Botanas Para Una Noche De Cartas
Ideas para Fiestas

Botanas Para Una Noche De Cartas

Por Kiwilimón - Marzo 2012
La comida tradicional en una partida de cartas en casa suele consistir en una serie de botanas. Estos aperitivos deben estar disponibles a lo largo de toda la noche y también debes suministrar agua y café para bajar la comida. Los platos principales en una partida de cartas suelen consistir de bocadillos, pizza, olivas, jamón, hamburguesas o perritos calientes. Para que el anfitrión no tenga que estar alejado del juego continuamente es mejor tener algo precocinado. Hacer tus propios bocadillos, o tacos de jamón y chorizo suele funcionar muy bien. Hacer una comida completa no es recomendable. Hay que tener cuidado con condimentos como la mayonesa ni dejar los alimentos fuera del refrigerador por largos periodos. Probablemente lo más sencillo sea hacer bocadillos, que no manchan demasiado las cartas y cada uno toca con sus propias manos. Checa aquí la lista de botanas y bocadillos que te dejamos para esa noche de cartas con tus amigos o familiares. Dip de alcachofa con espinaca Botana fácil y cremosa para servir con pan árabe o pan tostado. La receta de dip de alcachofa es mi especialidad y siempre la sirvo en todas mis fiestas. Dip de Verduras Light Un rico y saludable dip a base de queso cottage y verduras. Tostaditas de Camarón Esta receta de tostadas de camarón es una botana perfecta. Se preparan con limón, cebollita, cilantro, mango, chile serrano y un poco de yogurt. Fácil y ligero. Taquitos de lechuga con jicama y pollo Hojas de lechuga con pollo, jicama, aguacate y mango. Servidos como taquitos. Chutney de Mango El chutney es una salsita típica de India como acompañamiento para muchos platillos como el curry. Este chutney de mango esta preparado con diferentes especies y con un poco de manzana y pasitas. Bruschetta de Queso con Higos Una botana ultra sencilla de preparar pero delicioso sabor. Los higos y el queso gorgonzola son una mezcla ideal. Botana de Verduras con Dip de Ostión Esta rica botana es nutritiva y muy popular para acompañar una comida o un partido de futboll. Rollos Orientales Rollos orientales rellenos de tallarines, mango, y otras sorpresas. Pimientos Piquillo Rellenos de Queso de Cabra Estos rico pimientos españoles están rellenos de queso de cabra y sazonados con perejil, tomillo y vinagre de jerez. Son deliciosos y muy saludables.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cada vez es más común celebrar Thanksgiving o Día de Acción de Gracias en México, como un pretexto para reunirnos en familia o con amigos. Esta vez te recomendamos restaurantes que ofrecerán el clásico pavo y la ensalada de malvaviscos, pero también opciones de platillos originales. Tip: Planifica tu cena con anticipación. Si vas a un lugar, haz tu reservación con tiempo y si organizas una cena, compra los ingredientes antes para evitar no encontrar alguno.Pinche Gringo @pinchegringobbq Los reyes del ahumado ofrecen cada año un menú de Acción de Gracias, el cual puede incluir platillos como pavo o jamón ahumado y relleno de pavo acompañados de salsa de arándanos, puré de papa, salsa gravy y vegetales salteados. Para terminar, no puede faltar un pay de manzana o nuez.Cumbres de Maltrata 360, Narvarte Poniente, Benito Juárez, 03020 Ciudad de México, CDMX.The Palm @thepalmmx En este restaurante, ubicado dentro del Hotel Presidente Intercontinental, es tradición celebrar Thanksgiving cada año con un menú en tiempos en el que la estrella es el pavo. Este plato suele prepararse rostizado y a las hierbas, además de acompañarse con jalea de arándanos. Puedes pedirlo con o sin guarniciones. Campos Elíseos 218, Polanco, Polanco IV Secc, Miguel Hidalgo, 11560 Ciudad de México, CDMX.Four Seasons (Zanaya y Fifty Mils) En este complejo la cena de Acción de Gracias se realiza con gran atención al detalle, desde los diversos tipos de salsas que se ofrecen para acompañar al pavo, hasta el menú de postres que incluye clásicos como pumpkin pie y tarta de nuez pecana. Four Seasons Hotel, Av. Paseo de la Reforma 500, Juárez, Cuauhtémoc, 06600 Ciudad de México, CDMX.XanatEste restaurante, dirigido por la chef Jennifer López, ofrece cada año un menú tradicional de Acción de Gracias que puede pedirse para llevar y disfrutar en casa. El pavo (de unos siete kilos) se acompaña con: ensalada de malvaviscos con camote, puré de papa y ejotes rostizados con almendras, entre otras guarniciones. Andrés Bello 29, Polanco, Polanco IV Secc, Miguel Hidalgo, 11550 Ciudad de México, CDMX.
El Festival Morelia en Boca tiene como misión darle difusión al patrimonio gastronómico de México, uno de los más ricos en el mundo. Por otro lado, este festival también ayuda a promover la gastronomía tradicional del estado de Michoacán y las “nuevas expresiones culinarias y enológicas en México”. Gracias a esta visión, se ha convertido en uno de los festivales culinarios más importantes en nuestro país. Además de su preocupación por preservar la gastronomía tradicional de México e impulsar el turismo culinario, el Festival Morelia en Boca también se preocupa por el medio ambiente y es por esto que este 2021, su eje principal es la sustentabilidad. Gracias a este enfoque, no solo se preserva el medio ambiente, también se cuida el origen de los ingredientes, se preserva el proceso cultural y se impulsa la economía local, todo a través de la comida mexicana. Asimismo, este festival gastronómico es pieza clave para la industria, especialmente después de los devastadores efectos de la pandemia de COVID-19. Con una duración de 5 semanas, los expertos desarrollarán menús únicos, experiencias gastronómicas inigualables y otros eventos en distintos lugares, todo con el objetivo de enaltecer la cocina mexicana e impulsar el turismo gastronómico. Este gran evento culinario involucra a cocineros tradicionales, chefs, productos y aliados comerciales. Por lo tanto, en el marco de esta celebración, el cocinero de kiwilimón, Mau Eggleton, impartirá una clase de cocina con una de las Maestras Cocineras más reconocidas del estado: Benedicta Alejo Vargas. En conjunto, ambos prepararán unos ricos tamales de hongos este sábado 6 de noviembre, en las inmediaciones del festival. Benedicta es originaria del pueblo de San Lorenzo y es experta en el uso de ingredientes de temporada y en retomar la cocina de sus ancestros. Por si fuera poco, es capaz de realizar guisos variados y sabrosos con pocos ingredientes y aparentemente sencillos. Su personalidad y conocimiento la han llevado a servir sus platos en las mesas de importantes restaurantes, participando también en eventos sociales, congresos gastronómicos y ponencias en diversas universidades, entre otras actividades.RecetaA continuación te presentamos la receta que juntos cocinarán Mau Eggleton y Benedicta Alejo en el Festival Morelia en Boca.Tamal de hongosIngredientes:500 g de hongos zetas 1 cebolla mediana 1 chiles perones 1 manojo de hojas de maíz para tamal Sal Dos ramitas de hierbabuenaInstrucciones:Desmecha las zetas. Corta la cebolla en pluma. Corta el chile perón con cuidado. Corta las hojas de hierbabuena bien finas. Mezcla todos los ingredientes y agrega un poco de sal. Envuelve la mezcla en varias hojas de maíz bien húmedas. Abre el rescoldo del fogón y cocina por unos 25 minutos. También puedes colocar los tamales en una olla de barro con su reja, añade el agua sin que rebase la reja y coloca más hojas en el asiento, luego acomoda los tamales y tápalos con más hojas. Espera alrededor de 20 min y sacar los tamales de la olla. Sirve los tamales de hongos en un plato y disfruta con una tortilla de tres colores recién hecha. ¡No olvides visitar el Festival Morelia en Boca! Conoce el cartel completo dando clic aquí.
Contrario a lo que Mafalda pensaría, no hay corazón que permanezca frío con un buen tazón de caldo caliente. Mientras que el cuerpo se alimenta con el líquido traslúcido y perfumado lleno de nutrientes, el alma se reconforta. Tal vez por eso haya un libro que se llama Caldo de pollo para el alma y que, a decir verdad, no he leído. Lo que sí he hecho es comer caldos de pollo y sentirme bien después de hacerlo. Los he comido enferma de la panza, del corazón; con un nudo en la garganta o con tos; antes y después de las fiestas; en tardes frías y al calor de la casa de mi abuela. Quizás, en el séptimo día, Dios nos dio los caldos para reposar con ellos, pero sin duda los humanos fuimos quienes perfeccionamos esta receta milenaria. Hay infinidad de formas de hacerlo. Están los que se preparan con huesos de res o tuétano para darle sabor. A mí me gusta prepararlo sencillo, con muslos, pechugas y piernas, pero en cocción lenta. A la olla aviento un trozo de cebolla, unos ajos, tres trozos de apio, poro, una zanahoria. Nunca olvido el bouquet garni que te enseñan a hacer en la escuela de cocina –laurel, salvia, mejorana, orégano y romero, amarrados con hilo blanco para que el pollo no se ponga azul, como en Bridget Jones–. El pollo va adentro con piel, con todo, porque otorga textura y profundidad. Luego a quitar la espuma con una espumadera. Cuando no hay padecimientos nada mejor que los caldos de pollo que pican, los que tienen arroz y garbanzos. Al ruedo hay que llegar con tortillas calientes, más calientes que el caldo mismo. A algunos hay que ponerles x gotas de limón por y gotas de salsa, que van en proporción al amor que se le imprimió al cocinarlo (menos sabor, más gotas). Se experimenta gratitud cuando en el caldo hay un chile chipotle al fondo: provoca a partirlo con la cuchara, aunque los labios se pongan floreados. ¿Lo malo? Cuando en el caldo hay pellejos flotantes. ¿Lo bueno? Cuando el brebaje es prístino, casi cristalino, sin burbujas de grasa, pero con aromas que acarician. El romance del caldo va más allá de la vista. Es, además, sus múltiples beneficios. Según lo que me cuenta Gina Rangel, nutrióloga de Te Cuida, el caldo de pollo posee carbohidratos saludables, grasas buenas y proteínas, por lo que es un plato completo y con todos los nutrientes de una comida integral. Tiene aminoácidos con propiedades antiinflamatorias y que ayudan a prevenir el insomnio. Gracias a su gran cantidad de electrolitos, un tazón de sopa rehidrata inmediatamente. ¡Adiós cerveza del día siguiente! Para que el caldo sea súper nutritivo, Gina recomienda que contenga la mayor cantidad de vegetales posibles, que se prepare con ajo, cebolla, sal de mar y con pollo de libre pastoreo o de alimentación orgánica. “De esta manera estamos garantizando que vamos a tener vitaminas, minerales y los tres macronutrientes incluidos en el caldo”. Lo ideal es que se someta a una cocción lenta de ocho horas, pero eso sí: hay que agregar los vegetales que acompañarán la sopa solo media hora antes de la culminación para no sobre cocinarlos. A Yamilette González, coordinadora de chefs de kiwilimón, le gusta agregar huacal, hígado, molleja, alitas y la carne con más sustancia. Adicionalmente, recomienda no lavar el pollo y cocinarlo a fuego medio bajo, de 2 a 3 horas. Si el fuego es alto, las impurezas se rompen y el caldo se contamina. “Las hierbas de olor varían mucho. Hay personas que prefieren el cilantro. Mi abuelita, por ejemplo, le agregaba hierbabuena: le daba un toque súper fresco y rico. Así, si estabas malito de la panza, te caía mejor”, me relató.  Hay que incluir los huesos en la preparación pues en ellos está la magia: su gelatina es efectiva para el crecimiento del pelo y las uñas, así como para la reducción del dolor en las articulaciones.El caldo es un apacho a todas luces. Gina piensa que “a través de un plato de caldo calientito lleno de nutrientes, le das a las personas un momento de paz, de estar en el aquí y en el ahora, reconfortar en cuerpo y alma, es por eso que, cuando una persona enferma lo primero que pensamos es regalarles un caldo de pollo para que se sientan mejor”. En salud o enfermedad, hay que tomarse el tiempo de disfrutar cuando una casa huele a caldo de pollo, cuando la tapa de la olla tintineante devela que algo rico espera en el tiempo. Su vapor y su sabor tienen el súperpoder de cambiar el sustantivo “casa” por el de “hogar”. ¿Lo preparamos?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD