5 cosas inteligentes y rápidas que puedes hacer por ti
Hábitos

5 cosas inteligentes y rápidas que puedes hacer por ti

Por Kiwilimón - February 2018
  Empezar la mañana sintiéndote refrescada y organizada es necesario para que el resto del día se sienta bien. ¿Quieres tener un gran inicio de semana? Empieza con esta serie de actividades para liberar la mente y organizar tu cotidiano:

1. Haz una lista la noche antes

Para evitar que sea una lista de pendientes estática, te proponemos que lo que escribas responda a las preguntas: ¿Qué harás mañana?¿Qué necesitas para lograrlo? [video width="1280" height="720" mp4="http://blog.kiwilimon.com/wp-content/uploads/2018/02/organizacion.mp4"][/video]

2. Alista la ropa una noche antes

Si vas a hacer ejercicio por la mañana saca tus tenis la noche anterior. Es más probable que cumplas tu propósito si tu ropa y las cosas de trabajo también las dejas listas que si por la mañana te ocupas de ambas cosas.

3. Haz algo para ti

Ya sea hacer ejercicio o tomar el café leyendo el periódico antes de entrar al trabajo, realiza alguna actividad que te centre y que sea una manera inteligente de empezar el día. Muchas veces, las mejores ideas vienen cuando nos permitimos un breve tiempo de ocio cotidiano.

4. Ten una rutina

Ser una persona de hábitos puede ayudarte a disminuir el tiempo que consumen ciertas actividades. Por ejemplo, usar solamente trajes oscuros ahorra tiempo a la hora de decidir qué ponerse por la mañana, dejando esa energía mental para decisiones más importantes.

5. Empieza con algo grande o pequeño

Existen dos maneras de empezar tu lista de pendientes: con la tarea más grande de todas o con algunas sencillas. Si te motiva poner palomitas a los objetivos logrados, lo mejor es empezar por algunos pendientes sencillos. De lo contrario, empieza por aquello que más pesado te parezca.

Si te interesaron estos tips quizás te beneficies al leer:

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Llega el otoño y con él, la fecha oficial para empezar las festividades del cierre del año en Norteamérica, es decir, el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving.Esta fiesta se celebra el cuarto jueves de noviembre en Estados Unidos y otros países, como Alemania, Japón y algunas islas del Caribe, tienen festividades similares, todas en otoño, para agradecer las cosechas.El origen de la celebraciónEl origen del Día de Acción de Gracias es una comilona en la que se reunieron los pobladores locales y los primeros colonizadores en Nueva Inglaterra, con el objetivo de celebrar la cosecha y riquezas que ofrecía la nueva nación. Según los registros, los festejos duraron tres días y conforme los colonizadores se fueron estableciendo en otras regiones de Estados Unidos, continuaron la celebración. Pero la fecha se volvió oficial cuando, al promulgar la Constitución, el presidente George Washington proclamó que se debería expresar gratitud en ese día por el fin de la guerra de Independencia. Los presidentes posteriores se olvidaron de la fecha, hasta que Abraham Lincoln la retomó y reestableció, en 1863. Al paso de los años, se estableció como un día para estar agradecidos por las bendiciones del año.¿Cuándo es Thanksgiving 2019?Una vez establecido el cuarto jueves de cada noviembre como el día para estar agradecidos de las bendiciones de la vida, la tradición dicta que se haga una cena que, si bien ya no dura tres días, es especial y está destinada a que todos la recuerden con emoción. Este año, el Thanksgiving 2019 se celebrará el 28 de noviembre.Generalmente, el centro del festín es el pavo, animal nativo de nuestro continente, junto con otros alimentos que se consumían en Nueva Inglaterra en ese tiempo. La cena del Día de Acción de Gracias es una de las primeras grandes fusiones culinarias, en donde se combinaron en el mismo banquete ingredientes de América y Europa.Los platillos típicos de la cena de Acción de GraciasCasi tan sustanciales como el pavo se encuentran los platos de guarnición. Una que no puede faltar es la salsa de arándano, la cual a veces se sirve fría y que es deliciosa si se perfuma con naranja o canela, además de que combina muy bien con el pavo, por su sabor ácido y frutal.Las guarniciones con camote también son indispensables, aunque hay quien prefiere puré de papa para poder disfrutar mejor el jugo del pavo. Un gran favorito es la preparación de ejotes, que generalmente tiene una salsa blanca espesa y cubierta crujiente, pues se hornea hasta que todo esté dorado y suave.Los postres tradicionales son pays, especialmente el de calabaza y, en segundo lugar, el de manzana. Al preparar estos postres, es el momento perfecto para sacar las especias cálidas y perfumar tus postres con canela, nuez moscada y clavo. Toda tu casa se llenará de olor a fiesta.Sin embargo, la verdadera tradición es la que tú creas para tus seres queridos y no habrá mejor forma de dar gracias que con tu receta favorita, sin importar cuál sea. El Día de Acción de Gracias es la mejor ocasión para poner la mesa usando elementos naturales que celebren las delicias que nos da la tierra. Piensa en una gama de colores otoñales para tener un efecto más dramático, como calabazas en naranjas o verdes, complementadas con hojas en los mismos tonos. Otra gran opción son mazorcas secas de elote, o canastas con frutas que puedas usar después, por ejemplo, peras o manzanas de diferentes variedades. No olvides amarrar las servilletas con ramitas o algún otro detalle. Es muy significativo que pongas los nombres de los invitados en los lugares de la mesa.En la lista de invitados, por supuesto que debe estar toda la familia. Es el momento para juntar a varias generaciones y sembrar en los chiquitos un fuerte sentido de pertenencia. Claro que esta también es una gran oportunidad de reunir a la familia que tenemos por elección, nuestros amigos. Es una gran ocasión para agradecerles todas las aventuras del año y las que vendrán.Finalmente, la tradición más importante de todas y la razón por la que quizá te gustaría adoptar el festejo es dar gracias, por supuesto. Una vez que estén todos en la mesa, tomen turnos para mencionar algo que tengan que agradecer este último año.La gratitud es una de las partes del carácter más asociadas con la felicidad y si lo ideal es practicarla todos los días, por qué no celebrarla en su magnífico esplendor una vez al año.Si estás planeando una cena de Thanksgiving, estos platillos te pueden funcionar:Pavo Fácil con GravyPechuga de Pavo Rellena de UvasGelatina de Ponche de Frutas
Cuando hacemos ejercicio, lo que comemos se convierte en una parte importantísima para lograr nuestros objetivos. De hecho, se ha comprobado que lo que comemos antes y después de hacer ejercicio influye directamente en el entrenamiento y en los resultados. Qué comer antes de hacer ejercicio es tan importante como qué comer después: se trata de obtener y recuperar la energía y los nutrientes que utilizamos, y la alimentación previa al ejercicio físico es la más importante, ya que de ahí tomamos el combustible que necesitamos.Aunque lo mejor es consultar a un especialista en nutrición, para que te arme un plan de acuerdo con tu edad, fisionomía, ritmo de vida, tipo de entrenamiento y objetivo, aquí encontrarás recomendaciones de lo que puedes comer previo y posterior a hacer ejercicio. ¿Qué comer antes de entrenar?Lo que recomiendan los expertos es comer alimentos ricos en carbohidratos, pues estos te ayudarán a tener energía y a mejorar el rendimiento y la resistencia. Procura que estos alimentos sean bajos en grasa y azúcares, y moderados en proteínas, por ejemplo:Un plátano, pues tiene potasio, que te será de gran utilidad a la hora de hacer alguna actividad física, además de que regulará el agua en tu organismo.Tomar agua suena simple pero no lo es. El agua, además de hidratar y mantener la temperatura de tu cuerpo, es importante para evitar calambres y desmayos por la pérdida de electrolitos.La avena es uno de los mejores alimentos que puedes comer antes de hacer ejercicio, pues tiene fibra, potasio y otros micronutrientes que funcionan para mantener el nivel de tus electrolitos. Además, contiene calcio y fósforo, que actúan en tus músculos cuando estás trabajando y hasta en la recuperación. ¿Qué comer después de entrenar?Lo más seguro es que después de hacer ejercicio salgas con mucha hambre, pero es importante que resistas la tentación, evites comer cualquier cosa y mejor tomes decisiones inteligentes en cuanto a qué comer para favorecer la recuperación.Estos son algunos de los alimentos que puedes comer:El huevo es un alimento muy saludable para después de completar una exigente rutina de ejercicio, ya que tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Comer un puñado de frutos secos como almendras, nueces o pasas al terminar de hacer ejercicio es idóneo para restaurar energías. Además de sus beneficios nutricionales, están recomendados como alimentos para bajar el colesterol y ayudan a regular la presión sanguínea.Comer proteína, como pollo a la plancha o una lata de atún, te ayudará a obtener lo necesario para la reconstrucción muscular una vez terminado el ejercicio. Recuerda que la alimentación es igual o más importante que el ejercicio para cumplir tus propósitos, y aquí tienes una pequeña guía de lo que puedes consumir para hacer más efectiva tu rutina de ejercicios.
Cuando se habla de comida chatarra, quizá te vienen a la mente ciertos platillos específicos, pero ¿sabes realmente lo que significa ese término?El término comida chatarra se usa para referirse a bebidas y alimentos bajos en nutrientes, es decir, que no aportan vitaminas, minerales o fibra y además tienen altos contenidos de calorías, grasas saturadas y azúcares añadidos.Con tu ayuda, podemos transformar la vida de niños y niñas. MIRA CÓMO LOGRARLO.Aunque aún no es posible obtener estimaciones generales sobre la proporción de personas que sufren una enfermedad relacionada con la mala alimentación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala distintas causas de una dieta poco saludable, entre las cuales destacan tres: el alto consumo de sal, de grasas y bajo consumo de frutas y verduras.Frutas y verdurasAlrededor de 1.7 millones (2.8%) de las muertes en todo el mundo son atribuibles al bajo consumo de frutas y verduras; mientras que el consumo adecuado de frutas y verduras reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer de estómago y cáncer colorrectal. Existe evidencia de que ingerir altos niveles de alimentos con mucho contenido calórico, como los alimentos procesados ricos en grasas y azúcares, promueven la obesidad.SalLa recomendación de consumo de sal por persona al día es de 5 gramos, según la OMS, con el fin de prevenir enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, los datos de varios países indican que la mayoría de las poblaciones consumen mucha más sal de lo indicado.Una persona consume alrededor de 9 a 12 gramos de sal al día, por lo que se estima que si se reduce a los 5 gramos recomendados, causaría un impacto positivo importante en la presión arterial y las enfermedades cardiovasculares.GrasasEl alto consumo de grasas saturadas y ácidos grasos trans está relacionado con enfermedades del corazón. Pero si se reemplaza con aceites vegetales poliinsaturados se reduce el riesgo de enfermedad coronaria. También se ha demostrado que los ácidos grasos insaturados más altos de fuentes vegetales y los ácidos grasos poliinsaturados reducen el riesgo de diabetes tipo 2.Consecuencias de la comida chatarraLejos de nutrirnos, la comida chatarra puede tener consecuencias nada favorables:Puede generar problemas de memoria y aprendizaje.La comida chatarra carece de nutrientes esenciales, el riesgo de padecer depresión aumenta en un 58% si se come muy seguido.Las personas con una adicción a la comida chatarra pueden padecer problemas digestivos, como reflujo o síndrome de colon irritable.Aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.Como los riñones son los encargados de filtrar las toxinas de la sangre, la ingesta de mucha comida chatarra tiene un efecto directo en su funcionamiento.La OMS señala que una dieta poco saludable es uno de los principales factores de riesgo para una variedad de enfermedades crónicas, que incluyen enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y otras afecciones relacionadas con la obesidad. Las recomendaciones específicas para una dieta saludable incluyen comer más frutas, verduras, legumbres, nueces y granos; reducir la sal, el azúcar y las grasas. Por otra parte, también es aconsejable elegir grasas no saturadas, en lugar de grasas saturadas.Mejorar los hábitos alimenticios es un problema social, no sólo individual. Por lo tanto, exige un enfoque basado en la población, multisectorial, multidisciplinario y culturalmente relevante.Recuerda que, si tu alimentación está balanceada, no necesitas sacar por completo este tipo comida, sin embargo, es importante que no abuses de su consumo, que tus alimentos se mantengan variados y en tus platos siempre haya mucho color para que te nutras con lo que comes.Además, es de vital importancia cuidar que los niños aprendan a diferenciar la comida que les aporta nutrimentos y no sólo en casa. A nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro. Mira aquí cómo puedes ayudar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD