mediterránea, de la cual también se ha dicho que es una gran forma de alimentarse de manera saludable, y las personas que toman aceite de oliva en ayunas señalan que les ayuda a desintoxicar su cuerpo, calmar su estómago e incluso ayudar a perder peso.Algunas personas en la región mediterránea beben 1/4 taza (60 ml) de aceite de oliva todas las mañanas y esta sí podría ser una forma de aprovechar sus múltiples beneficios antiinflamatorios y preventivos de enfermedades.Si bien aún no hay suficientes investigaciones que respalden que beberlo sea mejor que usarlo en una comida y tomar aceite de oliva podría causar aumento de peso y no lo contrario, beberlo en ayunas sí tiene beneficios potenciales que te explicamos a continuación.3 beneficios de tomar aceite de oliva en ayunasDiversos estudios sugieren que beber aceite de oliva puede ofrecer varios beneficios para la salud, por ejemplo:1. Puede ayudar a alcanzar la ingesta recomendada de grasas saludablesLa recomendación en las reglas dietéticas es que se debe obtener de 20 a 35% de las calorías de las grasas, principalmente de los ácidos grasos poliinsaturados (PUFA) y ácidos grasos monoinsaturados (MUFA), pero aunque la mayoría de las personas ingieren suficiente grasa total, muchas no obtienen suficientes PUFA y MUFA.El aceite de oliva es una de las fuentes vegetales más ricas en MUFA y beber un par de cucharadas de aceite de oliva al día podría ayudarte a alcanzar la cantidad recomendada de esta grasa si no estás consumiendo cantidades suficientes en tu dieta. Los MUFA son especialmente beneficiosos para la salud del corazón y pueden ayudar a reducir su riesgo de enfermedad cardíaca.Los MUFA se encuentran en algunos productos animales, pero los estudios sugieren que sus mayores beneficios para la salud se logran al consumir fuentes vegetales de esta grasa, como ciertos aceites, nueces, semillas y otras fuentes vegetales.2. Puede aliviar el estreñimientoUn estudio de 4 semanas demostró que administrar aproximadamente 1 cucharadita (4 ml) de aceite de oliva al día a 50 pacientes con estreñimiento en hemodiálisis resultó en heces significativamente más blandas.Otro estudio en 414 personas mayores de 50 años encontró que 97,7% de los que tenían más de 3 evacuaciones intestinales por semana consumían mucho aceite de oliva. Aunque estos hallazgos son prometedores, se necesitan más estudios para comprender mejor cómo beber aceite de oliva puede ayudar a aliviar el estreñimiento.3.Puede tener beneficios para el corazónUno de los compuestos que se encuentra en grandes cantidades en el aceite de oliva es el ácido oleico, un tipo de grasa monoinsaturada que se cree que juega un papel en el apoyo a la salud del corazón, el cual puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca cuando se usa en lugar de otras fuentes de grasa.De hecho, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) afirma que reemplazar las grasas y los aceites con alto contenido de grasas saturadas con 1,5 cucharadas (22 ml) de aceites con alto contenido de ácido oleico al día puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca. Sin embargo, para lograr este beneficio, las calorías del ácido oleico no deberían aumentar la cantidad total de calorías que consume por día.Por otra parte, un estudio encontró que consumir al menos 4 cucharadas (60 ml) de aceite de oliva logra un 30% menos de probabilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca, en comparación con aquellas personas en el estudio que siguieron una dieta baja en grasas durante 5 años, y muchos otros estudios han demostrado que aquellos que tienen una alta ingesta de aceite de oliva tienen un menor riesgo de enfermedad cardíaca.El aceite de oliva es una grasa saludable que contiene compuestos antiinflamatorios y tomarlo con regularidad sí puede beneficiar al corazón e incluso a los huesos y a la salud digestiva, además de ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en sangre.
Leer en españolIn recent years, a lot of people have said goodbye to foods with gluten, regardless of whether they suffer from celiac disease or not, because of all the negative information around this substance. Keep reading to find out more about the myths and facts of this protein so that you can choose wisely whether you hop on the gluten-free diet or not. What Is Gluten? Gluten is a protein that is contained in many kinds of cereal, like wheat, barley, and rye, as well as foods like pasta, bread, pizza, and soy sauce, among others. Those with celiac disease cannot eat food with gluten because it causes them swelling, intestinal damage, and other reactions in their bodies. Who Should Follow a Gluten-Free Diet? According to Harvard’s School of Medicine, those who must avoid food with gluten are the ones who suffer from celiac disease as it is fundamental to stay healthy.On the other hand, some people might not be allergic to gluten but are gluten intolerant. These people show symptoms like inflammation, diarrhea, and stomachaches when they eat food with this protein.Therefore, there are two groups of people who should stick to a gluten-free diet: Those with celiac disease and those who show pain or discomfort after eating food with gluten. In any case, it is best to seek medical advice to determine whether someone can eat gluten or not. What Is Wrong with Gluten?According to experts, gluten is not so bad, as there is no current scientific research that shows that eating gluten-free foods will improve someone’s health or will help prevent several diseases.Is It Wrong to Stop Eating Gluten?Although this kind of diet has multiple health benefits for certain people, not eating gluten could harm your health because these foods contain vitamins and minerals like iron and folic acid. In addition to this, experts from Harvard University assert that gluten-free food contains more sugar and fat and less fiber. Moreover, recent studies point out that those who follow gluten-free meal plans gain weight.The Health Benefits of Gluten Even though it has become a trend to eat gluten-free foods, which are more expensive, scientific studies have confirmed the health benefits of gluten. A study published in 2017, that included 100,000 people non-allergic to gluten, found no evidence that a diet with gluten was linked to heart diseases. On the contrary, the study asserts that those who do not eat food with gluten have a higher risk of heart diseases.On top of that, several studies have linked eating cereal to better health. Those who eat more whole grains are less likely to develop type 2 diabetes, strokes, and other heart diseases.Now that you know gluten is not as bad as it seems, and if you are sure that you suffer from celiac disease or are gluten-intolerant, then you should avoid this protein. In this case, it is best to seek expert advice and to keep a healthy diet rich in vegetables, fruits, protein, legumes, grains, nuts, and animal protein, as well as gluten-free foods, like quinoa, brown rice, amaranth, maize, oats, and buckwheat. Read more: The Surprising Benefits of Cabbage Gluten-Free Recipes Kiwilimón cares about your health, which is why we have a wide selection of gluten-free recipes for any occasion. You must try them!Gluten-free desserts Gluten-free bread Gluten-free recipes Gluten-free sidesTranslated by Miranda Perea
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD