Cenas románticas para San Valentín
Ideas para Fiestas

Cenas románticas para San Valentín

Por Kiwilimón - Febrero 2012
Este 14 de Febrero o día de San Valentín sorprende a tu pareja con una cena romántica. Aquí te dejamos varias recetas para que las consideres, las mezcles y hagas de esa noche algo muy especial. - Sopa de Pistache y Alcachofa. Un rico caldo de alcachofa con pistache molido. - Pato al Oporto. Una deliciosa y fácil manera de cocinar una pechuga de pato. - Risotto de Hongos. Un risotto con hongos porcini y queso parmesano. - Hojas de Parra Rellenas. Hojas de parra rellenas de carne y arroz en salsa de tamarindo. - Pollo al Queso Brie. Unas deliciosas pechugas de pollo con queso brie, ajo y crema. - Crema Inglesa para Postres. Una rica crema dulce para acompañar mouse y otros postres. - Sopa de Alcachofa. Una rica crema de alcachofa con un toque de especies.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El precio del gas va cada día en aumento y si eres de los que se preocupan por su economía, entonces esto te interesa. Aprende cómo puedes aligerar tus gastos mensuales con estos consejos sencillos consejos sobre cómo ahorrar gas en la cocina. 1. Limpia tu estufa correctamente Además de ser imprescindible para la higiene y tu salud, limpiar correctamente la estufa te ayudará a asegurarte de que los quemadores estén libres de obstrucciones, especialmente de grasa acumulada y hollín. Cuando estos se tapan, se produce una mala combustión y esto ocasiona un mayor gasto energético de gas, así que asegúrate de limpiar bien los quemadores de tu estufa. 2. Utiliza ollas y sartenes de acero Procura utilizar ollas y sartenes que estén hechos de acero inoxidable, ya que este material es un excelente conductor de calor y te ayudará a usar menos gas al cocinar, a diferencia del barro y el hierro. Recuerda limpiar bien estos utensilios, ya que además de alargar su tiempo de vida, ayudarán a calentar más rápido tu comida. 3. Tapa las ollas No olvides tapar las ollas cuando estés cocinando tus alimentos, pues te ayudará a tener una cocción más rápida, concentrar mejor los sabores y aromas de la preparación, y por supuesto, ahorrarás mayor cantidad de gas. 4. Mantén un buen nivel de temperatura Puedes iniciar la cocción de tus alimentos con fuego alto e irlo bajando conforme avance tu proceso de cocina. De hecho, es recomendable apagar la lumbre cuando tus alimentos estén casi cocinados y así dejar que se terminen de preparar con el calor restante. 5. Prepara los ingredientes antes de cocinar Muchas veces desperdiciamos gas al dejar la estufa prendida mientras esperamos que los alimentos se terminen de descongelar o mientras los lavamos, picamos y pelamos. Olvídate de esa vieja costumbre y mejor haz todos esos pasos primero para que cuando calientes tus ollas y sartenes, sólo sea cosa de cocer, mezclar y sazonar sin perder más tiempo y energías. 6. Cocina en grandes cantidades Otro consejo infalible para ahorrar gas es cocinar en tandas grandes, ya que si preparas los guisados de toda la semana o toda tu comida del día, puedes recalentarla rápidamente sin tener que volver a utilizar tanto gas. 7. Utiliza ollas a presión Piérdele el miedo a la olla de presión y aprovecha todos sus beneficios para cocinar tus alimentos, pues ésta cocina los alimentos mucho más rápido y ahorra hasta un 50% de gas. 8. Regula el uso del horno Cuando utilices el horno de tu estufa, procura abrirlo lo menos posible. Cada vez que se abre el horno aunque sea por unos segundos, se pierde un 20% de calor y esto genera un mayor gasto de gas. ¿Ya aprendiste cómo ahorrar gas en la cocina?
El padre ha sido considerado un símbolo de protección y cuidado, sin embargo, el arquetipo se ha redefinido con los años. Ejercer la paternidad hoy es una acción que se pinta con distintas tonalidades. No hay una sola forma de paternar así como no hay un solo tipo de padre. Las familias cambian, la forma de relacionarse cambia y con ellos las posibilidades de celebrar a aquellos seres que nos dotan de seguridad y nos hacen sentir fuera de peligro.Y como cada padre es un universo que refleja sus propios aprendizajes y gustos, queremos proponer algo para cada uno. Son cinco planes ideados para cinco tipos de padres. Nos encantará estar presentes en sus mesas de comedor, la mesita de centro o una mesa campirana para festejarlo. 1. ASADO EN CASAPara los amantes de la parrilla, la fiesta comienza con un par de kilos de carne, un guacamolito y la sensación de dominar el fuego. Si papá es goloso y emprendedor, podrían aventurarse a preparar unas costillitas al asador o incluso una discada de mariscos al estilo norteño. En la parrilla no deben faltar verduras, como nopales, e ingredientes para hacer una salsa martajada. La cocción será el complemento ideal para unos volcanes –tortillas doradas a la parrilla con queso– hechos al momento. Maridaje: un vino cabernet sauvignon como el Teziano de Valle de Guadalupe.2. ALREDEDOR DE LA TVA veces al Día del Padre sólo le hace falta una buena dosis de deportes y películas. Consiente al hombre de la casa regalándole una tarde libre de estrés, con buen descanso y amor de familia. Acomoden la comida en la mesita de la sala de la tele y agasájenlo con bocadillos para roer. ¿Qué tal unos esquites con tuétano, unas pizzas hechas al momento y alguno de estos hot dogs? Al terminar podrían divertirse con un juego de mesa o hacer alguna dinámica alrededor del deporte que se despliegue en el televisor. Alguien, ¿una cobija?Maridaje: una mezcla relajadita de merlot y cabernet franc como el de Arrogant Frog o una cerveza pilsner como la Principia Craft Pilsner o Vaquita Marina de Wendlandt.3. COMIDA FAMILIAR FÁCILAlgunos papás gustan de reunir a los suyos alrededor de la mesa, ponerse al día con cada miembro del clan, tener de fondo las risas de los hijos o los nietos. Para este plan sugiero preparar algo que pueda meterse al horno en un refractario y al cual no haya necesidad de emplatar. A mí me gusta este pastel azteca tricolor que enamora desde los ojos. Si papá es fan de las pastas, una lasaña de carne molida no fallará. Ninguna de las recetas requiere horno así que además de práctico es a prueba de bolsillos.Maridaje: para el pastel azteca opta por un vino fresco y ligero de la uva gamay como el Beaujolais Villages George Dubeuf; para la lasaña elige un Finca Villacreces de Ribera del Duero. 4. FESTEJO CON CENACuando la velada no es romántica, me gusta cenar con varios platos dispuestos al centro: preparaciones en versión petite con los que la familia puede interactuar y servirse a destajo. Las mesas así se sienten vibrantes, llenas de vida. Una opción fácil y rica son las tapas. Dispón una tortilla española al centro, unas croquetas de jamón serrano y pan. Si te quieres ponerte en mood celebración máxima, elabora una exquisita paella de mariscos. Maridaje: te propongo un rosé como el Trois Petit Cochons Roses; si a papá no le gusta los rosados, una cerveza lager como la Colimita será la opción. 5. PICNIC 4X4Tal vez a papá le gustan las experiencias al aire libre que le refresquen los y le despejen la mente. Para ellos les propongo un almuerzo de sándwiches, baguettes o paninis que cada uno se prepare. Solo hay que asegurarse de llevar las carnes frías suficientes, un par de quesos blandos y alguno que otro queso madurado. No te olvides de los condimentos, las guarniciones como las papas gajo y una pasta con ensalada rusa. De postre un pastel de chocolate con cerveza completará el momento. Busquen una mesa en medio de un parque nacional, pongan música y celebren rodeados de naturaleza. Maridaje: si tienes jamón serrano en tu sándwich te recomiendo una mezcla como la de Eclipse de bodegas El cielo.
Uno de los grandes atractivos de la famosa dieta keto es que no tienes que limitar tu consumo de grasas, pero hay de grasas a grasas y buscar las buenas y las más adecuadas para esta dieta será lo óptimo para llevarla a cabo con éxito. Sí, aunque parece fácil sólo comer queso, mantequilla o poder usar cualquier aceite, es un poco más complejo que eso, porque lo ideal es elegir las grasas buenas que le servirán más a tu cuerpo. Por ejemplo, las grasas saturadas (como la mantequilla y el aceite de coco) están bien con moderación, pero también pueden elevar tus niveles de colesterol LDL (también conocido como el colesterol malo), además de los buenos niveles de colesterol HDL. Por su parte, las grasas trans (las que se encuentran en cosas fritas) nunca son una buena idea; en realidad, elevan los niveles de colesterol LDL (el tipo malo), al mismo tiempo que reducen los del colesterol HDL. Es por eso que lo mejor es aferrarte con todo a las grasas buenas, también conocidas como poli o insaturadas (mezclando grasas saturadas ocasionalmente), para mantener los  niveles de colesterol bajo control y aun así perder peso siguiendo la dieta keto.  A continuación, te mencionamos algunas de las mejores fuentes de grasas para consumir en la dieta cetogénica. Aceite de aguacate El aceite de aguacate (o incluso los aguacates en general) está repleto de ácidos grasos saludables para el corazón. El aceite de aguacate también tiene un alto punto de humo, lo que lo convierte en una excelente opción para cocinar y freír a fuego alto. Aceite de coco En los últimos años, el aceite de coco se ha vuelto muy popular para todo, desde para cocinar hasta para problemas de la piel. En la cocina, el aceite de coco proporciona una dosis sólida de ácido láurico, un nutriente que estimula el sistema inmunológico y es un excelente sustituto de la mantequilla, pero sigue siendo una grasa saturada, así que trata de no comerla en absolutamente todo. Aceite de oliva Es muy probable que el aceite de oliva o aceite de oliva virgen extra haya estado en tu despensa incluso antes de la dieta keto, porque es fácil de usar para cocinar o saltear, pero también como aderezo para ensaladas o sobre verduras recién asadas. Otro beneficio de esto es que combinar el aceite de oliva con verduras ayuda al cuerpo a absorber más fácilmente ciertas vitaminas, como A, D, E y K. Aceite de canola El aceite de canola es un alimento básico de la cocina y hay una buena razón para tenerlo a la mano si sigues la dieta cetogénica: su ligero sabor no sólo lo convierte en una gran opción para freír o saltear, sino que también contiene una dosis moderada de omega-3, por lo que es beneficioso para todos. Mantequilla Con esta opción que hace de la dieta keto más atractiva sólo tienes que asegurarte de elegir una mantequilla de alta calidad, que sea más rica en ácidos grasos omega-3. Sin embargo, la mantequilla sigue siendo una grasa saturada, por lo que es importante usarla con menos frecuencia que otras grasas insaturadas. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD