Tips para cocinar en la olla de cocción lenta
Dietas y Nutrición

Tips para cocinar en la olla de cocción lenta

Por Kiwilimón - Junio 2013
Las ollas de cocción lenta son una excelente opción cuando se trata de cocinar. Las ventajas que tienen estas ollas es que ofrecen una opción para cocinar de manera más saludable, comida baja en grasa y no requieren tanto esfuerzo. ¿Qué más le podrían pedir a la olla de cocción lenta? Para que no tengan más dudas de cómo sacar todo el potencial a su olla, aquí les tenemos algunos tips para cocinar, sigue leyendo.

Tips para cocinar en la olla de cocción lenta

1. Ahorra tiempo y esfuerzo La olla de cocción lenta es muy fácil de utilizar y para poder ahorrar la mayor cantidad de tiempo primero debemos escoger una receta de cocina que no tenga mucho tiempo de elaboración, es mejor escoger recetas como guisados o sopas en los que puedes introducir todos los ingredientes.  Si crees necesario cocinar la cebolla antes por darle un sabor diferente, no dudes en hacerlo, prueba las recetas de distinta manera hasta que encuentres la forma en la que más te guste cocinar. 2. Aprovecha el tiempo Si por la mañana no te da mucho tiempo de preparar todos los ingredientes que necesitas para tu olla de cocción, no te preocupes, hay alternativas para que no te compliques la vida. Puedes preparar todo desde una noche anterior dentro de la olla, guardar dentro del refrigerador y sacarlo desde el momento en que despiertas ya que lo ideal será que los ingredientes se encuentren a temperatura ambiente para poder empezar a cocinar, puede tardar  20 minutos aproximadamente para tomar una buena temperatura. 3. Ahorra dinero No tienes que comprar cortes de carne que sean muy caros, las ollas de cocción lenta son ideales para cocinar cortes más baratos. También puedes utilizar menos carne porque en ésta olla, se impregan mejor todo el plato de los sabores y puedes sustiuir una porción de carne por verduras. 4. No uses aceite No es necesario añadir aceite a una olla de cocción lenta, lo único que necesita para funcionar bien es suficiente humedad. También es recomendable que escoja carne magra, es decir, con la menor cantidad de grasa posible. Así no solo obtendrás un platillo más saludable, tendrá todos los nutrientes y sobretodo sabor. 5. Dosifica el agua No existe una cantidad exacta de agua que debas utilizar para tu olla de cocción lenta, lo mejor será utilizarla a cubrir la carne y verduras que decidas cocinar, teniendo cuidado de no llenar de más la olla ya que podríamos tener filtraciones de agua en la tapa y es posible que no se cocine bien el platillo. 6. Consigue una consistencia espesa Si quieres que el agua se espese un poco cuando se esté cociendo el platillo, lo mejor será pasar la carne, blanca o roja, por harina o fécula de maíz, esto hará que obtengamos una mejor consistencia, se puede calentar en la cocina, cuidando de revolver bien, hasta que espese. 7. Sé paciente No te preocupes por el tiempo, las ollas de cocción lenta como su nombre lo indica están diesñadas para trabajar solas, así que no es necesario tomar tanto control sobre los tiempos. 8. Sé cuidadoso al agregar ingredientes  Es preferible que escoja recetas en las que los ingredientes se puedan cocinar desde el principio, algunos como la calabaza no necesitan de mucho tiempo para cocerse, por eso será mejor evitarlas, pero si no es posible elegir una receta así, tampoco se preocupe, porque de esta manera también se podrá sacar provecho, la pasta, el arroz o las hierbas frescas son un ejemplo de lo que se tiene que añadir casi al final de la cocción. 9. Mide tus tiempos Por si no lo sabes muy bien, aquí tienes los tiempos estimados de cocción de acuerdo al tiempo que generalmente toma la receta o los ingredientes en estar listos: Si tarda de 15 a 30 minutos, cocinar durante 1 o 2 horas en alta o 4 a 6 horas en baja Si tarda 30 a 1 hora, cocine por 2 o 3 horas en alta o de 5 a 7 horas en baja Si tarda de 1 hora a 2, cocinar por 3 a 4 horas en alta o de 6 a 8 en baja Si tarda de 2 a 4 horas, cocine de 4 a 6 horas en alta o de 8 a 12 horas en baja Algo importante que hay que considerar, es que ingredientes como los tubérculos pueden tomar más tiempo que la carne y otros vegetales para ponerlos cerca de la fuente de calor (el fondo de la olla) Esperamos que con estos tips para cocinar puedas aprovechar al máximo tu olla de cocción lenta y disfrutar de platillos más saludables y fáciles de hacer. Recetas de cocina Con estas recetas podrás disfrutar de platillos deliciosos, además de que podrás prepararlas en tu olla de cocción lenta, así que qué esperas? Cocina cuanto antes cualquier receta que elijas. (es importante hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación)   Pozole rojo. Con esta receta podrán aprender a preparar un rico pozole tradicional de la cultura mexicana. Cochinita pibil yucateca. La cochinita pibil es un plato típico de la región de Yucatán en México. Antiguamente los mayas lo cocinaban en un horno subterráneo, ahora se puede preparar en un horno convencional dejando marinar toda la noche. Se sirve con salsa de cebolla. Chili con frijoles y pavo. Receta Facil que puede servirse en todo tipo de evento, fiesta familiar o en casa como botana o platillo completo. Pollo con quinoa y frijoles. Una receta súper saludable y rica en proteína. La quínoa o quinua es un alimento rico ya que posee los 8 aminoácidos esenciales para el humano, así que disfruta esta receta de pollo con quínoa y frijoles. Pozole blanco. Auténtica y deliciosa receta mexicana para preparar un buen pozole blanco para las fiestas patrias o alguna ocasión especial. Frijoles rancheros. Disfruta de todas tus comidas con unos deliciosos frijoles rancheros. Prepara esta receta tan fácil que te sorprenderás. Arroz chino frito. Receta tradicional de arroz frito con verduras picadas y carnes, es muy nutritivo y delicioso. Lentejas con arroz. Este es un plato nutritivo y sano, fácil y rápido de preparar, realiza cuanto antes esta receta de lentejas con arroz, súper rica.

Si quieres conocer todas las recetas de kiwilimón, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
¿Estás buscando un alimento que sea versátil, delicioso y además bueno para tu salud? ¡No busques más! Disfruta todas las bondades del aguacate y descubre por qué debes incluirlo en tu dieta. Todos sabemos que el aguacate puede usarse tanto en recetas saladas como dulces y que, en general, aporta muchos nutrientes. Pero, ¿cuáles son esos nutrientes? Resulta que el tercio de un aguacate mediano contiene casi 20 vitaminas y minerales. Eso la convierte en una opción saludable. Estas son algunas de las vitaminas que puedes obtener al consumir aguacate:• Vitamina K. Los aguacates son una buena fuente de vitamina K, un nutriente que el cuerpo necesita para mantenerse saludable. Es importante para la coagulación de la sangre, los huesos y otras funciones esenciales del organismo.• Vitamina C. Este es un antioxidante que promueve la curación y ayuda a que el cuerpo absorba el hierro. Aunque puedes tomar antioxidantes en forma de tabletas, se recomienda obtenerlos a través del consumo de alimentos saludables y no necesariamente mediante suplementos. Los aguacates saludables en una porción de 50 g contienen 4% del VD de vitamina C.• Vitamina B6 y ácido pantoténico. Juntos ayudan a convertir la comida en energía. 25 gramos de un aguacate saludable contiene .1 mg de Vitamina B6 y .4 mg de ácido pantoténico, que es el 20% de la ingesta diaria recomendada para niños de 1-3 años. • Vitamina E. Al comer tan solo 50 gramos de aguacate estás consumiendo el 6% de la dosis diaria recomendada de vitamina E. Este compuesto es importante porque es un antioxidante que protege los tejidos del daño y ayuda a mantener fuerte el sistema inmunológico. • Punto extra: Los Aguacates de México no solo contribuyen casi 20 vitaminas y minerales, también ayuda a absorber mejor el resto de los nutrientes que comemos. La grasa insaturada del aguacate (también conocida como grasa buena) ayuda a incrementar la absorción de nutrientes que son liposolubles, como las vitaminas A, D, K y E. Ahora ya lo sabes: si quieres cuidar tu salud mientras disfrutas de un alimento saludable, come Aguacates de México. Esta fruta puede ser el snack ideal para media mañana, el acompañante perfecto para tu platillo favorito o el sustituto que convierta cualquier receta en una opción mucho más saludable.
Todos estamos conscientes del problema de contaminación que vive nuestro planeta, por lo que reciclar en casa es el primer paso para comenzar con acciones concretas.Hay acciones que podemos hacer desde nuestra trinchera para ayudar al medio ambiente, y una de las acciones que más accesibles y que más podemos ayudar es reciclando. El reciclaje es un buen hábito que podemos hacer en casa y que no requiere de gran infraestructura, pero sí de mucha voluntad para hacerlo de manera práctica, responsable y adoptarlo a tu estilo de vida.Para empezar a reciclar en casa, aquí te dejamos estos 10 consejos:Comunícaselo a todos los miembros de la familia. Lo más importante es que todos los miembros de la familia estén en la misma sintonía para que sea más fácil adoptar este hábito. Entre todos será más fácil cumplir con este propósito y apoyarse entre sí.Busquen información y edúquense al respecto. Tener la información necesaria hará que el reciclaje sea más fácil, es necesario saber sobre los distintos materiales, el uso y el reuso que se le puede dar. Instala distintos botes de basura para diferentes tipos de materiales. La separación de residuos es muy importante. Hay que tener cestos diferentes para los distintos materiales y desechos: orgánicos, inorgánicos, cartón y papel, vidrio, pet, electrónicos, etc.Identifica un centro de reciclaje e infórmate cuál es la forma para llevar los distintos materiales. Ya existen distintos centros donde pueden reciclar tus desechos, sin embargo es necesario que lo lleves tal cuál se requiere, hay materiales que necesitan estar lavados y secos, otros que se pueden compactar, etc. Es necesario que sepas cómo se debe entregar todo.Reusa. Otra de las principales formas de reciclar es el reuso, piensa antes de tirar algo si le puedes dar una segunda oportunidad, por ejemplo tus botellas de vidrio pueden servir de floreros, los frascos de mayonesa te pueden servir como contenedores para poner productos a granel, etc.Invierte en productos zero waste. Actualmente hay en el mercado muchos productos que no generan residuos, ya sea que compres productos a granel, artículos sin envolturas etc.Realiza actividades para reciclar de forma original. Si tienes hijos pueden destinar actividades para buscarle un nuevo uso a tus residuos, por ejemplo pueden hacer cochecitos con los cartones del papel sanitario y así darle rienda a la creatividad. No deseches lo que ya no sirve y trata de repararlo. Estamos cada vez más acostumbrados a comprar cosas desechables o que caducan rápido, pasa con tu celular, computadoras portátiles etc. Antes de desecharlo, investiga si se puede reparar y además de ahorrar, reciclarás. Reduce tu consumo. Vivimos en una sociedad cada vez más consumista, realmente no necesitas comprar todo lo que crees. Antes de hacerlo, piensa si realmente lo necesitas. No desistas. El reciclaje es un hábito que requiere paciencia, constancia y disciplina, piensa que es algo que debes implementar en tu vida a largo plazo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD