Transforma tu SALUD y BIENESTAR con estos 10 simples consejos

Por Kiwilimón - Enero 2017
Después del desenfreno de diciembre, llega una etapa de resaca moral en la que todas las personas prometen comenzar una vida más sana. Si tú eres una de las que se arrepiente de sus decisiones decembrinas cada vez que intenta ponerse sus jeans favoritos, te tenemos una gran noticia: no es necesario que te pongas a dieta. Olvídate de las listas restrictivas y de los regímenes estrictos. Para transformar tu salud y mejorar tu bienestar general solo es necesario que sigas estos sencillos consejos: 1. Respira profundamente: uno de los grandes beneficios del ejercicio aeróbico es que ayuda a oxigenar todas las células del cuerpo. Pero si no tienes tiempo de ir a correr, procura realizar diariamente series de ejercicios de respiración. Esto, además de ayudar a mejorar las funciones cerebrales, puede hacerte sentir más relajada. http://giphy.com/gifs/J9NVXTzupIKre 2. Aumenta el consumo de frutas y verduras: no importa si eres vegana, vegetariana o celiaca. Comer frutas y verduras aporta un gran número de nutrientes y ayuda a mantener una alimentación más balanceada. Sustituye los snacks por piezas de fruta para tener más energía todo el día. http://giphy.com/gifs/vTd8CghKtGhnG Receta recomenda: Disfruta una rica comida mientras cuidas tu figura. Descubre cómo preparar una ensalada de quinoa con verduras. 3. Toma agua: puede parecer algo evidente, pero mantenerse hidratado es esencial para el correcto funcionamiento de todos los sistemas. La cuestión con esto es que muchas veces no nos damos cuenta de que no hemos tomado agua hasta que ya estamos deshidratados. Acostúmbrate a tomar uno o dos vasos de agua al levantarte. http://giphy.com/gifs/water-hard-3lgisnlBZgGRi 4. Muévete: no se trata (necesariamente) de pasar horas en el gimnasio o correr 10 k diarios. Cosas tan sencillas como subir las escaleras, tomar descansos para ponerse de pie, hacer caminatas cortas, pueden ayudar a mejorar tu estado general de salud. Recuerda, además, que con cada paso que des estás haciendo que disminuya la piel de naranja. http://giphy.com/gifs/beat-feelin-433zddNXhGZAQ 5. Desintoxícate: aunque el cuerpo está diseñado para deshacerse de lo que no necesita naturalmente, de vez en cuando no está de más ayudarlo con un plan detox. Por lo general, los jugos son muy buenos para ayudar a limpiar nuestro sistema desde el interior. http://giphy.com/gifs/juice-drinking-juno-tr8qAFANmldIc Recetas recomendadas: Con estos 3 días de jugos detox, recupera la vitalidad y mejora tu sistema inmunológico. 6. Ríete: tal vez cuando piensas en cuidar tu salud, los temas más recurrentes que vienen a tu mente son la dieta y el ejercicio. Sin embargo, para alcanzar un estado de bienestar integral es importante cuidar y atender la parte emocional de nuestro ser. Reír te hace sentir mejor (y también rejuvenece la piel). http://giphy.com/gifs/beat-feelin-433zddNXhGZAQ 7.Medita: si bien es cierto que existen muchos métodos para meditar, en este caso no nos referimos a una práctica específica. Tan solo es necesario tomar unos minutos para centrarse en la respiración y ser conscientes de nuestro cuerpo, postura y sensaciones. Inicia el día con 5 minutos y verás cómo te ayuda. http://giphy.com/gifs/don-draper-jPiVAkjsuvaI8 8. Agrega fibra a tu vida: la mayoría de las mujeres tiene tendencia a sufrir de estreñimiento en algún momento en su vida, principalmente durante el embarazo. El ingerir dosis diarias de fibra natural, como granos enteros o verduras, ayuda al cuerpo a mejorar sus procesos digestivos. http://giphy.com/gifs/eating-fw1Xkns0Grx0Q Receta recomendada: Esta crema de tomate es una deliciosa fuente de fibra. ¿Se te antoja? 9. Toma té: está por demás decir que las bebidas azucaradas son un verdadero enemigo de la salud. Deshazte de las calorías innecesarias y obtén grandes beneficios sustituyendo los refrescos por té. Además de ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento, el té es un gran aliado para combatir el estrés. http://giphy.com/gifs/adele-james-corden-adeleedit-AUKExXK5Pcnmw Receta recomendada: Reduce las medidas de tu abdomen con este delicioso té. 10. Ten un hobbie: en la actualidad, siempre estamos ocupados. Entre las responsabilidades del trabajo y de la casa, nos queda muy poco tiempo para disfrutar. Para mantener el equilibrio es necesario que busques aunque sea unos minutos al día para dedicarlos a alguna actividad que disfrutes y te relaje: leer, tejer, pintar, correr, el punto es que sea algo que hagas por placer. http://giphy.com/gifs/new-girl-season-4-and-yes-we-will-be-throwing-a-party-to-celebrate-it-jqvjxJCx9qNQ4

¿Estás lista para mejorar tu salud? Empieza a integrar estas sencillas prácticas en tu rutina diaria y cuéntanos cómo te vas sintiendo.

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El arroz y los frijoles son dos de los granos que nos han acompañado por mucho tiempo y que son conocidos en todo el mundo.Tan sólo el arroz es el tercer cereal más producido en el mundo, mientras que el frijol es nativo de México (también de Guatemala y El Salvador) y cultivado en todo el mundo.No es raro comer cada uno como guarnición a diversos guisos, pero comerlos juntos también es una forma popular no sólo en México, sino en varias partes de América Latina.Tan sólo de Cuba nos llegan los moros y cristianos, platillo famoso mundialmente a base de arroz con frijoles, que cuenta además con otra versión llamada Congri, aunque no son lo mismo.De ellos, podemos saltar a México, en específico a Michoacán, donde el arroz cocido se come con frijoles refritos caldosos, acompañados de una salsa hecha con jitomate, ajo y chile verde, y se llama Morisqueta.Si bajamos un poco, en Centroamérica tenemos el Gallo Pinto, característico en Nicaragua y Costa Rica, aunque diferente en su preparación en cada país, pues en el primero, el plato no incluye el caldo de los frijoles y su consistencia es similar a la del picadillo.Por su parte, el arroz con habichuelas es característico del Caribe, en particular, de Puerto Rico y República Dominicana. Este consiste en arroz blanco con frijoles marrones, o habichuelas rosadas, como son conocidas allá.En Perú existe el Tacu Tacu, un platillo que aprovecha las sobras de los alimentos por tradición y que resulta en una combinación deliciosa de los cereales con ají, y que suele servirse con huevo, carne o pollo.Y como estos platillos, existen muchos otros más, en toda América Latina, preparados, nombrados y acompañados de maneras diversas en cada lugar, pero todos con la misma base: el arroz y los frijoles.Si amas el arroz, puedes comerlo en todas estas versiones:Arroz con Leche CremosoArroz con Brócoli y QuesoArroz Rojo con VegetalesSi lo tuyo son los frijoles, pruébalos así:Tortitas de Frijoles NegrosEnsalada de Nopal con FrijolesFrijoles Charros con Chorizo
En la actualidad, el horno de microondas es uno de los electrodomésticos que no puede faltar en todas las cocinas, aunque fue apenas en 1870 que comenzó a ser parte de ellas. Con un funcionamiento eléctrico, el horno tiene usos distintos y ciertas reglas para hacerlo.El proceso de calentamiento en uno de estos electrodomésticos es simple: cuando presionas iniciar, las microondas comienzan a rebotar alrededor de la cámara y así infiltran moléculas electromagnéticas excitadas en cualquier producto alimenticio que estés cocinando para calentarlo.El horno de microondas es una herramienta muy práctica, en la que sólo tienes que introducir tu comida, indicarle tiempo y pulsar un botón de inicio para calentar, pero también puedes cocinar por completo los alimentos.Además de precauciones que quizá ya hayas escuchado, como que no puedes meter ciertos materiales, por ejemplo, el papel de aluminio o los recipientes de plástico no aptos para microondas, cuando se trata de la comida en sí, ¿qué se puede cocinar con seguridad en el microondas?En general, puedes calentar en el microondas cualquiera de los grupos de alimentos, como pollo, huevos, verduras; sin embargo, al momento de cocer algo, el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) recomienda remover o voltear la comida a la mitad de su tiempo de cocción, cubrirla con un material apto para microondas y usar un termómetro de alimentos para asegurarse de que el calor se distribuya de manera uniforme.Estos consejos te aseguran que cualquier bacteria dañina sea completamente destruida y así estés protegido de las enfermedades transmitidas por los alimentos causadas por patógenos nocivos, como la salmonella. Revisa aquí algunos trucos con tu microondas.También debes tener en consideración que los diferentes grupos de alimentos tienen diferentes estándares de seguridad para cocinar y acá te decimos cuáles sí y cuáles no debes meter al horno de microondas.VegetalesLas verduras son uno de los mejores alimentos para cocinar en el microondas, porque generalmente están tiernos o tienen un alto contenido de humedad. Aunque la investigación es mixta, en su mayor parte se descubrió que el microondas conserva los nutrientes bastante bien, aparte de algunos casos en que se agrega agua. La recomendación es usar vidrio, recipientes de cerámica y todos los plásticos etiquetados para uso en hornos microondas y evitar meter uvas o zanahorias crudas, pues se ha encontrado que a veces han soltado chispas.Da clic aquí y pon en práctica estas recomendaciones con preparando brócoli en el microondas AvesPuedes cocinar pollo completamente en el microondas, aunque hay algunas cosas a tener en cuenta. Lo primero es asegurarse de que el calor está completamente distribuido volteando el pollo a la mitad del tiempo de cocción. La recomendación es cocinar todas las aves de corral sin relleno a una temperatura segura de 73 °C. Además, lo mejor es evitar cocinar este tipo de comida enteras y rellenas en el microondas, ya que el relleno puede no alcanzar una temperatura interna lo suficientemente alta como para destruir las bacterias.HuevoEs muy práctico y sí puedes cocinar huevos en el microondas con o sin la cáscara, pero una investigación publicada en el American Journal of Ophthalmology reveló que los huevos que se cocinan en el microondas en con cáscara pueden explotar e incluso han causado lesiones oculares como resultado.CarneAunque puede parecer extraño, puedes cocinar asados de carne y filetes a fondo en el microondas. Para cocinarla, el USDA recomienda hacerlo a potencia media o media-alta, y dejar que la carne se enfríe durante tres minutos antes de manipularla. Si tienes un asado, pre-cocínalo en una olla tapada antes de cocinar en el microondas.Ya sea que vayas a cocinar o simplemente a calentar tu comida en el microondas, no olvides las reglas básicas: usa recipientes adecuados y no olvides removerla o voltera tu comida a la mitad de la cocción.Recetas en microondas para ti:Papas al gratínFlan en microondasPastelito de nutella en taza
Las almendras no sólo son un fruto seco perfecto para comerse como colación, sino que también será un aliado perfecto para cuando busques hornear, pues puedes hacer harina de almendras en casa.La harina de almendras es una gran alternativa para la harina de trigo tradicional, porque es baja en carbohidratos, tiene muchos nutrientes y un sabor ligeramente más dulce.También puede proporcionar más beneficios para la salud que la harina de trigo tradicional, pues ayuda en la reducción del colesterol LDL, o “malo” y la resistencia a la insulina, no contiene gluten, es baja en carbohidratos, y contiene fibra y magnesio.A pesar de sus muchos beneficios, la harina de almendras no es tan popular en las cocinas quizá porque es un producto más caro; sin embargo, puedes intentar hacer tu propia harina de almendras en casa.Cómo hacer harina de almendrasLa harina de almendras se hace con almendras molidas. El proceso consiste en blanquear las almendras en agua hirviendo para eliminar la piel, luego se muelen y se cierne en una harina fina.Algunas veces se hace una distinción entre harina de almendras y polvo de almendras. La diferencia es que el polvo se hace moliendo almendras con la piel, lo que da como resultado una harina más gruesa. Esto es importante en recetas con harina de almendras donde la textura hace una gran diferencia.Para hacer harina de almendras casera, necesitas molerlas, así que puedes usar un procesador de alimentos o un molino para café. Tú decides si las mueles con o sin la piel. Una vez molidas, cierne la harina con un colador y guárdala en el refrigerador.Las mejores recetas con harina de almendrasSi no sabes qué se puede preparar con este tipo de harina, sólo tienes que pensar en que puedes reemplazar cualquier otra harina con harina de almendras la mayoría de las veces.Sin embargo, existen algunas recetas en las que deberás tener en cuenta la consistencia del producto con el que trabajes. Por ejemplo, los macarons requieren de una harina de almendras fina, generalmente blanqueada, (es decir, molida sin piel) para obtener los terminados más lisos. Por otra parte, si usas harina de almendras para empanizar, quizá prefieras una consistencia más gruesa para un poco más de textura.No te pierdas los beneficios de la harina de almendras y úsala en tus recetas para hacer panqués, galletas, o prueba con alguna de estas recetas con harina de almendras que tenemos para ti:Cheesecake de zebra sabor fresaPan de almendraBolitas de nuezMacarrones napolitanosMacarrones rellenos de chocolate
La papa es un gran ingrediente, pues es nutritiva, económica y, sobre todo, rendidora cuando de hacer comida se trata, pero quizá estás desperdiciando una parte de ella sin saber para qué sirve la cáscara de papa.Aunque la mayoría de las veces, las papas se cocinan sin piel, la cáscara de papa también se come y es un gran bocadillo, que puedes combinar con algún aderezo.La principal función de la cáscara de la papa es proteger los nutrientes que se encuentran en el tubérculo, por lo que al pelarla, pierde nutrientes. Además, no sólo es bueno comerla, sino que la cáscara podría ayudarte como remedio natural para tener una piel sana y a prevenir diversas enfermedades.Para qué sirve la cáscara de papa: usos en la cocinaContrario a lo que pensábamos, la cáscara de la papa no es desecho y se puede comer hervida o frita. Es muy nutritiva y es una gran fuente de potasio, proteína, vitamina C, carbohidratos complejos, vitamina B6, niacina y tiamina. Contiene hierro, un mineral esencial que ayuda al funcionamiento de los glóbulos rojos y la fibra que posee ayuda a mejorar el metabolismo. Además, también posee antioxidantes, fitoenzimas y fitonutrientes que agregan valor a tu alimentación.Puedes comerlas simplemente fritas, como botana, o también como papa al horno, guisando el relleno y dejando la cáscara como recipiente comestible.Las papas gajo, por ejemplo, son una de las versiones de papa que se comen con cáscara y son deliciosas. Mira cómo hacer el corte aquí.Si crees que la papa engorda y por eso no te animas a inluirla en tus comidas, usa la cáscara entonces.Mira más deliciosas recetas con papa aquí.Beneficios de la cáscara de papa en la salud Gracias al gran contenido de nutrientes que posee, la cáscara de papa tiene muchos beneficios para nuestro organismo.Por ejemplo, contiene vitamina C que actúa como antioxidante. Mientras que la vitamina del complejo B y el calcio también están presentes en la piel de la papa, y tienen un papel vital en la promoción de la actividad inmune para mantener el sistema inmunológico saludable.La cáscara de papa además es un remedio casero eficiente para curar las quemaduras de la piel. Actúa como agente antibacteriano que ayuda a hidratar la piel y actúa como apósito convencional para quemaduras leves.Por otra parte, podría ayudarte a aligerar marcas en la piel, ya que contiene compuestos fenólicos, antibacterianos y antioxidantes que tienen una leve acción blanqueadora. Para usarla con este fin, frota la cáscara de papa sobre las manchas oscuras ocasionadas por el bronceado y sobre las ojeras. Su uso regular ayudará a aclarar ligeramente la piel.Finalmente, la piel de papa proporciona energía al cuerpo. La cáscara de papa contiene dos elementos esenciales: la niacina y la vitamina B3, que promueve la energía corporal. La niacina convierte los carbohidratos en energía. Tanto para tu piel como para tu organismo, la cáscara de papa tiene múltiples usos y sirve para muchos fines, así que la próxima vez que peles papas, ¡no tires la cáscara!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD