Top 10: Datos que no conocías sobre el yoghurt

Por Kiwilimón - Julio 2016
Cada día que pasa el yoghurt gana más popularidad, y es que además de su naturaleza multifacética en la cocina, rico sabor y múltiples nutrimentos beneficiosos para el cuerpo, es un ingrediente especial. Probablemente has escuchado lo bueno que es para tu salud, pero tal vez no estés familiarizada con que ha curado reyes, que fue creado por accidente o que incluso limpia cierto tipo de metales. Para que sepas más sobre este rico ingrediente, aquí te dejamos nuestro top 10: datos que no conocías sobre el yoghurt. 1. En 1542 el rey Francisco I de Francia sufría de severos problemas gastrointestinales y ninguno de sus doctores encontraba cómo ayudarlo. Un día fue visitado por un doctor otomano que le recetó un antiguo remedio turco: yoghurt. Desde ese día el rey se mejoró y Occidente recibió su primera probada de yoghurt. 2. Es una creencia generalizada que la creación del yoghurt fue un accidente. Al parecer granjeros que datan de 6,000 años a.C. ordeñaban a sus vacas y guardaban la leche dentro de los estómagos de otros animales donde cuajaba. Tras ver que resultaba en un sabor placentero y que duraba más que la leche simple, decidieron seguir haciéndolo. 3. El yoghurt es una excelente mascarilla. En vez de gastar en mascarillas usa un poco de este ingrediente una vez al día sobre tu cutis facial. Gracias a que contiene ácido láctico y zinc es un exfoliante natural así como desinflamante. 4. El yoghurt ha alimentado ejércitos completos. Cuenta la historia que los mongoles, hombres del conquistador Genghis Kahn vivían del yoghurt hecho de la leche de sus caballos pues era ultra nutritivo. 5. El yoghurt, originalmente, es de Turquía, no griego. De hecho el vocablo de dónde proviene significa intensificar o condensar en el lenguaje turco. 6. El yoghurt puede ser un snack o botana saludable y puede contribuir a mejorar la salud digestiva gracias a sus probióticos. 7. Comer yoghurt con fruta no es una costumbre demasiado antigua. En 1947 se empezó a hacer como estrategia de publicidad que fomentaba el consumo de ambos alimentos para que así las personas aceptaran mejor su sabor acidito. 8. La Asociación Americana del Corazón ha publicado que comer yoghurt por dos meses seguidos puede ayudar a reducir la presión arterial. 9. El yoghurt es una bomba de nutrimentos: tiene una mayor concentración de proteína y calcio que la leche, además, es mucho más fácil absorber el calcio, magnesio y zinc que contiene gracias a su pH ácido. 10. Si tienes objetos de lata o latón en casa que quieras lavar lo puedes hacer con yoghurt, es realmente útil para sacar brillo. ¡No te quedes sin probar estas DELICIOSAS recetas con yoghurt! Tejas de Yoghurt con Chocolate Blanco y Fruta Deshidratada Mousse de Mandarina y Yoghurt Helado de Yoghurt con Frutos del Bosque Smoothie de Yoghurt y Aguacate Pudín de Chía, Yoghurt y Frutas
Logo-HarmoniaPNG_00000
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Puede que no seas una experta en repostería, pero aunque ya hayas horneado antes, a veces el resultado te deja preguntándote ¿¡que diablos estoy haciendo mal y por qué me quedan duras las galletas?!A pesar de tener una receta muy sencilla, las galletas suelen ser uno de los alimentos que más complicados nos resultan a la hora de hacerlos, porque en su paso a paso, necesitamos encontrar el equilibrio perfecto para que no queden demasiado gruesas, o demasiado pastelosas o muy duras.Para sabe qué salió mal con tus galletas, tienes que fijarte en varias cosas, por ejemplo, la consistencia de las galletas o de la masa antes de hornearlas. Así, entre los errores más comunes al hacer galletas se encuentra no agregar suficiente harina o usar demasiada; usar una cantidad mayor de huevos o incluso de azúcar… Y más que enlistamos a continuación:Usar polvo de hornear en lugar de bicarbonato de sodioMezclar todos los ingredientes al mismo tiempo en lugar de seguir las instrucciones paso a pasoAgregar huevos extraOlvidar los huevos por completoEmbutir la harina y usar demasiadaNo usar suficiente harinaBatir en exceso la masaUsando demasiada mantequillaNo usar suficiente mantequillaNo usar suficiente azúcar¿Por qué me quedan duras las galletas?Cuando horneas galletas y te quedan duras, lo más seguro es que hayas caído en dos de los errores más comunes: te faltó mantequilla o no usaste suficiente harina.Algunas galletas son crujientes y de consistencia más dura, pero otras, como las de chispas de chocolate o avena, pueden ser suaves o crujientes. El secreto para lograr una textura esponjosa en lugar de una textura delgada y crujiente está en la humedad.Por ejemplo, formar las galletas en montículos altos en lugar de aplanarlas con la palma de la mano y cocinarlas por un minuto o dos ayudará a retener densidad y las hará más suaves. Para agregar más humedad a la masa, puedes hacerlo en forma de mantequilla adicional, yemas de huevo o azúcar morena, esto hará queden aún más suaves.Para hacer las galletas más suaves, puedes agregar de 2 a 4 cucharadas de mantequilla ablandada, o 1/4 taza de azúcar a la masa.Cuando usas poca harina, las galletas salen planas, marrones, crujientes, frágiles y grasientas; además, se cocinan mucho más rápido.El resultado son galletas duras y frágiles, igual que cuando usas mantequilla demasiado suave o ligeramente derretida a la masa también puede dar como resultado galletas planas. La solución fácil es agregar más harina a la masa, poco a poco, hasta que la mezcla se pegue bien a la batidora.Prueba con estas pequeñas modificaciones en tus recetas de galletas, porque sólo a prueba y error encontrarás la forma perfecta de hacer galletas que no te queden duras.
Este momento es histórico e increíble: el mundo globalizado parece haber bajado su ritmo y nuestra mejor forma de mantenernos sanos ha sido distanciarnos socialmente. Así que nos adaptamos a trabajar en casa, a no abrazar a nuestros seres queridos y a evitar lo más que se pueda el contacto humano. Aunque la situación nos puede tener ansioso, por la incertidumbre, también nos ha arrojado aún más hacia el infinito contenido de las redes sociales, en donde hemos encontrado que la cocina es una de las formas más gratificantes –y virales al parecer– de pasar el tiempo en nuestras casas.Así, durante casi dos meses y medio de confinamiento, hemos visto que muchas personas ya le perdieron miedo al horno, se han puesto creativas al momento de hacerse el desayuno, o se han vuelto los mejores reposteros.Si tú aún no lo has intentado, te dejamos aquí las 5 recetas que se volvieron virales esta cuarentena, para que elijas la tuya, te aseguramos que habrá una que te robe el corazón y te quede deliciosa.Panqué de plátanoQuizá por la sencillez de su receta y sus ingredientes, este ha sido EL panqué de la cuarentena. Para hacerlo sólo se requiere de plátanos, harina, mantequilla, huevo y azúcar, y un molde para panqué y listo. El pan perfecto para acompañar con tu café o para la tarde.Mira aquí una receta de panqué de plátano con nuez para hacer el tuyo.Café DalgonaEsta versión de café frío nos sorprendió a todos por su facilidad para hacerse y su presentación esponjosa y cremosa. Sólo necesitas hielos, azúcar y café soluble para preparalo.¿Aún no te has preparado un café dalgona? Aquí te dejamos el paso a paso.Cereal de mini hot cakesAún no sabemos por qué, pero lo mini se ha puesto de moda y así, a alguien se le ocurrió llevar dos desayunos clásicos más allá y hacer un cereal con mini hot cakes. Gran aporte para el mundo en cuarentena. Además, también hay cereal de mini galletas, de donas y de muchas cosas más.Pastel de zanahoriaOtro pan muy fácil de hacer, con ingredientes sencillos que siempre están en el refri. Además, este se puede hacer también en sartén, así que es una gran opción si quieres tener un pastelito casero.Si no tienes horno, no te preocupes, este pastel de zanahoria se hace en sartén.CarlotasLa carlotas ya son un postre clásico y popular, pero esta cuarentena, todos aprovecharon a hacer una y no sólo de limón, sino de fresa, de mango y de toda fruta deliciosa que se les ocurrió.Aquí hay una compilación de deliciosas carlotas, para que pruebes todas.La cocina resultó ser un gran aliado para pasar el tiempo en casa y sobrellevar estos tiempos complicados de una manera muy sabrosa. ¿Cuál de estas recetas ya preparaste o te vas a animar a preparar?
El té, esa bebida caliente que muchos toman para relajarse o para aminorar algún mal común, resulta tener un sinfín de variantes deliciosas con un sabor y olor diferente para cada gusto. Puedes encontrar el té en su presentación más básica, dentro de bolsitas de tela o en hierbas secas, listo para ser transformado en infusión y por ello, es necesario que conozcas los 6 tés más populares que no pueden faltar en tu alacena. Té verde El té verde es quizás el té más popular debido a sus propiedades antioxidantes y nutricionales, porque como explica el el doctor Leonardo López Guzmán, experto en medicina natural y homeopatía, “los antioxidantes combaten el envejecimiento prematuro y protegen a nuestro cuerpo de la contaminación ambiental y química”. Además, las personas lo relacionan con la pérdida de peso y aunque no es la clave para lograrlo, la nutrióloga Nineth Carrillo comenta que gracias a su riqueza de catequinas y polifenoles, el té verde propicia la disminución del colesterol y disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, razón por la cual todas las señoras tienen una cajita lista para abrir en sus cocinas. Té de jazmín Para los amantes de los sabores dulces, el té de jazmín es una opción increíble, ya que además de ser muy rico, Profesionales del Departamento de Epidemiología, Instituto Cardiovascular y Hospital Fu Wai y la Academia China de Ciencias Médicas de Beijing encontraron que ayuda a disminuir los niveles de colesterol, evitando ataques cardíacos y derrames cerebrales, además de aliviar el estrés y retrasar el proceso de envejecimiento. ¿Quién podría resistirse a él? Té negro Otro de los tés que más frecuentemente encontramos en las alacenas, es el té negro, que muchos utilizan como sustituto de café. Esto se debe a que ayuda a mejorar el estado de alerta mental, facilita el proceso de aprendizaje, contribuye a una mejor memoria y la habilidad para procesar la información, según información del sitio de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Medline Plus. Además, también explican que el té negro también es súper efectivo para tratar el dolor de cabeza, la presión arterial alta y baja y el colesterol y para la prevención de las enfermedades cardiacas como la arteriosclerosis, el endurecimiento de las arterias y el infarto de miocardio. Sin embargo, debemos ser cuidadosos con su consumo ya que posee un alto contenido de cafeína. Té de manzanilla El té de manzanilla tiene numerosas propiedades medicinales gracias a sus terpenoides, flavonoides y otros aceites volátiles que, de acuerdo a un estudio publicado por el National Center for Biotechnology Information (NCBI), funcionan como antiinfamatorio, activo antibacteriano y relajante. Esto significa que es ideal para relajarte y conciliar el sueño, para aminorarlos cólicos menstruales y dolores de estómago, así como para reducir el dolor de las articulaciones. Té chai El té chai, un té que ha tomado una fuerte popularidad en los últimos años, es originario de India y se parece mucho al té negro pero posee un sabor diferente, con distintas hierbas y especias aromáticas como clavo de olor, canela, jengibre, pimienta y cardamomo. La reducción de náuseas y el malestar estomacal, el mejoramiento de la digestión y la actividad cardiaca son sólo algunos de los múltiples beneficios del té chai. Té de tila El té de tila es, sin duda, uno de los favoritos dentro de las cocinas mexicanas y es que gracias a su alto contenido de fitonutrientes, flavonoides y otras sustancias diaforéticas, los cuales ayudan a aliviar la presión arterial alta, calmar la ansiedad y conciliar el sueño. De hecho, investigadores del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CIENVESTAV), encontraron las hojas del té de tila actúan en nuestro cerebro, inhibiendo la excitación del sistema nervioso, actuando como un relajante. Ahora que conoces los tés más populares y las razones por las cuales deben estar en tu cocina, ¿cuál te hace falta?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD