Top 7: datos que debes saber sobre tomar refrescos
Dietas y Nutrición

Top 7: datos que debes saber sobre tomar refrescos

Por Kiwilimón - Septiembre 2015
A estas alturas la mayoría sabemos que tomar refrescos es malo. No ayuda nada a la salud, están llenos de azúcar y además, incluso los light son dañinos. Aún así mucha gente sigue consumiendo gaseosas y por eso hoy te queremos dejar diez datos que debes saber sobre tomar refrescos. Sin duda cambiarán la perspectiva de muchos sobre estas nada inocentes bebidas. También te dejamos recetas mucho más saludables de bebidas ricas para tu casa.  

1.La Sociedad Americana del Corazón publicó este año que más de 184,000 muertes al año se deben al consumo de refrescos. La encuesta realizada dice que fueron el mayor componente en la causa de diabetes, infartos y cáncer en miles de casos.

Agua de chía  

2. Las bebidas energéticas no son para todo el mundo. De hecho, de tener una arritmia cardiaca, cosa que no es poco común, puede causar una disfunción cardiovascular por su alto contenido de cafeína.

Agua de tuna  

3. La mezcla de alcohol y refresco no sólo puede ser peligrosa, sino que es una de las combinaciones más calóricas en el planeta. El alcohol, y aún más si viene de algún destilado de uva o caña de azúcar como el ron, tiene mucha azúcar, más el refresco, es una bomba.

Agua de papaya  

4.Un estudio dice que las personas mayores que consumen refrescos light lo hacen 45% más que aquellos que consumen refrescos regulares, destruyendo así el propósito de tal bebida. También se plantea que consumen mucho más calorías en cuanto a comida, tomando como excusa que su bebida es ligera.

Agua de limón  

5.El mismo estudio dice que aquellos que necesitan tomar uno o dos refrescos al día ya no lo hacen por gusto, sino que son dependientes. El alto contenido de azúcar y cafeína en los refrescos puede causar un efecto de adicción así como lo harían las drogas.

Agua de Jamaica  

6.Los restaurantes sacan un gran provecho de vender refrescos pues ellos los consiguen a un precio al mayoreo. Es por esto que lugares de comida rápida siempre se inclinan a venderte los tamaños grandes por poco dinero más.

Agua de coco  

7.Un estudio del Centro de Interés de Atención Pública Norteamericano dice que se ha descubiertos que varias compañías han dado dinero en forma de sobornos a grupos de dentistas, dietistas y médicos para influir en que no hablen mal de sus productos.

Agua de horchata y melón    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando buscas darle un cambio a tu dieta, porque llegaste a una edad en la que muchos alimentos simplemente ya no te caen o porque quieres ser más sano, tener alternativas que sean de origen vegetal, bajas en carbohidratos, ligeras, con gran sabor pero que además sean versátiles al momento de usarlas en la cocina no es tan fácil de encontrar. Sin embargo, las hay y tienen usos que quizá nunca te hubieras imaginado, por ejemplo, una bebida de almendras. Sí, existen productos de origen vegetal tan versátiles que puedes incluirlos en tu alimentación diaria para cualquier hora del día. ¿Cómo?: en sopas, cremas, salsas para pastas, purés y muchas recetas más. Se trata de un gran beneficio de Almond Breeze, hecho con almendras de California, una bebida que gracias a su alta calidad, puede servir hasta como espesante. ¿La razón?, contiene lecitina de girasol, que se utiliza como emulsionante en y que logrará que tus cremas de verduras queden espesas y cremosas. Si viene a tu mente que no es bueno utilizar ciertos productos en platillos fuertes, en lo que debes prestar atención es que, cuando leas las etiquetas, te asegures de que sean libres de conservadores o azúcares refinadas, como Almond Breeze original, hecho con almendras de California, que está endulzado con azúcar de caña, que es sacarosa cristalizada de la primera presión de caña de azúcar. Además, no está blanqueada y se fabrica con un mínimo de proceso. Ahora, si tú lo único que buscas es intentar evitar que tu ajetreado ritmo de vida te obligue a elegir ingredientes con velocidad y poca cautela, que además no tienen el aporte nutrimental que requieres, esta bebida de almendras puede convertirse en tu aliada verdadera para llevar una buena alimentación. Para empezar, cuando alguien decide cambiar sus hábitos alimenticios o reordenar los horarios de cada comida, necesitará ayudarse de productos con los nutrientes necesarios para ingerir las calorías, nutrientes y energía necesaria. Así, en tus licuados para desayunar puedes comenzar a usar Almond Breeze, hecho con almendras de California, la bebida de almendras sin gluten, sin lactosa y con bajo contenido calórico que tiene la textura ideal para sustituir cualquier tipo de leche. Y es que preparar algún platillo para comenzar el día es todo un reto, porque no se trata de hacer un mix en la licuadora, sino de reunir los mejores ingredientes para un alto rendimiento en el día a día. Porque, como bien decían las abuelas, el desayuno es uno de los ejes centrales de la vida diaria y como prueba de ello, en recientes estudios, Christy C. Tangney, PhD, dietista clínica del Centro Médico de la Universidad de Rush, explicaba que “cuando desayunas le estás diciendo a tu cuerpo que hay muchas calorías para el día. Cuando te saltas el desayuno, el mensaje que recibe el cuerpo es que necesita conservar, en lugar de quemar, las calorías entrantes”. Así que, si eres de las personas que vive a mil por hora, que nunca tiene tiempo para preparar un desayuno rico y nutritivo, puedes arrancar las mañanas de trabajo con una bebida calientita, cremosa e incluso con una textura diferente, pero al mismo tiempo nutritiva, ¿cómo lo logras? Con un ingrediente fácil de conseguir: Almond Breeze sabor Vainilla, hecho con almendras de California, que si bien complementa perfecto un café, también puede ofrecerte un sabor excepcional para preparar un clásico Chai como el de tu cafetería favorita. Y aunque parezca que una bebida tan sencilla no tiene gran aporte, ésta sí lo logra por ser un producto de origen vegetal y porque es una alternativa a la leche, ya que es libre de soya, lactosa, y además está adicionado con calcio y vitaminas A, D y E, que brindan grandes beneficios a tu cuerpo.
¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué comemos? ¿Cómo es el mecanismo de nuestro cuerpo que nos avisa cuando necesita comer? ¿Conoces la diferencia entre hambre y apetito? Para saber por qué comemos, es importante que tengas claro qué son el hambre y el apetito, dos conceptos diferentes y que muchas veces no sabemos diferenciar, incluso pensamos que son sinónimo y no lo son.El hambre es el instinto de supervivencia que impulsa a alimentarnos cuando el organismo lo requiere. El apetito es la sensación de comer, influenciada por aspectos psicológicos de la persona como el deseo de comer por placer, felicidad, aburrimiento, tristeza, ansiedad.Como todo en nuestro organismo, el apetito va cambiando conforme vamos creciendo y es preciso conocer sus etapas, para así aprender a comer mejor. Primer decenio, de los 0 a los 10 añosEn esta etapa es cuando se experimenta un mayor y rápido crecimiento. Es cuando los niños pueden adquirir los hábitos que, posiblemente, los acompañen toda su vida, es por eso que es muy importante que los pequeños aprendan a distinguir la comida que verdaderamente los nutre, pues lo que aprendan durante los primeros años de su vida determinará qué tan saludable será de adulto. Segundo decenio, de los 10 a los 20 añosYa en la adolescencia, con los cambios fisiológicos viene un aumento de apetito. Durante esta etapa, la relación con la comida suele ser más vulnerable, pues es cuando llega la pubertad, los jóvenes suelen estar más influenciados y son propensos a caer con comida que pueda provocar desnutrición u obesidad. Durante esta edad del apetito, las mujeres son más propensas a padecer deficiencias nutricionales por su biología reproductiva. Tercer decenio, de los 20 a los 30 añosEn la edad adulta joven, se producen cambios importantes que pueden causar un aumento de peso, por ejemplo, la vida universitaria, vivir en pareja o tener hijos; es cuando nos relajamos y no somos tan estrictos en la alimentación. También es la edad en la que podemos caer en excesos. Cuarto decenio, de los 30 a los 40 añosLa vida laboral en la edad adulta trae consigo los efectos del estrés, que según se ha demostrado, ocasiona cambios en el apetito y los hábitos alimentarios en 80% de la población. Esos efectos pueden consistir tanto en despertar un apetito voraz, como en ocasionar una pérdida de este. Quinto decenio, de los 40 a los 50 añosLa Organización Mundial de la Salud destaca que el tabaquismo, la dieta poco saludable, la falta de actividad física y el problema de la bebida son los factores del estilo de vida que más repercuten en la salud y la mortalidad. Es en estos años cuando los adultos deben cambiar su comportamiento en función de las necesidades de salud, pero con frecuencia los síntomas de la enfermedad son invisibles.Sexto decenio, de los 50 a los 60 añosEn este periodo comienza la pérdida progresiva de masa muscular y continúa de manera constante a medida que avanzamos en edad. Este fenómeno se denomina sarcopenia.Mantener una dieta saludable y variada, y practicar actividad física es fundamental para reducir los efectos del envejecimiento.Séptimo decenio, de los 60 a los 70 años y másLa vejez conlleva la falta de apetito y de hambre, lo que da lugar a una pérdida de peso involuntaria y una mayor fragilidad. La disminución del apetito también puede ser consecuencia de una afección concreta, como, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer.La alimentación es una experiencia social, por lo que factores como la pobreza, la pérdida de la pareja o un familiar, y el hecho de comer sin compañía, afectan la sensación de placer que se obtiene al comer.Otros efectos de la vejez, como las dificultades para tragar, los problemas dentales y la pérdida de gusto y olfato también interfieren en el deseo de comer y en los beneficios que obtenemos de esa práctica.Se dice que lo que no se conoce, no se puede mejorar, así que una vez que conoces las etapas del apetito y cómo van cambiando las situaciones y requerimientos de cada edad, puedes saber cómo llevar una vida más saludable y comer mejor.
Los caldos son un platillo muy común en las cocinas mexicanas, no importa si hace frío o calor, un caldito no sólo nos alimenta y nos apapacha el alma, también le brinda beneficios increíbles a nuestro organismo.A pesar de su popularidad, los pros de comer caldos no son muy conocidos, por eso te los vamos a explicar:No es casualidad que nuestras abuelas y mamás nos preparaban un caldito cuando teníamos un mal día o estábamos enfermas, ya que tomarlo caliente proporciona bienestar y confort, le dará calor a nuestro cuerpo y también a nuestra mente, proporcionándonos una inmensa sensación reparadora.Los caldos, por lo general tienen muy pocas calorías y son ricos en proteínas, además por tener una base de agua, mantiene la hidratación en el cuerpo para el correcto funcionamiento de todos tus órganos. Además, dependiendo de los ingredientes que se hagan para prepararlos, otorgan diferentes nutrientes. Estos son algunos de los caldos más populares:Verduras: Este caldo además de saludable y delicioso, es una manera muy práctica de aprovechar los restos de los vegetales que usas normalmente en tu cocina y así no desperdiciar nada. El caldo de verduras lo puedes preparar con cualquier cáscara y restos de vegetales que tengas, usualmente se usan cáscaras de zanahorias, de papa, de chayote, los extremos de la calabaza, los tallos del brócoli y hasta las capas externas de la cebolla. Los que no son tan recomendables son los que puedan cambiar cambiar el color del caldo como el betabel o los que lo puedan fermentarlo como el jitomate o los tomates. Los ingredientes del caldo de verduras son ricos en fibra y agua; aportan vitamina A , en el caso de la zanahoria y, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, carotenoides que ayudan a la visión y al cuidado de la piel. Si le pones papa y brócoli del caldo, se puede fortalecer el sistema nervioso y el muscular; ya que aporta al cuerpo potasio.Pollo: Este tipo de caldo es uno de los más comunes y más deliciosos. Puedes servirlo solo con la pieza de pollo o también le puedes agregar verduras, arroz o hasta garbanzos.Con el pollo, el caldo adquiere vitamina B que ayuda al sistema nervioso. Además de aportar fósforo que ayuda a la formación de huesos y dientes.Res: Las carnes rojas son una rica fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer carne aporta hierro, zinc y selenio, así como vitaminas del grupo B, que en combinación con otras verduras aumentará el valor nutrimental del caldo, pues se le añadirá fibra que ayude a mejorar la digestión.Pescado: El pescado es uno de los alimentos que más nutrientes aportan, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación FAO este alimento contiene proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de las vitaminas que contiene son la A y la D; además de minerales como fósforo magnesio, selenio y yodo.Algunas regiones de México tienen sus propios caldos característicos.Caldo de papa y queso: Este platillo es una receta tradicional hecha con Queso Chiapas, que le da un toque ácido y el sabor picante del chile chilaca.Caldo de haba: Su textura espesa y su particular sabor lo hacen un plato delicioso y lleno de nutrientes. Caldo de hongos con epazote: muy tradicional mexicana de hongos y setas, aromatizada con epazote fresco. Es ideal para empezar una buena comida, servida con queso panela y cubitos de aguacateOtros usos del caldoNo sólo como platillo los caldos son nuestra salvación, también son un gran auxiliar en la cocina. Puedes usarlos como base de arroz para que quede con más sabor, también puedes usarlo para poner a cocer carne o diluir una salsa que ha quedado muy espesa.Como ves, los caldos son todo menos básicos, están llenos de beneficios, son prácticos, siempre caen bien y son tus aliados en la cocina. Prepara el que mejor se adapte a lo que necesitas y disfruta.
Uno de los padecimientos más comunes en las mujeres son las infecciones de vías urinarias y quienes las han padecido saben que son muy dolorosas e incómodas.Síntomas de la infección en vías urinariasLas vías urinarias son el sistema de drenaje del cuerpo para eliminar los desechos y el exceso de agua. Se compone de dos riñones, dos uréteres, una vejiga y una uretra. Las infecciones en vías urinarias son las segundas más comúnes en el cuerpo y a pesar de que cualquier persona es susceptible a padecerlas, las mujeres las sufren cuatro veces más que los hombres. Los síntomas de una infección urinaria son dolor o ardor al orinar, fiebre, cansancio o temblores, urgencia frecuente de orinar, presión en el abdomen bajo, orina con mal olor, náusea o dolor de espalda.Por supuesto que lo que debes hacer en casos como este es acudur con un médico para que diagnostique y te recete el tratamiento más adecuado para tu padecimiento, pero no dejes de lado algunos remedios caseros que pueden ayudar a contrarrestar los síntomas y malestares.De acuerdo con la Clínica Mayo, hay algunas medidas que puedes tomar para aliviar el malestar hasta que los antibióticos traten la infección. Agua. Sí, suena simple y sencillo, pero tomar una gran cantidad de agua ayuda a diluir la orina y expulsar las bacterias.Evita las bebidas que puedan irritar la vejiga. El café, el alcohol y los refrescos no ayudan cuando estás atravesando con una infección así, ya que irritan la vejiga y tienden a agravar la necesidad de orinar.Una compresa térmica. Aplica una compresa térmica sobre el abdomen ayudará a reducir la molestia en la vejiga.Tomar jugo de arándanos. Existen indicios de que el jugo de arándano puede tener propiedades contra las infecciones. Los investigadores continúan estudiando la capacidad del jugo de arándanos rojos para prevenir las infecciones urinarias, pero hay personas que afirman que les ha ayudado con los síntomas.Bicarbonato de sodio. Agrega una cucharadita de bicarbonato a medio vaso de agua y tómatelo después de dos vasos de agua. Este ingrediente ayudará a cambiar del pH de la orina y por ende ayudará a controlar los síntomas.Té de cola de caballo. Es diurética, cicatrizante, antihemorrágica, y relajante de las vías urinarias. Se toma una cuchara sopera por vaso de agua, de 1 a 3 veces al día. Infusión de perejil. El perejil contiene antioxidantes y fibras naturales que ayudan al correcto funcionamiento de las vías urinarias. Sus activos naturales reducen la inflamación y promueven la eliminación de gérmenes y toxinas a través de la orina.Infusión de los pelos de elote. Los pelos de elote tienen propiedades antiinflamatorias y diuréticas, lo que lo hace un gran aliado contra las infecciones del sistema urinario; reducen la inflamación en la vejiga y ayudan a calmar el ardor y la necesidad recurrente de orinar. Hay remedios que nos ayudan de manera sencilla y natural a aliviar este tipo de infecciones, pero es importante que tomes en cuenta que, aunque todas las medidas anteriores ayudan a su alivio, es necesario el tratamiento antibiótico indicado por tu médico para curarlas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD