Galletas de jengibre ¿de dónde viene esta tradición?
Historia

Galletas de jengibre ¿de dónde viene esta tradición?

Por Kiwilimón - Diciembre 2018

Las galletas de jengibre están tan relacionadas con estas fechas que saborear uno de estos bizcochos es como darle una mordida a la Navidad.  Su sabor inconfundible, especial textura y decoración característica hacen que las galletas de jengibre sean un elemento imprescindible en todas las casas durante la época navideña. Pero no siempre ha sido así. Conoce el origen de las galletas de jengibre.

Para empezar, hay que saber de dónde viene el jengibre. Esta raíz es originaria de China y llegó a Europa a través de la ruta de la seda hace ya varios siglos. Durante la Edad Media se usaba como especie por su habilidad de ocultar el sabor de las carnes preservadas.

Se cree que las primeras galletas de jengibre en Europa se elaboraron a finales de la Edad Media. En aquella época las galletas se decoraban con hojas de oro y tenían varias formas. Debido a que el jengibre todavía era un ingrediente difícil de conseguir en esos tiempos, las galletas de jengibre eran consideradas un lujo que solo los reyes y los más adinerados podían darse.

Después de ser un producto típico de las ferias medievales, las galletas de jengibre adquirieron todo un nuevo sentido gracias a la reina Isabel I de Inglaterra. En el siglo XVI la reina pidió que sus galletas tuvieran la forma de algunos personajes, especialmente de los miembros de su corte y pretendientes. Las galletas eran decoradas con atuendos comestibles y se ofrecían a sus invitados.

Unos años después los hermanos Grimm crearon un cuento tomando como inspiración las galletas de jengibre. Hansel y Gretel cuenta la historia de dos hermanos que se encuentran en medio del bosque una casa hecha enteramente de galleta de jengibre. Muchas personas atribuyen la popularidad de las casas y los muñecos de jengibre a este cuento.

La costumbre de construir las casas de galleta pronto se relacionó con las fiestas navideñas, tal vez por ser una actividad divertida en la que pueden participar chicos y grandes. La tradición, que comenzó en Alemania, comenzó a esparcirse por Europa hasta llegar a América.

Y así es como el día de hoy relacionamos las galletas de jengibre con la Navidad.

Recetas de galletas de jengibre:

Galletas de jengibre con nutella

Galletas de jengibre con chocolate blanco

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los videos de TikTok pueden hacerte pasar horas riendo, pero también pueden enseñarte muchos trucos en la cocina, desde cómo quitarle tendones al pollo, hasta la mejor manera de cerrar tus cajas de cereal.No cabe duda de que esta nueva red social tiene de todo para nosotros, pero sus videos cortos son en especial útiles para estos tips o minitutoriales que te cambian la vida muchas veces, porque se tratan de cosas muy sencillas de la vida diaria, así que aprovecha estos.Cómo quitarle tendones al polloDe este truco ya te habíamos contado aquí, pero es tan bueno, que merece la pena ser recordado. Mandy Klentz (@raising_krazies) demostró cómo quitar de manera sencilla sólo con un tenedor y una toalla de papel el tendón de las pechugas de pollo con un solo movimiento.Todo lo que tiene que hacer es colocar las puntas de un tenedor a cada lado de un extremo del tendón, usar la toalla de papel para sujetarlo con la otra mano, empujar hacia abajo con el tenedor y deslizar el tendón hacia afuera.Cómo exprimir un limón sin abrirlo en dosUno de los trucos más populares y que ponen en práctica mucho ingenio es el de exprimir el jugo de un limón, como este, que sólo requiere de una brocheta.Utiliza la brocheta (de preferencia de metal) para perforar y hacer un agujero en un extremo del limón, luego sacas la brocheta y puedes exprimir el jugo de inmediato. (Mira el video aquí.)Cómo cerrar una caja de cereal con un doblez fácilLas cajas de cereal suelen abrirse todo el tiempo, pero para evitarlo, hay una manera mucho mejor de mantener fresco el contenido simplemente doblando la parte superior de la caja, como lo demostró Mandi Padda-Kandola en su cuenta de TikTok (mira el video aquí).Cómo pelar un huevo cocidoEn lugar de pelar un huevo duro poco a poco, el usuario Zach Crean (mira el video aquí) mostró cómo puedes sacar prácticamente todo de una sola vez haciendo un pequeño agujero en el extremo más puntiagudo, un agujero más grande en el otro y soplando el huevo con fuerza para sacarlo.Qué hacer si olvidaste sacar la mantequilla del refriVas a preparar un pastel y ya tienes todo listo, pero te das cuenta de que olvidaste sacar la mantequilla para que esté a temperatura ambiente. La buena noticia es que ya no tendrás que esperar a que se suavice, pues hay una manera fácil de evitar esto: rallar la mantequilla. (Mira el video aquí.)Cómo mejorar el sabor de un pepinoEste truco es bien conocido por los mexicanos, pero en TikTok (mira el video aquí) se ha viralizado porque no es tan común en Estados Unidos, donde se refieren al proceso como “ordeñar” al pepino.Si tampoco conoces la técnica, simplemente se trata de cortar el extremo del pepino y luego frotarlo con el otro trozo.Definitivamente, TikTok es un gran lugar para entretenerte, pero también para aprender dos o tres trucos útiles.
Recientemente se ha abierto un acalorado debate en redes sociales acerca de la verdadera esencia de la gastronomía de Argentina desde que la periodista Silvina Reusmann mencionó en la serie Street Food: Latinoamérica, que la comida argentina se encontraba más cerca de Europa que de los mismos países latinoamericanos. Pero, ¿qué tanto hay de cierto en esta afirmación? Para no entrar en controversia, simplemente hay que analizar algunos platillos típicos de Argentina, que al igual que en muchos países latinos como México, Brasil o Guatemala, son el resultado de la conquista europea en los pueblos prehispánicos de América, de ahí que se les conozca como platillos criollos. La gastronomía argentina está conformada principalmente por ingredientes de las culturas precolombinas andinas y guaraníes, tal como el poroto (una semilla parecida al frijol), el maíz, la calabaza y el mate e influenciada en su mayoría por la cocina española y la gastronomía italiana, como veremos en los siguientes platillos. Locro argentino A pesar de que el locro es un platillo de origen indoamericano, los argentinos le agregaron algunos aportes gastronómicos europeos como la carne de cerdo, el chorizo y el mondongo. El locro es también considerado como una de las principales comidas argentinas.Puchero argentino El puchero argentino es el ejemplo perfecto para ilustrar la comida criolla, ya que deriva del cocido español que se elaboraba con carne de res o de cerdo pero al que se le adaptaron vegetales indígenas como la papa, zapallo o calabaza y, por supuesto, el maíz. El asado Si bien Argentina se caracteriza por su amplia y destacada producción de carne de res, es gracias a los españoles que se encargaron de exportar las primeras vacas a mediados del siglo XVI a América. A partir de ese momento, se crearon maravillosos platillos argentinos como el típico asado, que se convirtió en la comida nacional que reúne a miles de argentinos alrededor de la parrilla cada domingo. Milanesa napolitana Con carne traída desde el Viejo Mundo pero influenciada por la mezcla italiana y mezclada con algunos ingredientes locales, la milanesa napolitana es un excepcional plato de raíces argentinas con esencia europea.  Empanadas argentinas Aunque las empanadas llegaron a América por gracia de los españoles, una vez en Argentina, cada región se encargó de adaptarlas a su historia y estilo, de aquí que existan empanadas porteñas, criollas, tucumanas y salteñas, entre otras.La gastronomía de Argentina es diversa y deliciosa, sin duda, una exquisita conjunción de lo mejor de las dos culturas en la época colonial y así como los platillos argentinos mencionados anteriormente, existen muchos más de origen indígena con influencia europa que nadie podría resistir. ¿Cuál es tu favorito?
Decidir qué comer toma tiempo, pero además de eso, luego tenemos que invertir unos minutos más en la cocina, así que saber qué el betabel se come crudo, por ejemplo, resulta muy útil.Y no sólo el betabel, existen muchas verduras que se pueden comer crudas, tienen gran sabor y otros muchos beneficios de comerlas sin cocinarlas.De hecho, comer alimentos crudos es algo conocido y existe una dieta en la que la gente intenta sólo consumir comida de esta forma y la mayoría de las personas que siguen la dieta de alimentos crudos comen solo alimentos de origen vegetal.Pero si tú sólo quieres descubrir cuáles podrías añadir a tu ensalada cualquier día en el que no quieres cocinar.BetabelSí, el betabel se puede comer crudo, ya sea que lo hagas en jugos o lo comas en tu ensalada, este vegetal sabe muy bien crudo, debido a su alto contenido de azúcar. Además, son una excelente fuente de ácido fólico de fibra, manganeso y potasio.Champiñones No a todos les gustan los champiñones cocidos y mucho menos crudos, pero son muy buenos si se comen así. Se les puede echar aceite de oliva y un poco de sal y saben delicioso. Hay alrededor de diez tipos de hongos que se pueden comer crudos, incluidos shiitake, champiñones, portobello y botón.Brócoli Comer brócoli crudo puede ser una adición nutritiva a tu dieta, pues el brócoli es una buena fuente de vitamina C y algunos métodos de cocción a veces disminuyen su contenido. Sin embargo, es importante limpiarlo con agua fría y tallar con los dedos para limpiar cualquier lugar sucio y luego secarlo.Coliflor La coliflor, como el brócoli, es una verdura de la familia crucífera, por lo que también puede comerse cruda sin ningún problema, siempre y cuando la limpies antes de consumirla. Puedes disfrutar de los ramilletes de coliflor crudos como un aperitivo bañado en hummus u otros dips.Coles de Bruselas No a todos les gustan, pero las coles de Bruselas no tienen que comerse cocidas. Se pueden comer crudas, ralladas, por ejemplo. Como es de esperarse, tendrán un sabor muy similar al de las coles.CalabacitaAunque la calabacita suele confundirse con un vegetal, botánicamente está clasificado como una fruta y es seguro comerla cruda con pocos o ningún efecto secundario. Sin embargo, ocasionalmente te puede tocar una extremadamente amarga. Esta amargura proviene de las cucurbitacinas, una clase de compuestos que se ha relacionado con envenenamiento y muerte en ovejas y vacas. En humanos, se han relacionado con náuseas, vómitos, diarrea o pérdida de cabello, pero esto ocurre principalmente aquellas que contienen grandes cantidades de cucurbitacinas, no variedades cultivadas comercialmente.PimientosComer pimientos crudos es definitivamente mejor que cocinarlos, pues un pimiento mediano tiene alrededor de 32 calorías y contiene muchísima vitamina C, (aproximadamente 150% del valor diario recomendado), la cual se descompone si se cocina por encima de 190 °C. Comerlo crudo también ayuda a prevenir la aterosclerosis, que puede provocar enfermedades cardíacas.Con estas verduras que puedes comer crudas, podrás hacerte una gran ensalada ligera y nutritiva en poco tiempo, sin necesidad de encender la estufa.
La comida mexicana tiene muchísimos platillos variados para el día a día y entre ellos, también puedes preparar muchos de manera sencilla y con recetas cortas que requieren de pocos ingredientes y pocos pasos.Por ejemplo, ¿sabías que recetas como la tinga de pollo o el picadillo tienen de fondo una salsa que se puede hacer con los mismos ingredientes? Se trata de un caldillo de jitomate básico en las recetas de comida mexicana y que una vez que domines su proceso, podrás preparar estos platillos cualquier día de la semana.Este caldillo se prepara simplemente con jitomate, cebolla, ajo, sal y caldo de pollo en algunas ocasiones. Con él puedes hacer comidas completas que incluyen una sopa, una guarnición y un plato fuerte. Este caldillo es la base a la que puedes añadirle chipotle, por ejemplo, para hacer unos fideos secos o una tinga de pollo. Para hacer el caldillo, necesitas licuar 6 jitomates, 1/4 de cebolla y 1 diente de ajo, y listo, añádelo a pollo deshebrado, a carne de res molida o úsalo para bañar unos chiles capeados rellenos.A continuación, te dejamos 5 recetas en las que este caldillo es la base para hacerlas, con algunas recomendaciones para complementarlas.Arroz rojoAunque parece un platillo muy complejo, hacer arroz rojo en realidad es una receta de comida mexicana corta, pues está listo en 40 minutos. Para hacer arroz rojo, prepara el caldillo de jitomate y añade media taza de caldo de pollo o de verduras. Luego fríe el arroz con un poco de aceite, unos 5 minutos bastan. Agrega la preparación de la licuadora y cocina unos minutos hasta que el arroz absorba el recaudo.Agrega 1 taza y media más de caldo y verduras como zanahoria, papa y chícharo (puedes usar congelados). Sazona con sal y cocina a fuego bajo hasta que se consuma el líquido, por alrededor de 25 a 30 minutos.Enchiladas rojas Las enchiladas rojas consisten en tortillas rellenas de pollo, bañadas en una salsita roja. Para hacer esta salsa roja, prepara el caldillo de jitomate pero añádele 3 chiles de árbol y media taza de agua. Cuela la salsa y fríela con un chorrito de aceite, no olvides sazonarla con sal y pimienta. Baña tus enchiladas y listo.TingaLa tinga de pollo es otra comida mexicana corta de hacer, porque consiste en cocer el pollo y cocinarlo con el caldillo, pero para esta receta, sólo tienes que añadir una taza y media de caldo de pollo y un poco de chipotle a tu gusto, si quieres que pique.PicadilloPara hacer picadillo, simplemente cocina la carne molida con un poquito de cebolla fileteada y aceite, hasta que cambie de color. Añade zanahoria y papa en cubitos y prepara el caldillo de jitomate y agrégalo a la carne. Déjalo cocinarse a fuego bajo por 20 minutos o hasta que se reduzca el líquido.Chicharrón de cerdo en salsa rojaEl chicharrón de cerdo guisado con salsa roja se prepara en 30 minutos, porque consiste en hacer el caldillo de jitomate, pero con los ingredientes asados y un toquesito de chile. Es decir, antes de licuarlos, asa el jitomate, la cebolla y el ajo. Puedes agregar chile guajillo o chile morita o ambos (por ejemplo, 4 guajillos y 3 moritas), pero remójalos y quítales semillas y venas antes de licuarlos con el caldillo de jitomate. Fríe la salsa con aceite y luego sólo añade el chicharrón troceado y listo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD