Cocina Mexicana: El mixiote, historia y cómo cocinarlo
Babyshower

Cocina Mexicana: El mixiote, historia y cómo cocinarlo

Por Kiwilimón - February 2012
El mixiote o mexiote (del náhuatl metl 'maguey' y xiotl 'película de la penca') es un platillo típico de México, consistente en carne enchilada cocida al vapor, envuelta en una película que se desprende de la penca del maguey pulquero. Esta película recibe el nombre de mixiote y a ella debe su nombre el platillo. La carne que se usa puede ser carnero, pollo, conejo, cerdo, res o pescado, y se cocina con alguna clase de salsa, normalmente de chiles y hierbas de olor, entre las que destaca la hoja de aguacate, laurel, tomillo, mejorana y orégano. Opcionalmente se añade adobo de achiote para acentuar el sabor y el color del platillo. En algunas ocasiones, los mixiotes pueden rellenarse con alguna guarnición, como nopales y papas. Existen algunas variedades exóticas de mixiote, como la ardilla rellena de escamoles originaria del valle del Mezquital1 o los mixiotes dulces, rellenos de frutas. Aunque la técnica de cocción y la idea misma de emplear la película del maguey pulquero para confeccionar el platillo son de origen prehispánico, los mixiotes constituyen en la actualidad uno de los platillos más representativos de la gastronomía de México. Se considera que son nativos del sur de la Altiplanicie Mexicana —los estados de Querétaro, Hidalgo, México, Tlaxcala, Puebla y el Distrito Federal— donde es tradicional el cultivo del maguey pulquero. (Fuente: Wikipedia) Para preparar unos deliciosos mixiotes para la fiesta o simplemente un fin de semana con la familia, aquí te dejamos un par de recetas que seguramente te serán muy útiles. Toma nota. Mixiote de Pollo Delicioso mixiote de pollo hecho con chile guajillo. Pollo a la Tocatlán (10o% Mexicano) Delicioso pollo al vapor envuelto en papel aluminio o mixiote acompañado de verduras y queso oaxaca ideal para la comida de diario o reunión familiar.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Una buena alimentación es importante no solo por su impacto en la salud física, sino también por su resultado en las emociones. Efectivamente, nuestros hábitos alimenticios (la manera en que comemos y el tipo de alimentos que solemos consumir) influyen en nuestro estado de ánimo. Aunque el efecto de la comida en la manera en que nos sentimos es bastante complejo, esta es a grandes rasgos la relación entre la comida y tus emociones:El organismo requiere “combustible” para funcionar adecuadamente. Esta energía se obtiene a partir del consumo periódico de alimentos. Cuando dejamos que pase demasiado tiempo entre una comida y otra (por ejemplo, al brincarse el desayuno) estamos obligando al cuerpo a que funcione con poco combustible. Esto puede hacernos sentir débiles, cansados y bajos de ánimo. En los últimos años han surgido una gran cantidad de dietas que prometen grandes beneficios para la salud. El problema es que el adoptar un régimen muy estricto sin consultar previamente a un médico puede llevar a una descompensación. Un caso muy común es el de los veganos. Al dejar de consumir los nutrientes presentes en los alimentos de origen natural, el cuerpo puede experimentar la falta de ciertos nutrientes, lo que se refleja en estados de ánimo volátiles y menos energía. Si decides hacer un cambio radical a tu alimentación, consulta a un especialista para asegurarte de que seguirás consumiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita mediante sustitutos. Nuestro cuerpo requiere de energía para funcionar correctamente, pero no cualquier tipo de energía. Mientras que los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como los vegetales, cereales y legumbres, ayudan a mantener los niveles de energía estables, los alimentos altos en carbohidratos procesados producen picos de energía. El consumo frecuente de comida rápida, panes o dulces no solo se relaciona con problemas de sobrepeso, también produce subidas y bajadas en los niveles de energía, lo cual se relaciona con irritabilidad y cansancio.En muchas ocasiones nuestros estados de ánimo tienen que ver menos con nuestro entorno y más con cuestiones internas. La falta de ciertos nutrientes puede afectar la manera en que nos sentimos. Existen alimentos que pueden aumentar los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, ayudando mejorar el estado de ánimo. El chocolate, los frutos secos y los pescados azules aportan serotonina cuando los consumimos, por lo cual nos brindan una sensación de bienestar y felicidad. No solo la comida influye en nuestras emociones. La manera en que nos sentimos también puede afectar nuestra manera de alimentarnos. Cuando estamos cansados o no hemos dormido lo suficiente, es más probable que sintamos antojos por alimentos no saludables, como donas o refrescos. De igual manera, cuando experimentamos estrés o ansiedad es muy común que tendamos a comer compulsivamente. No desestimes la importancia de la alimentación en tu salud emocional. Consume platillos saludables todos los días para que te sientas bien, por dentro y por fuera.
Cuando una madre primeriza piensa en las primeras ocasiones en las que su bebé podrá comer otros alimentos aparte de la leche materna se imagina una escena hermosa y perfecta en la que su pequeño disfruta con tranquilidad y calma cada bocado mientras ella lo alimenta a cucharadas.Sin embargo, la realidad está un poco lejos de esto. Hasta los primeros tres años de vida de un bebé, la hora de la comida se parece más a una lucha campal que a un anuncio de comida para bebé. Los pequeños suelen jugar con la comida, la avientan y la embarran por todas partes, convirtiéndose aquello en un momento caótico y bastante frustrante para muchas madres. Si tú también has experimentado una situación similar, seguramente habrás regañado en más de una ocasión a tu bebé por comer con las manos. Pero, ¿qué crees? Aunque hagan un batidero, esto es muy bueno para el desarrollo de los pequeños. Estas son las razones por las que un bebé debe comer con las manos:Aprendizaje sensorialLos bebés aprenden de maneras diferentes a las de un adulto. En los primeros años de vida es importante que los pequeños tengan la oportunidad de experimentar a través de todos sus sentidos. Tal vez pienses que la comida está hecha para disfrutarse con el gusto, pero para un bebé la hora de la comida es una oportunidad para aprender a través del tacto, olor, gusto y vista.Coordinación El desarrollo de la motricidad fina comienza desde muy temprana edad. Para que una persona pueda coordinar sus ojos con los movimientos de sus dedos tiene que practicar mucho, y para eso la hora de la comida es particularmente buena. Aunque puede ser frustrante ver cómo un bebé tira la mitad de su comida al intentar llevarla a la boca, este ejercicio lo ayuda a trabajar en su  coordinación y mejorar sus movimientos.IndependenciaDurantelos primeros meses los bebés dependen completamente de sus padres para alimentarse. Sin embargo, con el paso del tiempo los pequeños van ganando cierta autonomía, lo que les ayudará a desarrollar habilidades imprescindibles para el futuro. Cuando un niño comienza a usar las manos para alimentarse a sí mismo está comenzando a trabajar en su propia independencia.Texturas Al momento de descubrir nuevos alimentos la textura es tan importante como el sabor. Los niños que comen con las manos aprenden a reconocer diferentes tipos de texturas, temperaturas y otras sensaciones. Si en tu afán de mantener todo limpio y ordenado estás prohibiendo a tu hijo comer con las manos, solo estás impidiendo que desarrolle su conocimiento y, en un futuro, su apertura a nuevos alimentos. Experiencia positivaLa hora de la comida no tiene que ser un momento desagradable. Si los pequeños pueden divertirse mientras comen, poco a poco comenzarán a relacionar esto con una experiencia positiva. Recuerda que para los pequeños es más sencillo aprender a través de enseñanzas lúdicas que de métodos restrictivos.¿Qué más razones necesitas para que tu hijo coma con los manos? Deja que tu pequeño se ensucie y disfrute sus alimentos con todos los sentidos. Estas recetas te ayudarán a estimular su desarrollo:Espagueti verdeGelatina de Gauayaba con FresaMini Salchipulpos
La moringa es un árbol originario de la India, pero gracias a sus múltiples propiedades se ha dado a conocer en todo el mundo. La principal característica de este árbol es que prácticamente todas sus partes pueden consumirse, en especial las hojas y las vainas. Aunque existen muchas presentaciones, las maneras más comunes de encontrar la moringa en el mercado son en polvo, cápsulas o directamente las hojas.Si aún no has probado el “árbol milagro”, estos usos te animarán a incorporar la moringa en tu dieta diaria.Es un potente atioxidanteSe ha descubierto que los altos niveles de radicales libres en el cuerpo provocan estrés oxidativo, el cual está asociado con enfermedades del corazón y diabetes tipo 2. De acuerdo con un estudio publicado en Science Direct, la moringa contiene varios componentes que ayudan a combatir la oxidación, como vitamina C, betacaroteno, quercetina y ácido clorogénico. Y lo mejor es que no necesitas mucho para notar los cambios. Según una investigación en el Journal of Food Science and Technology, es suficiente con tomar 7 gramos de moringa (aproximadamente una cucharada y media) todos los días durante tres meses para aumentar los niveles de antioxidantes en la sangre.Protege la Salud del CrebroLa moringa tiene la fabulosa propiedad de cuidar la salud cerebral debido a que es un alimento rico en antioxidantes y potenciador de las actividades neurológicas. Su alto contenido en vitamina E y C protege contra la oxidación que puede dañar el funcionamiento cerebral. De igual manera, ayuda a conservar la memoria y a mantener la salud mental. Se ha descubierto que incluso la moringa puede ser un tratamiento efectivo en los casos de Alzheimer. De acuerdo con un estudio publicado en el Journal Neurosciences in Rural Practice,el consumo de moringa ayuda a potenciar la memoria y a reducir los síntomas de esta enfermedad.Ayuda a reducir los niveles de colesterol y azúcar en la sangreSe ha descubierto que la moringa, al igual que otras plantas, ayuda a reducir el colesterol malo. Los resultados de una investigación publicada hace algunos años ya señalaban las propiedades terapéuticas de la moringa en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Asimismo, algunos estudios han relacionado el consumo de moringa con la disminución de los niveles de azúcar en la sangre.Una pequeña investigación realizada con seis personas que padecen diabetes demostró que el añadir 50 gramos de hojas de moringa a la comida reduce el aumento de azúcar en la sangre en un 21%. Estos son algunos otros usos de la moringaIngerida: Podría aumentar la producción de leche Podría reducir los síntomas de asmaControla malestares del sistema digestivo, como gastritis, diarrea o úlceras.Aplicada sobre la piel:Combate las infecciones en la pielAyuda a curar mordidas de víboraTrata los síntomas de la gingivitisRecuerda consultar con tu doctor antes de hacer cambios en tu dieta.
Los alimentos en tu cocina pueden funcionar también en tu rutina de belleza. Descubre qué ingredientes puedes usar para hacer un exfoliante casero para tus manos.Yoghurt: Este cremoso lácteo no sólo sirve para hacer postres, también es buenísimo para cuidar la salud de la piel. El yoghurt es una fuente rica en proteína, calcio, además de vitaminas y minerales, por lo que al aplicarlo en la piel ayuda a mantenerla hidratada. Por si fuera poco, el ácido láctico presente naturalmente en el yoghurt es un agente exfoliante que remueve células muertas. Así que no dudes en aplicar lo que te sobre de yogurt para tener una piel radiante y suave. Azúcar: Para quitar las capas de piel muerta o deshacerte de problemas más específicos, como manchas o puntos negros, necesitas un ingrediente que talle la superficie de tu piel, pero de forma suave. El  azúcar es  un ingrediente ideal para exfoliar tu piel, ya que el ácido glicólico presente en este alimento mantiene el equilibrio de aceites en la piel. Úsala para exfoliarte de manera suave, mientras que evitas que tu piel se vuelve demasiado grasosa o muy seca.Miel: Seguramente ya sabes que, gracias a sus propiedades antibióticas, la miel ayuda a combatir el acné. Sin embargo, los beneficios de este dulce alimento van más allá de eso. La miel es también un fabuloso ingrediente exfoliante, así que al aplicarla ayuda a tener una piel más clara y brillante. El único detalle con la miel es que debes tener cuidado al usarla, sobre todo si tienes alguna alergia, como al polen, al veneno de abeja o al apio. Si quieres usarla en tu rutina de belleza, lo mejor es que pruebes primero el exfoliante en una pequeña sección de tu piel.Aceite de Oliva:Cuando tus manos lucen sin vida o incluso empiezan a tener arrugas, lo más seguro es que los antioxidantes estén pasando factura a la salud de tu piel. El aceite de oliva es excelente para estos casos, ya que además de evitar el envejecimiento prematuro puede prevenir el cáncer de la piel. Asimismo, los altos niveles de vitaminas A, D, E y K ayudan a conservar la piel de tus manos en buen estado por más tiempo. Café: Seguramente ya sabes que los granos de café molidos son buenos para tratar la celulitis, sobre todo en los muslos y en las piernas. Pero, ¿qué pasa con las manos? La cafeína también tiene grandes beneficios para la piel de las manos. Al igual que el aceite de oliva, el  café tiene un efecto antioxidante, lo que ayuda a combatir los problemas provocados por los radicales libres. La exfoliación con granos de café puede ayudar a mejorar considerablemente el aspecto de la piel de las manos gracias a la vitamina B3 y al ácido clorogénico. La primera previene ciertos tipos de cáncer de piel, y el segundo reduce la inflamación.  
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD