Top 12 alimentos para comer después de hacer ejercicio
Dietas y Nutrición

Top 12 alimentos para comer después de hacer ejercicio

Por Kiwilimón - Junio 2014
La alimentación es 80% responsable de nuestro peso, el otro 20% está constituido por nuestro ejercicio. Para combinar correctamente estos porcentajes debemos fijarnos bien en lo que comemos todo el día, pero sobre todo después de haber realizado actividad física. Nuestras amigas de ActitudFem nos comparten una lista de alimentos que debemos comer después de hacer ejercicio:

1. Huevo

La proteína y los carbohidratos son los alimentos claves para consumir después de una rutina de ejercicio. El huevo tiene únicamente 70 calorías y 6.3 gramos de proteína ¡Muchísimo!. Eso sí, no dejes que las películas de Rocky te engañen, el huevo crudo no tiene ventajas sobre el huevo cocido. El huevo cocido te permite absorber casi la doble cantidad de proteína sobre el crudo.

2. Quinoa

Para cubrir tu dosis de carbohidratos el arroz integral no es mala opción, pero un alimento que tiene más vitaminas y nutrimentos es la quinoa. Contiene más proteína y fibra que el arroz, y requiere menos tiempo para su preparación.

3. Jugo de naranja

En lugar de tomar una bebida energética elige el jugo de naranja. Es rico en vitamina C y contiene más potasio que las bebidas comerciales, las cuales están diseñadas para consumir durante el ejercicio, no después. El potasio es un electrolito importante porque ayuda al cuerpo a restaurar sus niveles de electrolitos.

4. Plátano

Los plátanos son altos en “buenos” carbohidratos, aquellos que necesitas después de tu rutina de ejercicio. Sus carbohidratos de acción rápida te ayudan a restaurar los niveles de glucógeno, lo cual ayuda a reparar los músculos. También es una buena fuente de potasio.

5. Salmón

No solo vas a recibir una gran dosis de proteína, también los omega3 dentro del salmón te ayudan a reparar los músculos y aumentar el rendimiento.

6. Moras

Estas pequeñas frutas te dan un boost antioxidante. Hay estudios que demuestran como las moras pueden triplicar la recuperación muscular después de un entrenamiento intenso.

7. Hummus con pan pita

Fácil de preparar y buena opción vegetariana, al preparase con garbanzos el hummus contiene tanto carbohidratos como proteína. El pan pita ayuda a mantener los niveles de energía por mucho tiempo después del ejercicio. El hummus de chipotle es una deliciosa opción.

8. Frutas deshidratadas y nueces

Si no tienes mucho tiempo para comer, un puño de esta botana es más que suficiente para cumplir con tu dosis de proteína y carbohidratos.

9. Piña

La piña contiene bromelina, un anti-inflamatorio natural que ayuda a curar moretones, torceduras e inflamación. También es alta en vitamina C.

10. Camote

El camote contiene una buena cantidad de carbohidratos a parte de una alta variedad de vitaminas y nutrimentos, particularmente vitaminas B6, CmD, magnesio y potasio. Además de que en México se consigue muy fácil.

11. Kiwi

Alta cantidad de vitamina C y potasio en una porción pequeña. También es una buena fuente de antioxidantes, los cuales ayudan a combatir el dolor muscular.

12. Agua

Esta puede parecer un poco obvia, la mala hidratación es un error común al realizar ejercicio. Para sentirse bien y lleno de energía debes sustituir cada gramo perdido con 2-3 vasos de agua. Lo más importante, come algo después del ejercicio. Tu cuerpo usa mucha energía durante el ejercicio, si no se recupera la energía perdida, los músculos no se recuperan de manera adecuada y todo tu esfuerzo no vale la pena. Para mejor aprovechamiento los alimentos deben ser consumidos dentro de la hora posterior al ejercicio. Recuerda, una pequeña cantidad de alimento en los 15 minutos posteriores al ejercicio hacen una gran diferencia. Ver artículo original
 

Cómo conservar frutos rojos

Cómo escoger una piña

Cómo cortar kiwi

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Es difícil imaginar una cena de Acción de Gracias sin el clásico puré de papa, el popular puré de camote, la deliciosa salsa de arándanos, el tradicional mac & cheese, el icónico pay de calabaza y, por supuesto, el característico pavo al centro de la mesa. Esta escena se repite múltiples veces en series de televisión, películas y anualmente en millones de hogares a lo largo y ancho de los Estados Unidos el cuarto jueves de noviembre. El Thanksgiving Day es tan importante en los Estados Unidos que está catalogado como la fiesta familiar más grande del país, pues moviliza a un número importante de personas que ansían reunirse con familiares o amigos para disfrutar de la tradicional cena de Acción de Gracias. Si bien, expresar el agradecimiento por las buenas cosechas es una actividad muy común en los distintos festivales que se celebran alrededor del mundo, el concepto de la cena del Día de Acción de Gracias se remonta a un festín entre peregrinos ingleses que fundaron la colonia de Plymouth—actualmente Massachusetts—y los indígenas de la tribu de los Wampanoag. Aunque no se sabe la fecha exacta de ese mítico festín, se considera que la primera cena de Día de Acción de Gracias de la historia tuvo lugar en 1621, pues el cronista peregrino Edward Winslow hizo mención de los preparativos previos en una carta: “Ya que aseguramos nuestra cosecha, nuestro gobernador envió a cuatro hombres a cazar aves para que podamos alegrarnos juntos una vez que hemos reunido los frutos de nuestro trabajo. Los cuatro mataron tantas aves en un día que, con un poco de ayuda, duraron para la compañía casi una semana.” Por si fuera poco, Edward Winslow describe más adelante lo que parece ser la primer cena de Acción de Gracias de la que se tiene registro: “En ese momento, entre otras actividades, usamos nuestras armas, muchos de los nativos vinieron con nosotros, y entre ellos estuvo su gran rey Massasoit, con unas noventa personas, a quienes entretuvimos y celebramos durante tres días, y ellos salieron y cazaron cinco venados, que trajeron a la plantación y los concedieron a nuestro gobernador, al capitán y a algunos otros. Y a pesar de que no siempre será tan abundante, por la gracia de Dios, estamos tan lejos de la necesidad que deseamos compartir con ustedes nuestra abundancia”. De acuerdo con distintos historiadores, es poco probable que el pavo fuera el única ave al centro de la mesa en los festines de fin de la cosecha, pues diferentes productos de la cosecha, venados, cisnes, gansos, patos, y otras aves pequeñas también pudieron haber sido parte del menú como lo indica el recuento de Edward Winslow. Con el paso de los años, la tradición de expresar el agradecimiento por las buenas cosechas con un banquete se convirtió en una actividad habitual en Nueva Inglaterra y su popularidad fue tal que en 1863 que el presidente Abraham Lincoln proclamo el Día de Acción de Gracias como feriado nacional anual que se celebra hasta nuestros días.
La época de frío ya está aquí, por lo que es importante que te abrigues bien, te mantengas hidratado y cuides tu alimentación, pues esto te ayudará a tener un sistema inmunológico sano y fuerte, listo para cuidarte de enfermedades respiratorias. En kiwilimón nos preocupamos por tu salud, por eso te damos los mejores consejos para tener unos pulmones saludables, especialmente durante esta temporada.Alimentos que fortalecen tus pulmonesDurante el otoño y el invierno, es muy crucial poner especial énfasis en nuestro aparato respiratorio, pues enfermedades como la gripe y la influenza están a la orden del día. Aunque parezca difícil de creer, para fortalecer tus pulmones, lo mejor es consumir ciertos alimentos, aquí te decimos cuáles son. También puedes leer: Beneficios de las patitas de pollo para la saludBetabelEl betabel no solo es un ingrediente ideal para preparar ensaladas y todo tipo de platos saludables, también contiene nutrientes que fortalecerán tus pulmones. Según los expertos, el betabel es rico en nitratos, una sustancia química que relaja las venas, disminuye la presión arterial y mejora el consumo de oxígeno. Por si fuera poco, este vegetal también es rico en vitaminas y minerales como el potasio, magnesio, antioxidantes y vitamina C, los cuales son básicos para unos pulmones sanos y fuertes.JengibreDe acuerdo con información publicada por el gobierno federal, el jengibre es una excelente opción para el aparato respiratorio, gracias a que tiene propiedades expectorantes y desinflamatorias, así como beneficios para el sistema inmunológico. Ya lo sabes, prepara un fresco té de jengibre para cuidar de tus pulmones.CúrcumaEn años recientes, la cúrcuma ha ganado mucha popularidad, pues se le atribuyen beneficios para el corazón y el cerebro, pero también propiedades para combatir el cáncer, la artritis y la depresión. En el caso de los pulmones, debido a su alto contenido de antioxidantes, la cúrcuma mejora la función pulmonar, incluso en el caso de los fumadores.JitomateSi quieres aprender cómo fortalecer los pulmones naturalmente, es muy fácil, pues solo debes incluir más frutas y verduras en tu dieta. De acuerdo con los expertos, el jitomate es uno de los vegetales con mayores beneficios para los pulmones, pues son ricos en licopeno, un antioxidante que te ayudará a tener unos pulmones sanos. Estudios científicos han encontrado que este vegetal reduce la inflamación en las vías respiratorias de las personas con asma.Pimiento morrónSi tienes antojo de un alambre o unas fajitas, este es el pretexto perfecto para prepararlas. Como seguramente ya sabes, los pimientos son ricos en vitamina C, una sustancia con altos niveles de antioxidantes, los cuales son benéficos para el buen funcionamiento de los pulmones. También puedes leer: ¿Para qué sirve el té de hoja de guayaba?ManzanasNo hay pretextos para no preparar una ensalada de manzana o un licuado de manzana con avena por las mañanas. Estudios recientes indican que el consumo de esta fruta se relaciona con una mejora en la función pulmonar y, por si fuera poco, también parece estar conectado con menor probabilidades de padecer asma y cáncer de pulmón.Mora azulLa mora azul no solo le da un toque ácido a tus postres y platillos, también es un gran aliado si quieres tener pulmones sanos. Gracias a que estas bayas son ricas en vitaminas buenas para los pulmones, en especial para una correcta función pulmonar. Cabe mencionar que este fruto contiene antocianina, la sustancia que le da su color característico, pero que también protege a los pulmones del estrés oxidativo, un proceso que causa muerte celular.Col moradaAl igual que las moras, la col morada también es rica en antocianina, una sustancia química que podría reducir el declive de la función pulmonar. Por otro lado, la col también es rica en fibra, un nutriente que se asocia con unos pulmones sanos.LentejasSi te gustan las lentejas, ahora tienes razones para que te fascinen, pues al ser ricas en vitaminas y minerales como hierro, cobre, potasio y magnesio, se convierten en uno de los mejores alimentos para fortalecer los pulmones. Cabe mencionar que gracias a que esta leguminosa es rica en fibra, su consumo también podría disminuir las posibilidades de padecer cáncer de pulmón.YogurEn kiwilimón te damos más razones para incluir yogur en tu dieta, ya que además de ser rico en proteína, este lácteo también contiene potasio, fósforo, calcio y selenio. Todos estos nutrientes con esencial para fortalecer tus pulmones y para mejorar su funcionamiento. También puedes leer: Cómo fortalecer el sistema respiratorioOtros alimentos que debes consumirDe acuerdo con la Fundación Británica de los Pulmones, es importante que incluyas este tipo de granos, lácteos y aceites en tu dieta, pues te ayudarán a mantener tus pulmones sanos.Granos integralesAlimentos altos en proteínaFrutas y verdurasLácteosAceites vegetalesAlimentos que debes evitarEmbutidosBebidas alcohólicasRefrescoSalOtras recomendacionesLos expertos de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. indican que además de una dieta balanceada, deberás seguir las siguientes recomendaciones para que tus pulmones estén en perfecto estado:Olvídate del cigarro: Recuerda que fumar es causa de cáncer.Ejercítate: Mantener un estilo de vida saludable fortalecerá tu corazón y hará que tus pulmones funcionen mejor.Cuida tu salud: Evita realizar actividades al aire libre cuando el haya demasiada contaminación en el ambiente.
En febrero y marzo, o sea, al principio de la primavera, las alergias por polen suelen ser muy comunes, sin embargo, en el invierno hay mayor cantidad de sustancias que provocan reacciones alérgicas, pues también existe la polinización invernal.Además, ya que los síntomas de las alergias son muy parecidos a los de los resfriados comunes, pues estos incluyen estornudos repetitivos, obstrucción nasal, flujo abundante de mucosidad y comezón en ojos y garganta, es especialmente importante cuidarse en la temporada de frío, para evitar cuadros más complejos de infección.Las vacunas tanto de la influenza como para controlar las alergias, además de abrigarse bien, cubrir nariz y boca, evitar los cambios bruscos de temperatura, llevar una dieta balanceada y rica en vitamina C para fortalecer el sistema inmunológico son las recomendaciones principales de las instituciones de salud para la temporada de alergias invernales, pero estos remedios caseros también pueden ayudarte a aliviar los síntomas.4 remedios caseros para las alergias invernalesLas alergias son una reacción del sistema inmunológico a cosas que a otras personas no les molestan; entre los agentes que más provocan alergias podemos incluir: polenácaros del polvocaspa de mascotaesporas de mohopicaduras de insectoscomidamedicamentosLos síntomas que pueden producir las alergias van desde estornudar mucho, moqueo constante de la nariz, comezón, erupciones en la piel, hinchazón y hasta asma, y los siguientes remedios caseros pueden ayudar a aliviarlos.Lavados nasales con solución salinaUn lavado nasal consiste en enjuagar los conductos nasales con una solución salina y sirve para eliminar los alérgenos, la mucosidad y otros desechos. Esta irrigación nasal con agua con sal puede aliviar los síntomas de la congestión nasal y ayudar a prevenir las infecciones de los senos nasales. La solución salina se puede hacer con cosas que tienes en la cocina:agua del grifosal de mesa o sal marina fina (sin yodo)una olla con tapaun frasco limpiouna taza medidoraPon a hervir 2 tazas de agua en una olla tapada por 15 minutos, luego permite que se enfríe a temperatura ambiente y añade una cucharadita de sal; revuelve hasta que se disuelva. Úsala en las próximas 24 horas, puedes mantenerla refrigerada en un recipiente hermético, pero después de ese tiempo, deberás desecharla. Para una versión más estéril y duradera, puedes usar agua destilada.ProbióticosVarios estudios han indicado que los probióticos pueden ayudar a aliviar y aminorar los síntomas de la rinitis alérgica. Algunos de los alimentos en los que puedes consumir probióticos son el yogurt, el kéfir, el miso, algunos tipos de queso y el kimchi, entre otros.MielAún no hay evidencia científica que lo demuestre, pero se cree que comer miel producida orgánica y localmente ayuda a reducir con el tiempo la reacción alérgica al polen que las abejas recolectan en el área para producir su miel.EspirulinaEntre los muchos beneficios de la espirulina, estudios han demostrado que tiene efectos protectores antialérgicos frente a la rinitis alérgica. La espirulina es un alga verde azulada que por lo general se encuentra como un polvo, el cual se puede añadir a jugos, licuados y hasta en tortitas de verduras.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD