Hay algo que haces todos los días y es aún peor que fumar
Hábitos

Hay algo que haces todos los días y es aún peor que fumar

Por Kiwilimón - Noviembre 2016
Tal vez creas que llevas un estilo de vida más o menos sano. Cuidas tu alimentación, buscas productos saludables, limitas tu consumo de alcohol, no fumas y procuras tomar dos litros de agua al día. ¿Excelente, no? Bueno, no queremos ser aguafiestas, pero aunque te fijes en lo que comes, hay otro hábito que puede afectar tu salud, aún más que el consumo de tabaco. Y, lo peor de todo, es que podemos asegurarte que lo haces todos los días, durante varias horas. De acuerdo con varios estudios, la nueva amenaza para la salud de la población es el permanecer sentado por largos periodos de tiempo. Algunos investigadores han encontrado evidencia de que el estar sentado por mucho tiempo aumenta el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer, enfermedades del corazón y diabetes tipo 2. Fortalece tu abdomen con estos ejercicios. El problema de todo esto es que los estragos de la vida sedentaria no son reversibles, es decir que no importa si sudas un montón en tu clase de yoga o spinning, las horas que permaneciste sentada en la oficina no se borran. Así como es imposible recuperar las horas de sueño de una desvelada, los efectos de la vida sedentaria solo pueden reducirse de una manera: disminuyendo las horas que permanecemos sentados. ¿Sabes cuáles son los mejores ejercicios para quemar grasa? ¡Te encantarán! Si aún no te convences a ponerte de pie, aquí te compartimos algunos datos sobre las consecuencias del estar sentado:
  • El cáncer de colon, endometrio y pulmón están relacionados con largos periodos en los que se está sentado. El riesgo de contraer estas enfermedades aumenta por cada dos horas más en la silla.
  • Un estudio demostró que las personas que están sentadas por más de seis horas al día mueren antes que aquellas que se limitan a sentarse tres o menos horas.
  • Una investigación australiana descubrió que por cada hora dedicada a ver la televisión se aumenta en 11% el riesgo de mortalidad.
  • Estar sentado más de cuatro horas al día aumenta la probabilidad de sufrir enfermedades relacionadas con la circulación sanguínea e incrementa hasta en 125% el riesgo de sufrir un infarto.
  Top 5: tips para rutina de ejercicios. La próxima vez que tengas ganas de tirarte a ver la televisión, recuerda que la actividad física no solo puede ahorrarte varias visitas al doctor, también puede ayudarte a controlar el estrés, mejorar la memoria y tratar la depresión. ¿Cuál es tu ejercicio favorito? Cuéntanos.

Con estos ejercicios para piernas y pompis lucirás espectacular en pocas semanas. ¡Tienes que probarlos!

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
Deja de batallar para llegar a la quincena. Aprende a ahorrar cuando vas al súper con estos tips súper sencillos. Diseña el menú de la semana. No solo se trata de tener orden al momento de alimentarte. Haciendo un menú semanal es más sencillo que planees tus comidas, elijas los ingredientes y calcules las cantidades para evitar desperdicios. Por ejemplo, si el lunes preparas pastel de papa con queso y jamón, puedes aprovechar para cocinar otros días gratín de papas con queso poblano o papas Alfredo. Aprovecha los productos de la temporada.Una manera muy efectiva de ahorrar y siempre comer fresco es cocinar con las frutas y verduras de la temporada. Investiga cuáles son los productos que están disponibles y diseña el menú semanal en torno a ellos. Preparar la comida de acuerdo a la temporada también es una buena idea para renovarte constantemente y no estancarte al momento de cocinar. Aprende a sustituir ingredientes.Otro tip que puede ayudarte a ahorrar en la cocina es sustituir ingredientes. Esto te ayudará a mantener un presupuesto más bajo (al no tener que comprar tantas cosas), pero también es una manera de llevar una alimentación más saludable. Por ejemplo, en lugar de comprar una cartera de huevos, puedes tener en tu alacena chía y solo remojarla en agua cuando hagas alguna receta que incluya huevo. Haz una lista del mandado.Si lo que quieres es bajarle a tus gastos de comida, antes de ir al súper checa tu menú, revisa lo que tienes en tu cocina y, con base en eso, haz una lista de los alimentos que te hacen falta. La idea es que compres solo lo que hayas previsto para tus comidas de la semana y dejes de lado todos los gastos innecesarios: botanas, dulces, antojos, etc. Elige bien lo que compras. Mientras estás en el súper puedes ahorrar de muchas maneras. La más común es comprar productos que no tienen marca. En muchas ocasiones la calidad es similar a otros productos, pero el precio es mucho más bajo. Otra opción es adquirir artículos que sean rellenables. Esto además es ecológico, ya que te permite reutilizar botellas y contenedores. ¿Tú cómo ahorras cuando vas al súper? Compártenos tus tips en los comentarios.
Al partir un huevo te habrás dado cuenta de que la yema no es siempre del mismo color. Tanto la consistencia como la tonalidad pueden variar de un huevo a otro. Esto se debe a diferentes factores. Descubre todo lo que el color de la yema de huevo puede revelarte.Alimentación de la gallinaEl color de la yema de un huevo está determinado principalmente por la alimentación de la gallina. Esto significa que, si una gallina consume maíz, la yema será un poco más anaranjada. Por el contrario, cuando las gallinas son alimentadas con trigo o cebada, el resultado es una yema con un tono pálido más cercano al amarillo.Calidad del huevoHace tiempo se creía que el color de la yema determinaba la calidad de un huevo. Por esto se consideraba que las yemas pálidas eran indicadores de una mala alimentación, mientras que las yemas con tonos naranjas más intensos suponían una garantía de calidad. Ahora sabemos que el color de la yema depende del tipo de alimentación que recibe la gallina y no tiene que ver necesariamente con la calidad del huevo.Indicadores de frescuraAl momento de elegir un huevo hay otros factores, aparte del color de la yema, que pueden ayudarte a identificar uno de buena calidad. Por ejemplo, la consistencia de la clara debe ser densa, y su color prácticamente transparente. Si te encuentras con un huevo que tiene una clara muy fluida o con tonalidades cafés, verdes o negras, esto significa que no es fresco o que está contaminado. Antes de partir un huevo puedes conocer qué tan fresco está. Solo tienes que meter el huevo en un vaso con agua. Si el huevo se hunde, esto quiere decir que está fresco. Entre más flote, más viejo será.No te dejes llevar por el color de la yema. Muchos productores usan colorantes (naturales y artificiales) para modificar el color, por lo que esto ya no es un factor determinante de calidad o frescura. Si te interesa consumir huevos frescos y de calidad, acércate a los productores locales. En estas granjas las gallinas suelen alimentarse de manera natural bajo condiciones más óptimas que garantizan la calidad del producto.
Si llegó la hora de ser una persona independiente, pero nadie te dijo que la cocina no se equipa sola y no sabes qué sí debes comprar y qué no, te dejamos una lista de los utensilios que toda persona que vive sola debe tener para evitar ir corriendo a comprar cualquier cosa que después no utilizarás. Si vives solo no importa si eres o no bueno en la cocina, solo necesitas unos cuantos artículos y un buen recetario para que todo vaya bien. Por el momento, contar con utensilios básicos sin llenarte de trastes innecesarios es lo ideal para iniciar como soltero en la cocina. Solo un tip básico: al adquirir tus utensilios de cocina procura que sean de buena calidad, ya que su vida útil será más larga.Sartenes. El tamaño depende de los invitados que tendrás usualmente o de qué tanta comida te prepares. Para iniciar es conveniente contar con uno pequeño y otro mediano. Recuerda invertir en sartenes antiadherentes de buena calidad.Cubiertos. Si eres una persona que vive sola y que usualmente no come en casa, pensarás "¿para qué necesito esto?" Te aseguramos que te sacarán de cualquier apuro. Con los básicos es necesario: cuchara, cucharita, tenedor y cuchillo. No llenes tu cajón de cubiertos que nunca usarás. Si tienes planeado recibir invitados frecuentemente, adquiere un set de cubiertos para 6 u 8 personas.Juego de cuchillos. Cocines o no en grandes cantidades, necesitarás un juego de al menos 4 tipos de cuchillos para cortar diferentes cosas. Los usarás en el día a día para picar desde un pepino, hasta rebanar pan o cortar carne. Licuadora. Si vives solo, lo más seguro es que prepares pocas cantidades de comida, por lo que una licuadora te servirá para un desayuno completo con licuado o smoothie, para una comida y hasta para una cena de emergencia. LOS BENEFICIOS DE TENER UNA LICUADORA KIWILIMÓNRallador. Cuando vives solo, tener un rallador parce algo muy simple y que pasa desapercibido, hasta el momento en que lo necesitas. El rallador es un utensilio básico para muchas comidas. Este utensilio de cocina es esencial si te gusta preparar platillos con queso gratinado, o algunas ensaladasCucharones. En tu cocina necesitas dos cucharones: uno de madera y otro de metal. El de madera es un básico para no rayar los sartenes y ollas antiadherentes. Los cucharones de acero inoxidable son ideales para mezclar los platillos horneados o a la parrilla.Ollas y cacerolas. Para preparar pastas, guisados o cualquier tipo de carne o verduras al vapor, necesitarás una olla. En este caso sucede lo mismo que con los sartenes: el tamaño de las ollas y cacerolas dependerá de la cantidad de comida que suelas preparar. Tabla para picar. Se utiliza diariamente en la cocina para partir y picar alimentos de todo tipo. Usa una tabla mediana de plástico y recuerda lavarla muy bien para evitar que queden residuos de comida en la superficie.Vasos y platos. Elige los más prácticos para tu estilo de vida. En un principio no vale la pena tener vasos para el agua y el vino. Por el contrario, con los platos se recomienda tener de varios tamaños según la comida que pienses consumir (sopas, pastas, ensaladas) y las personas que puedas recibir en tu casa.¿Crees que haya otro utensilio de cocina que sea imprescindible? Déjanos tus comentarios.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD