Recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos
Historia

Recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos

Por Gretel Morales - Enero 2022
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo.

En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.

Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamos

Como seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades.

Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!

También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historia

Chileatole

El chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.

Pozole

El pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común.

Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.

Tlacoyo

Este delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”.

Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.

También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacao

Tamales

El tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.

Pipián
¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.

Memela

La memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile.

Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.

También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestiza

Recetas de comida prehispánica para preparar en casa

Si quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:

Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Leer en españolIn recent years, a lot of people have said goodbye to foods with gluten, regardless of whether they suffer from celiac disease or not, because of all the negative information around this substance. Keep reading to find out more about the myths and facts of this protein so that you can choose wisely whether you hop on the gluten-free diet or not. What Is Gluten? Gluten is a protein that is contained in many kinds of cereal, like wheat, barley, and rye, as well as foods like pasta, bread, pizza, and soy sauce, among others. Those with celiac disease cannot eat food with gluten because it causes them swelling, intestinal damage, and other reactions in their bodies. Who Should Follow a Gluten-Free Diet? According to Harvard’s School of Medicine, those who must avoid food with gluten are the ones who suffer from celiac disease as it is fundamental to stay healthy.On the other hand, some people might not be allergic to gluten but are gluten intolerant. These people show symptoms like inflammation, diarrhea, and stomachaches when they eat food with this protein.Therefore, there are two groups of people who should stick to a gluten-free diet: Those with celiac disease and those who show pain or discomfort after eating food with gluten. In any case, it is best to seek medical advice to determine whether someone can eat gluten or not. What Is Wrong with Gluten?According to experts, gluten is not so bad, as there is no current scientific research that shows that eating gluten-free foods will improve someone’s health or will help prevent several diseases.Is It Wrong to Stop Eating Gluten?Although this kind of diet has multiple health benefits for certain people, not eating gluten could harm your health because these foods contain vitamins and minerals like iron and folic acid. In addition to this, experts from Harvard University assert that gluten-free food contains more sugar and fat and less fiber. Moreover, recent studies point out that those who follow gluten-free meal plans gain weight.The Health Benefits of Gluten Even though it has become a trend to eat gluten-free foods, which are more expensive, scientific studies have confirmed the health benefits of gluten. A study published in 2017, that included 100,000 people non-allergic to gluten, found no evidence that a diet with gluten was linked to heart diseases. On the contrary, the study asserts that those who do not eat food with gluten have a higher risk of heart diseases.On top of that, several studies have linked eating cereal to better health. Those who eat more whole grains are less likely to develop type 2 diabetes, strokes, and other heart diseases.Now that you know gluten is not as bad as it seems, and if you are sure that you suffer from celiac disease or are gluten-intolerant, then you should avoid this protein. In this case, it is best to seek expert advice and to keep a healthy diet rich in vegetables, fruits, protein, legumes, grains, nuts, and animal protein, as well as gluten-free foods, like quinoa, brown rice, amaranth, maize, oats, and buckwheat. Read more: The Surprising Benefits of Cabbage Gluten-Free Recipes Kiwilimón cares about your health, which is why we have a wide selection of gluten-free recipes for any occasion. You must try them!Gluten-free desserts Gluten-free bread Gluten-free recipes Gluten-free sidesTranslated by Miranda Perea
La medicina es y está en uno. En la sanación energética actual, el camino es enseñar al paciente a sanarse a sí mismo, a encontrar medicina en lo que se escucha, en lo que se ve, se come y se decreta. Las tradiciones chinas milenarias afirman que es porque hay energía detrás de todo. Por eso, para ellos, el equilibrio significa salud y bienestar. Se habla mucho del Ayurveda indio como vía filosófica para curarse a través de la alimentación, pero como cultura madre, la china tiene mucho que aportar a la conversación. Regida por la filosofía tao, se explica que el cuerpo es unidad y no un compendio de partes autónomas, como se le aborda en la medicina occidental. Adicionalmente se dice que la teoría del ying y yang es intrínseca a la vida en general: está presente en los movimientos de la tierra, en las personas, en los alimentos.Bajo esa perspectiva todo tiene dos fuerzas: la positiva y negativa, el día y la noche, la luz y la sombra. A cada ying le corresponde un yang. Ni mucho, ni poco. Sólo el que equilibre. En una charla con el doctor del Instituto de Medicina China Osiris Triana, hace mención del columpio –un invento chino– como el mejor ejemplo de la sabiduría milenaria de aquel país: si te impulsas demasiado, saldrás volando. Con la inercia correcta, el juego es un disfrute. “La filosofía del yin yang surge de la observación de la naturaleza porque se considera que es el primer y el mejor maestro del hombre. Los antiguos comenzaron a entender que había ciclos en la naturaleza y que todos contaban con movimientos opuestos”, me explica Osiris.No todos necesitamos el mismo alimento. Hay que seleccionar la comida de acuerdo con la época del año, al clima particular del día, al estado de salud. “Nuestros órganos y sus afecciones o salud marcan el flujo de alimentos que necesitamos”, confirma Osiris. Como el tema es súper complejo, también hablé con José Adalberto Marín Ortiz, acupunturista y profesor de técnicas como Chi Kung y Kung Fu, quien asegura que no es casualidad que los chinos luzcan tan vigorosos y jóvenes a diferencia de los europeos, que desayunan pan y mermelada. Los chinos desayunan temprano, al alba, dice. Desayunan proteína y semillas que aumenten su energía vital.En la medicina china, el frío o el calor de las cosas y personas marca el paso: “los doctores se basan sobre todo en las manifestaciones de la naturaleza de la persona, incluso cuando tienen alguna enfermedad, se estudia la naturaleza de la enfermedad con la finalidad de regular la temperatura”, me confirma Adalberto. Adicionalmente me explica que en cada momento del día el cuerpo pide equilibrar la temperatura con los alimentos correctos. En la mañana, que hace frío, pide algo caliente; a medio día, algo que refresque, mientras que para la noche, lo mejor es elegir un guiso caliente y bajo en calorías. Osiris me cuenta que hay que observar las fluctuaciones de energía, de frío a calor, a lo largo del año: cuando la energía empieza a crecer es en la primavera; llega a su punto máximo en el verano. Cuando empieza a haber un retroceso en la energía Yang o energía de calor, comienza el otoño y, finalmente, cuando retrocede a su punto mínimo es el invierno. Esto determina el tipo de alimentos que necesitamos. La alimentación en la medicina tradicional china también observa la filosofía de los cinco elementos, en la que a cada estación le corresponde un elemento de la naturaleza: a la primavera le corresponde el elemento madera; al verano, el elemento fuego; al otoño, el metal, mientras que el invierno es el agua. A cada elemento le corresponde un órgano del cuerpo y un sabor frío o caliente que lo potencia. Por ejemplo, al elemento agua corresponde el riñón, por lo que hay que elegir alimentos que nutran y fortalezcan al riñón como el cordero o el frijol negro. Osiris lo explica así: al invierno le corresponde el elemento de agua que es un elemento ying, con una tendencia descendente fría, por lo que hay que balancear con alimentos de energía caliente. Asimismo, cada órgano tiene otra parte del cuerpo que lo fortalece o debilita. El órgano que potencia el riñón son los pulmones y su sabor es el picante, por lo que hay que consumir alimentos de esta naturaleza como cebolla, el jengibre o el ajo. “Poquito picante, porque si vamos al exceso, como en ejemplo del columpio, el movimiento va a ser demasiado fuerte y tendremos un desequilibrio”, concluye Osiris. Adalberto me indica que el hígado normalmente se congestiona o se “calienta” por estrés o por ira, por lo que personas con aflicciones en dicho órgano deben consumir alimentos amargos que lo refresquen. Los sabores dulces debilitan el vaso o sistema digestivo, en enfermedad habría que limitarlos, mientras que una persona con problemas de corazón debería evitar alimentos ácidos. Adicionalmente recomienda consumir alimentos lo más frescos posibles y masticar hasta lograr papillas, antes de engullir. Osiris, por su parte recomienda revisar qué es lo que requiere el cuerpo en cada momento del día y no guiarse por los antojos. En ello radica un amor real a nuestro cuerpo. El tema es recordar que la enfermedad es un desequilibrio de energía y que la recuperación de la salud está íntimamente relacionada con la armonización de aquello que entra al cuerpo: comida, pensamientos, estímulos y emociones.
Leer en españolIn 2022, trends regarding health and wellness will be very innovative as everything suggests that people are becoming increasingly interested in taking care of their health and eating foods that provide their bodies with nutrients. Keep reading if you want to know which foods you will be seeing around kiwilimón, social media, and stores in 2022.Moringa This small seed that is used in Ayurveda will be one of the most popular trends this year since it has multiple health benefits. According to the National Autonomous University of Mexico (UNAM), moringa leaves contain “anticarcinogenic, hypertensive, glucose-lowering, and antibiotic substances”.According to information published by the UNAM, moringa is rich in proteins, contains essential amino acids, improves digestion, and has vitamin A and C. Although further research is required, moringa could help prevent the development of tumors.Hibiscus FlowerHibiscus flower will be stand out even more in 2022 since several brands will use it in jams, yogurt, and all types of nutritional supplements.Remember that hibiscus flower is a great choice to prepare coolers and tea since it is rich in antioxidants and vitamin A, C, B1, and E, as well as in minerals, like iron, calcium, and phosphate. Sunflower SeedsIn recent years, all types of seeds have become more popular among consumers since there are kinds of milk and bars made with all sorts of grains. According to market research by Whole Foods Market, there will be a wide range of seed-based products in 2022. Food for Improving Intestinal HealthEven though we already know intestinal health is fundamental, it seems we will focus more on it in 2022. That is why probiotics, prebiotics, and fermented food will be trending. Strengthening the Immune SystemDue to COVID-19 and its variants, many people will focus on boosting their immune system with diets rich in vitamin C. Eating Less MeatIt is common to find all kinds of meatless and dairy-free food, which has encouraged many people to reduce their meat intake. According to Whole Foods Market, this trend will grow even more in 2022, for, even though they don’t become 100% vegan or vegetarian, people will try to eat less meat. Plant-Based DietsThis trend became more popular a couple of years ago, however, it is expected to be adopted by many this year. There are many benefits to this kind of diet, as it is nutritious, healthy, low-fat, and even more budget-friendly than eating meat. Foods for Strengthening the BrainExperts assert that consumers are highly interested in eating foods to strengthen their brain and slow down or prevent the development of diseases like Alzheimer’s or dementia. Translated by Miranda Perea
El restaurante Piloncillo y Cascabel, donde se cocina comida ordinaria de una manera extraordinaria, es el claro ejemplo de que la propuesta gastronómica de la ciudad no necesita ser ostentosa, excéntrica ni complicada para alcanzar la excelencia en cuanto a sabor y calidad. Conocido por su inventiva culinaria original, sencilla y deliciosa, Piloncillo y Cascabel nace en 2010, de la mano de Wenceslao Vera e Itzia Rojas, egresados de la Licenciatura en Gastronomía de la Universidad del Claustro de Sor Juana, quienes juntos crearon un paraíso justo tanto para su equipo como para sus proveedores en la Central de Abastos. La especialidad de Piloncillo y Cascabel es la cocina mexicana contemporánea, la cual desmenuzan en un menú de 3 tiempos, diferente cada día, que sólo cuesta $90 pesos y vuela gracias a su sabor y precios accesibles. Además del menú diario, podemos encontrar desayunos desde $65 pesos, como los irresistibles chilaquiles con salsa de chapulín, o platos fuertes que no pasan los $100 pesos, como consomé de hongos con ravioles o el risotto con salmón, sin embargo, mi favorito por siempre es el postre, cuya corona se la lleva el pastel caliente de chocolate oaxaqueño. Si bien podrían definirse como una fondita bistró gracias a sus deliciosos platillos, la comida de Piloncillo y Cascabel destaca por ser creativa pero sencilla, bien hecha y sobre todo, honesta, sin cargos extras ni presunción alguna. Ubicación: Torres Adalid 1263, colonia Narvarte Poniente, CDMX. Facebook: facebook.com/piloncilloycascabel Instragram: instagram.com/piloncillo_y_cascabel
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD