Esta marca tomará acciones para cambiar su logo con estereotipo racial
Historia

Esta marca tomará acciones para cambiar su logo con estereotipo racial

Por Eloísa Carmona - Junio 2020
El racismo existe en el mundo y los ejemplos están en el día a día de cualquiera, pero recientemente, los sucesos en Estados Unidos, después de la muerte de George Floyd, han colocado el tema como principal en el escenario de cosas urgentes por las que hay que tomar acciones.

Así, marcas con mucha historia han tenido que replantear sus logos, pues tienen un pasado racial innegable. Es por eso que Quaker Oats decidió cambiar la marca y logotipo Aunt Jemima, la cual tiene más de 130 años de existencia.

En un comunicado a CNN Business, la compañía declaró que están trabajando para “avanzar hacia la igualdad racial a través de varias iniciativas”, por lo que también se han detenido a revisar su portafolio de marcas, con el fin de que reflejen sus valores y “cumplan las expectativas de nuestros consumidores”.



Aunt Jemima tiene su origen en una canción llamada “Old Aunt Jemima” y el logo está inspirado en Nancy Green, una narradora, cocinera y trabajadora misionera, pero ambos están relacionados con la esclavitud.

“Si bien se ha trabajado a lo largo de los años para actualizar la marca de una manera que sea apropiada y respetuosa, nos damos cuenta de que esos cambios no son suficientes”, dijo Kristin Kroepfl, directora de marketing de Quaker Oats en América del Norte.

Aunque aún no han revelado el nuevo logotipo, este tipo de cambios son un gran ejemplo de cómo las marcas también reflexionan y se preocupan por aportar y cambiar el mundo en temas relevantes. Además, la marca se comprometió a donar 5 millones de dólares durante 5 años, “para crear un apoyo y compromiso significativo y continuo en la comunidad negra”, de acuerdo con CNN.

Más marcas como esta, que con sus cambios ponen el ejemplo a gran escala para que reflexionemos sobre problemáticas que nos incumben a todos.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sabemos que nuestro cuerpo se nutre de vitaminas y minerales, pero cuáles y en qué comidas están no es algo que tengamos tan claro.Las vitaminas y minerales se encuentran en casi todos los alimentos que consumimos, pero hay unos que los contienen más que otros. Las vitaminas las encontramos en productos animales o vegetales, mientras que los minerales son inorgánicos y están en la tierra o el agua que absorben las plantas o que ingieren los animales.Para empezar con los minerales, te proponemos analizar el magnesio, un nutriente que funciona en procesos vitales del cuerpo como la regulación de la función muscular y nerviosa, los niveles de azúcar en la sangre y la presión arterial y la producción de proteínas, huesos y ADN, por ejemplo.El magnesio se encuentra naturalmente en muchos alimentos y se agrega a algunos alimentos fortificados, y puedes encontrarlo en una variedad de alimentos como los siguientes:- Legumbres, nueces, semillas, granos enteros y vegetales de hoja verde (como las espinacas)- Cereales fortificados para el desayuno - Leche, yogurt y otros productos lácteosLa cantidad de magnesio que necesitamos depende de la edad y el sexo, por ejemplo, las cantidades diarias promedio recomendadas para un hombre adulto es de 400 a 420 miligramos, mientras que para una mujer adulta, es de 310 a 320 miligramos.Y para que tengas ideas de cómo incluirlo en tus comidas, te dejamos estas recetas que incluyen ingredientes con magnesio para mantenerte saludable.Aguacates rellenos de ceviche con habaneroUn aguacate mediano proporciona 15% de la ingesta diaria recomendada de magnesio y además, te ayudan con la inflamación, mejoran los niveles de colesterol, aumentan la sensación de estar satisfecho y contienen muchos otros nutrientes. Mira aquí el paso a paso para preparar aguacates rellenos de ceviche.Tortitas de frijoles negrosLas legumbres son alimentos ricos en magnesio y, por ejemplo, una 1 taza (alrededor de 170 gramos) de frijoles negros contiene 30% de la ingesta diaria recomendada de magnesio. Una opción para que los comas además de en caldo pueden ser estas deliciosas tortitas que se hacen en menos de 40 minutos.Pescado con costra de frutos secosLa costra de este pescado lleva semillas como pepita de calabaza y de girasol, las cuales son grandes fuentes de este mineral; de hecho, la mayoría de las semillas son ricas en magnesio y una porción de 28 gramos de semillas de calabaza contiene 37% de la ingesta diaria recomendada.
Cómo cuidar suculentas es una pregunta cada vez más frecuente, pues las personas han descubierto en estas adorables plantitas el aliado perfecto para tener un pedacito de naturaleza cerca de sus espacios favoritos. Las suculentas, además de ser súper bellas gracias a sus innumerables formas geométricas y variedad de colores y texturas, se han convertido en las predilectas de todos aquellos amantes de la jardinería e incluso de los que no lo son tanto, debido a que ocupan poco espacio y pueden crecer prácticamente en cualquier lugar. Si tú formas parte de este grupo de personas o te interesa adoptar una y quieres tratarla adecuadamente, entonces tienes que poner en práctica estos consejos para aprender a cuidar suculentas sin matarlas en el intento. Riega con poca agua las suculentas Para saber cada cuánto se riegan las suculentas hay que tener en cuenta que estas plantas son capaces de absorber la humedad del ambiente y retenerla en sus hojas, tallos y raíces, por lo que regarlas en exceso puede ser perjudicial; de modo que lo ideal es regarlas cada quince días en temporada de frío y una vez a la semana durante las épocas de calor. Cuida los baños de sol de las suculentas Si bien las suculentas necesitan luz para poder crecer correctamente, debes evitar que les pegue el sol directo, sobre todo en verano que la radiación es mucho más fuerte y esto las deshidrata. Así que procura colocarlas donde la luz les llegue a través de una ventana con cortinas de color claro o algún otro filtro tenue. Utiliza macetas con drenaje Es importante que las macetas donde resguardes a tus suculentas tengan un buen drenaje para evitar el exceso de agua, ya que si tu suculenta se encharca, podría morir podrida. Si colocas tus suculentas en maceta con un platito debajo, asegúrate de escurrir bien el agua después de regarla para evitar que se inunde. Planta suculentas en tierra sencilla Las suculentas son plantas bastante simples que no exigen cuidados estrictos, así que no es necesario plantarlas en sustratos llenos de minerales, al contrario, ellas son felices en suelos pobres, por lo que debes utilizar sustrato con arena o sustrato para suculentas, que es muy parecido al sustrato para cactus. Como puedes darte cuenta, las suculentas son plantitas muy fáciles de cuidar, pero no te confíes, porque como todo ser vivo, necesitan los cariños y atención suficiente para desarrollarse en un buen entorno. ¿Cuántas suculentas estás dispuesto a adoptar?
¡¿Qué edad tenías cuando descubriste que el aguacate no es una verdura, sino una fruta?! Esta confusión no es única del aguacate, sino de muchas otras ‘verduras’, que en realidad resultan ser botánicamente una fruta.Diferenciarlas, por suerte, no es tan complicado porque en términos de estructura, sabor y nutrición, existen muchas distinciones entre frutas y verduras. Así que veámoslas primero, para después ver estos casos conflictivos.Diferencias entre frutas y verdurasHay dos formas en las que las frutas y verduras se diferencian, desde el punto de vista botánico y desde el culinario.Botánicamente, una fruta se desarrolla a partir de la flor de una planta, mientras que las otras partes de la planta se clasifican como vegetales. La principal diferencia es que las frutas contienen semillas, mientras que las verduras pueden ser raíces, tallos y hojas.Por otra parte, desde la perspectiva culinaria, las frutas y verduras se clasifican según el sabor. Las frutas generalmente tienen un sabor dulce o agrio y se pueden usar en postres, bocadillos o jugos, mientras que las verduras tienen un sabor más suave o sabroso y generalmente se comen como parte de una guarnición o plato principal. Sin embargo, la cocina se trata de creatividad e innovación, así que estos no son usos restringidos.Ahora, muchos nos hemos preguntado si la calabaza es fruta o verdura o qué hay de la zanahoria, ¿fruta o verdura?, y ¿el limón? De acuerdo con las características botánicas de frutas y verduras, la calabaza es una fruta, al igual que el limón, y la zanahoria, una verdura.Hay muchas plantas que técnicamente son frutas, aunque por su sabor, se clasifican como vegetales, por ejemplo, los tomates, que incluso han creado controversia, pues en 1893, la Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó que deberían clasificarse como vegetales en lugar de frutas, de acuerdo con las regulaciones aduaneras de Estados Unidos.Pero si recordamos que las frutas contienen semillas, entonces, botánicamente hablando, los tomates son una fruta, pero en este caso, se clasifican desde el punto de vista culinario.Algunos otros ejemplos comunes de frutas que se confunden con vegetales con frecuencia son las calabazas, los aguacates, los pepinos, los pimientos y las berenjenas.Lo más curioso de todo esto es que casi siempre son frutas las que se confunden por verduras, pero pocas veces ocurre lo contrario, como en el caso del camote, que por su sabor dulce, es una verdura que suele confundirse por fruta.Ahora ya tienes las herramientas para diferenciar frutas de verduras, sólo tienes que recordar que las primeras tienen semillas.
Así como la gastronomía mexicana está llena de antojitos, chile y mucha tortilla, la gastronomía mediterránea también tiene muchos ingredientes característicos de la región.Principalmente, podríamos mencionar el pan, el aceite de oliva y el vino como sus pilares. Como su nombre lo describe, esta comida es típica de la cuenca del Mediterráneo, en especial al sur de Europa y el norte de África.¿Cuál es la comida mediterránea?Como la comida mediterránea se cocina prácticamente en todo el territorio europeo en el que se da el árbol de oliva, esta engloba una variedad de culturas.Entre las comidas mediterráneas entonces tenemos la italiana, la española o la griega y ellas comparten no sólo preparaciones con pan, aceite de oliva y el vino, sino que también tienen en común guisos de carne con verdura y tomate, o pescados curados con sal.Los pilares de la comida mediterránea se traducen también como trigo (el pan), olivas y uvas, y son ellos los recurrentes en todos los países con esta singular gastronomía, pero se adaptan con otros ingredientes como frutas, verduras y especias típicas de cada zona.En Italia, por ejemplo, destaca el trigo en sus pizzas y pastas, siempre acompañadas de buenos vinos; en España, el pan con tomate es un clásico; Marruecos es famoso por su cous cous, hecho con sémola de trigo, verduras y garbanzos, todas con un sinfín de hortalizas y demás frutas y verduras regionales incluidas.Por supuesto, la costa hace que el consumo de pescados y mariscos sea abundante; el arroz desempeña un papel importante; las hortalizas y las legumbres son una constante en las ensaladas y las frutas más comunes son los cítricos, como naranjas, limones o mandarinas.Las carnes que más se utilizan en la gastronomía mediterránea son la de cordero y la de cerdo, esta última sobre todo en embutidos, como el jamón. Finalmente, para condimentar sus comidas, las especias más populares son el tomillo, orégano, albahaca, pimienta, hierbabuena; también se usa el vinagre.Cabe mencionar que la gastronomía mediterránea es algo completamente diferente a la dieta mediterránea, cuyas principales características son reducir el consumo de carnes y carbohidratos, y aumentar el de vegetales y grasas monoinsaturadas.Ahora que conoces un poco sobre la gastronomía de la cuenca del Mediterráneo, quizá puedas poner en práctica un poco de turismo culinario y probar todo lo que la región tiene para tu paladar, o si tienes curiosidad, mira lo que la gastronomía árabe tiene para ti.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD