Historia

BBQ y hot dogs: el equivalente al pozole en EU para celebrar su independencia
Datos curiosos
Las fiestas de independencia son celebradas de formas distintas en cada país y por supuesto, la comida siempre está presente en estas celebraciones.Así como en México comemos pozole, pambazos o tacos de guisados y tostadas de tinga el 16 de septiembre, en Estados Unidos de América se celebra su independencia el 4 de julio, fecha en la que se firmó su separación formal del imperio británico.Pero ¿qué comen el 4 de julio los estadounidenses para celebrar? A continuación, te dejamos algunos de sus platillos típicos para esta fecha.Barbacoas (BBQ) Esta es sin duda la comida más popular para este día, pues alrededor de 74 millones de estadounidenses planean una carne asada, o barbacoa, como ellos la llaman, para celebrar el Día de la Independencia.Sin embargo, estas barbacoas no son sólo echar carne a la parrilla, más bien consisten en diversas formas de cocinar lentamente carne de cerdo, sobre todo, con salsa BBQ, por lo regular.Hot DogsNo puede haber una barbacoa sin un clásico hot dog. De hechon en EU incluso existe un Consejo Nacional de Hot Dogs y Salchichas y este ha declarado el mes de julio como el Mes Nacional de los Hot Dogs. La estadística revela que en el 4 de julio es el día en el que más hot dogs se comen, con un estimado de 150 millones de ellos consumidos.Postres y comida decorada con los colores de la banderaUna de las tradiciones gastronómicas más importantes del 4 de julio es la prevalencia del rojo, blanco y azul, los colores de la bandera. Así que ese día se ven paletas de hielo de estos colores, cake pops o donas, pastel, galletas… todo decorado así.CervezaUna barbacoa siempre va bien acompañada de cerveza, en este día especial, los estadounidenses compran su cerveza nacional, llamada Budwiser.Elotes asadosUntado con mantequilla y espolvoreado con sal, el elote no sólo es un plato clásico de verano en Estados Unidos, sino también es típico en las barbacoas del 4 de julio.LimonadaEsta es la bebida sin alcohol más popular para celebrar el Día de la Independencia en Estados Unidos. La receta clásica sólo consiste en jugo de limón, agua bien fría y azúcar.PayEl pay es un postre que está presente en varias celebraciones de EU, así que no podía faltar el 4 de julio, con rellenos de manzana o moras, estos pays no pueden faltar.Estas son algunas de las comidas que se comparten entre familia y amigos, más comunes del 4 de julio, son muy diferentes a las mexicanas, pero se ven igual de deliciosas, ¿no?
¿Conoces qué especias son orgullosamente mexicanas?
De Kiwilimón para ti
No existe pollo flaco o hervido que continúe tristeando por las esquinas de una olla si se le añade un baño de especias. Más aún si se trata de especias mexicanas. El uso en la cocina de los también llamados condimentos se remonta al antiguo Egipto y es tan viejo como nuestro deseo por hacer que lo nutritivo pase al cuerpo sin tener que taparse la nariz. Y es que, como si fueran un rey Midas del sabor, las especias tienen el poder de darle sazón a todo lo que tocan gracias a su concentración de aromas provenientes de las semillas o de la corteza de algunas plantas aromáticas. Hay que frotarlas como a una lámpara maravillosa. Una ráfaga de aromas saldrá de su interior invitándonos a embriagarnos con ellas. ¡Pero cuidado! Hay que ser sutiles a la hora de usarlas y cuidar de no tostarlas demasiado para que decoren cada bocado sin abrumar. Las especias de México no son la excepción. Son explosión pura. Son razón suficiente para voltear hacia la tierra –o al cielo– para agradecer lo que nos da. Sin las especias mexicanas al mundo le faltaría algo así como su Quinta Sinfonía de Beethoven, sus Meninas de Velázquez, culinariamente hablando. Ahí tienen a la vainilla. ¿Qué sería de las tartas de manzana sin un helado con su sabor? ¿De qué serían de los pasteles de bodas sin sus bizcochos avainillados? A la crema pastelera le faltaría el cincuenta porciento de su alma. A las galletas su olorosa estampa. ¡Olvídense del rompope! La vainilla planifolia es una especia originaria de México y en Papantla es donde alcanza su plenitud. Esta especia mexicana es de esas cosas –dieciséis en total– a las que se les ha defendido con una Denominación de Origen por parte del gobierno. En el caso de la vainilla, este rango celebra pedazos de tierra –treinta y nueve municipios entre Veracruz y Puebla–, procesos y mano de obra de quien sabe cómo cuidar las orquídeas de vainilla desde tiempos prehispánicos. De esa pequeña vaina, con el sencillo movimiento de un cuchillo, salen partículas que huelen a una flor suave pero pungente.Otra especia orgullosamente mexicana es la pimienta gorda o pimienta Tabasco, que también cuenta con el título nobiliario de Denominación de Origen. Y aunque a veces a la pimienta gorda se le confunde con pimienta negra, por su sabor es fácil diferenciarla: una mezcla entre clavo, canela, nuez moscada y pimiento. Su fama llega a la India, en donde se muele para preparar masalas y posteriormente currys cremosos y especiados. Sin ir más lejos, es un ingrediente esencial en el rezo de especias ocupadas en el mole, pero también en el sazón y sabor de embutidos, salchichas y salsas BBQ.La canela, por su parte, aunque es originaria de Ceilán (actualmente Sri Lanka), se ha llegado a denominar canela mexicana porque es el país con mayor producción. Sólo piensen por un segundo: ¿qué no huele a canela en México? Su sabor ligeramente picante –como todo lo que gusta al mexicano– combina a la perfección con lo dulce o lo salado. La canela nada en un mar de aguas de horchata, en la molienda especiada del mole, en los recados. Está en los panes dulces que pasean los jóvenes en sus canastas y en los carritos de churros de las esquinas. Es perfume en pepianes y adobos. Está en todo.No nos olvidamos de otra gran especia mexicana, el achiote, sin el cual la cochinita sería una simple carne cocida y los tacos al pastor –¡de nada, mundo!– no existirían. México sabe a chile, por su puesto. Pero también a la festividad de sus especias y a las hierbas de olor (que son harina de otro costal y al cual nos zambulliremos pronto). En conjunto, las especias mexicanas le dan identidad a una despensa a la que es correcto llamar barroca e incluso churrigueresca. Sólo basta recordar que el mexicano no come pollo ni chayote hervidos más que en la enfermedad. Más vale muertos que sencillos, hasta en la comida. Lo nuestro es combinar densidades y capas de sabor, técnicas y preparaciones que dan lugar a una sinfonía compleja llamada gastronomía mexicana. ¿Cuál es tu especia mexicana favorita?
Esta marca tomará acciones para cambiar su logo con estereotipo racial
Historia
El racismo existe en el mundo y los ejemplos están en el día a día de cualquiera, pero recientemente, los sucesos en Estados Unidos, después de la muerte de George Floyd, han colocado el tema como principal en el escenario de cosas urgentes por las que hay que tomar acciones.Así, marcas con mucha historia han tenido que replantear sus logos, pues tienen un pasado racial innegable. Es por eso que Quaker Oats decidió cambiar la marca y logotipo Aunt Jemima, la cual tiene más de 130 años de existencia.En un comunicado a CNN Business, la compañía declaró que están trabajando para “avanzar hacia la igualdad racial a través de varias iniciativas”, por lo que también se han detenido a revisar su portafolio de marcas, con el fin de que reflejen sus valores y “cumplan las expectativas de nuestros consumidores”.Aunt Jemima tiene su origen en una canción llamada “Old Aunt Jemima” y el logo está inspirado en Nancy Green, una narradora, cocinera y trabajadora misionera, pero ambos están relacionados con la esclavitud.“Si bien se ha trabajado a lo largo de los años para actualizar la marca de una manera que sea apropiada y respetuosa, nos damos cuenta de que esos cambios no son suficientes”, dijo Kristin Kroepfl, directora de marketing de Quaker Oats en América del Norte.Aunque aún no han revelado el nuevo logotipo, este tipo de cambios son un gran ejemplo de cómo las marcas también reflexionan y se preocupan por aportar y cambiar el mundo en temas relevantes. Además, la marca se comprometió a donar 5 millones de dólares durante 5 años, “para crear un apoyo y compromiso significativo y continuo en la comunidad negra”, de acuerdo con CNN.Más marcas como esta, que con sus cambios ponen el ejemplo a gran escala para que reflexionemos sobre problemáticas que nos incumben a todos.
¿Por qué nos obsesiona tanto el chocolate?
De Kiwilimón para ti
Aquí una anécdota chocolatosa. Esa noche –la primera vez que noté que el chocolate despertaba toda clase de obsesiones– estaba en Caracas. Me encontraba supervisando la grabación de un comercial de treinta segundos que nos tomó dieciocho horas completar. A penas llegamos al hotel, mi compañera de habitación y yo aventamos las mochilas, arrojamos los tenis tan lejos como pudimos y nos abalanzamos sobre el servibar. En nuestras caras se reflejaron esos rayos dorados y brillantes que sólo los servibares y los cofres de pirata emanan cuando se abren. El pequeño refrigerador guardaba toda clase de productos: cada uno más seductor que el otro. Había champaña, frutos secos, cervezas, dulces tradicionales, sodas, botanas. “El paraíso”, dijo mi compañera de habitación cuando su mano se adentró para tomar algo en esta suerte de edén. Yo esperaba ver salir una botella de champaña; en cambio salieron unos cuadritos negros de 1x1. “¡Chocolates… de Venezuela!”. Lo dijo tan segura que le arrebaté un cuadrito. El primer mordisco me arrojó un “crack” escandaloso. En seguida noté su cremosidad: una textura mantequillosa que contrastaba con sus sabores terrosos y a frutas rojas. Mi amiga ya no hablaba. Estaba teniendo su momento con el chocolate y yo ya no existía más. ¿Qué tiene el chocolate que puede provocar esto?Puede que la historia de la obsesión por el chocolate empiece en Mesoamérica. El cacao era tan valuado que terminó siendo moneda. Al intercambiarse en forma de “almendras”, el riesgo de quedar en la ruina por antojo era improbable. Además de provocar una mala digestión –hay que fermentarlo y tostarlo antes de consumirlo–, se podía despertar la furia de los dioses: el chocolate era un ingrediente celosamente destinado a ellos y a los ricos.El cacao utilizado en la preparación de bebidas era el de menor tamaño. Moctezuma, el gran emperador azteca, echaba mano de su entramado socioeconómico para traerlo hasta la Gran Tenochtitlán desde la zona del soconusco y Tabasco. ¿Que cuál fue el “coctel de bienvenida” que ofreció a Hernán Cortés? Chocolate en una copa de oro. La bebida era ritual en bodas y ceremonias. Los nobles lo mezclaban con maíz y especias como vainilla para consumirlo. Había quién le ponía achiote. Había quién lo mezclaba con chile. Eso sí, debía servirse con mucha espuma para denotar su calidad. Durante la Conquista la cosa cambió. Alguien observó que en la química del chocolate había algo que despertaba los sentidos, que hacía reaccionar al cuerpo, que obsesionaba. Tal vez por eso Francisco Hernández, médico de Felipe II, lo recomendaba para disminuir la fiebre y aliviar los cólicos estomacales. Los franceses lo redujeron a pastillas con cualidades digestivas y estimulantes. En la Segunda Guerra Mundial llegó a ser parte de las raciones que los ejércitos mandaban a los soldados. Era algo así como mandarles endorfinas a granel. Y sí, puede que la causa detrás de la obsesión que provoca el chocolate sean sus sabores y olores (que tienen que ver con el lugar donde crece), con su juego fisicoquímico en forma de endorfinas o con todo lo anterior. Pero sobre todo con las endorfinas. Estos péptidos funcionan como neurotransmisores químicos que siempre llevan buenas noticias a nuestro sistema nervioso. Entre otras cosas alivian el dolor y provocan sensaciones de felicidad y tranquilidad. La parte estimulante le viene de su contenido de cafeína. Los ácidos grasos disminuyen el colesterol malo y aumentan el bueno en el organismo y en dosis certeras, previenen la hipertensión arterial. Además, posee más antioxidantes –flavonoides– que los afamados frutos secos, que el vino, que el té verde. En resumidas cuentas, chocolate en boca, corazón contento.Y ya que estamos en temporada, ¡qué mejor que regalar corazones felices este Día del Padre! Dale forma con estas recetas de chocolate que son las favoritas del equipo de Kiwilimón. Eso sí, hazlo como Moctezuma: utiliza chocolate amargo y en la medida de lo posible, el de mejor calidad para que la magia de este ingrediente que nos obsesiona tanto cobre vida.Delicioso pastel de chocolate sin harinaPastel de chocolate relleno de crema pasteleraTrufas de nutellaPastel de hotcake con betún de milky way
La increíble historia de la comida Tex-Mex
Historia
Como mexicanos, tenemos claro que los tacos en tortilla dura y con forma de quesadilla no son tacos, pero dentro del universo tex-mex, son un manjar con mucha historia.Pero ¿cuándo surgió este tipo de comida?, ¿quién la hizo popular? Su origen no sólo es una mezcla de dos culturas, sino todo un viaje de sabores.La etiqueta “Tex-Mex” se usó hasta la década de 1960 para describir la comida única del estilo de la región fronteriza, pero su origen se remonta más de cien años atrás, cuando Texas ¡todavía era parte de México! Así, el término se puede rastrear como una abreviatura del Ferrocarril Texas-Mexicano, alrededor del año 1875.Pero durante las décadas siguientes a los 60, diferentes ingredientes y estilos de cocina se combinaron a lo largo de la frontera para convertirse en lo que hoy llamamos Tex-Mex. El primer uso puede deberse a un artículo de 1963 en la revista The New York Times, sin embargo, el término realmente no despegó hasta la publicación del libro de 1972 “Las cocinas de México”, de la autora y gastrónoma inglesa Diana Kennedy.Kennedy, conocedora de la cocina mexicana y ganadora de Orden Mexicana del Águila Azteca, usó el término para establecer una distinción importante entre la auténtica cocina mexicana y la versión americanizada, que era popular en Texas. Los propietarios de restaurantes mexicanos se ofendieron por el término al principio, pero, al final, la mayoría abrazó el término.Ahora, en cuanto a la comida, el tex-mex tiene sus raíces en las misiones españolas, donde se mezclaban alimentos básicos aztecas como frijoles, con ingredientes europeos, como el arroz. Los españoles también trajeron consigo muchos sabores que son esenciales para la cocina Tex-Mex, entre ellos, el aceite de oliva, la cebolla, el ajo, el orégano y el cilantro.Así, los tejanos descendientes de españoles fueron quienes mezclaron estos dos estilos de cocina después de que Texas se convirtió en un estado independiente y más tarde parte de Estados Unidos, logrando mantener su identidad y al momento de combinar sus recetas familiares tradicionales con los nuevos sabores que llegaron al área a medida que los estadounidenses emigraron al estado.Los platillos más famosos dentro de la comida Tex-MexEl chili con carne es un guiso de carne molida y chiles (y a veces frijoles) que se convirtió en un plato popular en San Antonio durante la década de 1880. Se trata de un plato esencial Tex-Mex que encontró una audiencia aún mayor en la Feria de la Palabra de 1893 en Chicago, gracias a la aparición del puesto de chili de San Antonio.Por su parte, los burritos nacieron en la frontera y se cree que recibieron este nombre en Ciudad Juárez, durante la Revolución Mexicana, gracias a un vendedor ambulante que los sirvió desde la parte trasera de su burro.Algunas otras de las comidas Tex-Mex más famosas son los nachos, nombrados así por un chef mexicano que por supuesto se llamaba Ignacio; las chimichangas, de las cuales dos restaurantes, en Arizona reclaman ser los creadores, y los frijoles refritos, que en México conocemos bien.Actualmente, la comida Tex-Mex existe en muchas partes del mundo, con restaurantes en Francia y muchísima demanda en Estados Unidos. Así que claro que el Tex-Mex no es completamente mexicano, pero sí tiene raíces y no deja de ser una delicia a la hora de comer.Anímate a probar esta vertiente de la comida mexiana en Estados Unidos con estas deliciosas recetas:Lasaña Tex MexBurrito de Pollo Búfalo con AguacateNachos con Queso y Chili con Carne
¿Cómo se preparan las empanadas en distintas partes del mundo?
Datos curiosos
Las hay dulces y saladas, hechas con masa de harina, con pasta hojaldrada o con masa de maíz, rellenas de carne o de queso, horneadas o fritas, pero ¿sabes cómo se preparan las empanadas en distintas partes del mundo?Las empanadas se comen tanto en Rusia como en Venezuela y Argentina. En México tenemos aglunas versiones en Hidalgo y en Veracruz. Por lo que si te preguntabas de dónde son las empanadas, te contamos que no se conoce con exactitud su origen; sin embargo, cada país tiene su propia versión y froma de prepar sus deliciosas empanadas. Aquí te contamos como se preparan las empanadas en distintas partes del mundo.¿De dónde son las empanadas?De acuerdo con la etimología de la palabra empanada, esta viene del castellano 'empanar', que implica poner algo entre pan o masa para cocerlo en el horno.Los pastores y viajeros solían rellenar panes con comida o vegetales, con el fin de comerlos después, durante la jornada laboral o en el camino.Tiempo después, las carnes o rellenos terminaron por cocerse junto con la masa para empanadas y tadán, tenemos las empanadas como las conocemos.Desde la Edad Media, en España se rellenaban con carnes de caza, con pescado, o con sobras de otros guisos, y se hacían con harina de trigo o de centeno.Así que, aunque no podemos saber exactamente de dónde son las empanadas, podemos decir que su origen están en Europa y Oriente Medio, y de ahí se difundieron a América.En España, las empanadas más famosas son las de Galicia y el relleno más común es el atún, pero también se hacen con otros ingredientes muy mediterráneos, como sardinas, mejillones o incluso pollo.También existen las empanadas conocidas como hornazo, típicas de Salamanca y Ávila, que van rellenas de chorizo, jamón u otros embutidos. En América, quizá las empanadas más famosas son las argentinas, cuyo relleno se conoce como recado o carbonada. Las formas más comunes de rellenarlas son con carne de vaca, pollo, jamón, queso y espinacas o acelgas, estas suelen ir acompañadas de una salsa blanca.En Bolivia, por ejemplo, las conocidas salteñas se preparan como una parte extra del desayuno y se hacen con masa dulce, que se pinta ligeramente de rojo o anaranjado y van rellenas de carne o pollo.Por su parte, Chile tiene en las empanadas un alimento icónico para su país, al grado de que han sido parte de la historia, pues el presidente Salvador Allende se refirió a la revolución chilena como una con "sabor a vino tinto y olor a empanada".La masa de estas empanadas está hecha con harina de trigo y las que más se comen van rellenas de mariscos y otra más de carne picada y cebolla, conocidas como empanadas de pino.En México, usualmente rellenamos las empanadas de carne, queso o pollo, pero también nos encanta hacerlas con guisados típicos de aquí, como rajas con queso o delicioso pollo con mole.Mientras que en Veracruz tenemos los volovanes, en Hidalgo tenemos los pastes. En otras partes del país, como en Sinaloa, las empanadas son dulces y van rellenas de guayaba o cajeta.Las empanadas también se comen en Perú, Uruguay, Venezuela y en otros continentes, como Europa y Asia. No pierdas la oportunidad de probar este delicioso platillo y prepáralo como se hace tradicionalmente en tu país, o como en otra parte del mundo. 
Ver más
PUBLICIDAD
Lo Más leído
Usar los restos de café para abonar nuestras plantitas es una gran manera de reciclar este tipo de residuos orgánicos y de mantener tu flora casera en perfeto estado.Sin embargo, es importante saber hacerlo correctamente, pues aunque muchas veces hemos visto que basta con poner el café molido usado sobre la superficie de la tierra, hay formas de hacerlo más efectivo.Para empezar, tienes que conocer los beneficios del café como abono para las plantas. El principal y más conocido es que el café molido contiene aproximadamente 2% de nitrógeno en volumen.Además, los posos de café, como también se les conoce, no son ácidos, pues el ácido en el café es soluble en agua, así que se queda principalmente en tu café.Por otra parte, el café molido tiene un pH neutro (entre 6,5 y 6,8 pH), mejora la estructura del suelo y es una excelente fuente de nitrógeno para el compostaje.Y aunque no está comprobado, la evidencia anecdótica sugiere que los posos de café repelen a las babosas y los caracoles en el jardín.Cómo usar el café como abonoUsar el café como abono es muy sencillo, pues simplemente puedes extenderlo directamente sobre el suelo. Pero aquí te dejamos más tips para aprovecharlo en tus plantas.-Extiéndelo sobre el suelo y cubre con hojas secas o composta.-Haz una pila de composta colocando los ingredientes en capas con 1/3 de hojas, 1/3 de recortes de hierba fresca y 1/3 de café molido.-Mezcla el café molido usado con papel picado u hojas secas, para tener un equivalente de una fuente de carbono.Si incorporas café molido directamente en el suelo, agrega un fertilizante nitrogenado al mismo tiempo. Los granos de café estimulan el crecimiento de microorganismos en el suelo, que utilizan nitrógeno para su crecimiento y reproducción, mientras los granos de café se descomponen por los microorganismos, el nitrógeno adicional en el fertilizante proporcionará una fuente de nutrientes para sus plantas.También puedes añadir los filtros de café de papel a tu composta como fuente de carbono. Sólo rómpelos en pedazos pequeños para acelerar la descomposición.Lo mejor de usar café como abono es que los residuos de café no se echan a perder, por lo que puedes almacenarlos para usarlos posteriormente y aplicar estos consejos en tu pequeño jardín en casa.
Hacer que los niños coman a veces es una tarea titánica, una en la que además no podemos desistir, pues los pequeños necesitan más que nunca una alimentación completa para nutrirse adecuadamente.Sería genial preparar una sola comida para toda la familia, sin embargo, con los niños, los mejores alimentos son los que realmente comen y que también tienen algo de nutrición. Así que es posible que aún tengas que preparar algo aparte para ellos, pero al menos no tendrás un niño hambriento después. Quizá nosotros mismos hayamos sido niños melindrosos, así que no te preocupes porque esto tiene solución y con estas recomendaciones de comidas fáciles, los niños no podrán resistirse más.Pizza caseraInvolucrar a los niños en el proceso de hacer la comida ayuda a emocionarlos e interesarlos en el tema, por lo que invitarlos a hacer pizza será doblemente efectivo, pues esta es una de sus comidas favoritas. No te preocupes por la masa, intenta con versiones de pizza casera con pan de caja o tortillas de harina para hacerlo más práctico y fácil.Vegetales crudos con aderezosA la mayoría de los niños no les gustan las verduras, especialmente cuando están crudas, pero intenta ofrecerle a tu hijo la opción de un aderezo para sumergir los vegetales, puede ser hummus o ranch casero, para agregar un poco de sabor.QuesadillasAl igual que las pizzas caseras, las quesadillas tienen un gran potencial para incluir, además de queso, un poco de carne picada o verduras, como champiñones. También puedes involucrar a los niños en la preparación y darles la libertad de agregar sus vegetales favoritos.YogurtPerfecto para el desayuno, el yogurt es otro alimento al que le puedes añadir frutas o cereales como avena para hacerles más fácil y amigable a los niños comerlos. Toma un poco de yogur griego con leche entera y agrega una cucharada o dos de mermelada para darle un sabor afrutado. Luego, agrega moras o cualquier otra fruta que les guste.Licuados y smoothiesPuedes incluir muchas cosas buenas en un licuado o un smoothie y tu hijo nunca lo sabrá. Prueba con yogurt griego, muchas moras dulces y un poco de chocolate en polvo y luego agrega algunas cosas adicionales que no sabrán en el resultado final, como espinacas o semillas de chía.Cuando se trata de niños, toda nuestra creatividad y astucia tiene que salir a relucir, pero te aseguramos que verlos comer sin hacer caras no tiene precio.
El racismo existe en el mundo y los ejemplos están en el día a día de cualquiera, pero recientemente, los sucesos en Estados Unidos, después de la muerte de George Floyd, han colocado el tema como principal en el escenario de cosas urgentes por las que hay que tomar acciones.Así, marcas con mucha historia han tenido que replantear sus logos, pues tienen un pasado racial innegable. Es por eso que Quaker Oats decidió cambiar la marca y logotipo Aunt Jemima, la cual tiene más de 130 años de existencia.En un comunicado a CNN Business, la compañía declaró que están trabajando para “avanzar hacia la igualdad racial a través de varias iniciativas”, por lo que también se han detenido a revisar su portafolio de marcas, con el fin de que reflejen sus valores y “cumplan las expectativas de nuestros consumidores”.Aunt Jemima tiene su origen en una canción llamada “Old Aunt Jemima” y el logo está inspirado en Nancy Green, una narradora, cocinera y trabajadora misionera, pero ambos están relacionados con la esclavitud.“Si bien se ha trabajado a lo largo de los años para actualizar la marca de una manera que sea apropiada y respetuosa, nos damos cuenta de que esos cambios no son suficientes”, dijo Kristin Kroepfl, directora de marketing de Quaker Oats en América del Norte.Aunque aún no han revelado el nuevo logotipo, este tipo de cambios son un gran ejemplo de cómo las marcas también reflexionan y se preocupan por aportar y cambiar el mundo en temas relevantes. Además, la marca se comprometió a donar 5 millones de dólares durante 5 años, “para crear un apoyo y compromiso significativo y continuo en la comunidad negra”, de acuerdo con CNN.Más marcas como esta, que con sus cambios ponen el ejemplo a gran escala para que reflexionemos sobre problemáticas que nos incumben a todos.
Existe una bebida que, aunque no consiste en hervir hierbas, flores o raíces, es llamado té helado y casi con seguridad, es el más fuerte de todos.Para celebrar el Día Mundial del Té Helado (10 de junio), el cual tiene origen gracias al calor de San Louis, Misuri, y al comerciante Richard Blechynden, quien popularizó la bebida fría, te contaremos un poco sobre este coctel, perfecto para una tarde de verano.En realidad, el Long Island Iced Tea, o té helado Long Island, ¡no contiene té!, es más bien una mezcla coctelera bastante fuerte que incluye alcoholes como ron, vodka, tequila, ginebra y triple seco.No existe una historia confirmada sobre su origen, pero la más conocida lo sitúa, por supuesto, en Long Island, un barrio de Tennessee, durante la ley seca (en la década de los 20). Quizá te puedes imaginar un poco de la historia: un té que en realidad es una bomba de alcohol, en los años en los que este estaba prohibido, suena muy probable, ¿no?En efecto, se dice que era una bebida clandestina creada por un barman llamado Bishop; en el Long Island Iced Tea original, el whiskey era el ingrediente principal, pero después, este elemento desapareció.Desde ese momento, esta bebida tuvo muchas versiones, pero la final llegó a finales de la década de los 70, en Long Island, Nueva York y de la mano del barman Robert Buttu, llegó también su fama. Buttu fue quien cambió el whisky por el triple seco.Así, este té se ha convertido en el más fuerte y en uno muy popular, pues ha tenido menciones en varias series de televisión, como Sex and the City o The Big Bang Theory.Ahora que conoces este té helado, aquí te dejamos la receta para que puedas hacerlo en casa y disfrutes del Día Mundial del Té Helado con el más fuerte de ellos.
NEWSLETTER

Suscríbete al news de kiwi y recibe recetas originales de temporada, menús y mucho más cada semana en tu inbox.

Enviar
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD