Bebida recomendada: Champaña con uvas para Año Nuevo
Ideas para Fiestas

Bebida recomendada: Champaña con uvas para Año Nuevo

Por Kiwilimón - Diciembre 2011
Una especial tradición para realizar los deseos para el año nuevo. Se sirven copas de champaña con 12 uvas sin semilla y durante las capanadas del año nuevo se come una uva con cada campanada. Al comer cada uva se pide un deseo para el año nuevo.

Ingredientes

  • 48 Uvas verdes sin semillas
  • 1 Botella de champaña o vino espumoso
Para ver el método de preparación haz click aquí.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Se acerca el fin de año y no hay mejor forma de recibir al 2021 que con rituales de comida para atraer el amor, la fortuna y la abundancia. Por ello, te preparamos una lista con los alimentos favoritos dentro de las creencias populares para atraer la buena energía, con el mejor sabor, por supuesto. ¡No te pierdas estos 6 alimentos básicos para los rituales de Año Nuevo! Lentejas para la abundancia Dentro de los rituales de Año Nuevo, podemos encontrar que las lentejas se utilizan para atraer la abundancia y la prosperidad en días venideros. Por eso en tu cena de fin de año, no puede faltar la sopa de lentejas, como la que tenemos aquí. Albahaca para el amor Algunas personas tienen la creencia de que las hojas de albahaca atraen el amor, por eso, colocan un puñito de hojas bajo la almohada para que en sueños se les muestre a su verdadero amor, o, por otro lado, preparan platillos con esta planta, como podrás ver en estas increíbles opciones. Pasta con Camarones en Salsa de Jitomate y ChipotleSalmón Empapelado con Pesto de EspinacaUvas para los 12 deseos Quizás el ritual de Año Nuevo más conocido son las tradicionales uvas. Se acostumbra comer 12 uvas durante las últimas 12 campanadas a la media noche y con cada uva se puede pedir un deseo diferente que nos sorprenda el siguiente año, aunque si quieres comer las uvas de otro modo, esta gelatina no te defraudará. Limones para alejar las malas vibras Otro ritual imperdible para recibir el Año Nuevo es partir limones en cuartos y colocarlos en las esquinas de tu casa para alejar las malas vibras y proteger a tu familia. Azúcar para la paz y armonía Hay quienes creen que lavarse las manos con azúcar y champaña ayuda a alejar los problemas y dificultades durante el año, atrayendo así la paz y la armonía. Sidra, vino o champaña para la fortuna Otro ritual de Año Nuevo consiste en chocar las copas lo más alto que se pueda y brindar con champaña, vino espumoso o sidra, dar tres saltos con el pie derecho y esperar a que la fortuna caiga en tu copa. ¿Cuántos rituales de Año Nuevo vas a realizar para recibir el 2021?
Un libro de cocina debería tener salpicaduras de fritanga, cucharazos de caldo de tomate, tiznes de harina. El que edita Zahara Gómez Lucini no invita a hacerlo. Al revés, dan ganas de poner el ejemplar en una vitrina, en un relicario.Antes de hojear ‘Recetario para la memoria’ no sabía que las recetas, así como las mantas y los pliegos petitorios, tienen la capacidad de llevar a cuestas una protesta. Apenas llegué a la primera receta comprendí de qué iba todo: “El bistec ranchero para Ernesto, 5 de enero de 2011”. La receta era sencilla, no tenía cantidades. En cambio, había un sinfín de silencios suspendidos entre los pasos de la preparación. Este es un libro de cocina tanto como lo es una caja negra con recuerdos acomodados minuciosamente. ¿Y qué conexión con el pasado más directa que la comida favorita de quien ya no está? Lo que está es la mesa puesta y están los platillos que ya no se comerán los desparecidos de El Fuerte, al norte de Sinaloa. Sus coautoras, las Rastreadoras del Fuerte, son las madres, las esposas, las abuelas, las hermanas que los recuerdan en cada receta y que con palas aún continúan buscándolos. En el libro hay poco más de 25 platillos. Hay fotos –magníficas– de los guisos con claroscuros y luces que enmarcan el humo en los platos. Hay preparaciones que se antojan. En realidad lo que conmueve hasta los huesos es lo que falta. No hay nostalgia más grande que las de unas gorditas sin frijoles, unos tacos sin salsa, un platillo caliente que aguarda ser comido por alguien que ya no está. Para la autora, en los gestos cotidianos se puede ser subversivo. “Desde tu fogón puedes rendir un homenaje”, cuenta Zahara. “Puedes crear una red que apoye. El espacio es la comida, el espacio en que la compartes permite hablarlo en familia. ¿Por qué hay desaparecidos? ¿Por qué pasa esto? Hacer memoria y de ahí accionar, hacer que cale y se muevan las cosas”.Hay algo muy íntimo en el ‘Recetario para la Memoria’. Las coautoras comparten con ingredientes una pequeña biografía sápida de su familiar desaparecido. El plato queda como rictus, como símbolo de aquellos –sus tesoros, como las Rastreadoras del Fuerte llaman a quien esperan descubrir en fosas clandestinas– que algún día estuvieron vivos y que anhelaron, como todos, un sabor hecho en casa. No hace falta gritar para que el dolor y el reclamo tengan voz en los asados que se tateman en el comal, en el borboteo de un guiso de larga cocción, en el crujir del aceite en un sartén. Pero el recuerdo aquí también es lucha. El derrotismo es muerte. “Ellas son mucho más que víctimas, son combatientes tremendas”, apunta Zahara.Por eso este libro es más de vida que muerte. Es homenaje, es un altar con aromas y moronas que quedan sobre el mantel. Es memoria que invita a la acción a través de un sofrito, de una fritura profunda. Hay que comprarlo porque, además de ser una obra fabulosa, el cincuenta porciento de las ganancias se va para las mujeres de los familiares desaparecidos. Hay que cocinar con él; ensuciarlo a cucharazos y descuidos de caldo de tomate: cocinar algo de sus recetas será como reunir a los desaparecidos en la cotidianidad, conectarlos a la energía esperanzadora de una mesa puesta.
Aunque los Reyes Magos no son una tradición extendida en todo México, quizá comer rosca este día sí lo sea, pues hay ya muchas versiones extraordinarias de este delicioso pan dulce.La Rosca de Reyes tiene su origen en tradiciones paganas, retomadas después por la iglesia católica, la cual la liga al nacimiento de Jesús y la adoración de los Reyes de oriente. Así, el niño escondido, que antes era una haba, representa la persecución de Herodes para evitar que Jesús naciera; las partes con azúcar, los puntos cardinales, y los dulces, las joyas de la corona de los reyes.Como muchas otras costumbres culinarias, la Rosca de Reyes ha visto varias modificaciones en la actualidad y así tenemos como resultado la muy polémica Rosca de Baby Yoda, y otras menos agitadoras, pero igual de extraordinarias, como la rosca de unicornio. A continuación, te dejamos algunas de ellas y dónde encontrarlas.El Roscón ArcoírisCon un sabor sutil a guayaba rosa, ate de guayaba, higos cristalizados cerezas al mezcal y almendras tostadas, esta rosca tiene mucho color y un sabor delicioso e invernal. Encuéntrala en Rainbow Bagels o pídela a domicilio.Foto tomada del Instagram de Rainbow Bagels.La (infame) Rosca de Baby YodaCriticada por la iglesia católica porque estas roscas traen un bebé Yoda (Grogu) en lugar de un niño dios, probablemente esta sea la más popular este año. Algunas tienen las partes con azúcar de color verde, pero la forma de prepararlas es muy similar a la tradicional, claro que la sensación es encontrarte con un Grogu y no el clásico muñequito.Hay varios lugares que ofrecen estas roscas a domicilio, como Kraneo Food o Trooper Gourmet, por ejemplo.Foto tomada del Instagram de Kraneo Food.Concha roscaDeliciosa y en versión individual por si vives solo, estas conchas rosca son lo que todos deseamos de la rosca tradicional: el pan dulce con el pedacito de azúcar y un poquitito de ate y dulces al lado. Encuéntralas y pídelas en Matutina este 6, 7 y 8 enero. Foto tomada del Instagram de Matutina.Rosca de tacosPara los que no aman el pan dulce pero sí los taquitos, esta es la rosca indicada. Con bistec, pastor o suadero, esta versión de rosca incluso trae muñequitos o puede ser con Yodas bebé también, si la pides en Taquitos Las Cebollas.Foto tomada del Facebook de taquería Las Cebollitas.Rosca de sushiQuizá esta sea la más exótica y extraordinaria, pero igual de deliciosa que las anteriores, la rosca de sushi puede ir preparada con Surimi, con cangrejo o personalizada. Este tipo de roscas las puedes conseguir en Cien grados o Tuna Tuna, por ejemplo.Foto tomada del Instagram de Cien Grados.
Pensar en comer más vegetales es en realidad una tarea titánica, pues la variedad es tan amplia, que se expande hasta el jardín submarino. Sí, existen algas comestibles ricas en vitamina A, C y del grupo B, además de que algunas incluso aportan proteína y grandes dosis de minerales.Si comer algas marinas te parece lo más extraño, lo más probable es que ya las hayas probado al menos en el sushi o en una sopa miso, por ejemplo, pues sin duda son los japoneses quienes han sacado provecho a los vegetales acuáticos, pero estas algas están por todos lados, desde Asia, pasando por Europa, hasta Sudamérica.En Perú, el yuyo suele comerse fresco y acompañar al ceviche y al chilcano. De hecho, han sido consumidas desde la época prehispánica, pues hay registros del consumo de esta alga en regiones de Caral y el valle de Moche.Se trata de un alga roja que habita las costas frías de este país. Esta alga tiene un alto valor nutricional, además de que es económica y pueden ser comidas hervidas, deshidratadas o frescas, como ya mencionamos.Gracias a sus propiedades, el yuyo es en especial bueno para los niños y las mujeres embarazadas, pues su contenido de ácidos grasos esenciales, es decir, omega-3 y omega-6, es mayor que el de las plantas terrestres.También posee un alto contenido de fibra y es fuente de vitaminas A, C, D, E y algunas del grupo B, así como minerales, entre los cuales podemos mencionar sodio, calcio, potasio, cloro, fósforo, yodo, hierro, zinc, y son fuente principal de yodo.En Perú se consiguen sin problemas en el mercado, pero en otros países también existen, como cochayuyo en Chile. ¿Conocías estas algas? ¿Qué otras algas se comen en tu país?Con información de Voz Populi y Andina
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD