Tips para cocinar en la olla de cocción lenta
Dietas y Nutrición

Tips para cocinar en la olla de cocción lenta

Por Kiwilimón - June 2013
Las ollas de cocción lenta son una excelente opción cuando se trata de cocinar. Las ventajas que tienen estas ollas es que ofrecen una opción para cocinar de manera más saludable, comida baja en grasa y no requieren tanto esfuerzo. ¿Qué más le podrían pedir a la olla de cocción lenta? Para que no tengan más dudas de cómo sacar todo el potencial a su olla, aquí les tenemos algunos tips para cocinar, sigue leyendo.

Tips para cocinar en la olla de cocción lenta

1. Ahorra tiempo y esfuerzo La olla de cocción lenta es muy fácil de utilizar y para poder ahorrar la mayor cantidad de tiempo primero debemos escoger una receta de cocina que no tenga mucho tiempo de elaboración, es mejor escoger recetas como guisados o sopas en los que puedes introducir todos los ingredientes.  Si crees necesario cocinar la cebolla antes por darle un sabor diferente, no dudes en hacerlo, prueba las recetas de distinta manera hasta que encuentres la forma en la que más te guste cocinar. 2. Aprovecha el tiempo Si por la mañana no te da mucho tiempo de preparar todos los ingredientes que necesitas para tu olla de cocción, no te preocupes, hay alternativas para que no te compliques la vida. Puedes preparar todo desde una noche anterior dentro de la olla, guardar dentro del refrigerador y sacarlo desde el momento en que despiertas ya que lo ideal será que los ingredientes se encuentren a temperatura ambiente para poder empezar a cocinar, puede tardar  20 minutos aproximadamente para tomar una buena temperatura. 3. Ahorra dinero No tienes que comprar cortes de carne que sean muy caros, las ollas de cocción lenta son ideales para cocinar cortes más baratos. También puedes utilizar menos carne porque en ésta olla, se impregan mejor todo el plato de los sabores y puedes sustiuir una porción de carne por verduras. 4. No uses aceite No es necesario añadir aceite a una olla de cocción lenta, lo único que necesita para funcionar bien es suficiente humedad. También es recomendable que escoja carne magra, es decir, con la menor cantidad de grasa posible. Así no solo obtendrás un platillo más saludable, tendrá todos los nutrientes y sobretodo sabor. 5. Dosifica el agua No existe una cantidad exacta de agua que debas utilizar para tu olla de cocción lenta, lo mejor será utilizarla a cubrir la carne y verduras que decidas cocinar, teniendo cuidado de no llenar de más la olla ya que podríamos tener filtraciones de agua en la tapa y es posible que no se cocine bien el platillo. 6. Consigue una consistencia espesa Si quieres que el agua se espese un poco cuando se esté cociendo el platillo, lo mejor será pasar la carne, blanca o roja, por harina o fécula de maíz, esto hará que obtengamos una mejor consistencia, se puede calentar en la cocina, cuidando de revolver bien, hasta que espese. 7. Sé paciente No te preocupes por el tiempo, las ollas de cocción lenta como su nombre lo indica están diesñadas para trabajar solas, así que no es necesario tomar tanto control sobre los tiempos. 8. Sé cuidadoso al agregar ingredientes  Es preferible que escoja recetas en las que los ingredientes se puedan cocinar desde el principio, algunos como la calabaza no necesitan de mucho tiempo para cocerse, por eso será mejor evitarlas, pero si no es posible elegir una receta así, tampoco se preocupe, porque de esta manera también se podrá sacar provecho, la pasta, el arroz o las hierbas frescas son un ejemplo de lo que se tiene que añadir casi al final de la cocción. 9. Mide tus tiempos Por si no lo sabes muy bien, aquí tienes los tiempos estimados de cocción de acuerdo al tiempo que generalmente toma la receta o los ingredientes en estar listos: Si tarda de 15 a 30 minutos, cocinar durante 1 o 2 horas en alta o 4 a 6 horas en baja Si tarda 30 a 1 hora, cocine por 2 o 3 horas en alta o de 5 a 7 horas en baja Si tarda de 1 hora a 2, cocinar por 3 a 4 horas en alta o de 6 a 8 en baja Si tarda de 2 a 4 horas, cocine de 4 a 6 horas en alta o de 8 a 12 horas en baja Algo importante que hay que considerar, es que ingredientes como los tubérculos pueden tomar más tiempo que la carne y otros vegetales para ponerlos cerca de la fuente de calor (el fondo de la olla) Esperamos que con estos tips para cocinar puedas aprovechar al máximo tu olla de cocción lenta y disfrutar de platillos más saludables y fáciles de hacer. Recetas de cocina Con estas recetas podrás disfrutar de platillos deliciosos, además de que podrás prepararlas en tu olla de cocción lenta, así que qué esperas? Cocina cuanto antes cualquier receta que elijas. (es importante hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación)   Pozole rojo. Con esta receta podrán aprender a preparar un rico pozole tradicional de la cultura mexicana. Cochinita pibil yucateca. La cochinita pibil es un plato típico de la región de Yucatán en México. Antiguamente los mayas lo cocinaban en un horno subterráneo, ahora se puede preparar en un horno convencional dejando marinar toda la noche. Se sirve con salsa de cebolla. Chili con frijoles y pavo. Receta Facil que puede servirse en todo tipo de evento, fiesta familiar o en casa como botana o platillo completo. Pollo con quinoa y frijoles. Una receta súper saludable y rica en proteína. La quínoa o quinua es un alimento rico ya que posee los 8 aminoácidos esenciales para el humano, así que disfruta esta receta de pollo con quínoa y frijoles. Pozole blanco. Auténtica y deliciosa receta mexicana para preparar un buen pozole blanco para las fiestas patrias o alguna ocasión especial. Frijoles rancheros. Disfruta de todas tus comidas con unos deliciosos frijoles rancheros. Prepara esta receta tan fácil que te sorprenderás. Arroz chino frito. Receta tradicional de arroz frito con verduras picadas y carnes, es muy nutritivo y delicioso. Lentejas con arroz. Este es un plato nutritivo y sano, fácil y rápido de preparar, realiza cuanto antes esta receta de lentejas con arroz, súper rica.

Si quieres conocer todas las recetas de kiwilimón, haz click aquí

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Queridos Godínez: los entendemos. Sabemos que trabajar en una oficina puede ser difícil, sobre todo cuando llega la hora de la comida y tú todavía no acabas ni con tu primer pendiente del día. Para evitar que el hambre te gane y termines cediendo a los antojos de los tlacoyos de la esquina, te tenemos unas deliciosas recomendaciones de colaciones para llevar al trabajo.Galletas  veganas de chía con dip de aguacate. En lugar de llenarte el estómago con chicharrones enchilados, mejor prueba estas exquisitas galletas de chía. Además de quitarte el hambre, te harán sentir con más ánimos gracias a los nutrientes de sus ingredientes. Incluso, son consideradas como las perlas de las vitaminas, minerales y ácidos grasos que ayudan a combatir la grasas y regular el peso corporal y ¡son muy simples de usar!. Otros datos importantes a mencionar son: tienen antioxidantes, Omega 3 en cantidades superiores a otras semillas; son una gran fuente de fibra y tienen 5 veces más calcio que la leche. Un plus es que tampoco contienen Gluten.Tabule de lentejas. Esta es una colación ideal para los días más pesados en la oficina. El hierro y la proteína presentes en este tabule te ayudarán a mantenerte con más energía por más tiempo. Si puedes, usa hierbabuena fresca para darle un sabor más intenso.Rollos vietnamitas veganos. El lunch más práctico, saludable y fácil de preparar no siempre viene en forma de sándwich. Prueba estos rollos y descubre lo deliciosa que puede ser la comida para llevar. Prepáralos el fin de semana para que tengas lunch para todos los días.Bowl détox de frutas. Esta receta es tan sencilla como picar, congelar y licuar. En la presentación original se sugiere servirse en un bowl, pero también puedes optar por agregar un poco de agua a la mezcla para que quede más líquida y lo puedas tomar como un smoothie.Burritos de pollo y pico de gallo. Para esos días en los que necesitas algo más contundente te sugerimos preparar estos deliciosos burritos. Lo ideal es que los comas recién preparados, pero como seguramente no tendrás mucho tiempo en la oficina, puedes calentarlos en el micro.Pepinos rellenos de ensalada de pollo. No necesitas más que 20 minutos para hacer esta receta. Si tienes planeado llevar este platillo al trabajo, te sugerimos colocar la ensalada y los pepinos en contenedores separados. Así será más sencillo transportar la comida. Los pepinos no sólo son una opción fantástica de colación por lo ligeros que son, sino porque son diuréticos, mejoran la digestión, regulan la presión arterial y además eliminan toxinas. Gorditas de amaranto. Si tú eres más de antojos dulces, entonces estas gorditas te fascinarán. Ideales para acompañar tu cafecito de media mañana, las gorditas de amaranto pueden prepararse con harina de trigo o de amaranto, para que sean aún más saludables. Entre otros beneficios del amaranto, podemos resaltar que es diurético, lo cual se facilita gracias a sus niveles de calcio, fibra y potasio.Yoghurt de fresa con tapioca y pistaches. Consiéntete con un antojo dulce mientras te alimentas saludablemente con este yoghurt con tapioca y pistaches. Para darle más sabor puedes agregar los frutos secos que más te gusten: arándanos, nueces, almendras, cacahuates, etc. Y es que los pistaches o pistachos, están en el ranking de los dos frutos secos que más fibra contienen. Además, resaltan porque tienen vitaminas, minerakes y cantidades considerables de tiamina (vitamina B1) y vitamina B6; y una fuente de riboflavina, vitamina E, vitamina K y ácido fólico.¿Cuál de estas colaciones llevarás a tu trabajo la próxima semana? ¡Sé la envidia de los Godinez de tu oficina!
Admítelo: algunos de tus utensilios de cocina ya pasaron por su mejor momento y es la hora de buscar un reemplazo. Piensa que ahora que comienza un nuevo año es la oportunidad de hacer renovaciones en todos los aspectos, incluyendo tu cocina.Aunque algunos utensilios de cocina están destinados a durar para siempre (como los de acero inoxidable) hay otros que necesitan ser cambiados regularmente, pero ¿cómo saber si es el momento de cambiar tus utensilios? Fácil, nosotros te decimos cómo.Las toallas para la cocina. Cuando por más lavadas que les hayas dado siguen teniendo un olor desagradable, o ahora la textura no es tan suave y se ha vuelto un poco acartonada, es el momento de remplazarlas. Sobre todo, si las toallas ya están deshilachadas, rasgadas o muy maltratadas. Recuerda que los trapos y toallas de cocina guardan una cantidad considerable de gérmenes, sin importar cómo las laves o cuántas horas las dejes expuestas al sol. Las esponjas. Mientras sigan lavando, las seguimos usando, pero ojo, las esponjas son el utensilio que se tiene que cambiar con más frecuencia y sin necesidad de que se parta en dos o le falte un cachito. Cuando huele mal o ya está rota piensa en todas las bacterias que puede guardar. Además, toma en cuenta que estar casi todo el tiempo mojada, ocasiona que garde gran cantidad de gérmenes y bacterias que estarás pasando a tus trastes "limpios" o recién lavados.Las cucharas de madera. ¿Cómo saber cuándo debes cambiar tu cuchara? Muy fácil: porque ya es casi imposible servir la comida de lo roto que está. Una cuchara de madera cuida mucho tus sartenes antiadherentes, pero si está rota deberás desecharla. Una de las razones principales es que podría desprender algún residuo de madera y quedarse en la comida o en el sartén. El pelador de papas. Los mejores son los de acero, pero son lo que se oxidan más rápido. Si pierdes más tiempo peleando con tu pelador que con un cuchillo es hora de cambiarlo. Por lo general hay que cambiarlos porque se rompen, se doblan o simplemente están muy oxidados.Los contenedores de plástico. Los famosos tuppers son otros de los utensilios que deberás cambiar en algún punto. Cuando tengan manchas imposibles de quitar, estén rallados o tengan un olor penetrante, es hora de mandarlos al bote de basura. De preferencia, es mejor que utilices recipientes de vidrio para conservar mejor la comida y para que cuando la guardes, no se contaminen por el plástico. Aprovecha esta temporada para hacer un cambio en los utensilios de tu cocina y estrénalos con estas recetas:Volovanes de champiñones cremososCheesecake de elote con rompopeTrufas de leche condensadaRollo de tamal relleno de cochinita
¿Uno de tus propósitos de Año Nuevo es comenzar a ahorrar? No te esperes a que suenen las campanadas de la media noche para empezar a cuidar tu dinero. Sigue estos tips para hacer rendir más tu quincena y, ahora sí, comenzar a ahorrar. Haz un presupuesto para todo el mes. Primero lo primero. Calcula todos tus gastos y réstalos a tus ingresos. Así sabrás cuánto dinero debes destinar al pago de servicios, renta y transporte, y qué cantidad puedes usar para comprar comida.Planea tus menús de manera semanal. Olvídate de andar improvisando todos los días. Comienza el año haciendo un menú semanal. Piensa en platillos que incluyan más o menos los mismos ingredientes, así no tendrás que comprar tantas cosas y desperdiciarás menos.Haz una lista antes de ir al súper. Nunca te vuelvas a parar en el súper sin saber exactamente qué es lo que hace falta en la cocina. Después de planear las comidas para la semana revisa tu refrigerador y la alacena para saber qué falta. Y cuando vayas a la tienda, limítate a comprar solo lo que encuentres en la lista.Come un tentempié antes de ir de compras. Un súper tip de cómo ahorrar que nunca falla es: no ir al súper con el estómago vacío. Muchas veces terminamos comprando cosas que no necesitamos solo por el antojo. Para evitar esto come algo antes de ir de compras, así no caerás en la tentación del pasillo de galletas.Compra frutas y verduras de temporada. No solo es mucho más económico, sino que además te permite disfrutar de productos frescos y con mejor sabor. Investiga cuáles son las frutas y verduras de la temporada y diseña tus comidas usando estos ingredientes.Prepara tu lunch y snacks en casa. Las visitas a la tiendita y las comidas en el puesto de quesadillas pueden parecer gastos mínimos, pero a la larga te salen más caros que una comida en un buen restaurante. Lo mejor para ahorrar y para cuidar tu salud es preparar toda tu comida en casa. Ahora sí, inicia el año con el pie derecho y comienza a ahorrar desde hoy. Te recomendamos estas recetas RENDIDORAS:Pollo Alfredo con BrócoliPan de Elote fácil sin HarinaPapas cambray rellenas de queso cremaEnsalada de camarones picosos con toronja 
Disfrutar una espumosa taza de chocolate caliente ahora es tan sencillo como calentar un poco de leche y agregar el chocolate de tu preferencia. Sin embargo, para poder llegar a esto tuvieron que pasar muchas cosas. Descubre cómo el consumo de este delicioso alimento de origen americano se ha convertido en toda una tradición del chocolate en México. Orígenes ancestrales El consumo del cacao comenzó en América. De hecho, los mayas y los olmecas fueron los primeros en aprender a cultivarlo. Muy probablemente ellos mismos llevaron el cacao a las otras culturas, entre ellas a los aztecas. Las culturas prehispánicas valoraban tanto estos granos que incluso los usaban como moneda de intercambio. El cacao era tan importante que su consumo se reservaba para ocasiones especiales, como en rituales funerarios. Se han encontrado vasijas con restos de teobromina (compuesto presente en el cacao) que indican su uso tanto en eventos de este tipo como en algunos otros más festivos. Eso sí, casi siempre eran exclusivos para la corte y las clases sociales más altas. El mestizaje del cacao El cacao no se consumía como lo hacemos hoy en día. Con la llegada de los españoles se le agregó leche y azúcar, dando origen al chocolate caliente como lo conocemos en la actualidad. El intercambio de costumbres e ingredientes hizo que la bebida tradicional hecha a base de la manteca del cacao y agua adquiriera nuevas versiones al añadirle especias como canela. Los españoles no tardaron mucho en descubrir los grandes beneficios del cacao. Se dice que Hernán Cortés le aseguró al rey Carlos V que con una taza de esa bebida los soldados de su ejército podían tener energía suficiente para un día entero de trabajo. Con la conquista y fascinación de los españoles por su sabor y propiedades, el chocolate cruzó el Atlántico hasta llegar a Europa. El chocolate en nuestros días Hoy en día cuando pensamos en un chocolate de calidad casi siempre viene a nuestra mente una marca de origen suizo o francés, pero no hay que olvidar que la mayor producción de cacao se hace en América y África. Nuestro país ocupa el lugar número 11 a nivel mundial, siendo Tabasco, Chiapas y Oaxaca los principales estados donde se produce este cultivo. A pesar de contar con una gran tradición y de ser un productor de cacao, el consumo per cápita de chocolate en México es muy bajo. Se calcula que un mexicano come 750 gramos de chocolate al año, mientras que un suizo consume casi 12 kilos. Es tiempo de que comencemos a valorar la riqueza gastronómica de nuestro país y apoyemos a los productores locales de cacao. Además de tener muchas propiedades benéficas para la salud, el chocolate es la herencia de nuestro pasado prehispánico y refleja el mestizaje característico de nuestro país. No esperes a que llegue le temporada de frío para prepararte un rico chocolate caliente. Existen muchas maneras de disfrutar el delicioso sabor del chocolate. Aquí te compartimos algunas ideas para comenzar a usar el chocolate más seguido en tu cocina: Pastel de chocolate sin harina 4 chocolates calientes Pechugas de pollo al chocolate Pastel de chocolate y frijol Mole poblano   Fuentes: Elsiglodetorreon.com.mx Excelsior.com.mx Mexicodestinos.com Expansion.mx
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD