Transforma tu SALUD y BIENESTAR con estos 10 simples consejos

Por Kiwilimón - Enero 2017
Después del desenfreno de diciembre, llega una etapa de resaca moral en la que todas las personas prometen comenzar una vida más sana. Si tú eres una de las que se arrepiente de sus decisiones decembrinas cada vez que intenta ponerse sus jeans favoritos, te tenemos una gran noticia: no es necesario que te pongas a dieta. Olvídate de las listas restrictivas y de los regímenes estrictos. Para transformar tu salud y mejorar tu bienestar general solo es necesario que sigas estos sencillos consejos: 1. Respira profundamente: uno de los grandes beneficios del ejercicio aeróbico es que ayuda a oxigenar todas las células del cuerpo. Pero si no tienes tiempo de ir a correr, procura realizar diariamente series de ejercicios de respiración. Esto, además de ayudar a mejorar las funciones cerebrales, puede hacerte sentir más relajada. http://giphy.com/gifs/J9NVXTzupIKre 2. Aumenta el consumo de frutas y verduras: no importa si eres vegana, vegetariana o celiaca. Comer frutas y verduras aporta un gran número de nutrientes y ayuda a mantener una alimentación más balanceada. Sustituye los snacks por piezas de fruta para tener más energía todo el día. http://giphy.com/gifs/vTd8CghKtGhnG Receta recomenda: Disfruta una rica comida mientras cuidas tu figura. Descubre cómo preparar una ensalada de quinoa con verduras. 3. Toma agua: puede parecer algo evidente, pero mantenerse hidratado es esencial para el correcto funcionamiento de todos los sistemas. La cuestión con esto es que muchas veces no nos damos cuenta de que no hemos tomado agua hasta que ya estamos deshidratados. Acostúmbrate a tomar uno o dos vasos de agua al levantarte. http://giphy.com/gifs/water-hard-3lgisnlBZgGRi 4. Muévete: no se trata (necesariamente) de pasar horas en el gimnasio o correr 10 k diarios. Cosas tan sencillas como subir las escaleras, tomar descansos para ponerse de pie, hacer caminatas cortas, pueden ayudar a mejorar tu estado general de salud. Recuerda, además, que con cada paso que des estás haciendo que disminuya la piel de naranja. http://giphy.com/gifs/beat-feelin-433zddNXhGZAQ 5. Desintoxícate: aunque el cuerpo está diseñado para deshacerse de lo que no necesita naturalmente, de vez en cuando no está de más ayudarlo con un plan detox. Por lo general, los jugos son muy buenos para ayudar a limpiar nuestro sistema desde el interior. http://giphy.com/gifs/juice-drinking-juno-tr8qAFANmldIc Recetas recomendadas: Con estos 3 días de jugos detox, recupera la vitalidad y mejora tu sistema inmunológico. 6. Ríete: tal vez cuando piensas en cuidar tu salud, los temas más recurrentes que vienen a tu mente son la dieta y el ejercicio. Sin embargo, para alcanzar un estado de bienestar integral es importante cuidar y atender la parte emocional de nuestro ser. Reír te hace sentir mejor (y también rejuvenece la piel). http://giphy.com/gifs/beat-feelin-433zddNXhGZAQ 7.Medita: si bien es cierto que existen muchos métodos para meditar, en este caso no nos referimos a una práctica específica. Tan solo es necesario tomar unos minutos para centrarse en la respiración y ser conscientes de nuestro cuerpo, postura y sensaciones. Inicia el día con 5 minutos y verás cómo te ayuda. http://giphy.com/gifs/don-draper-jPiVAkjsuvaI8 8. Agrega fibra a tu vida: la mayoría de las mujeres tiene tendencia a sufrir de estreñimiento en algún momento en su vida, principalmente durante el embarazo. El ingerir dosis diarias de fibra natural, como granos enteros o verduras, ayuda al cuerpo a mejorar sus procesos digestivos. http://giphy.com/gifs/eating-fw1Xkns0Grx0Q Receta recomendada: Esta crema de tomate es una deliciosa fuente de fibra. ¿Se te antoja? 9. Toma té: está por demás decir que las bebidas azucaradas son un verdadero enemigo de la salud. Deshazte de las calorías innecesarias y obtén grandes beneficios sustituyendo los refrescos por té. Además de ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento, el té es un gran aliado para combatir el estrés. http://giphy.com/gifs/adele-james-corden-adeleedit-AUKExXK5Pcnmw Receta recomendada: Reduce las medidas de tu abdomen con este delicioso té. 10. Ten un hobbie: en la actualidad, siempre estamos ocupados. Entre las responsabilidades del trabajo y de la casa, nos queda muy poco tiempo para disfrutar. Para mantener el equilibrio es necesario que busques aunque sea unos minutos al día para dedicarlos a alguna actividad que disfrutes y te relaje: leer, tejer, pintar, correr, el punto es que sea algo que hagas por placer. http://giphy.com/gifs/new-girl-season-4-and-yes-we-will-be-throwing-a-party-to-celebrate-it-jqvjxJCx9qNQ4

¿Estás lista para mejorar tu salud? Empieza a integrar estas sencillas prácticas en tu rutina diaria y cuéntanos cómo te vas sintiendo.

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Te has fijado que de repente todo mundo está tomando jugo de apio? Después de ser un ingrediente casi exclusivo de las ensaladas y ciertas recetas, el apio se ha convertido en uno de los alimentos favoritos para convertirse en bebida. Si aún no te sumas a esta saludable moda, aquí descubrirás por qué tienes que comenzar a tomar jugo de apio ya. El apio posee poderosas características antioxidantes. Esto significa que su consumo puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer.Este vegetal aporta muchos nutrientes, entre ellos minerales como potasio, manganeso, calcio, magnesio, así como vitaminas K, C y B6. Incluir apio de manera regular en la alimentación garantiza la ingesta de componentes esenciales para el funcionamiento correcto de nuestro organismo. Consumir apio en forma de bebida es mucho más práctico, ya que te permite disfrutar los beneficios de este fabuloso vegetal mientras tomas un vaso por la mañana.El jugo de apio puede ayudar a alcalinizar los intestinos. El sodio presente en este vegetal promueve la eliminación de toxinas en el cuerpo, incluyendo los intestinos. Por esta razón, beber todos los días jugo de apio puede curar y regenerar el revestimiento del estómago.Aunque aún no se investiga a profundidad esta propiedad, se cree que el extracto de la semilla de apio puede influir en los niveles de glucosa e insulina, lo cual podría ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes.Se ha comprobado que el extracto obtenido a partir de las hojas de apio tiene la capacidad de reducir la presión sanguínea, así como los triglicéridos y el colesterol malo.El apio tiene altos niveles en calcio y vitamina K. Estos nutrientes son los encargados de regenerar y fortalecer los huesos, así que tomar jugo de apio también puede beneficiar la salud del sistema óseo. La tendencia hacia el jugo de apio está relacionada con dos necesidades básicas hoy en día: practicidad y buena alimentación. Muchas personas han experimentado los beneficios de consumir apio regularmente, y al hacerlo en forma de bebida pueden disfrutar sus propiedades de una manera rápida y fácil.Beber jugo de apio es más sencillo que comer una ensalada o preparar un platillo con este. Solo recuerda que, al consumir el vegetal de esta manera, estás eliminando la fibra presente en el apio. Para aprovechar todos sus beneficios puedes alternar su consumo en forma de bebida con la ingesta de apio en su forma natural. Recomendaciones para tomar jugo de apio:Trata de no eliminar la fibra del apio. Aunque seguramente la textura de la bebida sea más espesa, al incluir todas las partes del apio te aseguras de aprovechartodos sus beneficios.Un vaso de más o menos medio litro es suficiente para comenzar a experimentar las propiedades benéficas del apio. Lo mejor es tomar el jugo de apio muy temprano por la mañana antes de comer tu desayuno. Si no puedes hacerlo, espera aproximadamente media hora después de consumir alimentos para beber el jugo. Siempre es mucho mejor tomar jugo de apio fresco. Si lo haces con anticipación y lo almacenas en el refrigerador, procura que no pase más de 24 horas antes de que lo ingieras.
Si sigues nuestro blog, seguramente ya sabes que existen diferentes formas de empanizar. A continuación te contamos  los tips básicos que debes conocer para lograr un empanizado perfecto (a prueba de novatos y aprendices de cocina).Seca bien los alimentos antes de empanizarUno de los mayores que pueden hacerse al empanizar es usar pollo, carne, pescado o vegetales demasiado húmedos. Esto provoca que, al contacto con el calor, el vapor desprenda el empanizado. Antes de empezar con la harina o el huevo, checa que tus ingredientes no estén escurriendo.Intenta no prescindir de la harinaCuando haces esta técnica con pan es necesario que primero pases la carne o el pollo (o lo que sea que vayas a empanizar) por un plato con harina. Si te vas directamente al huevo, el pan no se pegará bien y terminará cayéndose.Sí puedes cambiar harina por maicenaGeneralmente se usa harina de trigo para empanizar, pero también puedes probar usando maicena. La gran ventaja de este ingrediente es que hace que el empanizado quede más crujiente.Prepara estos TACOS DE PESCADO CON ADEREZO PICANTECondimenta la harinaNo cometas el error de pasar tus alimentos por un plato de harina simple y sin sabor. Mézclala con sal, pimienta, ajo en polvo, hierbas, etc. Aunque muy poco de esto termine en tus alimentos, realmente le da un sabor muy diferente.Combina el huevo con lecheSi el huevo está demasiado espeso, será más difícil que logres un empanizado homogéneo. Para evitar esto, usa huevo a temperatura ambiente y rebájalo un poco con un chorrito de leche.Bate primero las clarasEn caso de que prefieras un empanizado más esponjoso y no tan crujiente, lo mejor es separar los huevos para batir primero las claras y después las yemas. Así tendrás una textura esponjosa y más ligera.Prepara esta ENSALADA DE POLLO EMPANIZADO CON FRUTOS SECOSDeja reposar el empanizado antes de freírDespués de que pasas los alimentos por el pan molido, te recomendamos refrigerarlos unos minutos. De esta manera, el empanizado se adherirá mejor y batallarás menos al freír.Usa aceite con especiasNo tienes que buscar un aceite especial para empanizar. Es suficiente con que agregues unas ramitas de romero o un poco de chile seco mientras se calienta. Retira antes de comenzar a freír.Asegúrate de que el aceite esté muy calienteJamás, jamás, jamás se te ocurra freír algo en aceite tibio. O de lo contrario tendrás un alimento excesivamente grasoso y mal cocido. La mejor manera de saber si el aceite está listo es añadiendo un poco de huevo al sartén.Prepara esta RECETA DE ROLLITOS DE PESCADO RELLENOS DE VERDURAS
Tener hierbas y verduras frescas todo el tiempo es más sencillo de lo que crees. Solo hace falta que cultives unas cuantas cosas en tu hogar. Aquí te explicamos qué verduras y hierbas necesitas para comenzar un huerto en casa.AlbahacaEsta planta requiere de temperaturas cálidas para germinar, por lo que es recomendable sembrarla durante la primavera. Coloca la tierra dentro de la maceta y después pon las semillas en la superficie. Cubre con una capa de tierra muy ligera y finalmente humedécela con un atomizador. La albahaca  necesita luz para crecer, así que lo mejor es ponerla en un lugar de tu casa que esté iluminada por el sol. RomeroEl romero puede sembrarse a partir de otra planta. Lo único que debes hacer es elegir una ramita joven con brotes. Corta más o menos 10 cm de rama usando unas tijeras bien afiladas. Retira las hojitas de los últimos 4-5 cm para que quede la rama sola. Colócala dentro de un vaso con agua en un lugar cálido sin que reciba luz directa del sol. Cambia el agua cada tercer día. Espera unas 6 semanas para que la rama crezca las raíces y después traspasa la plantita a una maceta. MentaLa menta es otra planta que también puede cultivarse con las ramas de otra planta. El proceso es muy similar al del romero. Debes cortar una ramita de unos 8 cm, justo debajo del punto donde surgen las hojas. Coloca las ramas dentro de un vaso con agua en un espacio bien iluminado y con suficiente ventilación. Cuando veas que las raíces han crecido lo suficiente (esto normalmente ocurre en un par de semanas) traspasa la planta a una maceta. LechugaAl igual que las hiernas, la lechuga es un alimento que puede reproducirse infinitamente (con los cuidados necesarios). Corta la lechuga a unos centímetros del corazón y después colócala en un bowl con muy poca agua. Déjala en un lugar soleado y cambia el agua todos los días. Después de unos días comenzarán a salir retoños; ese es el momento justo para plantarla. Espera a que crezca unos 15 cm para cortarla nuevamente.ApioLimpia con agua la base de un apio y ponla dentro de un envase con agua en un lugar soleado. Cambia el agua cada tercer día y usa un atomizador para humedecer la planta. Después de una semana, más o menos, debes pasar la planta a una maceta. Ten cuidado de no cubrir con tierra las hojitas nuevas y de mantener la planta bien regada.Así de fácil ya puedes comenzar tu propio huerto en casa. Como puedes ver no necesitas herramientas especiales o un lugar súper acondicionado para hacerlo. Basta con que consigas algunas semillas, ramitas o restos de verdura para cultivar tus primeras plantitas. Comienza tu huerto y cuéntanos cómo te va.
¿La hora de la comida se convierte en una batalla campal en tu casa? ¡Aguas! Lo que podría parecer un simple berrinche puede convertirse en un mal hábito. Se considera a un niño o niña como “picky eater” cuando se niega a probar nuevos alimentos, no come la cantidad que le corresponde, rechaza la comida saludable o simplemente no quiere sentarse a comer. Si bien para muchos niños solo es una etapa, la edad en que dejan de ponerle “peros” a la comida puede variar.¿Por qué los niños se hacen quisquillosos con la comida?Normalmente se asocia este tipo de comportamientos a la etapa en la que el niño trata de demostrar su autoridad, alrededor de los 2 años; sin embargo, también puede tratarse del rechazo a ciertas situaciones (falta de una rutina para comer, peleas en la mesa, mal ambiente familiar), algún problema de salud que le impida comer apropiadamente, como el reflujo, o simplemente fue acostumbrado a ciertos alimentos o sabores desde temprana edad.Consejos para hacer que tu hijo coma saludablemente:Haz que la comida sea toda una experiencia: crea un ambiente atractivo con cosas que le interesen, como hablar de su caricatura o actividad favorita. Trata de mantener un ambiente relajado, sin peleas ni distracciones como la televisión.Dale nuevos alimentos poco a poco: procura darle alimentos que le gusten junto con alimentos nuevos, con sabores que combinen, que no sean tan fuertes para su paladar y en porciones pequeñas. Por ejemplo, puedes preparar unos macarrones con queso con unos trozos de champiñones.Preséntale su plato de maneras divertidas: ya sea en forma de caritas, en platos atractivos o en presentaciones novedosas. Da clic AQUÍ para descubrir recetas deliciosas diseñadas especialmente para los pequeños del hogar. Debes poner el ejemplo: no solo le pidas que él coma saludablemente, tú también hazlo. Coman juntos algún plato fuerte o alguna colación durante el almuerzo u ofrécele tu colación de fruta por la tarde. Compartan el hábito de comer cosas saludables.Cambia los menús: puedes incluir un día con su comida favorita, mientras que los días restantes puedes cambiar el menú cada semana, de manera que siempre esté esperando la sorpresa de lo que comerá ese día.Tener un picky eater en casa complica la planeación de los menús de la semana, pero con un poco de imaginación, juntos tu pequeño y tú descubrirán que la hora de la comida es de los mejores momentos para compartir en familia.Si ya no tienes ideas para el menú de la semana, estas recetas te sacarán del apuro:Tacos de hot cakes con frutaNuggets de pollo con quinoaSándwich de huevo caracol
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD