Demuestra tu amistad con un regalo especial este 14 de Febrero
Babyshower

Demuestra tu amistad con un regalo especial este 14 de Febrero

Por Kiwilimón - Febrero 2012
A tan sólo unos días del 14 de Febrero, día del Amor y la Amistad o también conocido como San Valentín, no podrás de dejar de regalar algo para demostrar tu afecto a tus amigos o conocidos. Ante esto por qué no regalar un pequeño postre, ya sea una galleta, un cupcake, un pastelito, o algo significativo y que además les alegrará el palabadar. Aquí están algunas recetas para preparar postres pequeños o individuales para regalar. Toma nota. - Merengues con Chocolate. Esta receta es la clásica receta de merengues con una decoración de chocolate amargo. - Galletas de Garabatos de Gaby. Estas galletas de mantequilla llevan chocolate en el medio y van decoradas con garabatos de chocolate. - Pastelitos de Frambuesas con Crema. Ricos pastelitos de frambuesas con crema chantilly, que además se ven muy bonitos. - Enjambre de Cereal con Chocolate. Los enjambres de chocolate son preparados con cereal (Cornflakes o Special K) cubiertos en chocolate y formados en montoncitos. Hacen un postre sencillo e ideal para acompañar un cafe con amigos. - Pretzels Cubiertos de Chocolate. Los pretzels son una galleta tradicional americana salada. Esta galleta hace un excelente postre para fiestas de niños si es cubierta con chocolate. Esta receta también se usa mucho para mesas de postres en bodas y fiestas. - Eclairs. Los eclairs son unos pastelitos tipicos de Francia que se inflan cuando se hornean y van rellenos de crema pastelera de chocolate. - Muffins de Platano con Chips de Chocolate. Un delicioso postre que a los niños les encantará! Los pastelitos son de plátano con chips de chocolate y van decorados con crema batida, espolvoreada de choco-chips y con una galleta encajada. - Pastelitos de Coco y Chispas de Chocolate. Estos pastelitos con coco y chocolate son muy sencillos de preparar. La combinación de coco y chocolate queda deliciosa.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía de Francia es un paraíso culinario que pocas personas podrían resistir, especialmente si hablamos de sus postres, aquéllos que siempre lucen como un tesoro inmaculado a través de las vitrinas en las clásicas pâtisseries. Por ello, si tienes ganas de viajar a Paris, te recomendamos probar estos 6 postres franceses que sin duda te transportarán a lo mejor de la capital francesa. Éclairs Un éclair es un pan hecho de masa choux, preparada con agua, harina, mantequilla y huevo. Al hornearlo queda un hueco en su interior, que posteriormente se rellena con crema pastelera o ganache de algún irresistible sabor, como crema de chocolate o frutos rojos. El éclair también va glaseado del sabor de su relleno, es un verdadero manjar. Gâteau Saint Honoré Saint Honoré es uno de los pasteles más antiguos y quizás más complicados de preparar, cuyo nombre hace honor al patrón de los pasteleros, San Honorato. Esta delicada tarta de profiteroles, nata y caramelo contiene una base de masa quebrada, que se complementa con pasta choux y se rellena de crema Chiboust. ¿Acaso es un pedacito de cielo? Macarrones Los favoritos de la gastronomía de Francia son una especie de sandwichitos cuyas bases están hechas de merengue con polvo de almendra y van rellenos de chocolate, jalea de frutas o cualquier otro ingrediente. Sus colores son tan diversos como los sabores que puedes encontrar. Aquí puedes encontrar recetas para hacerlos tú mismo en casa. Crème brûlée Otro de los postres franceses favoritos es el tan aclamado crème brûlée, una natilla con crujiente capa de caramelo que debajo esconde una mezcla de crema para batir emulsionada con yemas de huevo y azúcar y tímidos aromas a naranja y vainilla. Romper esa fina corteza de azúcar caramelizada es un verdadero placer. París Brest Curiosamente, el París Brest nació para conmemorar una carrera ciclista entre París y Brest, precursora del Tour de Francia. Está hecho con la misma pasta de los éclairs y va rellena de una deliciosa crema de avellanas que simula ser una llanta de bicicleta. Se espolvorea con azúcar glass y se acompaña con tu café favorito. ¿Ya lo estás saboreando? Pastel de Mil Hojas Muchos podrían pensar que el Mil Hojas es un error de la gastronomía francesa, pero ¡qué afortunado error! Este postre de Francia se ha convertido en un clásico gracias a sus exquisitas capas de hojaldre, rellenas de crema pastelera. También va coronado con un toque de chantilly, esa deliciosa crema de nata de leche endulzada con azúcar que nadie puede resistir. Es evidente que, con un bocado de cualquiera de estos postres franceses, te sentirías envuelto en un paisaje parisino, por ende, es necesario lanzar la pregunta obligada: ¿cuál es tu postre favorito dentro de la gastronomía francesa?
El uso horario y las coordenadas geográficas pueden cambiar y, sin embargo, las mañanas del mundo entero huelen a café: a los procedentes de Etiopía, de Guatemala, de Colombia, de Brasil o de México; tierras cuyos componentes, alturas y temperaturas caen como anillo al dedo al cultivo del oro verde. Pero claro, no todos los cafés son ese placer a veces frutal, a veces terroso, que despierta a los sentidos lo mismo que al cuerpo. Si la taza está hecha en México, hay de dos: que sea soluble –el país es uno de los mayores consumidores de los llamados “instantáneos”– o que sea de grano –café procedente del comercio justo y de los microclimas que en su mayoría ofrecen una calidad inmejorable–. Lo primero que hay que saber es que la mejor taza de café mexicano no es soluble, sino de grano. ¿De qué estado en particular procede? Aquí, la respuesta se pone interesante. La tradición cafetalera nacional se importó en Veracruz a penas se descubrió que el café tenía propiedades estimulantes para el cuerpo. Desde el siglo XVIII las fincas cafetaleras proliferaron por las montañas y laderas de ese estado, de Oaxaca, de Chiapas, de Puebla, de Nayarit y de diez entidades productoras. De ahí que el mejor café de México provenga de varios orígenes y no sólo de uno. Lo importante es conocer lo que ofrece cada geografía y el “saber hacer” de cada productor (este término se emplea para hablar de las técnicas, el conocimiento y la experiencia alrededor de la producción de algo tan complejo como el café). Jesús Salazar, el Cafeólogo –doctor y filósofo que ha puesto al café de Chiapas en el ojo mundial– me cuenta que gran parte de los 500 mil caficultores nacionales pertenecen a etnias indígenas. Para él, este es un valor adicional que el café mexicano ofrece versus la competencia. ¡Conocimientos y cultura en cada taza! En Chiapas, uno de los orígenes del mejor café de México, se cultivan variedades clásicas como bourbón, typica, caturra e incluso marago en tierras de policultivos. ¿Y dónde creen que terminan los aromas y sabores de esos otros productos que crecen en la tierra? Acertaron. Todo eso le confiere características únicas al cafecito de la mañana. Tenejapa, Jaltenango, Monte Cristo son algunos de los poblados chiapanecos donde se produce café de gran calidad. Sin embargo, para el Cafeólogo no hay un área única que deba llevarse el título de La Mejor. Para él, en cada taza caben las montañas, la flora y la fauna, la gastronomía, la historia y cultura. Él dice que lo intangible le da un “valor agregado” a la taza de café perfecta.Otro estado en el que se produce el mejor café de México es Veracruz. En su territorio existe una combinación exitosa de suelos, humedad, sol y sombra que son el escenario perfecto para que las cerezas del café crezcan a sus anchas. No por nada el mayor número de medallas del concurso Taza de Excelencia México se ha quedado en la entidad. Poblaciones como Zongolica, Coatepec y Huatusco están bajo la mirada de los principales concursos de café mundiales, pues están haciendo las cosas bien desde el campo. Existen proyectos como el de Rodrigo Quirós y Carlos Juárez, de Ímpetus Café, que luchan diariamente para que, además de una buena producción, el café pase por un proceso de tostado de calidad y que su preparación en la barra sea la óptima. Si me preguntan a mí, las tazas más impresionantes que he probado en México proceden de la zona de Huatusco en Veracruz. La probé en Ímpetus Café en el puerto, junto a unas galletas recién horneadas. En la ciudad de México, Chiquitito Café tuesta e infusiona granos de Boca del Monte, en Veracruz, y de Pluma Hidalgo, en Oaxaca. Su café es excepcional. En Cucurucho, otro de mis favoritos personales, existe un café de pequeños productores llamado La Resistencia y que procede de Nayarit: una locura de notas cítricas. Sólo hay una forma de elegir el mejor café: experimentando con los granos que se tengan a la mano. Hazlo en café americano, moliendo los granos al momento, o como te guste. Sí, en pastel también se vale. ¿De dónde viene tu café favorito?
Hacer pan de zanahoria es quizá una de las formas más accesibles de empezar a hornear. Los ingredientes son sencillos, zanahorias, vainilla, huevo, aceite, canela, azúcar, polvo para hornear, sal y harina es todo lo que necesitas para prepara este postre que ya es un clásico.Los orígenes del pastel de zanahoria no están del todo claros, pues hay una receta en inglés para hacer “pudín en una raíz de Carret (sic)” que data de 1951, pero esta es esencialmente una zanahoria rellena que incluye muchos elementos comunes al postre moderno.Desde ahí, ha evolucionado mucho y se ha vuelto muy popular en sus versiones caseras, porque es una forma de comer pan dulce controlando el azúcar que lleva, por ejemplo.Pero aunque es una receta sencilla, si eres primeriza lo más seguro es que tengas huecos del proceso que pueden ser llenados perfectamente por estos tips y así tendrás como resultado el pan de zanahoria perfecto.1. No tengas miedo al hornoCada horno es diferente. Si tu receta, por ejemplo, dice que hornees tu pan durante 30 minutos pero a los 20 ya huele a que algo se quema, no temas a abrir el horno, meter un palillo y asegurarte de que todo va bien con tu pan. Sigue tu olfato y tu intuición, las posibilidades de que tu horno explote si lo abres son mínimas. 2. Engrasa bien el moldeEl miedo aquí es usar demasiada mantequilla porque es una grasa, pero recuerda que el engrasado sirve para crear una barrera entre el molde y la mezcla, no te preocupes, tu pan no lo absorberá por completo. Para que esta barrera funcione, la mejor técnica es untar con suficiente mantequilla el molde (no tengas miedo a dejar una buena capa) y después enharinarlo. 3. Elige ingredientes de calidadExiste una gran diferencia de sabor al usar extracto de vainilla y saborizante de vainilla, así que no te limites cuando de elegir un ingrediente de calidad se trata. Piensa que este ingrediente puede ser costoso, pero te rendirá para otros platillos o para muchos panes de zanahoria. Además, el extracto suele tener mucho menos contenido de azúcar que los saborizantes.4. Las medidas sí importanLa repostería es caprichosa y añadir más o menos de algún ingrediente siempre tendrá un resultado súper diferente, así que si estás comenzando a hornear, intenta ser muy estricta con las medidas, para que la mezcla quede como idealmente debería.5. Invierte en herramientasUna batidora, unas tazas medidoras e incluso un molde de silicón podrían ser la clave para que tu pan de verdad quede perfecto. Si inviertes en un molde de silicón, esto te ahorrará el paso de engrasar tu molde. Así que si hornear panqué o cupcakes o cualquier otro bizcocho te ha gustado mucho, estas compras valdrán mucho la pena.Es probable que una vez que hagas tu primer pan de zanahoria no quede perfecto, pero no dejes de intentar y de buscar tus propios trucos y adaptarlos a tu receta. La práctica hace al maestro y los resultados llegarán a ser deliciosos. Te lo aseguramos.Recuerda que además de pan o pastel, hay muchas variaciones de pasteles de zanahoria que puedes hacer, como unos hot cakes, por ejemplo, la mezcla de zanahoria con harina puede ser muy versátil.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD