Top 5: las peores cosas que puedes comer estresada

Por Kiwilimón - Noviembre 2014
Muchos compensamos nuestro estrés y preocupaciones comiendo. La mala noticia es que justo eso que se nos antoja: el azúcar y lo salado, muy bien podría aumentar nuestro nivel de estrés y de pasada, algunos kilos. Hoy te dejamos nuestro top 5: las peores cosas que puedes comer estresada para que sepas qué ingredientes evitar en esos momentos de nervios. También te dejamos versiones saludables de cada receta para que las aproveches en tus momentos de estrés.

Donas (o cualquier producto glaseado)

Al comer confecciones horneadas, y aún más aquellas que llevan mucha azúcar, alentamos la digestión, y por lo tanto el azúcar en tu cuerpo va a la alza. Esto resulta en una producción mayor de cortisola, la hormona del estrés. cronut

Papas fritas

Aún peor que llenarte de carbohidratos es hacerlo con grasas saturadas y además, demasiada sal. De esta manera solo estás aumentando de peso sin siquiera darle proteína o algún nutrimento al organismo. papas fritas de camote

Helado

Muchas veces esta es la primera opción que tenemos en mente cuando nos sentimos preocupados o al menos deprimidos. Lo malo es que es pura azúcar y esto sólo ayuda por un momento, cuando entre la caída de glucosa te sentirás peor que antes y sólo tendrás algunos de gramos de más como resultado. helado de yogurth

Refresco

Es el mismo problema de la glucosa, resulta que tomarte un solo refresco representa ingerir, al menos, diez cubos de azúcar. Las versiones de dieta no son nada mejores, nuevos estudios reflejan que los endulzantes artificiales afectan la sangre y pueden causar diabetes. agua de tuna

Cocteles

Si vas a tomar al estar estresada conviene que sea cerveza o algún licor con agua mineral. Lo que no hay que hacer es tomar preparaciones como margaritas o piñas coladas, la combinación del alcohol con el azúcar no son para nada beneficiosas y además aumentan tu nivel de glucosa, poniéndote más nerviosa, lo que es exactamente contrario a lo que necesitas. coctel de te verde  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Desde diciembre de 2019, un nuevo virus conocido como coronavirus COVID19 se propagó desde la ciudad de Wuhan, China, hacia el resto del mundo contagiando a más de 115,000 personas y cobrando la vida de 4,000 víctimas en 114 países. Es por esta razón que en diversos países como España, Estados Unidos, Argentina y recientemente en México, se han implementado medidas de seguridad como la cuarentena, para evitar que los contagios continúen incrementando. De hecho, en marzo del 2020 se dieron indicaciones para que las escuelas y universidades suspendan clases hasta finales de abril y también algunas empresas se han sumado a la estrategia, implementado el home office (trabajo desde casa) para salvaguardar la salud de sus trabajadores, instando a todas las personas a mantener el aislamiento social en la mayor medida de lo posible. Ahora, tomando en cuenta que los cambios radicales dentro de la rutina y la falta de actividad física pueden tener graves repercusiones para nuestro sistema digestivo, es necesario cuidar nuestra alimentación para equilibrar la flora intestinal. La mejor manera para cuidar de nuestra digestión y evitar problemas como la inflamación, el estreñimiento y la pesadez en el estómago, es reducir el consumo de alimentos procesados, con altos niveles de azúcar, hidratarse constantemente y consumir frutas y verduras pero, ¿cuáles son los mejores alimentos para una buena digestión? De acuerdo a la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO), la ingesta constante de agua y alimentos altos en fibra favorecen la flora intestinal, por ello, a continuación te presentamos algunas frutas y verduras que no pueden faltar en tu dieta. Plátanos Los plátanos son frutas altas en fibra, que además contienen fructooligosacáridos, un componente que permite mejorar la flora intestinal y propicia la buena digestión. Procura comer uno al día y notarás como tu sistema comienza a funcionar mejor. Frutos rojos Los frutos rojos como las fresas, frambuesas y arándanos, además de ser excelentes antioxidantes, contienen sustancias que ayudan a prevenir el estreñimiento. Estos se pueden combinar con diferentes cereales como la avena y el amaranto, que mezclados hacen una excelente combinación para cuidar del sistema digestivo. Papaya Esta fruta es rica en antioxidantes, vitaminas, minerales y enzimas digestivas para la salud, por lo que cuida tanto de tu estómago como de tus intestinos. La puedes comer al natural, en jugos, licuados y hasta en ensalada y siempre tendrá grandes beneficios para tu digestión. Verduras crucíferas Las verduras como la col rizada, la coliflor y las coles de Bruselas poseen altos contenidos de fibra dietética y folato, por lo que ofrecen propiedades antiinflamatorias y depurativas que ayudan a tener una mejor digestión. Lo ideal es cocerlas al vapor o saltearlas para facilitar el proceso digestivo. Agua Es imperante comprender que no importa la cantidad de fibra que se consuma, si no se toma agua suficiente, la digestión, la absorción y la circulación de nutrientes en el cuerpo, no se logrará de manera correcta. Existen algunos alimentos como pepinos, melones y jitomates que también pueden ayudarte a mantenerte hidratado. Recuerda que en esta época de cuarentena no solo debes protegerte de las enfermedades respiratorias, sino cuidar de tu salud en general, balanceando tu dieta y manteniendo una higiene impecable en tu hogar.
Lo que comenzó como un nuevo tipo de coronavirus en la ciudad de Wuhan, China, en diciembre del 2019, actualmente se ha convertido en una de las pandemias más peligrosas a nivel mundial. Hasta la tercera semana de marzo del 2020, el coronavirus COVID19 ha infectado a más de 340,000 personas en 178 países del mundo. Aunque en México apenas se han confirmado 475 casos y 6 decesos hasta el 26 de marzo, los contagios siguen a la alza, razón por la cual, los gobernantes de cada estado han dado indicaciones específicas para guardar cuarentena en casa y evitar salir a la calle en medida de lo posible. Incluso en la Ciudad de México ya se ha emitido un comunicado para mantener cerrados hasta el 20 de abril cines, gimnasios, museos, iglesias y otros lugares donde se aglomeraba la gente. Gracias a estas acciones, miles de personas se encuentran trabajando desde casa o cuidando a sus hijos, quienes también se encuentran en cuarentena debido a las indicaciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la cual mandó suspender las actividades de todos los centros educativos en todos los niveles. Ahora estando todos en casa es importante no confiarse y mantener las medidas de prevención activas. Esto significa que la higiene debe de ser un eje primordial en todo el hogar, principalmente en la cocina, el espacio común que todos habitan y en el que cualquier virus podría transmitirse con facilidad a través de los utensilios o alimentos. Por ello, a continuación, te presentamos una serie de consejos para cuidar la higiene de tu cocina y alimentos y así proteger a toda tu familia. Medidas de higiene para la persona que cocina Lávate las manos antes de comenzar a cocinar.Evita toser o estornudar sobre los alimentos.Si saliste a la calle, cámbiate y utiliza una muda de ropa limpia antes de ingresar a la cocina.Si tienes heridas en las manos o brazos, cúbrelas adecuadamente.Al terminar de cocinar, lava los trastes con guantes de goma que utilizarás únicamente para el área de cocina.Orden en las áreas de cocina Procura mantener tu despensa en un lugar fresco y ventilado, donde los alimentos se mantengan alejados de la luz y de las fuentes de calor, idealmente a 17ºC.Lava tu refrigerador con agua y con jabón antes de meter nuevos alimentos, preferentemente cada semana. Tira aquellos que ya se encuentren en mal estado y no olvides limpiar a profundidad cada fin de mes.Destina un área especial para la basura donde puedas guardar más de un bote que te permita separar los desechos, este lugar debe estar lejos de los alimentos y del refrigerador. Idealmente debes sacar la basura cada 3 días o menos, dependiendo del llenado de tus botes. No olvides lavar tus manos después de hacerlo.Limpia la estufa y fregadero cada que termines de cocinar. Independientemente si quedaron manchas o residuos de comida, es importante lavar dichas áreas para evitar la proliferación de microorganismos.Aseo en los utensilios Utiliza un trapo para cada uso, por ejemplo, uno para limpiar las superficies, otro para secar los trastes y uno más para secarse las manos. Recuerda que debes lavarlos con jabón, un poco de vinagre y bicarbonato de sodio y de preferencia secarlos al sol después de utilizarlos.La esponja con la que se tallan los trastes debe permanecer en un lugar seco después de haberla usado.Los utensilios como cuchillos, pala, ralladores o peladores deben ser de acero inoxidable o de otros materiales lisos e impermeables. Si son de otros materiales, remójalos en agua 10 minutos antes de lavarlos con jabón.Es preferible que las tablas para cortar los alimentos crudos sean de poliuretano, ya que las de madera contienen poros que propician la acumulación de gérmenes. Lávalas con agua, jabón y un cepillo de cerdas gruesas.Limpieza de los alimentos Lava y desinfecta con jabón o microbicida hierbas, frutas y verduras antes de cocinarlas.Utiliza ingredientes frescos, especialmente si se trata de carne roja, mariscos y pescado.Cocina la carne cruda en seguida, de lo contrario, congélala para evitar que se eche a perder.Evita ingerir comida recalentada, puesto que además de arriesgarte a comerla en mal estado, también pierde sus nutrientes.¿Le sumarías alguna otra acción a esta lista?
Los huesos son nuestro soporte y nos permiten movernos, nos protegen de lesiones al cerebro, al corazón y otros órganos importantes para vivir.Existen muchas maneras en las que podemos mantener nuestros huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables ayuda a mantener los huesos sanos.Todos sabemos que el calcio es un nutriente clave para el buen estado y funcionamiento de los huesos, pero no es lo único que necesitamos para tener un sistema óseo óptimo, también hay alimentos que facilitan su absorción.Y pese a que todos asociamos a los lácteos como la fuente principal de calcio, en 2003, la Asociación de Dietistas Americanos (ADA) en su informe “ADA position: Vegetarian Diets” aseguró que el calcio está presente en muchos alimentos de origen vegetal.Estos son algunas de las frutas y verduras que te ayudarán a tener huesos más fuertes y sanos.Champiñones: Los hongos y champiñones son una fuente rica de calcio, nutriente esencial en la formación y el fortalecimiento de los huesos. Según la OMS el incluir calcio en la dieta puede reducir tus probabilidades de desarrollar enfermedades como la osteoporosis y también puede calmar y reducir el dolor articular y la falta general de movilidad asociada con la degradación de los huesos. Espinacas: Las espinacas y las verduras de hoja verde en general, son ricas en calcio, pero también contienen vitamina K, lo cual es fundamental para una correcta absorción del calcio. Sin embargo es importante que sepas que las altas temperaturas afectan este mineral por lo que se aconseja comerlas crudas. Zanahorias: La vitamina A que contienen las zanahorias te ayudará a sintetizar y asimilar el calcio en tu organismo. También son fuente de minerales como el potasio, y aporta cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio.Fresas y kiwis: El consumo de vitamina C también facilita la asimilación de calcio en tu organismo. Entre las numerosas fuentes que hay de este micronutriente, destacan las fresas y los kiwis. Pero también los pimientos y los tomates.Los huesos se van descalcificando con el paso de los años, por eso debes fortalecerlos con la mejor alimentación no importa si sigues una dieta tradicional, vegana o vegetariana.
Hoy en día vivimos un ritmo vertiginoso, siempre estamos llenos de presión, cosas por hacer y pendientes que derivan en que nos sintamos estresados y agobiados, y con la mente girando al mil por ciento. Con un ritmo de vida tan acelerado, es necesario hacer una pausa y poner la mente en calma.Una manera fácil y práctica de relajarte es tener un hobbie o pasatiempo, pues además de que te hará mejorar en alguna habilidad, te ayudará a controlar la ansiedad, tener una mejor autoestima, te ayudará con la concentración, romperá positivamente la rutina y podrás aprender una nueva habilidad.Este año, preuba relajarte aprendiendo algún hobbie como los que te mostramos a continuación.-JardineríaHacerte cargo de una o más plantas es una actividad que puede ser apasionante, pues requieren de cuidados específicos. Ver cómo crecen, además del contacto de la tierra, el agua y el procedimiento utilizado para su manutención puede resultar muy relajante. Crear macetas con materiales reciclados, pintarlas y darles un nuevo uso será muy satisfactorio. -Organizadores DIYNo hay nada más motivador y relajante que darle un giro a la decoración de tu hogar. Puedes pintar, reacomodar muebles y hasta crear nuevos adornos y objetos de organización, y observar qué efecto podrían tener los cambios. Además, esta actividad puede realizarse tanto individualmente como en grupo para involucrar a los demás miembros de la familia.-Cocinar postresUna de las actividades más relajantes es cocinar. Donna Pincus, profesora de Ciencias Psicológicas y del Cerebro en la Universidad de Boston, confirmó que la repostería tiene la ventaja de permitir que las personas se expresen. Una forma de comunicar nuestros sentimientos es cocinar para otros. Saca tus dotes artísticas y creativas al decorar los postres que realices y con ello pasarás horas de relajación. -Manualidades con ReciclajeHacer manualidades es un método común de entretenimiento, incluso para los niños. Estos elementos decorativos pueden ser empleados en la vida real. Con materiales reciclados o con cosas que tenemos en casa, seguro pasarás mucho tiempo plasmando tu talento y creatividad. -TejerTejer es una actividad que hoy en día está regresando, ya que se trata de una afición que puede resultar muy estimulante a la par que creativa y productiva. Podrás realizar prendas para ti, para tus seres queridos e incluso también podrías hacer un negocio de esto. Te recomendamos poner en práctica alguna de estas actividades, ya que aprenderás nuevas habilidades, podrás echar a volar tu imaginación y también te servirá para relajarte.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD