Tipos de caldos y sus beneficios
Dietas y Nutrición

Tipos de caldos y sus beneficios

Por Sophia Rivera - Marzo 2020
Los caldos son un platillo muy común en las cocinas mexicanas, no importa si hace frío o calor, un caldito no sólo nos alimenta y nos apapacha el alma, también le brinda beneficios increíbles a nuestro organismo.

A pesar de su popularidad, los pros de comer caldos no son muy conocidos, por eso te los vamos a explicar:

No es casualidad que nuestras abuelas y mamás nos preparaban un caldito cuando teníamos un mal día o estábamos enfermas, ya que tomarlo caliente proporciona bienestar y confort, le dará calor a nuestro cuerpo y también a nuestra mente, proporcionándonos una inmensa sensación reparadora.

Los caldos, por lo general tienen muy pocas calorías y son ricos en proteínas, además por tener una base de agua, mantiene la hidratación en el cuerpo para el correcto funcionamiento de todos tus órganos.

Además, dependiendo de los ingredientes que se hagan para prepararlos, otorgan diferentes nutrientes. Estos son algunos de los caldos más populares:

Verduras: Este caldo además de saludable y delicioso, es una manera muy práctica de aprovechar los restos de los vegetales que usas normalmente en tu cocina y así no desperdiciar nada. El caldo de verduras lo puedes preparar con cualquier cáscara y restos de vegetales que tengas, usualmente se usan cáscaras de zanahorias, de papa, de chayote, los extremos de la calabaza, los tallos del brócoli y hasta las capas externas de la cebolla. Los que no son tan recomendables son los que puedan cambiar cambiar el color del caldo como el betabel o los que lo puedan fermentarlo como el jitomate o los tomates.

Los ingredientes del caldo de verduras son ricos en fibra y agua; aportan vitamina A , en el caso de la zanahoria y, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, carotenoides que ayudan a la visión y al cuidado de la piel. Si le pones papa y brócoli del caldo, se puede fortalecer el sistema nervioso y el muscular; ya que aporta al cuerpo potasio.

Pollo: Este tipo de caldo es uno de los más comunes y más deliciosos. Puedes servirlo solo con la pieza de pollo o también le puedes agregar verduras, arroz o hasta garbanzos.
Con el pollo, el caldo adquiere vitamina B que ayuda al sistema nervioso. Además de aportar fósforo que ayuda a la formación de huesos y dientes.

Res: Las carnes rojas son una rica fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer carne aporta hierro, zinc y selenio, así como vitaminas del grupo B, que en combinación con otras verduras aumentará el valor nutrimental del caldo, pues se le añadirá fibra que ayude a mejorar la digestión.

Pescado: El pescado es uno de los alimentos que más nutrientes aportan, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación FAO este alimento contiene proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de las vitaminas que contiene son la A y la D; además de minerales como fósforo magnesio, selenio y yodo.



Algunas regiones de México tienen sus propios caldos característicos.

Caldo de papa y queso: Este platillo es una receta tradicional hecha con Queso Chiapas, que le da un toque ácido y el sabor picante del chile chilaca.

Caldo de haba: Su textura espesa y su particular sabor lo hacen un plato delicioso y lleno de nutrientes.

Caldo de hongos con epazote: muy tradicional mexicana de hongos y setas, aromatizada con epazote fresco. Es ideal para empezar una buena comida, servida con queso panela y cubitos de aguacate


Otros usos del caldo

No sólo como platillo los caldos son nuestra salvación, también son un gran auxiliar en la cocina. Puedes usarlos como base de arroz para que quede con más sabor, también puedes usarlo para poner a cocer carne o diluir una salsa que ha quedado muy espesa.

Como ves, los caldos son todo menos básicos, están llenos de beneficios, son prácticos, siempre caen bien y son tus aliados en la cocina. Prepara el que mejor se adapte a lo que necesitas y disfruta.
Califica este artículo
Calificaciones (1)
Maria López
17/03/2020 20:43:16
Recetas sumamente ricas y saludables
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La época de invierno es una temporada donde abundan las enfermedades virales y respiratorias, pero ninguna había tenido un impacto tan grande a nivel mundial como el nuevo coronavirus, conocido como COVID19. Los primeros casos de Coronavirus se dieron en diciembre del año pasado en China, propagándose rápidamente a más de 50 países a lo largo del mundo, alcanzando así un total de 80 mil infectados en el país asiático y más de 3.500 personas a nivel internacional. Ahora que se han detectado los primeros casos de Coronavirus en México, es necesario tomar en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para prevenir el contagio, entre las cuales destacan lavarse las manos constantemente y cubrirse la boca con la parte posterior del codo en caso de estornudo o tos. Del mismo modo es importante subir las defensas del cuerpo y qué mejor forma de hacerlo que con estos remedios caseros que incluyen una importante cantidad de propiedades como la vitamina C. Miel con limón El limón es un cítrico alto en vitamina C y la miel contiene propiedades antisépticas que ayudan a prevenir las infecciones, por lo que este remedio es excelente para calmar la tos y el ardor de garganta. Te recomendamos mezclar dos cucharadas de miel caliente con el jugo de un limón y tomar despacio. Té de equinácea La equinácea estimula el sistema inmunológico gracias al equinacósido que la compone, el cual tiene propiedades antibacterianas y antivirales, por lo que consumirla durante los primeros síntomas de la gripe disminuye el malestar y acorta su duración. Para su preparación solo es necesario hervir una taza de agua con una cucharada de hojas secas de equinácea. Shot de jengibre El jengibre tiene numerosas propiedades que resultan bastante beneficiosas para la salud, entre las cuales destacan por supuesto su carácter antibiótico y antinflamatorio. Para aprovechar al máximo estas cualidades, puedes licuar un pedazo de jengibre de 3 centímetros con el jugo de 2 limones y agregar un poco de miel. Té de ajo El ajo tiene un alto porcentaje de alicina, un antibiótico natural que fortalece las defensas del sistema inmunológico y funciona como analgésico, expectorante y antiséptico pulmonar. Puedes hervir dos dientes de ajo pelados en una taza de agua y agregar un poco de endulzante para aminorar su fuerte sabor. Recuerda que si llegaras a presentar fiebre mayor a 38° C, dolor de cabeza, dolor de garganta y escurrimiento nasal, lo más recomendable es que acudas con tu médico para que te generen un mejor diagnóstico y así evitar cualquier complicación.
Entre las distintas formas de cómo cocinar pasta, siempre podremos encontrar mezclas que jamás te hubieses imaginado, o mejor aún, algunas que sí, pero que jamás te atreverías a proponer. Por eso y sabiendo que las recetas de pasta son muchísimas, pero que en la actualidad la verdadera receta que necesitas es: económica, fácil, rendidora y rica, quisimos recopilar nuestro top de recetas, que ofrecen una gran variedad de opciones que puedes preparar en cualquier momento y para consentir a cualquier paladar, sin importar lo exigente que sea. Claro, antes tienes que saber que cada receta de pasta puede ser desde clásica, con altos estándares italianos, o con el simple toque casero que tiene cualquier hogar que cocina con recetas de las abuelitas (que, para ser honestos, a veces ganan a cualquier chef por más famoso que sea). Por lo tanto, si estás pensando que a veces no es buen momento para comer este gran manjar que combina con todo, de verdad con todo, iremos de las combinaciones más básicas, hasta la clásica forma de cómo cocinar lasaña tradicional o en sus variedades. Pasta Cremosa con PolloClaro, te preguntarás, ¿por qué esta receta de pasta tiene que venir en esta lista? Y sí, la respuesta es muy fácil y rápida: una de las mejores formas de comer pasta siempre será con dos ingredientes extra: algo cremoso y una proteína, (puede ser desde pollo, carne, res, pescado y muchas opciones más). Ensalada de Pasta con Atún y ChícharosEfectivamente, las formas de preparar pasta no siempre serán como las habías imaginado, pero te aseguramos que a veces agregar opciones como el atún en lata pueden ser de las mejores decisiones que vas a tomar cuando tengas que cocinar de forma rápida. De hecho, esta puede ser una gran jugada a la hora de cocinar para los pequeños en casa, ya que incluyes verduras sin que lo noten tan fácilmente ¿hasta ahora todo suena muy fácil con la forma de cocinar pasta, ¿verdad?Pasta de Coditos con Jamón FríaChicos, grandes, exigentes y amantes de la comida, querrán probar algo tan sencillo, pero rico y tradicional como esta receta de pasta de coditos. ¿A quién no le recuerda a una receta casera de mamá? Como decíamos, las combinaciones de pasta van de lo más complejo a lo más simple como picar cubitos de jamón y mezclar con mayonesa y crema, ¿fácil?Pasta CarbonaraSeguramente pensarás que subimos el nivel muy rápido, porque estamos hablando de cómo cocinar una pasta estilo italiano que, claramente, tiene especificaciones que se han ido modificando con los años, porque en la antigüedad se cocinaba con huevos, guanciale, queso pecorino, sal y pimienta. El guanciale es una pieza de cerdo típico del centro de Italia. Solo en el caso de que no se pueda conseguir guanciale, puedes usar tocino para preparar la salsa. El pecorino es una variedad de queso de oveja curado que aporta cremosidad a la salsa.Así que, te recomendamos no variar del todo la receta sino, tus invitados no creerán que están comiendo un platillo con un verdadero toque de Italia. Pasta Alfredo con CamaronesPor supuesto que la pasta y los mariscos son como hermanos, y si sabes elegir bien, puedes lograr opciones deliciosas. La prueba, sin duda, es esta receta de Pasta Alfredo con Camarones. Aunque suena a una receta que podría ser costosa, hoy en día todos los supermercados ofrecen variedades de camarones en tamaño y precio, así que consentir a la familia con una receta así puede ser una gran sorpresa. Sólo recuerda un pequeño detalle para que tu forma de cocinar pasta Alfredo no sea un fracaso: debe ser cremosa, espesa y con el toque ideal de queso. Coditos con Queso Es que, siendo sinceros una de las mejores formas de cocinar pasta siempre será con ese toque único que le da el queso, ¿o piensan lo contrario? Porque el queso es como la pasta, combina con todo y te hace redescubrir sabores siempre. Un claro ejemplo es cocinar los coditos en refractario con queso manchego, queso cheddar, tocino crujiente y dejar que el horno haga la magia para poder disfrutar de este rico platillo.Cuéntanos en los comentarios, cuál es la pasta que más te gusta preparar y cuál agregarías a nuestra grandiosa lista. 
La pasta es uno de los platillos más comunes y fáciles de cocinar que existe, un ingrediente que siempre tenemos en nuestra despensa y que puede transformar una comida o cena perfecta. Son tantas las posibilidades que nos ofrece la pasta en sus más de 300 variedades, que merece la pena que exploremos con las diferentes salsas que podemos preparar.Aunque no hay reglas escritas respecto a las salsas y la pasta, hay algunas combinaciones que funcionan mejor, por ejemplo:-El espagueti por lo regular es acompañados de salsas ligeras con tomate, aceite y ajo.-Las pastas largas y gruesas o macarrones son bañadas con salsas espesas y condimentadas. -A los tallarines y cintas se les vierten salsas verdes o blancas y pueden estar acompañadas de vegetales como brócoli o champiñones.Luego de estos tips, te enseñaremos los básicos para las salsas más comunes y exquisitas, para que acompañes tus pastas y dejes boquiabiertos a tus invitados.Salsa AlfredoEl creador de esta salsa es el chef Alfredo di Leilo, quien picó finamente un diente de ajo y lo frió en mantequilla. Antes de dorarse agregó nata líquida, la cual dejó cocinar a fuego lento por tres minutos. Al cumplirse el tiempo agregó queso parmesano rallado para darle un último hervor.Recetas con salsa AlfredoCarbonaraEsta salsa es la más utilizada a la hora de preparar el espagueti, ya que es muy fácil y sencilla. Su preparación incluye bañar la pasta cocida con seis yemas de huevo y queso parmesano y a la hora de servir en el plato, se incorpora el tocino (previamente cocinado), pimienta negra molida y más queso.Pesto Esta salsa la podemos preparar en el molcajete. Para lograr el sabor característico del pesto necesitarás dientes de ajo junto, un puñado de piñones y un manojo de albahaca para crear una pasta. Luego se le añade queso de cabra seco rallado y aceite de oliva poco a poco hasta conseguir una crema espesa, además de un chorro de agua con la que herviste la pasta para que quede un poco más liquida y añadirla a la pasta una vez que esté en el plato. Este Pesto también puede ser rojo, únicamente cambia la albahaca por jitomates secos.En caso de que tus salsas queden muy aguadas, puedes aplicar los siguientes consejos para espesarlas.- Cuando estés hirviéndola, déjala a fuego lento sin taparla, esto estimulará la evaporación del agua adicional. Este método no cambiará el sabor.- En caso de que no quieras evaporar el agua, podrías agregarle una cucharadita de maicena para espaguetis y cambiará la consistencia.- Otra forma de espesar es terminar de cocinar la pasta con la salsa. El almidón de la pasta hará que la salsa espese y de paso, tu espagueti esté bien cubierto.Seguramente en más de una ocasión has recurrido a las pastas, así que esperamos que estos tips te hayan servido para prepararlas como toda una experta.
Cada cierto tiempo surgen nuevas dietas y nuevas tendencias para mejorar nuestros hábitos alimenticios y bajar de peso y pese a que cada una tiene sus propio métodos, pros y contras, lo que es una constante es que todas son para ser más saludables y lucir mejor. Una de las tendencias que ha permanecido por más tiempo es el ayuno intermitente, que en realidad no es una dieta, sino una técnica implica restringir alimentos durante un tiempo determinado.¿Qué es el ayuno intermitente?El ayuno intermitente es un modelo nutricional que se basa en periodos de ayuno y periodos de ingesta de alimentos. Esta estrategia tiene múltiples beneficios para nuestro organismo y nuestra salud.Tipos de ayunoAunque existen distintos tipos de ayuno intermitente, los más populares son ayuno 16/8, ayuno 24, ayuno 48 y el 12/12.El ayuno 16/8 consiste en realizar periodos de ayuno de 16 horas, seguido de periodos de alimentación durante 8 horas. Por ejemplo, si tu primera comida fue a las 2 de la tarde, tendrías toda la ingesta de tus calorías entre las 2 de la tarde y las 10 de la noche, durante 8 horas, realizando dos comidas únicas durante el día, y al día siguiente volverías a comer tras 16 horas desde la última comida, es decir, a las 2 de la tarde de nuevo.Ell ayuno 12/12 sería lo equivalente a realizar un desayuno y una cena, distanciados entre ellos 12 horas. Por ejemplo desayunar a las 8 de la mañana y cenar a las 8 de la noche. El ayuno de 24 y el ayuno de 48 se basan en periodos de ayuno de 24 horas y 48 horas, respectivamente. Aunque el cuerpo está capacitado para realizar este tipo de prácticas, te recomendamos consultar a un especialista antes de hacerlo, para evitar algún problema de hipoglucemia, falta de energía o algo por el estilo.Beneficios del ayuno intermitenteSegún la revista Science, el ayuno intermitente ayuda a reducir los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial y también las metabólicas, entre las más comunes la obesidad y la diabetes; incluso, ayuda a revertir alguna de sus consecuencias. También se ha encontrado una menor incidencia de cáncer y enfermedades neurodegenerativas entre las personas que practican el ayuno intermitente. Entre los beneficios del ayuno, se ha encontrado que contribuye a la mejora de la sensibilidad a la insulina, una regulación de la presión sanguínea, o, incluso, reducir los síntomas de la esclerosis múltiple.Es importante destacar que el ayuno es sólo una herramienta más, con muchos beneficios, pero que lo indispensable es tener hábitos saludables, una alimentación más sana y algo actividad física en nuestro día a día.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD