Recetas e ideas para baby showers, novias, bebés y más
Babyshower

Recetas e ideas para baby showers, novias, bebés y más

Por Kiwilimón - Octubre 2011
Una fiesta o festejo importante no debe pasar por alto una excelente receta elaborada o un delicioso postre para sorprender a los invitados y que éstos se queden un un sabor de boca delicioso. Soprende a tus invitados en las reuniones importantes y deja ver tus grandes facultades en la cocina. Aquí te dejamos varias recetas que podrás guardar en tu recetario o consultar cada ves que lo necesites directamente en este espacio. Toma nota:
  • Pastelitos de Boda. Estos ricos pastelitos (cupcakes) de vainilla están cubiertos con un betún de vainilla y decorados con encaje. Son ideales para una boda.
  • Galletas de Azucar Glaseadas. Ricas galletas de azúcar con un glaseado de azúcar glass.
  • Ensalada de Frutas Tropicales. Rica y sencilla ensalada de frutas. Un buen postre ligero y refrescante para los días de calor.
  • Mini quiche de champignon. Una forma fácil de preparar un quiche de champignon sin tener que hacer la masa. En este caso se reemplaza con pan de molde.
  • Bolitas de Arroz con Salmón. Estas bolitas de arroz con salmón quedan deliciosas como botana para cuando te quieras lucir.
  • Cupcakes de Oreo. Estos cupcakes de oreo llevan una galleta de oreo abajo y van rellenos con una mezcla de oreo y pay de queso.
  • Galletas para Baby Shower o Fiestas de Bebés. Ricas galleta de azúcar y mantequilla para regalar en baby showers, fiestas de bebés, en el hospital, etc. Estas galletas son rosas pero las pueden hacer azules si es niño o amarillas si todavia no se sabe el sexo del bebé.
  • Cupcakes con Betun de Vainilla. Los cupcakes están súper de moda. Son pastelitos individuales servidos con betún encima. Estos cupcakes de vainilla también están preparados con un betún de vainilla y son perfectos para celebraciones como baby showers, showers de boda y cumpleaños.
   
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las galletas de jengibre están tan relacionadas con estas fechas que saborear uno de estos bizcochos es como darle una mordida a la Navidad.  Su sabor inconfundible, especial textura y decoración característica hacen que las galletas de jengibre sean un elemento imprescindible en todas las casas durante la época navideña. Pero no siempre ha sido así. Conoce el origen de las galletas de jengibre.Para empezar, hay que saber de dónde viene el jengibre. Esta raíz es originaria de China y llegó a Europa a través de la ruta de la seda hace ya varios siglos. Durante la Edad Media se usaba como especie por su habilidad de ocultar el sabor de las carnes preservadas.Se cree que las primeras galletas de jengibre en Europa se elaboraron a finales de la Edad Media. En aquella época las galletas se decoraban con hojas de oro y tenían varias formas. Debido a que el jengibre todavía era un ingrediente difícil de conseguir en esos tiempos, las galletas de jengibre eran consideradas un lujo que solo los reyes y los más adinerados podían darse.Después de ser un producto típico de las ferias medievales, las galletas de jengibre adquirieron todo un nuevo sentido gracias a la reina Isabel I de Inglaterra. En el siglo XVI la reina pidió que sus galletas tuvieran la forma de algunos personajes, especialmente de los miembros de su corte y pretendientes. Las galletas eran decoradas con atuendos comestibles y se ofrecían a sus invitados.Unos años después los hermanos Grimm crearon un cuento tomando como inspiración las galletas de jengibre. Hansel y Gretel cuenta la historia de dos hermanos que se encuentran en medio del bosque una casa hecha enteramente de galleta de jengibre. Muchas personas atribuyen la popularidad de las casas y los muñecos de jengibre a este cuento.La costumbre de construir las casas de galleta pronto se relacionó con las fiestas navideñas, tal vez por ser una actividad divertida en la que pueden participar chicos y grandes. La tradición, que comenzó en Alemania, comenzó a esparcirse por Europa hasta llegar a América.Y así es como el día de hoy relacionamos las galletas de jengibre con la Navidad.Recetas de galletas de jengibre:Galletas de jengibre con nutellaGalletas de jengibre con chocolate blanco
¿Te metiste a varios intercambios y todavía no sabes qué regalar? Deja de sufrir buscando el regalo ideal. Te aseguramos que con estas ideas quedarás muy bien, sin tener que acabar con tu aguinaldo. Spa en casa Este es un regalo que nunca falla. A todas las personas nos gusta consentirnos, pero muchas veces dejamos de lado estas compras para atender otros gastos. Coloca en una caja sales de baño, lociones, exfoliantes y jabones, y ciérrala con un listón de seda. Café o té Obviamente no estamos hablando del café soluble que compras en el súper ni del té que viene en bolsitas. Haz mezclas especiales de granos, combina varios tipos de tés para crear una infusión diferente. Cualquier amante del café o del té sabrá apreciar un detalle como este. Postres Si de plano no tienes ni idea de qué regalar, vete a lo seguro: regala postres. Eso sí, no se te ocurra dar un panqué o unas galletas simples, piensa en postres más especiales. Por ejemplo, unos bocados de pasta filo rellenos de pistache para los que adoran la comida la árabe. Deja volar tu imaginación. Especias Aunque la sal y la pimienta son muy útiles, este regalo es un poco más original. Arma un kit de especias comprando diferentes tipos de sal (marina, del Himalaya, ahumada, etc.), vainas de vainilla, un poco de azafrán, cúrcuma, anís estrellado… Sin duda, será un regalo muy especial. Botella Cuando conoces bastante a la persona, puedes regalarle una botella de su vino favorito. Si quieres lucirte aún más, puedes acompañar la botella con un queso o mermelada que maride bien con el vino. Aléjate de los calcetines y los vales de regalo. Esta Navidad da un presente que sea verdaderamente especial. Recetas de postres para regalar en Navidad: Nueces garapiñadas tradicionales Cerezas cubiertas con chocolate Galletas de besitos de nuez Pastel de chocolate con piñas de almendras
Despide un año más preparando una cena espectacular y qué mejor que luciéndo una mesa increíblemente decorada. Aquí te decimos cómo puedes decorar la mesa para la Cena de Fin de Año. Antes de que elijas los adornos y comiences a montar la mesa, hay cuatro aspectos que debes tomar en cuenta: Comodidad. Si tus comensales tienen que comer a la orilla de la mesa porque la decoración ocupa todo el espacio, entonces busca otra opción. Lo más importante en una reunión siempre debe ser la comodidad de los invitados, no la ornamentación. No querrás a nadie gritando para que llegue a su mesa la pasta. Practicidad. Recuerda que para decorar la mesa para la Cena de Fin de Año, lo mejor es no usar adornos altísimos porque seguramente no permitirán que tus invitados se vean entre sí. Tal vez se vean lindos en una revista, pero simplemente no son prácticos.TE PUEDE INTERESAR - VIDEO: RECETAS PARA LA CENA DE AÑO NUEVOApariencia. Claro que la decoración que elijas debe ser bonita, pero ojo, esto no tiene que ver con la cantidad de adornos, sino con el diseño. No llenes la mesa de cosas lindas. Muchas veces la decoración más elegante es la más sobria.Estilo de Fiesta. Para las tradiciones de Cena de Fin de Año, una de las cosas más importantes para algunos hogares, puede llegar a ser lo llamativo o colorido, sin embargo, puedes optar por cristalería, velas y flores naturales  para darle un toque más elegante pero sencillo. Elige una decoración que sea amigable con todos los comensales, no solo con los adultos.Comida. Recuerda aunque para la Cena de Fin de Año, la comida se ponga en refractarios de vidrio o plástico, esto no quiere decir que es menos importante. Utiliza prácticos recipientes para poder manipular cada platillo que hayas preparado. Galletas y cupcakes. Saca a relucir tus dotes culinarios y tu destreza decorando la mesa con galletas. Haz pequeños arbolitos de Navidad con galletas en forma de estrella apiladas unas sobre las otras, crea monitos de nieve o incluso un escenario nevado dentro de una esfera. ¡Se verá increíble!TE PUEDE INTERESAR - VIDEO:POSTRES FÁCILESEspejos. Usa espejos como base para servir una entrada hecha con  queso crema o simplemente como centros de mesa. Añade a la decoración velas pequeñas y algunos elementos plateados para completar el diseño de la mesa.Rodajas de tronco de madera o ramas. Para un estilo más rústico puedes usar trozos de madera o ramas pequeñas que estén secas. Úsalos en su color natural o píntalos con aerosol. Para darles un toque más festivo agrega diamantina después de pintarlos.Copas. Usa las copas viejas como candelabros. Ponlas al revés y usa la parte inferior para sostener velas de diferentes tamaños. Dentro de la copa puedes colocar un poco de escarcha o algún adorno que haya sobrado del arbolito.Esferas. Aprovecha las esferas que ya no usas. Agrúpalas y forma un lindo camino de mesa. Para que se mantengan unidas puedes usar un poco de silicón o el alambre con el que se cierra la bolsa del pan.Flores. Aunque puedes usar flores artificiales, te sugerimos usar algunas piezas naturales. Combina la tradicional noche buena con otras flores de tonalidades similares. Agrega unas ramitas de romero para que huela rico. ¿Ya sabes cómo vas a decorar tu mesa para esta cena de Año Nuevo? Compártenos tus ideas en los comentarios.
Las galletas de jengibre están tan relacionadas con estas fechas que saborear uno de estos bizcochos es como darle una mordida a la Navidad.  Su sabor inconfundible, especial textura y decoración característica hacen que las galletas de jengibre sean un elemento imprescindible en todas las casas durante la época navideña. Pero no siempre ha sido así. Conoce el origen de las galletas de jengibre.Para empezar, hay que saber de dónde viene el jengibre. Esta raíz es originaria de China y llegó a Europa a través de la ruta de la seda hace ya varios siglos. Durante la Edad Media se usaba como especie por su habilidad de ocultar el sabor de las carnes preservadas.Se cree que las primeras galletas de jengibre en Europa se elaboraron a finales de la Edad Media. En aquella época las galletas se decoraban con hojas de oro y tenían varias formas. Debido a que el jengibre todavía era un ingrediente difícil de conseguir en esos tiempos, las galletas de jengibre eran consideradas un lujo que solo los reyes y los más adinerados podían darse.Después de ser un producto típico de las ferias medievales, las galletas de jengibre adquirieron todo un nuevo sentido gracias a la reina Isabel I de Inglaterra. En el siglo XVI la reina pidió que sus galletas tuvieran la forma de algunos personajes, especialmente de los miembros de su corte y pretendientes. Las galletas eran decoradas con atuendos comestibles y se ofrecían a sus invitados.Unos años después los hermanos Grimm crearon un cuento tomando como inspiración las galletas de jengibre. Hansel y Gretel cuenta la historia de dos hermanos que se encuentran en medio del bosque una casa hecha enteramente de galleta de jengibre. Muchas personas atribuyen la popularidad de las casas y los muñecos de jengibre a este cuento.La costumbre de construir las casas de galleta pronto se relacionó con las fiestas navideñas, tal vez por ser una actividad divertida en la que pueden participar chicos y grandes. La tradición, que comenzó en Alemania, comenzó a esparcirse por Europa hasta llegar a América.Y así es como el día de hoy relacionamos las galletas de jengibre con la Navidad.Recetas de galletas de jengibre:Galletas de jengibre con nutellaGalletas de jengibre con chocolate blanco
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD