Bebidas calientes para una noche de Día de Muertos
Ideas para Fiestas

Bebidas calientes para una noche de Día de Muertos

Por Kiwilimón - Octubre 2012
Ya estamos a tan sólo unos días de la llegada del Día de Muertos, mismo que se une con la llegada de la época de invierno y en donde el frío comienza. Por ello es importante considerar la ingesta de bebidas calientes que nos permitan estar a temperatura adecuada y además que vayan muy de acuerdo a las fechas que se festejan. Así, las bebidas calientes también pueden tomar formas, colores y sabores para agradar a los paladares más exigentes, desde los niños hasta los adultos. Sólo es cuestión de echar a andar la imaginación y listo, podremos preparar bebidas para una noche de Día de Muertos. Aquí te dejamos estas recomendaciones muy buenas y que no te llevará mucho tiempo prepararlas. Toma nota. (es muy importante que hagas click en el título de la receta para ver más detalles de preparación) Chocolate Caliente con Ojos. Mmmm... delicioso y calientito chocolate con ojos de bombón, ideal para chicos y grandes. Niebla de invierno. Chocolate caliente con baileys. Debo comentar que esta receta la vi en un viaje que hice a El Oro, Estado de México, en el restaurante "El Vagón". Excelente para una tarde fría. Champurrado de Galleta. Delicioso atole de galleta con chocolate delicioso y fácil de hacer. Chocolate Caliente con Menta. Este rico chocolate caliente es ideal para las épocas frías. Atole de Arroz. Una bebida mexicana que se sirve caliente, hecha con nueces y harina. Atole de Almendra. El atole es una bebida de origen prehispánico que se toma en México y otros países de Latinoamérica. Esta receta es una mezcla del atole tradicional con un toque moderno al hacerlo con almendras. La bebida se toma caliente. Chocolate Caliente. Una bebida para calentar en los meses de frio a toda la familia. La receta de chocolate caliente cuenta con leche para consistencia y chocolate amargo para un sabor delicioso. Café de Olla. Un café típico mexicano endulzado con piloncillo.  

Para conocer más recetas de bebidas, haz click aquí.

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La mitad de la quincena es como un miércoles cualquiera, un purgatorio que no termina de condenarnos ni redimirnos. Las cuentas por pagar crecen como mala hierba mientras los números en el banco saben más a resta que a multiplicación. Por si faltara algo, los niños están por “salir” del colegio –salir entre comillas porque en realidad nunca han dejado la casa–. ¿Apenas un par de semanas duraron sus días en el salón de clases?Cuando la situación familiar se pone ríspida, el alimento refuerza. La comida reconforta y tiene ese néctar vital y emocional que nos impulsa a seguir adelante. Pero ¿acaso hay alguna forma de comer como reyes y gastar como avaros? Le pregunté a la especialista en transformación financiera para mujeres Viviana Mondragón sobre cómo ahorrar en la comida de la semana. Juntas llegamos a estas conclusiones.  Planea tu menú desde el fin de semana. Ser organizado te permitirá acortar pasos y gastos. Viviana recomienda que, una vez planeado el menú de cada día, te aventures en el súper con tu lista en la mano y te apegues a ella. Sácale máximo provecho a cada preparación. Una sola proteína o preparación puede mutar en cinco platillos durante la semana. Un chile relleno al otro día puede ser rajas con queso, tacos de guisado, el complemento de un alambre vegetariano. No subestimes el poder del atún. Con él puedes hacer los guisos más complejos en versión económica y sin que nadie lo note. ¿Un atún a la vizcaína, un aguacate relleno de atún, un bowl oriental de atún spicy? Oh, sí. Inventa. El punto es descubrir nuevas formas de unir lo que tienes en el refri para crear platillos deliciosos. ¿A qué saben algunas sobras de carnitas hechas tortitas con verduras, unas albóndigas con salchicha? Sólo hay una forma de saberlo. Aventúrate.Convierte algunos de tus menús en comidas vegetarianas. “No es lo mismo invertir en un kilo de carne que en uno de calabacitas”, complementa Viviana. Transforma tus calabacitas en una comida completa añadiendo proteína vegetal como lentejas o alubias, o bien, rellénalas con queso Oaxaca y jamón.Come en casa. Olvídate de comer fuera u optar por comida chatarra, que sin bien te llenará rápidamente, está comprobado que te dará más hambre a las pocas horas. Recuerda que la comida chatarra sólo tiene calorías huecas, o sea que está desprovista de nutrientes.  Hazlo casero. Viviana nos propone elaborar nuestros propios productos en casa, por ejemplo, aderezos, hummus, helados, panes, complementos y condimentos. Además de ahorrarte dinero, será más saludable. “Hay que promover lo de hecho en casa con amor”, asegura.  Estrategias en el supermercado. Viviana nos da algunos tips para ahorrar en el supermercado. “No vayas con hambre y trata de no llevar a tus hijos en la medida de lo posible”. De esta forma podrás avocarte a lo que tenías planeado sin presiones ni urgencias de algún tipo. Revisa las etiquetas, promociones y compara precios para tomar una decisión más consciente que ayude a tu economía. Para terminar, te dejo algunos tips con recetas que te sacarán de apuros. Cuéntame cómo te fue con ellos. Te aseguro que ahorrar te va a parecer más rico que nunca.  7 recetas con pollo económicas y rendidoras15 formas de preparar atún en lata10 recetas con chorizo baratas y rendidoras
Se fue la mitad del año y parece que la comfort food –tan necesaria para el apapacho del alma cuando las cosas no van del todo bien– llegó para quedarse. En 2020 vimos llegar harto pollo frito, comida thai, sandos japoneses, galletas de todos colores y sabores, smash burgers, omnipresentes conejitos Turín, entre otros bocados monchosos. Entre ellos está uno 100% mexicano que, curiosamente empezó a hacer mucho ruido hace un par de años en Estados Unidos antes de estar en boca de todos al sur del Río Bravo: la birria. Generalmente asociada con la comida típica de Jalisco, es en el municipio de Cocula donde se han preservado recetas de birria que se preparan, desde el siglo XVII, en la región occidental. Se dice que con los españoles llegó un buen cargamento de ganado caprino, alimento nada bien visto por la aristocracia y los conquistadores por su fuerte olor e intenso sabor cárnico. Era, desde luego, comida destinada a los pueblos originarios. Sin embargo, tan audaces cocineros como siempre demostraron ser los habitantes de nuestro territorio –sobre todo sus mujeres–, consiguieron arropar esta carne con especias que para entonces ya se usaban en la región: laurel, clavo, canela, orégano, comino, chiles asados… para después hornearla lentamente bajo tierra. El resultado: un platillo de carne suave, aromático, un tanto picosito y con un caldo sustancioso, bellísimo para comer con cuchara y acompañado de tortillas. Es en Guadalajara donde la birria afianza su popularidad entre lugareños y visitantes. Maravillosos exponentes se encuentran en el Mercado Alcalde –preguntar por la de Don David–; la de La Victoria en el mítico barrio de Santa Tere; Las nueve esquinas, favorita de los turistas del Centro; la de El Chololo, con rumbo a Chapala; la birria del Chino, donde se come la tradicional de chivo, pero también de res; el taco de gordito en la birriería Aceves, dentro del Mercado de Abastos; y un larguísimo etcétera. Pero a la birria no se le encuentra exclusivamente en Guadalajara, Tijuana tiene también una gran tradición de carretas de tacos de birria con su consomé, como los que se encuentran en los linderos del Mercado Hidalgo. Desde hace no más de tres años, la birria reventó en Estados Unidos, específicamente en Los Ángeles, Chicago y Nueva York. Tan sólo en la reconocida guía Eater de Nueva York hay una lista de 19 lugares imprescindibles para probar birria en la Gran Manzana. Y, claro, Instagram hizo su chamba: millones de usuarios han salivado ante el plato y uno de sus derivados: la quesabirria, una portentosa quesadilla de tortilla grande con carne de birria de res, lista para chopearse en un caldito bien espeso con limón, cebollita y cilantro. A partir del fenómeno birriamen –fideos de ramen en caldo de birria, de la autoría del chef Toño De Livier–, su constante presencia en Instagram y el auge de las dark kitchens, es que la birria se está haciendo un lugar en la Ciudad de México. Lo que resta de 2021 la vamos a seguir viendo y, con suerte, otras versiones se adueñarán de más esquinas de la capital. Mi consejo sería intentarla en casa. No muy lejos de aquí encontrarán una buena receta de birria de res, ideal para perfeccionarla con nuestro toque personal y así presumirla como si lleváramos años cocinándola. Manos a la obra.
El pozole es uno de los platillos más antiguos, deliciosos y nutritivos que la gastronomía mexicana tiene para ofrecer. Por un lado, el pozole es un caldo muy económico y rendidor, por lo que es ideal para servir durante grandes reuniones. Por si fuera poco, también es nutritivo, pues contiene proteína, poca grasa y verduras crudas. Este platillo, ideal para dar el grito este 15 de septiembre, toma su nombre de la palabra náhuatl “pozolli”, que significa espuma. Según el académico Alfonso de Jesús Jiménez Martínez, todo indica que el pozole fue un plato ceremonial que solo consumían los emperadores o sacerdotes del más alto rango durante ocasiones especiales. Y aunque hoy en día ya no se prepara con carne humana, este platillo se sigue sirviendo en ocasiones especiales. En Kiwilimón te invitamos a conocer más sobre los platillos que le dan identidad a nuestra gran tradición gastronómica. ¿Qué tan antiguo es el pozole?El pozole es uno de los platillos más tradicionales de nuestro país, pues era muy popular entre los antiguos aztecas. Este platillo era tan importante para aquella cultura que se servía dentro de contextos rituales específicos, según el arqueólogo Ulises Chávez Jiménez. Hoy en día, el pozole ya no es parte de rituales de sacrificio, sino más bien un platillo que se prepara en fiestas y todo tipo de celebraciones, tales como el Día de la Independencia. Cada 15 de septiembre, millones de familias mexicanas festejan esta fecha con un delicioso plato de pozole, el cual también es parte del recalentado del día siguiente. Diferentes tipos de pozole De acuerdo con la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios, actualmente existen alrededor de 20 recetas de pozole, sin embargo, las principales variedades son tres: pozole rojo, pozole blanco y pozole verde. Pozole blancoEl pozole blanco es quizá el más popular en la zona centro. Se prepara con carne de cerdo, maíz cacahuazintle, ajo, cebolla y otras especias. Suele acompañarse con tostadas, lechuga, jugo de limón, rábanos, cebolla picada, orégano y chile. Esta receta puede variar dependiendo de cada familia o restaurante, pues la carne de cerdo se puede cambiar por pollo o vegetales. Pozole rojoEl famoso pozole rojo proviene de Jalisco y Sinaloa, aunque su popularidad ha llegado a muchas partes del país. Este rico pozole rojo se prepara con carne de cerdo, maíz cacahuazintle y una salsa de chiles secos, lo que le da su característico color. Se acompaña con lechuga, cebolla, rábanos, orégano, jugo de limón y tostadas. Pozole verdeEsta deliciosa versión del pozole se originó en el estado de Guerrero, en donde se le agrega tomate verde, perejil, cilantro, chile y pepita de calabaza. A diferencia del pozole blanco y del pozole rojo, el pozole verde solo se acompaña de cebolla picada, orégano, chile piquín y jugo de limón. Por otro lado, las recetas más tradicionales añaden un huevo al rico pozole, así como chicharrón, aguacate y sardinas. A pesar de que la receta es un poco diferente, ¡las crujientes tostadas no pueden faltar! Cabe mencionar que la Ciudad de México también tiene su propia versión de pozole verde, la cual se prepara con chile poblano y tomate verde. ¿Cuál de estos deliciosos pozoles vas a preparar el próximo 15 de septiembre?
Sabemos que la congestión nasal es muy molesta, pues en la mayoría de los casos sientes que no puedes respirar, lo que no te deja dormir bien. Actualmente, la nariz tapada es uno de los síntomas del COVID-19, por lo que ciertos remedios caseros podrían ayudar a aliviar este molesto síntoma. A continuación te diremos qué sirve para la congestión nasal.¿Qué es la congestión nasal?De acuerdo con la Clínica Mayo, la congestión nasal, un padecimiento mejor conocido como “nariz tapada”, se presenta cuando los tejidos de la nariz y los vasos sanguíneos se inflaman debido a un exceso de líquido, lo que causa la sensación de no poder respirar o congestión. Sin embargo, recuerda que también hay casos de congestión nasal con moco y sin moco. Actualmente, la nariz congestionada es uno de los síntomas de COVID-19, según información publicada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), por lo tanto, será importante contar con diferentes formas de tratar la congestión nasal por COVID-19, pues puede llegar a ser uno de los síntomas más molestos. ¿Cómo destapar la nariz congestionada?Aunque existen varios medicamentos para la congestión nasal, puedes intentar estos remedios caseros si tu caso no es grave o si prefieres no salir de casa durante la pandemia. Aceite de eucaliptoLos expertos indican que el aceite de eucalipto ayuda a aliviar los síntomas de la congestión nasal. La forma más sencilla de usar este producto es aplicarlo directamente a un pedazo de papel y colocarlo al lado de tu cama, lo que te ayudará a descongestionar la nariz mientras duermes. Otra manera de utilizarlo es agregar unas gotas del aceite a un recipiente de agua caliente e inhalar el vapor. Usa un humidificadorHacer uso de un humidificador es una manera muy fácil y rápida de quitar la congestión nasal, ya que aumenta la humedad en la habitación, lo que tiene un efecto inmediato en la inflamación presente en los senos nasales y la nariz. Por si fuera poco, estos aparatos también se deshacen de los molestos mocos, lo que te ayudará a respirar mejor. Lo más recomendable es que coloques el humidificador en tu habitación, notarás la diferencia de inmediato. La hidratación es esencialAunque parezca demasiado sencillo, la realidad es que mantenerte hidratado te ayudará a combatir la congestión nasal, pues de acuerdo con los expertos, esto ayudará a disolver los mocos, lo que proporcionará alivio instantáneo. Cuando estás enfermo, la mejor opción es ingerir muchos líquidos, tales como agua, suero, té, sopa y caldo. ¡Te sentirás mejor en un dos por tres! Date un baño calienteDarte un baño calientito es una buena forma de aliviar la congestión nasal, pues el vapor que se genera en la regadera te ayudará a disolver los mocos, mejorando la respiración al instante. También puedes inhalar el vapor fuera de la regadera, solo tienes que calentar agua, acércate al recipiente y cubre tu cabeza con una toalla, solo debes tener cuidado para no quemarte. Drena los senos nasalesSi te preguntas cómo se quita la congestión nasal, esta sencilla recomendación es la solución a la nariz tapada. Para este remedio necesitarás un recipiente llamado “neti pot” y agua destilada. Una vez que tengas todo lo necesario, debes introducir agua en una fosa nasal, la cual expulsarás a través de la otra fosa, destapando la nariz congestionada. En internet puedes encontrar muchos videos para realizar este procedimiento desde casa. Recuerda de que en caso de que la congestión nasal que presentes sea muy persistente, lo mejor será acudir con un médico.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD