Top 5: Recetas sin gluten para celiacos
Dietas y Nutrición

Top 5: Recetas sin gluten para celiacos

Por Kiwilimón - Febrero 2016
Ya tiene un tiempo desde que se empezó a tomar más en serio la alergia al gluten, también conocida como enfermedad celiaca. Han surgido muchos platillos e incluso restaurantes que se esmeran por tener una oferta disponible para quien lleve este tipo de dieta y por supuesto, hay mucho platillos caseros que puedes cocinar por si tu o un miembro de tu familia también sufre de esta condición. Para que las pruebes te dejamos 5 recetas sin gluten para celiacos. Pizza sin gluten Puede sonar imposible, pero en vez de utilizar harina para hacer la masa de la pizza esta receta la intercambia por calabaza. Fuera de ahí la receta es clásica con jitomate, albahaca, aceite de olivo y queso mozzarella. Si tus hijos no comen gluten entonces esta receta es bastante atractiva y rica para el paladar de los pequeños que no tienen que dejar de comer lo que les gusta. Brownies veganos Si eres fanática del dulce y la repostería tampoco tienes que dejar ese placer tan rico. Estos brownies se hacen con azúcares 100% naturales como la del higo, y en vez de utilizar harina común lleva harina de arroz que está completamente libre de gluten. Recuerda incluir las nueces y lo pistaches para darle una textura crujiente a tu postre de chocolate, hace toda la diferencia. Postre de tapioca La tapioca es un alimento que no contiene gluten y es altamente energético por lo que esta receta es ideal para el desayuno de los niños o para gente que hace mucho ejercicio. Lleva mora azul y leche condensada por lo que es un postre muy completo y también dulce y acidito, muy diferente a los pasteles o helados que comemos usualmente. Flores de calabaza rellenas A veces podemos pensar que todas las recetas sin gluten tienen que ser variaciones de otras preparaciones, pero en realidad hay un sinfín de alternativas que por si mismas siempre han sido sanas para lo celiacos. Estas ricas flores de calabaza rellenas de queso panela son un buen ejemplo, son frescas, vibrantes y llenas de sabor. Para un resultado diferente también puedes capearlas y así obtendrás una textura crujiente. Pastel de chocolate Ahora, si tú sufres porque disfrutas muchísimo de recetas que llevan harina pero sabes que te hace daño, entonces te recomendamos esta deliciosa y decadente receta de pastel de chocolate. Cuando lo veas te convencerás que aún sin harina puedes crear un pastel excelente que supere incluso a aquellos que no son aptos para las personas celiacas. Si quieres darle un toque especial decóralo con macarrones como indica la receta. La enfermedad celiaca es muy difícil de diagnosticar pues muchas veces los síntomas pueden aparecer como malestares comunes, pero si tienes la duda da click aquí para saber cómo identificar si sufres de alergia al gluten.  
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo. En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamosComo seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades. Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historiaChileatoleEl chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.PozoleEl pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común. Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.TlacoyoEste delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”. Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacaoTamalesEl tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.Pipián¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.MemelaLa memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile. Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestizaRecetas de comida prehispánica para preparar en casaSi quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:Chileatole Fácil7 formas diferentes de preparar pozole3 Bebidas Prehispánicas3 Tlacoyos MexicanosTamales3 Recetas con Pipián
Nuestros pies son una parte del cuerpo muy fuerte, nos permiten andar, pararnos y hacer mil cosas más, desde bailar, hasta dar brinquitos de alegría, así que ponerles un poco de atención y tratarlos con ingredientes naturales es una buena manera de agradecerles por tanto.Aunque son una parte primordial para nuestro día a día, es posible que no les pongamos la atención suficiente y muchas veces, nuestros talones están agrietados, tenemos dolor en los pies o piel vieja y seca que ninguna cantidad de humectante podría reparar.Si quieres probar con formas sencillas y caseras, estos exfoliantes con ingredientes naturales le darán a tus pies todo lo que necesitan.Exfoliantes caseros para los pies con ingredientes naturalesExfoliar tu piel con regularidad puede ayudar a que se hidrate mejor y puedes hacer tu propia versión ecológica en casa con ingredientes sencillos y naturales, como los que te dejamos a continuación.Exfoliante con lecheEste exfoliante es un tratamiento completo para hidratar tus pies y deshacerte de las partes ásperas, así que necesitarás una piedra pómez y una muy buena crema humectante. 1 taza de leche5 tazas de agua tibia4 cucharadas de azúcar o sal1/2 taza de aceite de bebéMezcla la leche con el agua tibia en un recipiente grande y remoja tus pies de 5 a 10 minutos.En un bowl, mezcla el aceite de bebé con el azúcar o la sal hasta formar una pasta espesa y aplicala en tus pies con un masaje de movimientos circulares. Después puedes usar la piedra pómez en los talones, si lo deseas. Enjuaga y seca tus pies con una toalla y palmaditas suaves.Por último, aplica una crema hidratante espesa o vaselina en la planta de los pies, coloca unos calcetines gruesos y cómodos, y descanse con los pies en alto durante varias horas o duerme con los calcetines puestos.Exfoliante de café rico en antioxidantesEl café contiene muchos antioxidantes que no sólo puedes beberte, así que prepara este exfoliante para aprovecharlos en tu piel.1/2 taza de café molido1/4 taza de azúcar morena1/2 taza de aceite de coco1 cucharadita de extracto de vainilla realCalienta el aceite de coco hasta que esté en forma líquida.Mezcle el café con el aceite de coco y el extracto de vainilla.Una vez que la mezcla se haya enfriado, agregar el azúcar morena, de esta manera evitarás que se derrita.Masajea tus pies con la mezcla y después enjuague o retira con un paño. Si limpias tus pies con un paño, los residuos de aceite de coco que quedan en la piel seguirán funcionando.
Nuestros pies son una parte del cuerpo muy fuerte, nos permiten andar, pararnos y hacer mil cosas más, desde bailar, hasta dar brinquitos de alegría, así que ponerles un poco de atención y tratarlos con ingredientes naturales es una buena manera de agradecerles por tanto.Aunque son una parte primordial para nuestro día a día, es posible que no les pongamos la atención suficiente y muchas veces, nuestros talones están agrietados, tenemos dolor en los pies o piel vieja y seca que ninguna cantidad de humectante podría reparar.Si quieres probar con formas sencillas y caseras, estos exfoliantes con ingredientes naturales le darán a tus pies todo lo que necesitan.Exfoliantes caseros para los pies con ingredientes naturalesExfoliar tu piel con regularidad puede ayudar a que se hidrate mejor y puedes hacer tu propia versión ecológica en casa con ingredientes sencillos y naturales, como los que te dejamos a continuación.Exfoliante con lecheEste exfoliante es un tratamiento completo para hidratar tus pies y deshacerte de las partes ásperas, así que necesitarás una piedra pómez y una muy buena crema humectante. 1 taza de leche5 tazas de agua tibia4 cucharadas de azúcar o sal1/2 taza de aceite de bebéMezcla la leche con el agua tibia en un recipiente grande y remoja tus pies de 5 a 10 minutos.En un bowl, mezcla el aceite de bebé con el azúcar o la sal hasta formar una pasta espesa y aplicala en tus pies con un masaje de movimientos circulares. Después puedes usar la piedra pómez en los talones, si lo deseas. Enjuaga y seca tus pies con una toalla y palmaditas suaves.Por último, aplica una crema hidratante espesa o vaselina en la planta de los pies, coloca unos calcetines gruesos y cómodos, y descanse con los pies en alto durante varias horas o duerme con los calcetines puestos.Exfoliante de café rico en antioxidantesEl café contiene muchos antioxidantes que no sólo puedes beberte, así que prepara este exfoliante para aprovecharlos en tu piel.1/2 taza de café molido1/4 taza de azúcar morena1/2 taza de aceite de coco1 cucharadita de extracto de vainilla realCalienta el aceite de coco hasta que esté en forma líquida.Mezcle el café con el aceite de coco y el extracto de vainilla.Una vez que la mezcla se haya enfriado, agregar el azúcar morena, de esta manera evitarás que se derrita.Masajea tus pies con la mezcla y después enjuague o retira con un paño. Si limpias tus pies con un paño, los residuos de aceite de coco que quedan en la piel seguirán funcionando.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD