Un menú escolar más nutritivo para tus hijos
Dietas y Nutrición

Un menú escolar más nutritivo para tus hijos

Por Kiwilimón - Julio 2011
  Usualmente los niños reciben un lunch (menú escolar) que suele ser monótono o aburrido, y en ocasiones nada nutritivo, gracias a su falta de falta de variedad, de verduras, frutas y legumbres. Asimismo, muchas veces los mismos menús escolares están adicionandos con dulces o postres altos en azúcar y grasas saturadas. ¿Cómo lograr un menú escolar nutritivo y delicioso? En KiwiBlóg te queremos destacar que uno de los objetivos principales del menú escolar (lunch) debe impulsar una dieta equilibrada mediante la variedad de alimentos, preparaciones y texturas, dando prioridad a los alimentos más conflictivos en la alimentación de los pequeños -legumbres, pescado, frutas y verduras-, y basándose en las raciones y en la frecuencia recomendadas para cada edad. Actualmente el equipo responsable del comedor o la empresa que administra la alimentación de las escuelas o centros educativos, cuenta con asesoramiento dietético a la hora de diseñar los menús. Pero el equilibrio nutricional no se consigue sólo con la comida del mediodía, aunque ésta suponga cerca del 35% de la energía diaria que necesitan los niños. Es necesario que el desayuno y la cena complementen la comida, y ahí entran los padres y su responsabilidad para educar a sus hijos en buenos hábitos alimenticios.
Para lograrlo, es necesario conocer qué comen nuestros hijos en la escuela.
Recomendaciones importantes
  • - Se debe incluír alimentos de los diferentes grupos: Frutas y verduras, cereales o tubérculos y alimentos de origen animal.
  • - Evitar lo más posible los alimentos industrializados (estos suelen ser ricos en grasa, azúcar y/o sodio).
  • - Tomar un poco de tiempo para preparar el lunch con alimentos frescos la mayor parte de los días de la semana.
  • - Procurar que el lunch sea variado. Existen muchas opciones diferentes que pueden agradar a los niños.
  • - Es importante planear el menú para toda la semana con anticipación para ahorrar tiempo y tener todos los ingredientes necesarios a la mano.
  • - Ofrecer frutas y verduras frescas al niño en su lunch.
  • - Evitar las bebidas azucaradas. El lunch debe incluir siempre alguna bebida para que los niños se mantengan bien hidratados, pero se deben eliminar todas las bebidas con alto contenido de azúcar como los refrescos y jugos industrializados.
  • - Evitar los alimentos muy dulces o pegajosos que pueden favorecer el desarrollo de caries.
  • - Servir porciones pequeñas de alimentos. Debemos recordar que el lunch debe representar cuando mucho el 20% de las calorías de todo el día, lo cual equivale a unas 200 calorías para los niños preescolares y unas 270 para los escolares como máximo.
  • - Servir el lunch en una lonchera limpia y en recipientes agradables, irrompibles y fáciles de manejar.
  • - Permitir a los niños participar en la planeación de sus comidas y hasta en la preparación de platillos sencillos.
  • - Aprovechar la convivencia con otras personas para ofrecer al niño alimentos que en casa se le dificulte aceptar.
  • - Incluir alguna sorpresa para el niño, sobre todo en el caso de los más pequeños, dentro de la lonchera algunas veces.
Recetas de cocina recomendadas para sus hijos: Pollo Empanizado con Corn Flakes Rollitos de pollo Salchichas con Hojaldre Sandwich de Salmón con Pepino Nuggets de Pollo con Quinoa
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo. En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamosComo seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades. Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historiaChileatoleEl chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.PozoleEl pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común. Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.TlacoyoEste delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”. Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacaoTamalesEl tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.Pipián¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.MemelaLa memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile. Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestizaRecetas de comida prehispánica para preparar en casaSi quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:Chileatole Fácil7 formas diferentes de preparar pozole3 Bebidas Prehispánicas3 Tlacoyos MexicanosTamales3 Recetas con Pipián
En los últimos años, muchas personas han comenzado a buscar alternativas para reemplazar la azúcar refinada, especialmente ahora que enfermedades como la diabetes y la obesidad comenzaron a afectar a una gran parte de la población. Ahora podemos encontrar alternativas como fruta del monje, estevia, azúcar de coco y miel de agave, aunque este último es quizás el que más ha ganado popularidad, pues se cree que es 100% natural y que no daña nuestra salud, sin embargo, ¿qué tan saludable es el néctar de agave? ¡Aquí te contamos todo lo que tienes que saber sobre este ingrediente!¿Qué es la miel de agave?La miel de agave, también conocida como néctar, es un endulzante líquido que se obtiene del agave o maguey, la planta que también se utiliza para producir tequila. Este néctar tiene un color ámbar y suele ser más dulce que la miel y otros endulzantes, por lo que se requiere una cantidad menor para cocinar. A diferencia de la miel de abeja, este derivado del agave es una opción 100% vegana. También puedes leer: Los beneficios de sustituir el azúcar por monk fruit¿Es bueno comer miel de agave?Aunque las opiniones están divididas sobre este ingrediente de origen mexicano, la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard señala que “en el caso de la miel de agave, hay una diferencia en la manera en el que el cuerpo la procesa a comparación del azúcar de mesa. La miel de agave es mayormente fructuosa, la cual no incrementa los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre de manera directa. En cambio, la fructuosa se va al hígado para convertirse en glucosa”. Adicionalmente, una investigación publicada en 2014 estudió los efectos de la miel de maguey en un grupo de ratones. Los resultados indican que este endulzante de origen mexicano podría ser una opción saludable a comparación del azúcar de mesa, pues los ratones que consumieron agave tenían niveles de glucosa menores y subieron menos de peso que aquellos que consumieron azúcar refinada. A pesar de estos resultados, aún faltan más estudios para confirmar los beneficios de la miel de agave. La institución también señala que “consumir demasiada fructuosa puede causar que el hígado comience a producir grasa en forma de triglicéridos. Los niveles crónicamente altos de triglicéridos aumentan en riesgo de padecer diabetes o enfermedades del corazón”. Por lo tanto, los expertos de la universidad concluyen que no importa el tipo de azúcar que uses, pues lo “importante es limitar la cantidad total de azúcar añadida en tu dieta”. También puedes leer: 5 formas naturales de mantener tus índices de azúcar bajosLos beneficios de consumir miel de agaveSegún el portal WebMD, jarabe de agave es rico en las siguientes vitaminas:Vitamina B2Vitamina B6Vitamina B9Vitamina KLa miel de maguey tiene un índice glucémico bajoDe acuerdo con los expertos, la miel de agave tiene un índice glucémico bajo a comparación del azúcar, por lo que puede ser una opción para las personas con diabetes o para quienes buscan reducir su consumo de azúcar. Recuerda que antes de introducir alimentos a tu dieta deberás consultar a tu médico de cabecera.Razones para limitar el consumo de la miel de agaveTienes más calorías que el azúcar de mesa.El consumo excesivo de fructuosa tiene consecuencias severas en la salud, por lo que no es de todo recomendable para las personas que padecen diabetes.Aunque la miel de agave tiene un índice glucémico bajo, no es una opción 100% saludable, por lo que te recomendamos acudir a un profesional de la salud antes de incorporarla en tu dieta.
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
Habibi Man es una de las propuestas culinarias más interesantes que han surgido en la Ciudad de México en los últimos años, pues este increíble restaurante ofrece comida caribeña con un toque de Medio Oriente, sabores que, aunque parezcan diametralmente distintos, combinan a la perfección y dan paso a platillos complejos, pero exquisitos. Para adentrarte en esta extraordinaria fusión de sabores, puedes comenzar con el mezze, el cual consta de hummus, jocoque, babaganush, ensalada, tostones de plátano macho y pan pita. Si tienes ganas de probar todo y realmente experimentar la mezcla de sabores caribeños y de Medio Oriente, entonces te recomiendo el camello caribeño, un plato enorme para dos personas, el cual contiene falafel, hummus, jocoque, babaganush, ensalada, pan pita, tostones de plátano macho, frijoles, arroz, schnitzel de berenjena y okra con koftas de cordero, pollo jerk y shawarma de cerdo. Otro imperdible en Habibi Man es el famoso jerk chicken, el cual tiene un sabor exquisito gracias a la combinación de hierbas, especias, cerveza y salsa BBQ. Por si fuera poco, este pollo se acompaña con tostones de plátano macho, chutney de mango, ensalada de col y arroz con frijoles. Para los amantes de la carne, este lugar también ofrece decadentes sándwiches y wraps. Yo te recomiendo el Don Rubén, el cual se prepara con pan de masa madre, pastrami, queso, cebollas caramelizadas, mostaza y pepinillos. En cuanto a las bebidas, puedes elegir entre el refrescante tepache con cardamomo, la rica limonada con agua de rosas y menta o una cerveza. Para cerrar con broche de oro, puedes elegir entre postres como baklava, crème brûlée de maracuyá, cheesecake de pistache o el parfait de labneh y queso mascarpone. Si tienes ganas de probar algo completamente diferente y lleno de sabor, entonces este pequeño rincón que fusiona la comida caribeña con Medio Oriente es para ti, pues te lleva en una aventura culinaria por dos lugares distintos, pero que se complementan a la perfecciónFotos tomadas de las redes sociales de Habibi Man
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD