Cómo cocinar un huevo duro
Ideas para Fiestas

Cómo cocinar un huevo duro

Por Kiwilimón - Junio 2012
  No obstante se considera una tarea fácil, preparar un huevo duro debe tener un método para lograr que éste tenga una textura adecuada. Usualmente cocemos los huevos en exceso y como resultado se obtienen yemas con bordes verdes, por ejemplo; o en otras ocasiones resulta que no se cocinaron bien. El truco está en poner los huevos en una olla con agua fría, de forma que el agua los cubra por más de dos centímetros y medio. Luego, cuando el agua alcance el punto de hervor, se baja el fuego al mínimo, el objetivo es que el agua se mantenga caliente. Los huevos se cocinan por unos diez minutos, luego de ese tiempo se apaga el fuego y se colocan los huevos en un recipiente con agua con cubos de hielo por espacio de un minuto. Después, se sacan y se aplastan ligeramente sobre una superficie dura, de forma que toda la cáscara se raje y se vuelven a colocar en el agua con hielo por cinco minutos. Finalmente se pelan los huevos y se nota la diferencia con una yema color amarillo brillante y una clara cocida pero suave. Recetas de cocina recomendadas con huevo duro (te recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles) Huevo Duro Relleno Estos ricos huevos duros están rellenos de la yema de huevo batida con aceitunas negras, perejil y mostaza. Albondigas Rellenas de Huevo Duro Estas albóndigas van rellenas de huevo duro y cocidas en una salsa de tomate. Se sirven con arroz blanco y tortillas. Esparrágos con Huevo en Aderezo Parmesano Este platillo de espárragos lleva un aderezo de queso parmesano y huevo duro en trocitos encima. Es delicioso como primer plato en una cena. Spaghetti con Salmon Ahumado y Alcaparras Sencilla receta de pasta con salmón ahumado cocinado en una salsa cremosa con alcaparras, un toque de vodka y huevo duro.
Ensalada Nicoise La ensalada nicoise es un plato típico de la región de Niza en Francia. Esta ensalada lleva jitomates, atún, aceitunas negras, huevo duro, y papas. Pan Huevo Un delicioso desayuno, que involucra pocos ingredientes y mucha diversión para prepararlo.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Día de Muertos es una fiesta reconocida en el mundo entero que da identidad a todos los mexicanos. Su colorido, sus olores, las tradiciones y todo lo que la rodea hace que sea una experiencia de sensaciones y muchos sentimientos.Sin duda, el elemento más importante dentro de este festejo es la ofrenda de muertos. La ofrenda es una gran tradición mexicana que debemos preservar y que consiste en varios pisos, donde se fusionan el sincretismo de las religiones prehispánicas con la religión católica.Los niveles básicos de una ofrenda de muertos son el cielo y la tierra, pero puede tener hasta siete niveles, donde cada escalón simboliza los pasos necesarios para llegar a Mictlán, el inframundo en la mitología mexicana y el lugar del eterno reposo.Así, la ofrenda se coloca sobre una mesa, en alguna habitación dentro del hogar, y será éste el lugar donde estarán las ofrendas del Día de los Muertos, para las almas que vengan de visita.Según la creencia, los objetos y la comida colocada en la ofrenda atraen a los espíritus y sirven para facilitar el viaje desde Mictlán hasta las casas de sus familiares, con el fin de disfrutar una noche de fiesta, con ellos, una vez más.Se sabe que hay que que poner la comida que le gusta a nuestros seres queridos que han fallecido, pero ¿qué se hace con la comida de la ofrenda de Día de Muertos después?A pesar de que la tradición dicta que los familiares vienen del más allá para disfrutar de la comida y muchas personas creen que después de la visita los alimentos quedan sin sabor, te daremos algunas opciones de lo que se puede hacer con la comida al quitar la ofrenda.En realidad, la mayoría de los alimentos se pueden comer y, en algunas ocasiones, se reparten entre las personas que ayudaron a colocar el la ofrenda. Algunos alimentos preparados, como guisados, es mejor desecharlos, pues no es higiénico comerlos después, debido a los días que estuvieron en la intemperie. Si ya sigues prácticas de reciclaje de alimentos en casa, no dudes en hacerlo con estos alimentos también.Ahora que lo sabes, no queda más que disfrutar de estos momentos en familia y para preservar nuestras tradiciones.
Dicen que si quieres conocer a una ciudad y su sociedad, no hay nada mejor que recorrer sus mercados, ya que ellos son puntos de encuentro para las personas donde se reúnen a comprar y vender los productos que son base en sus hogares. En la CDMX, en cada colonia nos podemos encontrar al menos uno, del cual su colorido y diversidad te van a enamorar. Pero hay varios mercados que por su trascendencia y prestigio es necesario que los conozcas.Mercado de JamaicaEste mercado, famoso por su variedad de flores y hermoso colorido, está ubicado en la calle Guillermo Prieto 45, Venustiano Carranza, Jamaica, a unos pasos del metro Jamaica, llamado así en su honor. Llegar al Mercado de Jamaica, es toda una experiencia sensorial, visual y olfativa, es transportarte a un paraíso lleno de las variadas y maravillosas flores que son lo más característico del mercado, ya que ofrecen una variedad cercana a los cinco mil tipos de flores y plantas, sin embargo no es lo único que hay, pues también puedes encontrar frutas y verduras, piñatas, dulces, abarrotes, jarciería, además de ropa y calzado, sin duda ¡Tienes que conocerlo!La MercedEste mercado es el más antiguo de la CDMX, y es un gran centro de abasto de alimentos. Diablitos, carpas de colores, antojitos, artículos de cocina, dulces típicos y todo para tu negocio de comida es lo que puedes encontrar en los pasillos de este tradicional lugar. El Mercado de la Merced es el mayor mercado de la Ciudad de México. Cuenta en su interior con una estación del metro (Metro Merced) y genera casi 500 toneladas de basura en un día. ¡Imagínate! Con su gran diversidad de productos de todo, satisface todas las necesidades del cliente nacional y extranjeros que diariamente lo visitan. Mercado de SonoraEste lugar tiene un sin fin de productos esotéricos y de brujería para todo tipo de cultos: santería, chamanismo, para fieles de la Santa Muerte, de San Judas, San Charbel y otras veneraciones. Miles de personas acuden diariamente a hacerse limpias o consultas de cartas, tarot y otras adivinaciones. Animales exóticos, plantas medicinales y hierbas, veladoras para conseguir trabajo, para “atraer” al ser amado y para cortar la mala vibra.Mercado de San JuanEste mercado es un recorrido imprescindible en la Ciudad de México, ya sea para turistear, comer delicioso o tomar fotos, es ya un sitio especial para gente local y extranjeros por su increíble diversidad de comestibles finos, exóticos y productos gourmet.Carne de león, salas de chapulín, lechón, cabrito, conejo, codorniz, arrachera, armadillo, venado, búfalo, alacrán, escamoles, chapulines, jumiles, acosiles y comida que parece sacada de una película es algo de lo que puedes encontrar en este impresionante mercado. Te recomendamos comer en alguna charcutería y probar los quesos finos.Si hay un lugar mágico en todas las ciudades sin duda son los mercados, y si no conoces estos lugares especiales ¡Tienes que conocerlos para que te enamores de lo que ahí puedes encontrar!
Comer no es sinónimo de nutrirnos. Sí, quizá pienses que estás bien alimentado porque comes varias veces al día, pero cabe la posibilidad de que estés malnutrido y no lo sepas.Cuando escuchas la palabra malnutrición, seguramente se te vienen a la mente imágenes de niños en estado de emaciación, donde los huesos son visibles en la piel, es por esto que frecuentemente se nos olvida lo que malnutrición significa.¿Qué es la malnutrición?De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la malnutrición es tanto las carencias como “los excesos o los desequilibrios de la ingesta de nutrientes de una persona”, y abarca dos tipos de afecciones.La desnutrición, la cual abarca el retraso del crecimiento en cuanto a estatura; la emaciación que es el peso menor al que corresponde a la estatura o la edad, y falta de vitaminas y minerales importantes.El segundo es el sobrepeso y la obesidad. Esto se enfoca en todas las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación, como cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes y cáncer. A grandes rasgos, el término malnutrición se refiere a comer muy poco, comer mucho, combinar incorrectamente los alimentos, ingerir alimentos con poco valor nutricional o alimentos contaminados.Otro de los pensamientos errados sobre la malnutrición es que se cree que el hambre es un problema que afecta a países tercermundistas, mientras que la obesidad, a países de primer mundo; sin embargo, debes saber que esto es un problema global, que nos afecta a todos.Y no sólo eso, según datos de la OMS, una de cada tres personas sufre algún tipo de malnutrición. Es más común de lo que crees ver a personas con diferentes formas de malnutrición convivir en el mismo país, en la misma comunidad y, a veces, hasta en la misma familia. El problema es tan grave que los gobiernos, así como la Organización Mundial de la Salud y Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, están realizando acciones en conjunto para erradicar la malnutrición. En casa, podemos prevenir esta afección organizando nuestras comidas y haciendo mejor selección de los alimentos que vamos a consumir. Y a nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD