Tipos de caldos y sus beneficios
Dietas y Nutrición

Tipos de caldos y sus beneficios

Por Sophia Rivera - March 2020
Los caldos son un platillo muy común en las cocinas mexicanas, no importa si hace frío o calor, un caldito no sólo nos alimenta y nos apapacha el alma, también le brinda beneficios increíbles a nuestro organismo.

A pesar de su popularidad, los pros de comer caldos no son muy conocidos, por eso te los vamos a explicar:

No es casualidad que nuestras abuelas y mamás nos preparaban un caldito cuando teníamos un mal día o estábamos enfermas, ya que tomarlo caliente proporciona bienestar y confort, le dará calor a nuestro cuerpo y también a nuestra mente, proporcionándonos una inmensa sensación reparadora.

Los caldos, por lo general tienen muy pocas calorías y son ricos en proteínas, además por tener una base de agua, mantiene la hidratación en el cuerpo para el correcto funcionamiento de todos tus órganos.

Además, dependiendo de los ingredientes que se hagan para prepararlos, otorgan diferentes nutrientes. Estos son algunos de los caldos más populares:

Verduras: Este caldo además de saludable y delicioso, es una manera muy práctica de aprovechar los restos de los vegetales que usas normalmente en tu cocina y así no desperdiciar nada. El caldo de verduras lo puedes preparar con cualquier cáscara y restos de vegetales que tengas, usualmente se usan cáscaras de zanahorias, de papa, de chayote, los extremos de la calabaza, los tallos del brócoli y hasta las capas externas de la cebolla. Los que no son tan recomendables son los que puedan cambiar cambiar el color del caldo como el betabel o los que lo puedan fermentarlo como el jitomate o los tomates.

Los ingredientes del caldo de verduras son ricos en fibra y agua; aportan vitamina A , en el caso de la zanahoria y, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, carotenoides que ayudan a la visión y al cuidado de la piel. Si le pones papa y brócoli del caldo, se puede fortalecer el sistema nervioso y el muscular; ya que aporta al cuerpo potasio.

Pollo: Este tipo de caldo es uno de los más comunes y más deliciosos. Puedes servirlo solo con la pieza de pollo o también le puedes agregar verduras, arroz o hasta garbanzos.
Con el pollo, el caldo adquiere vitamina B que ayuda al sistema nervioso. Además de aportar fósforo que ayuda a la formación de huesos y dientes.

Res: Las carnes rojas son una rica fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer carne aporta hierro, zinc y selenio, así como vitaminas del grupo B, que en combinación con otras verduras aumentará el valor nutrimental del caldo, pues se le añadirá fibra que ayude a mejorar la digestión.

Pescado: El pescado es uno de los alimentos que más nutrientes aportan, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación FAO este alimento contiene proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de las vitaminas que contiene son la A y la D; además de minerales como fósforo magnesio, selenio y yodo.



Algunas regiones de México tienen sus propios caldos característicos.

Caldo de papa y queso: Este platillo es una receta tradicional hecha con Queso Chiapas, que le da un toque ácido y el sabor picante del chile chilaca.

Caldo de haba: Su textura espesa y su particular sabor lo hacen un plato delicioso y lleno de nutrientes.

Caldo de hongos con epazote: muy tradicional mexicana de hongos y setas, aromatizada con epazote fresco. Es ideal para empezar una buena comida, servida con queso panela y cubitos de aguacate


Otros usos del caldo

No sólo como platillo los caldos son nuestra salvación, también son un gran auxiliar en la cocina. Puedes usarlos como base de arroz para que quede con más sabor, también puedes usarlo para poner a cocer carne o diluir una salsa que ha quedado muy espesa.

Como ves, los caldos son todo menos básicos, están llenos de beneficios, son prácticos, siempre caen bien y son tus aliados en la cocina. Prepara el que mejor se adapte a lo que necesitas y disfruta.
Califica este artículo
Calificaciones (1)
Angie López
17/03/2020 20:43:16
Recetas sumamente ricas y saludables
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando te das el tiempo de cocinar, lo primero que notas es que tener las herramientas adecuadas hace toda la diferencia. Pues aunque tener los elementos básicos nos da algo de  ventaja, invertir en utensilios más especializados nos regalará unos minutos extra o trastes menos que lavar.Una batidora de mano es un utensilio que no puede faltar en tu cocina ya que cuenta con diferentes funciones que te ayudarán en muchas ocasiones, así es que para sacarle provecho te decimos en qué recetas será tu mejor aliada.Recuerda que una batidora de mano, también conocida como licuadora de inmersión, es fácil de usar, limpiar y puede utilizarse para mucho más que hacer sopa. Además, es compacta, económica respecto de una licuadora tradicional, versátil, rápida, portátil y reduce el tiempo de limpieza.Lo que nos encanta de esta herramienta es que puedes licuar, mezclar, batir, hacer puré y hasta picar ingredientes, y con la batidora de inmersión de Hamilton Beach podrás preparar desde mezclas sencillas, como deliciosos aderezos, hasta picar vegetales. Licuado de fresa, plátano y amarantoEsta es la forma más común de usar tu batidora de mano y de preparar una bebida perfecta para iniciar el día. Solo tienes que cortar el tallo de las fresas, colocarlas en el vaso de tu batidora Hamilton Beach junto con el plátano, el amaranto y la leche, que puede ser de almendra o la de tu preferencia. Elige entre las dos velocidades de esta batidora de inmersión y enjuágala bajo el chorro de agua para que esté lista en su próximo uso. Vinagreta de mandarinaEste es un aderezo sencillo que siempre va bien con una ensalada fresca y que queda listo en menos de 5 minutos si utilizas la batidora de mano. Para preparar la vinagreta solo mezcla con tu batidora jugo de mandarina, aceite de oliva, vinagre y ajonjolí caramelizado; vierte sobre lechuga, jícama, pepino o zanahorias. Fácil, saludable y perfecto para un snack durante los días de calor.Hot cakes japonesesLos hot cakes japoneses se distinguen por ser extra esponjosos, así que si los quieres recrear, batir la mezcla con tu batidora de inmersión Hamilton Beach será el mayor acierto. Hacerlo de esta forma también te permite hacer mezcla para menos porciones. Solo coloca en el vaso los ingredientes secos como la harina, el azúcar, el polvo para hornear, bicarbonato y sal, después revuelve, añade mantequilla derretida y un huevo. Combina todo usando tu batidora de mano por un tiempo considerable para agregar más aire y lograr el efecto esponjoso.Avena con puré de manzanaEste es un desayuno práctico que puedes preparar una noche antes. Tuesta la avena y pon a cocinar la manzana sin piel y cortada en cuartos con agua, azúcar, jugo de limón, canela y clavo. Una vez que esté suavecita, cuela, retira la canela y el clavo, y hazla puré con tu batidora. Sirve la avena, luego una capa del puré y una de yogurt griego y tu desayuno está listo.  Chayotes rellenos de ensalada cremosa de atúnGracias a sus dos velocidades y su motor de 225 watts, la batidora de inmersión Halmiton Beach pica ingredientes como apio, cebolla y pimiento para que tengas esta ensalada lista en menos tiempo. Puedes picar directamente en el tazón y después simplemente mezclar con el atún y yogur griego, para una versión más ligera.Recuerda que puedes conseguir hoy tu batidora de inmersión Hamilton en Liverpool, tanto en su ecommerce como en la tienda física. 
¡Estrenamos recetario exclusivo en KiwiPro con Alejandro Ruiz! Conoce más de la historia de este increíble cocinero. Alejandro Ruiz Olmedo es un cocinero que heredó el conocimiento rural de sus generaciones pasadas. Nació en 1970 en La Raya, Zimatlán, en Oaxaca, poblado agrícola donde la mayor parte de su siembra se reserva para el autoconsumo. Desde pequeño aprendió el valor de la tierra y ayudaba todos los días en el huerto familiar con tareas básicas del campo, como regar, cosechar y ordeñar desde el alba. Al ser el mayor de sus hermanos, ayudó siempre a su madre en la cocina a preparar los alimentos utilizando sus propios ingredientes de cultivo, según cada cosecha. Así adquirió el gusto por la cocina tradicional, entre aromas, sabores y texturas inigualables de la gastronomía oaxaqueña. Alejandro es un cocinero que ha resaltado la autenticidad de los sabores de Oaxaca y los productos endémicos de todo el estado, como ingredientes criollos e insectos. Su propuesta resalta lo mejor de las recetas tradicionales combinadas con productos selectos en cada uno de sus platillos, como venado, jabalí, cordero, pato, pescados o mariscos. Alejandro Ruiz es considerado el mayor embajador de la cocina oaxaqueña en todo el mundo. En 1997 creó el concepto gastronómico Casa Oaxaca, dentro de un hotel boutique con el mismo nombre. En el año 2003 abrió Casa Oaxaca El Restaurante y en el 2006, Casa Oaxaca Reforma, reconocidos entre los mejores de México. Después aperturó, Guzina Oaxaca en Polanco, en la Ciudad de México, Oaxacalifornia, al sur de la ciudad de Oaxaca, y recientemente presentó Portozuelo, el huerto familiar orgánico del pueblo de donde es originario.En 2009 creó y encabezó el primer festival gastronómico y cultural El Saber del Sabor en Oaxaca, una celebración en coordinación con cocineras tradicionales, chefs locales, productores, investigadores, intelectuales, artistas y maestros mezcaleros. En 2018 publicó su primer libro, Alejandro Ruiz, Cocina de Oaxaca, el cual recibió el premio García Cubas 2018.Alejandro Ruiz es considerado uno de los personajes que han transformado México por su destacada trayectoria, pero sobre todo por la personalidad y la pasión que lo definen. Este cocinero sin duda seguirá escribiendo una parte importante de la historia culinaria del sur de México. Disfruta exclusivamente para ti, suscriptor de KiwiPro, los sabores de Oaxaca de Alejandro Ruiz, uno de los chefs más Pro de México.
Aunque no existe una sola cocina árabe, pues hay muchas variantes de acuerdo con las regiones, una de sus características principales es que cumple las normas islámicas en cuanto a alimentos lícitos e ilícitos, como la carne de cerdo o las bebidas alcohólicas, por mencionar unos.Entre sus ingredientes básicos, el garbanzo, los panes planos, freekeh (trigo verde), trigo hervido, tahini, pistaches y especias como el za’atar o el cardamomo. Por encima de todo, la cocina árabe se trata de compartir alimentos y momentos preciosos con amigos y familiares.Con colores vibrante y mucha fragancia, estos son algunos de los platillos típicos de la cocina árabe que tienes que animarte a probar cuando tengas la oportunidad.HummusEl hummus es una pasta para untar hecha con garbanzos, que se puede comer desde en el tradicional pan de pita caliente, hasta en una hamburguesa o una papa al horno. Puedes prepararlo en casa con esta receta de hummus cremoso y terso. MankushEsta es como una pizza árabe, pues es un pan redondo espolvoreado con queso, carne molida o hierbas, que suele prepararse para desayunar o almorzar. Puede ser preparada tanto en elegantes restaurantes levantinos como con vendedores ambulantes.Ful medamesEste es un platillo tradicional egipcio hecho con habas, aceite de oliva, perejil, cebolla, ajo y limón, y en un recipiente de cobre, para lograr el sabor adecuado. Aunque este plato no tiene la presentación más apetitosa, el sabor lo compensa todo.FalafelEste platillo es bien conocido y parece una botanita de garbanzos fritos con hierbas simplemente, pero también se puede comer como relleno de pan pita.TabulehEl tabbouleh es un plato típico de la comida libanesa, el cual se prepara a base de trigo quebrado, o bulgur, y se complementa con hierbas y vegetales como jitomate, cebolla, perejil, hierbabuena, un toque de aceite de olvida y limón para darle acidez. Esta ensalada también es uno de los platillos de la cocina árabe más famoso.Baba ghanoush Esta pasta hecha a base de puré de berenjena se acompaña con pan pita y también es conocida como mutabal.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD