Tipos de caldos y sus beneficios
Dietas y Nutrición

Tipos de caldos y sus beneficios

Por Sophia Rivera - Marzo 2020
Los caldos son un platillo muy común en las cocinas mexicanas, no importa si hace frío o calor, un caldito no sólo nos alimenta y nos apapacha el alma, también le brinda beneficios increíbles a nuestro organismo.

A pesar de su popularidad, los pros de comer caldos no son muy conocidos, por eso te los vamos a explicar:

No es casualidad que nuestras abuelas y mamás nos preparaban un caldito cuando teníamos un mal día o estábamos enfermas, ya que tomarlo caliente proporciona bienestar y confort, le dará calor a nuestro cuerpo y también a nuestra mente, proporcionándonos una inmensa sensación reparadora.

Los caldos, por lo general tienen muy pocas calorías y son ricos en proteínas, además por tener una base de agua, mantiene la hidratación en el cuerpo para el correcto funcionamiento de todos tus órganos.

Además, dependiendo de los ingredientes que se hagan para prepararlos, otorgan diferentes nutrientes. Estos son algunos de los caldos más populares:

Verduras: Este caldo además de saludable y delicioso, es una manera muy práctica de aprovechar los restos de los vegetales que usas normalmente en tu cocina y así no desperdiciar nada. El caldo de verduras lo puedes preparar con cualquier cáscara y restos de vegetales que tengas, usualmente se usan cáscaras de zanahorias, de papa, de chayote, los extremos de la calabaza, los tallos del brócoli y hasta las capas externas de la cebolla. Los que no son tan recomendables son los que puedan cambiar cambiar el color del caldo como el betabel o los que lo puedan fermentarlo como el jitomate o los tomates.

Los ingredientes del caldo de verduras son ricos en fibra y agua; aportan vitamina A , en el caso de la zanahoria y, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, carotenoides que ayudan a la visión y al cuidado de la piel. Si le pones papa y brócoli del caldo, se puede fortalecer el sistema nervioso y el muscular; ya que aporta al cuerpo potasio.

Pollo: Este tipo de caldo es uno de los más comunes y más deliciosos. Puedes servirlo solo con la pieza de pollo o también le puedes agregar verduras, arroz o hasta garbanzos.
Con el pollo, el caldo adquiere vitamina B que ayuda al sistema nervioso. Además de aportar fósforo que ayuda a la formación de huesos y dientes.

Res: Las carnes rojas son una rica fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer carne aporta hierro, zinc y selenio, así como vitaminas del grupo B, que en combinación con otras verduras aumentará el valor nutrimental del caldo, pues se le añadirá fibra que ayude a mejorar la digestión.

Pescado: El pescado es uno de los alimentos que más nutrientes aportan, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación FAO este alimento contiene proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de las vitaminas que contiene son la A y la D; además de minerales como fósforo magnesio, selenio y yodo.



Algunas regiones de México tienen sus propios caldos característicos.

Caldo de papa y queso: Este platillo es una receta tradicional hecha con Queso Chiapas, que le da un toque ácido y el sabor picante del chile chilaca.

Caldo de haba: Su textura espesa y su particular sabor lo hacen un plato delicioso y lleno de nutrientes.

Caldo de hongos con epazote: muy tradicional mexicana de hongos y setas, aromatizada con epazote fresco. Es ideal para empezar una buena comida, servida con queso panela y cubitos de aguacate


Otros usos del caldo

No sólo como platillo los caldos son nuestra salvación, también son un gran auxiliar en la cocina. Puedes usarlos como base de arroz para que quede con más sabor, también puedes usarlo para poner a cocer carne o diluir una salsa que ha quedado muy espesa.

Como ves, los caldos son todo menos básicos, están llenos de beneficios, son prácticos, siempre caen bien y son tus aliados en la cocina. Prepara el que mejor se adapte a lo que necesitas y disfruta.
Califica este artículo
Calificaciones (1)
Maria López
17/03/2020 20:43:16
Recetas sumamente ricas y saludables
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Este ciclo escolar tuvo un regreso a clases excepcional, pues debido a la pandemia que aún enfrentamos, las clases se quedaron en casa, junto con los niños, así que buscar cómo ayudarlos a mantenerse atentos en las clases virtuales es una gran forma de apoyarlos.En especial, si eres mamá o papá y tienes a los pequeños tomando clases desde casa, puedes ayudarlos con su alimentación para que puedan mantener su atención en lo que están aprendiendo por medio de ciertos alimentos con beneficios para su cerebro.Por ejemplo, hay evidencia de que los niños que tienen hambre no pueden concentrarse, por lo que tienen poca capacidad de atención e incluso problemas de comportamiento, de acuerdo con Sibylle Kranz, profesora asociada de kinesiología y nutricionista dietista registrada en Curry School.Según Drew Ramsey, medico psiquiatra coautor de “La dieta de la felicidad”, existen ciertos alimentos que pueden ayudar a los niños a mantenerse alerta y ayudar al desarrollo de sus cerebros en el futuro.A grandes rasgos, los niños deben tener una alimentación que incluya alimentos altos en proteína, grasas saludables, frutas y verduras, y productos de trigo o cereales integrales. Consumir una dieta alta en proteínas es saludable para el cerebro porque contienen aminoácidos que se utilizan para crear neurotransmisores como la dopamina y la serotonina. La serotonina está asociada con sentimientos de bienestar y felicidad, mientras que los aminoácidos pueden convertirse en antioxidantes que protegen las células cerebrales del daño. Algunos alimentos ricos en proteínas son los huevos, las carnes magras como el pollo y el pavo, las legumbres, las nueces y el queso.Por su parte, las grasas saludables como el omega-3 y el omega-6 se encuentran en los aceites de pescado, nueces y semillas, aguacates y verduras de hoja verde oscura. Estas tienen beneficios para el cerebro, pues este está compuesto principalmente de grasa, y consumir este tipo de grasas ayuda a producir energía y a mantener las membranas flexibles para que la comunicación entre las neuronas funcione sin problemas.Las frutas y verduras son vitales en la alimentación de cualquier persona, pero tienen beneficios en especial con los niños, pues están repletas de micronutrientes necesarios para la salud del cerebro. Por ejemplo, vitaminas y minerales como el zinc, el hierro y la vitamina B que se pueden encontrar en frutas y verduras llevan a cabo un papel en la producción de energía y aumentan la velocidad de comunicación entre neuronas. De hecho, el zinc ayuda específicamente a producir el neurotransmisor GABA, que ayuda con la concentración y el enfoque, y se encuentra principalmente en el hipocampo, el área del cerebro responsable de la memoria.Finalmente, los cereales integrales proveen los carbohidratos complejos que después se convierten en el azúcar que le da al cerebro un impulso de energía instantáneo. Sin embargo, el exceso de azúcar puede provocar somnolencia en los estudiantes. Es por eso que el tipo de carbohidratos que los niños deben comer son carbohidratos complejos, en forma de panes integrales, nueces y legumbres y frutas y verduras.Para que tengas ideas concretas, te dejamos esta recetas que beneficiarán el aprendizaje de los niños en casa:Rollo de huevo relleno de frijoles refritosBrochetas de frutas con yogurt caseroTostadas de tinga de pescadoAvena con puré de manzana
Disfrutar de una noche tranquila de sueño y descansar adecuadamente parecen objetivos cada vez más difíciles de alcanzar y es que los cambios extremos en las rutinas de las personas pueden tener repercusiones directas en la forma de conciliar el sueño. Por eso, si contar borreguitos o dar vueltas en la cama ya no funciona, te presentamos 4 remedios naturales contra el insomnio. Té de manzanilla para el insomnio Un remedio casero para el insomnio bastante popular, resulta ser el té de manzanilla, que, como explica un estudio publicado por el Molecular Medicine Report, gracias a sus propiedades sedantes, ayuda a calmar la ansiedad, los nervios y brinda una sensación de tranquilidad que induce al sueño. Leche tibia para dormir Si tu abuelita te daba un vaso de leche tibia antes de dormir, no debes sorprenderte. Esta excelente técnica para conciliar el sueño sirve bastante bien puesto que la leche posee un aminoácido conocido como triptófano; el cuerpo lo convierte en serotonina y la seretonina nos produce sueño. Agua de coco para el insomnio Si tuviste un día ajetreado y no puedes conciliar el sueño, sírvete un vaso de agua de coco y relájate. Verás cómo sus componentes, como magnesio y potasio, actúan rápidamente relajando tus músculos y la vitamina B podría ayudarte a reducir tus niveles de estrés para ayudarte a dormir. Té de pasiflora contra el insomnio ¿Que para qué sirve el té de pasiflora? Pues de acuerdo a un artículo de la Universidad Complutense de Madrid, entre sus muchos beneficios, podría tranquilizar los nervios al tiempo que disminuye la ansiedad, ayudando a las personas a alcanzar un efecto relajante que combatiría el insomnio. ¿Lo has probado? Recuerda que, además de probar estos remedios caseros para el insomnio, si quieres dormir fácilmente y tener una mejor calidad de sueño, debes hacer ejercicio y mantener una vida activa, mantener un horario de sueño regular y alimentarte sanamente, de lo contrario te será más complicado vencer al insomnio.
El té verde es una popular bebida debido a que muchas personas lo toman caliente para poder bajar de peso, sin embargo, te vamos a demostrar que los beneficios del té verde son mucho más que ése y que existen muchas otras formas de consumirlo, como estas 3 maravillosas bebidas que puedes hacer con té verde. Para poder adentrarte en el impresionante mundo del té, entrevistamos a Debby Ditcher, creadora y fundadora de Zoma Tea Collection, quien asegura que el té verde es su bebida predilecta para comenzar el día porque se trata de una poderosa fuente de antioxidantes, cafeína y teanina, los cuales ayudarían a reducir el estrés, controlar la ansiedad y mejorar la capacidad de concentración. Jugo verde con té verde La tea sommelier certificada por la Escuela Argentina del Té cuenta también que el té verde es ideal para combinar con otros ingredientes, ya que potencializaría sus beneficios, dando como resultado bebidas muy saludables, como este jugo verde con té verde, para el cual necesitas: 1 manzana verde2 limones2 tallos de apio¼ jengibre¼ de pepino¼ manojo de perejil½ taza kale½ taza de espinacas½ taza de infusión de té verdeLicúa todos los ingredientes y asegúrate de mezclar bien con el té verde para disfrutar de una bebida saludable y deliciosa, que además de ayudarte a metabolizar grasa, azúcares y colesterol malo, te ayudará a mejorar tu digestión. Green tea gin and tonic Otro de los beneficios del té verde, es que te podría ayudar a alcanzar un alto nivel de relajación, especialmente si lo disfrutas acompañado de un gin tonic, ya que como explica Debby, se pueden hacer miles de combinaciones con el té verde y qué mejor que este rico cóctel. Para el green tea gin and tonic sólo necesitas mezclar un poco de infusión de té verde con los siguientes ingredientes: 60 ml de ginebra 90 ml de agua tónica Suficientes hielosInfusión de té verde con menta Ahora que, si lo que buscas es un té de media mañana o algo caliente después de comer para quitarte el antojo del postre, la empresaria mexicana experta en té recomienda prepararte una infusión de té verde y menta. 2 hojas de menta1 cucharada de hojas de té verde, o una bolsita de té1 taza de aguaPara esta bebida sólo necesitas calentar los ingredientes y dejar enfriar levemente. Debby también aconseja experimentar con los diferentes sabores que se perciben cuando la tisana cambia de temperatura, para lo cual debes evitar añadir endulzantes. Recuerda no exceder las 2 tazas al día. Como puedes darte cuenta, las posibilidades con el té verde son infinitas, su sabor es maravilloso y sus efectos muy buenos para la salud, así que te invitamos a experimentar con este ingrediente sagrado, así como también probar estas 3 diferentes bebidas con té verde. ¿Cuál se te antoja más?
¿Conoces ya el ajo negro, para qué sirve o cómo se toma o tan siquiera qué es? En realidad, el ajo negro no es más que un ajo común (allium sativum), pero que ha pasado por un proceso de fermentación, con mucha humedad y calor, lo cual cambia el color del ajo y le da una textura gelatinosa.El ajo negro es un condimento muy usado en la comida asiática, en especial en Corea, pero se ha vuelto muy popular en Estados Unidos de América desde el 2005, cuando un famoso restaurante de San Francisco comenzó a venderlo. Su sabor es ligeramente dulce, un poco ácido y comparado con el ajo fresco, el ajo negro no tiene un sabor tan fuerte porque en el proceso, se reduce el contenido de alicina.A pesar de que se dice que las propiedades del ajo negro se encuentran más concentradas o potenciadas, aún no hay suficiente investigación científica para poder afirmarlo, sin embargo, sí conserva varias ventajas del ajo fresco. Propiedades del ajo negroEl ajo negro posee una gran cantidad de compuestos antioxidantes, como polifenoles, flavonoides, derivados de tetrahidro-β-carbolina y compuestos orgánicos de azufre, que incluyen S-alil-cisteína y S-alil-mercaptocisteína, en comparación con el ajo fresco. Durante el proceso de calor y humedad que se lleva a cabo para obtener el ajo negro, no solo se alteran los componentes nutricionales y los atributos sensoriales, sino que también mejora la bioactividad del ajo negro. Algunas de las investigaciones han obtenido evidencias que demuestran los efectos terapéuticos del ajo negro, como que ayuda contra la obesidad, con inmunomoduladores, hipolipidémicos, antioxidantes, hepatoprotectores y neuroprotectores, sin embargo, aún no hay suficientes pruebas.Lo cierto es que el proceso tipo fermentación del ajo negro restaura los nutrientes y reduce el fuerte sabor y olor de cuando está crudo, por lo que el ajo negro es más fácil de consumir y así puedes aprovecharte de los beneficios del ajo, que está cargado de antioxidantes.El ajo negro es excelente para la salud, ya que ayuda a combatir los radicales libres y previene el daño oxidativo, que conduce a varias enfermedades, e incluye vitaminas y minerales como:Manganeso: ideal para ayudar a construir una estructura ósea saludable y la creación de enzimas clave para la formación de huesos.Vitamina B6: ayuda a proteger el sistema inmunológico. La vitamina también beneficia el metabolismo del cuerpo, el control hormonal y previene las afecciones de la piel y los trastornos renales, por nombrar algunos.Vitamina C: La vitamina C ayuda a proteger contra deficiencias del sistema inmunológico, enfermedades cardiovasculares y oculares, problemas de salud prenatales e incluso arrugas de la piel.Selenio: este mineral es clave para el funcionamiento cognitivo y la fertilidad.Fósforo: una de sus tareas clave es el mantenimiento de huesos y dientes sanos.Cobre: ayuda a desarrollar colágeno dentro del cuerpo, refuerza la absorción de hierro y la producción de energía.Vitamina B1: también conocida como tiamina, esta vitamina juega un papel importante en la salud del sistema nervioso y cardiovascular.Calcio: el calcio es ampliamente conocido por formar y mantener huesos fuertes. Pero el calcio también es esencial para mantener saludables el corazón, los músculos y el sistema nervioso del cuerpo.Aunque tenga una apariencia extraña para ti, el ajo negro tiene muchas propiedades buenas, potenciadas, pero con un sabor mucho más amable que el del ajo crudo, así que no dudes en probarlo cuando tengas oportunidad.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD