Consejos para decorar tu mesa en Navidad
Ideas para Fiestas

Consejos para decorar tu mesa en Navidad

Por Kiwilimón - November 2011
La decoración de la mesa en la cena de Navidad es importante y para ello debemos tener cuidado y mucha precisión en todos los detalles para que todo salga a la perfección. Manteles, servilletas, cubiertos, platos, charolas, adornos, y más, son los elementos que forman parte de una cena Navideña elegante y perfecta. Toma nota que a continuación te enlistamos algunos consejpos e ideas que deberás considerar. Manteles con motivos navideños Antes de poner el mantel deberás colocar un hule para proteger la mesa. Después el mantel. Plánchalo para quitarle todas las arrugas que se quedan por haber estado doblado. A la hora de elegirlo, intenta que sea blanco, para que resalte todo lo que pongas sobre la mesa. También puedes comprar alguno blanco con un pequeño motivo navideño. Intenta que no sea muy recargado. Si prefieres darle un toque de color a la mesa y optas por un mantel verde o rojo, intenta que los colores del resto de la mesa sean blancos. El mantel deberá colgar por los laterales no más de un tercio de la distancia que haya de la mesa al suelo. Servilletas ad hoc Las servilletas deberán ser de tela y combinarán con el mantel, no importa que sean de papel, pero de calidad. El tamaño ideal son unos 40 centímetros. Deberás colocarla en el lado izquierdo del comensal o encima del plato, pero nunca dentro de una copa. En ocasiones se considera que la servilleta sólo se coloca en el lado derecho una vez que se ha terminado de cenar. El centro de mesa El centro navideño no debe tener una altura superior a unos 30 centímetros para que no moleste a los invitados. Puedes hacer uno casero poniendo en una fuente flores secas, piñas, lazos y velas. Si la mesa es muy grande, puedes colocar dos centros. Si quieres poner velas házlo sobre unos candelabros. La vela sólo deberá estar encendida cuando la cena sea por la noche y la vela no debe tener olor, para que no moleste al paladar. Lúcete con la vajilla Lo primero, el bajoplato, después el plato llano y por último el hondo. Si la vajilla tiene algún dibujo éste deberá quedar a las doce en punto. El borde del plato mayor deberá estar alineado con el borde de la mesa. Las copas en órden Las copas hay que colocarlas en la parte derecha superior de los platos. Coloca, de izquierda a derecha, la del agua, seguida de la de vino blanco y por último la de vino tinto. Al ser Navidad puedes poner también la de champán. Normalmente se sacan al final para no cargar mucho la mesa. Colocando el pan A la izquierda de los platos deberás poner otro platito más pequeño para dejar el pan. Si vas a poner mantequilla puedes dejarla a la derecha en otro plato con un cuchillo especial para untar. El órden de los cubiertos A la derecha del plato deberá estar el cuchillo, con la parte afilada mirando hacia el plato, y la cuchara. A la izquierda, el tenedor. Los cubiertos deberán estar colocados desde el exterior hasta el interior siguiendo el orden de los platos. Si hay algún cubierto especial para el marisco (pinzas) deberán estar a la derecha. Los cubiertos del postre los puedes colocar en la parte superior del plato.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando hacemos ejercicio, lo que comemos se convierte en una parte importantísima para lograr nuestros objetivos. De hecho, se ha comprobado que lo que comemos antes y después de hacer ejercicio influye directamente en el entrenamiento y en los resultados. Qué comer antes de hacer ejercicio es tan importante como qué comer después: se trata de obtener y recuperar la energía y los nutrientes que utilizamos, y la alimentación previa al ejercicio físico es la más importante, ya que de ahí tomamos el combustible que necesitamos.Aunque lo mejor es consultar a un especialista en nutrición, para que te arme un plan de acuerdo con tu edad, fisionomía, ritmo de vida, tipo de entrenamiento y objetivo, aquí encontrarás recomendaciones de lo que puedes comer previo y posterior a hacer ejercicio. ¿Qué comer antes de entrenar?Lo que recomiendan los expertos es comer alimentos ricos en carbohidratos, pues estos te ayudarán a tener energía y a mejorar el rendimiento y la resistencia. Procura que estos alimentos sean bajos en grasa y azúcares, y moderados en proteínas, por ejemplo:Un plátano, pues tiene potasio, que te será de gran utilidad a la hora de hacer alguna actividad física, además de que regulará el agua en tu organismo.Tomar agua suena simple pero no lo es. El agua, además de hidratar y mantener la temperatura de tu cuerpo, es importante para evitar calambres y desmayos por la pérdida de electrolitos.La avena es uno de los mejores alimentos que puedes comer antes de hacer ejercicio, pues tiene fibra, potasio y otros micronutrientes que funcionan para mantener el nivel de tus electrolitos. Además, contiene calcio y fósforo, que actúan en tus músculos cuando estás trabajando y hasta en la recuperación. ¿Qué comer después de entrenar?Lo más seguro es que después de hacer ejercicio salgas con mucha hambre, pero es importante que resistas la tentación, evites comer cualquier cosa y mejor tomes decisiones inteligentes en cuanto a qué comer para favorecer la recuperación.Estos son algunos de los alimentos que puedes comer:El huevo es un alimento muy saludable para después de completar una exigente rutina de ejercicio, ya que tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Comer un puñado de frutos secos como almendras, nueces o pasas al terminar de hacer ejercicio es idóneo para restaurar energías. Además de sus beneficios nutricionales, están recomendados como alimentos para bajar el colesterol y ayudan a regular la presión sanguínea.Comer proteína, como pollo a la plancha o una lata de atún, te ayudará a obtener lo necesario para la reconstrucción muscular una vez terminado el ejercicio. Recuerda que la alimentación es igual o más importante que el ejercicio para cumplir tus propósitos, y aquí tienes una pequeña guía de lo que puedes consumir para hacer más efectiva tu rutina de ejercicios.
Es muy común que confundamos los tés, las tisanas y las infusiones, sobre todo porque la forma de preparación luce similar; sin embargo, cada bebida tiene sus características y aquí te vamos a enseñar a diferenciarlas para que seas todo un experto.TéEl té es una de las bebidas más antiguas y poderosas del mundo. Hay distintos tipos de té, con diferentes propiedades y beneficios, pero debes de saber que todos provienen de la misma planta de la familia de las camelias.El té puede ser verde, rojo, blanco y negro, y todas estas bebidas son diuréticas y estimulantes, y también muy benéficas gracias a sus propiedades antioxidantes. Té verde. El té verde se elabora con hojas no fermentadas u oxidadas, que una vez cosechadas, se dejan secar y se someten a tratamiento de calor. Entre las propiedades positivas que tienes se encuentra un nivel bajo de teína, aporta vitaminas A, C y D, es uno de los tés que más antioxidantes posee y se dice que disminuye el nivel de glucosa, fortalece la memoria, ayuda a bajar el colesterol y previene la artritis. Té rojo. También conocido como phu erh, se descubrió de manera casual al tratar de alargar la conservación del té verde, es un gran auxiliar en la pérdida de peso, ayuda a la digestión, tiene antioxidantes, potencia el sistema inmune y te ayuda a mejorar el estado de ánimo. Té blanco. Este té es tan bueno que por mucho tiempo se creyó que otorgaba la eterna juventud y hasta la inmortalidad. Es uno de los tés con más antioxidantes, ayuda a tener una piel y cabello más sanos, y retrasa el envejecimiento, por lo que lo de la eterna juventud no está tan lejos de la realidad. Té negro. El té negro es el más intenso de ellos, tiene una oxidación mayor, por lo que contiene también más cafeína. Esta bebida ayuda a tener un estado de alerta mental, ayuda a la concentración, fomenta el aprendizaje, potencia la memoria a corto y a largo plazo.Tisanas El principal error que cometemos es confundir los tés con las tisanas, sin embargo, la principal diferencia radica en que el té contiene teína y la tisana está compuesta de extractos de plantas.Otra diferencia es la manera de hacerlo, pues aunque parezca igual a la del té, no lo es. Mientras el té necesita que se dejen reposar las hojas entre 3 y 4 minutos en agua caliente, a una temperatura de entre 80 y 95 ºC, la tisana requiere que las plantas secas se pongan en agua hirviendo y se dejen reposar unos 15 minutos, con el fin de que los aromas y propiedades de las plantas se desprendan.Hay dos tipos de tisanas populares:Tisanas Frutales: por lo regular a base de jamaica y manzana, y se les agrega otras frutas como ingrediente principal. Una tisana muy popular es “Fresa kiwi”.Tisanas Herbales: pueden tener una mezcla de varias hierbas o flores. Manzanilla, menta y hierbabuena son de las más populares.InfusionesLas infusiones son bebidas que se obtienen a través de hojas, flores, hierbas, plantas, frutos o semillas que se dejan reposar en agua caliente sin que llegue al punto de ebullición y no necesariamente tienen teína.Para hacer una infusión se puede usar cualquier sustancia vegetal por su sabor y aroma. Esto hace que la infusiones sean de variedades inimaginables. Por ejemplo, pueden tener una parte de flores, de frutos, de frutos secos, de semillas, de hierbas aromáticas o medicinales, de cortezas, e incluso raíces. Las más populares son la manzanilla, la menta, la melisa, el mate y también el café, que aunque no se conoce como una infusión, lo es.Ahora ya sabes las principales diferencias entre té, tisana y las infusiones y la manera de preparar cada una. Te invitamos a probarlas, experimentar con sabores y así encontrar la bebida que más te guste y que más le aporte a tu bienestar.
Llevar un estilo de vida saludable a veces nos parece muy complicado, porque nuestras rutinas están llenas de mil actividades.Sin embargo, puedes mejorar tu rendimiento durante el día incluyendo alimentos que te ayuden a tener energía y a fortalecer tu organismo, lo único que necesitarás será mezclar fruta y bebidas vegetales o agua y ¡listo!Si te preguntas cómo hacerlo de manera sencilla, orgánica y sin tener que invertir mucho tiempo, puedes empezar por procurar desayunar algo ligero pero poderoso, como alguna de estas bebidas.Un smoothie de chocolate te ayudará a empezar el día con fibra, carbohidratos complejos, minerales y guaraná. Por ejemplo, el Organic Chocolate Smoothie Mix de Nature’s Heart te proveerá de guaraná, para mejorar tu memoria y la combinación con el cacao te da energía y antioxidantes.Otra opción puede ser un smoothie con moringa, wheatgrass, espirulina, lúcuma y mezquite, que te brindará proteínas, fibra, antioxidantes, vitamina B, hierro y magnesio, además de un efecto détox. Diez gramos de proteína, probióticos y enzimas digestivas, combinados con tu fruta favorita, es todo lo que se necesita para sacarle el máximo provecho a tu día. Todos estos beneficios y más los encuentras en este smoothie mix todo en uno, que combina sabor y funcionalidad. Si lo que buscas es vitalidad y bienestar, entonces la mezcla de omegas, antioxidantes, minerales y proteínas te mantendrá satisfecho y potenciará tu día, además de que este smoothie también incluye canela y vainilla, lo cual le da un sabor intenso.Por último, un smoothie con maca, mezquite y lúcuma aumentará tu energía, resistencia y mejorará tu estado de ánimo, pues es ideal para el equilibrio hormonal, reduce la ansiedad y ayuda con la falta de concentración.Atrévete a preparar estos smoothies que son muy prácticos y funcionales, todos son veganos y te ayudarán de una manera muy fácil a encontrar ese extra de energía, concentración y bienestar que estabas buscando.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD