Recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos
Historia

Recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos

Por Gretel Morales - Enero 2022
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo.

En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.

Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamos

Como seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades.

Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!

También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historia

Chileatole

El chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.

Pozole

El pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común.

Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.

Tlacoyo

Este delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”.

Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.

También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacao

Tamales

El tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.

Pipián
¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.

Memela

La memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile.

Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.

También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestiza

Recetas de comida prehispánica para preparar en casa

Si quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:

Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El horno de microondas es básico en todas las cocinas, pues nos ayuda a calentar la comida, a cocinar de manera más rápida y hasta hacer postres de manera muy sencilla. Debido a que es uno de los electrodomésticos más usados, es imprescindible que siempre esté limpio, pues la higiene dentro de la cocina es muy importante. Si tu microondas está sucio por dentro y por fuera, está guardando malos olores o hay comida pegada en el interior, no te preocupes, en kiwilimón te decimos como limpiarlo a fondo en un dos por tres. Lo mejor de todo es que tu horno de microondas quedará rechinando de limpio después de utilizar ingredientes que ya tienes en casa.¿Cómo limpiar el horno de microondas?La clave para mantener el microondas impecable es limpiarlo al menos una vez a la semana, pues de esta manera la suciedad no se acumulará y alargarás la vida útil de tu electrodoméstico. Si quieres limpiarlo de fondo empleando productos naturales, no te pierdas los consejos que te daremos a continuación.También puedes leer: Reglas básicas para saber qué sí y qué no cocinar en el horno de microondasAntes de limpiar tu microondasLa compañía General Electric hace las siguientes recomendaciones para limpiar tu microondas:Usa jabón líquido para trastes para limpiar el microondas.Emplea bicarbonato de sodio para limpiar el interior.Si hay comida muy pegada en el interior, calienta una taza de agua, pues el vapor ayudará a remover la suciedad más fácilmente.No emplees cloro o productos abrasivos para limpiar el horno de microondas, ya que este tipo de productos pueden dañar el electrodoméstico.Limpia tu microondas en un dos por tresAhora que ya sabes cuáles son los productos que puedes utilizar para limpiar tu horno de microondas, es hora de poner manos a la obra.¿Cómo limpiar el interior del microondas?1. Mezcla 1 taza de agua y dos cucharadas de vinagre de manzana en un traste apto para microondas. 2. Coloca el recipiente dentro del horno y calienta la mezcla por alrededor de 5 minutos o hasta que comience a hervir y suelte vapor. 3. Deja que la mezcla de vinagre y agua se enfríe y retira del horno de microondas. 4. Emplea una mezcla de agua con jabón líquido para limpiar el interior con una esponja. 5. Usa un trapo limpio y seco para secar el electrodoméstico.También puedes leer: 3 postres que no sabías que se pueden hacer en microondas¿Cómo limpiar las puertas del microondas?Si las puertas del horno de microondas están llenas de grasa y cochambre, no te preocupes, en kiwilimón tenemos la solución. 1. Mezcla un poco de agua con carbonato, sumerge una esponja en el líquido y remueve el exceso. 2. Talla la puerta, por dentro y por fuera, cuidadosamente, sin utilizar demasiada agua. 3. Emplea un trapo limpio y seco para remover los restos de la mezcla. 4. Si la puerta del microondas tiene cochambre, mezcla 1/3 de taza de agua con 1/3 de taza de vinagre y aplica sobre la grasa. 5. Deja reposar por alrededor de 10 minutos y limpia con un trapo húmedo.¿Cómo eliminar malos olores del microondas?Sabemos que los malos olores pueden ser muy molestos, por eso te enseñamos a deshacerte de ellos fácilmente. 1. Lo único que tienes que hacer es poner un poco de bicarbonato en un tazón y colocarlo dentro del microondas para que absorba los malos olores.
La limpieza de los dientes con ingredientes naturales está registrada desde los antiguos, los cuales usaban las cenizas de cascos de buey quemados o cáscaras de huevo como pasta de dientes. Esta combinación estaba destinada principalmente a eliminar los desechos acumulados de la superficie de los dientes y se cree que se le añadió agua para formar una pasta antes de su uso. En la actualidad, la oferta para la salud dental es muy variada, pero también existen opciones naturales y caseras para limpiar e incluso blanquear los dientes, que por fortuna no involucran pezuñas de animales. Hay algunos sustitutos naturales que se pueden usar para hacer pastas dentales caseras, los cuales no sólo brindan beneficios para la salud bucal a la par de la pasta de dientes convencional, sino que tampoco tienen efectos secundarios. A continuación te mencionamos algunos: Aceite de coco El aceite de coco tiene propiedades naturales antimicrobianas, antiinflamatorias y antifúngicas, combate la infección por hongos causada por [i]Candida albicans[/i] y también protege los dientes contra las caries. Se puede usar como base para una pasta dental caseras o como enjuague bucal. Bicarbonato de sodio La naturaleza alcalina del bicarbonato de sodio neutraliza el pH de la cavidad bucal. Además, este producto químico también tiene propiedades abrasivas suaves para eliminar las manchas de los dientes. Sal marina La propiedad alcalina de la sal marina la convierte en un buen ingrediente de una pasta de dientes natural. Si quieres probar con estos ingredientes naturales, puedes elaborar pastas dentales caseras sencillas de la siguiente forma: [b]Pasta de dientes con bicarbonato de sodio y agua.[/b] Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio con unas gotas de agua y una gota de aceite esencial, si lo deseas. [b]Pasta de dientes con bicarbonato, sal y agua.[/b] Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con una cucharada de sal natural, unas gotas de agua y tres gotas de un aceite esencial. [b]Pasta de dientes con bicarbonato de sodio y aceite de coco.[/b] Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con dos cucharadas de aceite de coco. Puedes añadir diez gotas de aceite esencial. Como remedio casero para blanquear los dientes, también puedes probar con cáscaras de limón, naranja o plátano, sólo frota suavemente las cáscaras de la fruta en los dientes durante unos 2 minutos y enjuaga bien tu boca y cepilla tus dientes después.
La dieta cetogénica, también conocida como keto, ha ganado mucha popularidad en los últimos años, pues ayuda a perder peso a una velocidad relativamente rápida. En kiwilimón sabemos que adoptar una dieta no es una decisión fácil, pues conlleva esfuerzo, dedicación y fuerza de voluntad. En caso de que quieras adoptar la dieta keto, aquí te contamos la historia detrás de este plan alimenticio, así como sus pros y sus contras. ¿Cuándo surgió la dieta keto? Aunque parezca difícil de creer, la dieta cetogénica, no es reciente, pues fue creada por Russel Wilder en 1921. Este plan alimenticio se utilizaba para tratar la epilepsia en niños, pies en aquel momento no existían medicinas para controlar este padecimiento. Años más tarde, con la invención de medicamentos, la dieta keto quedó en el olvido. También puedes leer: ¿Es buena idea hacer ayuno intermitente y dieta keto juntos?¿Qué es la dieta keto? De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU., la dieta keto es alta en grasas, pero baja en carbohidratos, lo que causa que el cuerpo descomponga la grasa en pequeñas moléculas llamadas cetonas, las cuales circulan a través de la sangre y se convierten en la principal fuente de energía en el cuerpo. Por otro lado, la Clínica Mayo menciona que en la dieta cetogénica, entre el “60 y el 80 % de las calorías deben provenir de la grasa”, mientras que la cantidad de proteína debe ser moderada y los pacientes pueden consumir únicamente 50 gramos de carbohidratos al día. Los beneficios de la dieta cetogénica Si te interesa adoptar la dieta keto, estos son algunos de los beneficios de los que podrías disfrutar:Pérdida de peso Podría prevenir el padecimiento de cáncer Mejora los síntomas del síndrome de ovario poliquístico Inhibe la aparición del acnéPodría proteger el corazón y el cerebroPodría prevenir los ataques de epilepsiaTambién puedes leer: Dieta keto: qué sí comer y por qué sí funcionaEl lado oscuro de la dieta keto Aunque se ha usado para tratar la epilepsia infantil y para promover la pérdida de peso desde hace ya varios años, existen algunas contraindicaciones de la dieta cetogénica. Además, recuerda que si estás buscando una dieta que te ayude a perder peso en una semana, la dieta keto no es tu mejor opción, ya que comenzarás a quemar grasa dos o tres semanas. Un artículo científico publicado en 2021 señala que algunos de los efectos a corto plazo de la dieta keto incluyen los siguientes:Ganas de vomitar Vómito Dolor de cabeza Fatiga Mareos Insomnio Estreñimiento Poca tolerancia al ejercicioLos expertos se refieren a estos síntomas como la “gripa keto” y mencionan que suelen desaparecer después de unos días o semanas. En cuanto a los efectos a largo plazo, los expertos indican que pueden incluir: Hígado graso Hipoproteinemia Piedras en los riñones Deficiencia de vitaminas y mineralesRecuerda que antes de adoptar cualquier dieta, lo mejor es consultar a un profesional de la salud, pues será quien te indique si una dieta es ideal para ti o no. También puedes leer: Qué postres puedes comer en una dieta keto
La Ciudad de México se ha convertido en el escenario ideal para sumergirse en las tradiciones culinarias de países de todos los continentes. Mes con mes, aparecen nuevas propuestas gastronómicas que deleitan nuestros paladares con novedosos platillos, sin embargo, hay una cocina que se ganó el corazón de los mexicanos desde hace ya varias décadas: la gastronomía libanesa. La comunidad libanesa comenzó a migrar a México a mitad del siglo XIX, pero también tras la Primera Guerra Mundial. A su llegada, el centro de la Ciudad de México comenzó a llenarse con todo tipo de maravillosas especias que han enriquecido la gastronomía mexicana, pero que también han dado paso a nuevos platillos. De acuerdo con el documental El Eterno Festín, producido por la Universidad Nacional Autónoma de México, la comida de Medio Oriente comenzó a venderse en pequeños restaurantes y dentro de las vecindades, pero hoy en día, la comida libanesa es una de las más populares en nuestro país. Tanto es así que ahora hay un gran número de restaurantes de comida libanesa y con influencias de Medio Oriente en México. Gracias a la llegada de los migrantes libaneses, ahora podemos disfrutar de platillos como el taco al pastor, un ícono de la comida mexicana a nivel mundial. Sin embargo, la fusión de sabores ha dado como resultado la tropicalización de platillos, pues es común encontrar kepe crudo con chile verde o tahini con cilantro y chile. Aunque la fusión de sabores es la muestra de que las cocinas mexicana y libanesa se complementan muy bien, las tendencias gastronómicas para 2022 que el comensal ahora está interesado en probar recetas auténticas y con una sazón casera, pues tienen el deseo de conocer las verdaderas tradicionales culinarias. En el caso de la gastronomía del Líbano, uno de los principales exponentes de esta tradición culinaria es Casa Kuri, un pequeño y acogedor restaurante ubicado en la colonia Condesa. El chef Naguib Kuri, de madre libanesa y abuelos sirios, ha sido el encargado de traer los verdaderos sabores del país de Medio Oriente hasta la CDMX.También puedes leer: 10 recetas para conocer la gastronomía del LíbanoDar a conocer los sabores más auténticos del Líbano se ha convertido en la misión del chef Naguib, pero le da un giro al presentar platillos tradicionales con un estilo fine dinning, además, utiliza ingredientes de la más alta calidad, los cuales prepara a través de técnicas familiares que ha heredado. En la mayoría de los restaurantes libaneses suelen servirse porciones abundantes de hummus, baba ganoush, arroz con fideo, kibbeh bola, kibbeh crudo, shawarma, falafel, hojas de parra y otras delicias, sin embargo, disfrutar de una comida en Casa Kuri es viajar a través de los sabores más auténticos del Líbano, pues según el chef, recrea los platillos que puedes disfrutar en Beirut. Este pequeño restaurante es el ejemplo perfecto de que la alta cocina puede combinarse a la perfección con recetas familiares, pues el pollo con jocoque, papas cambray y paprika, receta de su madre, es un platillo imperdible. Otro de sus platos insignia, el cual no encontrarás en otros restaurantes, es el kibbeh damasco, el cual se prepara con cebollas caramelizadas y piñón. Si nunca has probado este tipo de cocina, te recomiendo pedir el menú “Comiendo en Beirut”, el cual te permitirá probar los platillos más representativos de Casa Kuri. Si tienes ganas de probar algo diferente, entonces tienes que pedir el menú de degustación, el cual consta de 12 tiempos que el chef crea al momento y también incluye una botella de vino. Para cerrar tu comida con broche de oro, no te pierdas los mejores dedos de novia de la ciudad, los cuales son preparados por la mamá del chef. Otra excelente opción para la hora del postre es el pastel de 85% de cacao con betabel. Casa Kuri es un restaurante que ofrece una experiencia que va más allá de la comida comercial libanesa, pues sus platillos son honestos y preservan los sabores más auténticos del Líbano al usar ingredientes de la mejor calidad.*Fotos tomadas de Casa Kuri en Instagram
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD