Desayunos Para el Día de las Madres
Día de las Madres

Desayunos Para el Día de las Madres

Por Kiwilimón - April 2012
Cada día 10 de mayo se llena de amor y festejos. Las mamás se ven llenas de regalos y apapachos en este su día. Muchos de los papás e hijos piensan en qué regalarles y cómo consentirles. Por ello, una de las mejores sorpresas es iniciando el día con un desayuno delicioso. Aquí les dejamos una lista de 5 recetas deliciosas para sorprender desde la mañana a la mujer más amada de la casa. Tomen nota. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para más detalles) Waffles con Carpaccio de Plátano con Cajeta Ricos waffles hechos en casa con carpaccio de plátano y cajeta. Rollo de Hojaldre con Jamon y Queso Delicioso rollo de hojaldre relleno de jamon y queso. Esta receta les gustara a todos, niños y adultos y es muy sencilla de preparar. Hotcakes de Frutas Esta receta la utilicé unicamente en venta para mis amigos el cual dio resultado bueno. Tostadas Francesas Deliciosas Para acompañar tu desayuno. Tipicas americanas. Huevos Benedictinos con Jamón Estos ricos huevos benedictinos se preparan con salsa holandesa, se sirven sobre pan tostado y jamón y van cubiertos en salsa holandesa.  
Para conocer más recetas de desayunos, haz click aquí
   
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Todos los años esperamos con ansias las posadas, pero ¿sabemos en realidad por qué las celebramos? Esta es la historia del origen de las posadas. Como la gran mayoría de las tradiciones mexicanas, la historia de las posadas se remonta a la época prehispánica. Antes de la Conquista española, los indígenas celebraban en diciembre fiestas en honor a su dios Huitzilopochtli. Las festividades, que duraban varias semanas, cerraban con reuniones simultáneas por todas las casas en las que se daban alimentos a los invitados. Casualmente estas fiestas coincidían con las celebraciones católicas de los españoles, por lo que estos las aprovecharon para evangelizar a los pueblos indígenas. Después de varios años de la Conquista, en 1587, el fray Diego de Soria obtuvo un permiso del papa para comenzar a celebrar las misas de aguinaldo. Con esto lo que buscaba el sacerdote era sustituir las fiestas en honor a Huitzilopochtli para que los indígenas comenzaran a celebrar la Navidad. Las misas de aguinaldo se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre y eran una mezcla de misas con representaciones de los pasajes de la biblia. La intención de esto era evangelizar a los indígenas y mostrarles todo lo que habían tenido que pasar María y José antes del nacimiento de Jesús. En un principio las misas se organizaban dentro de la iglesia. Aprovechando la amplitud de los espacios del templo, los agustinos – quienes fueron los primeros en organizarlas – celebraron las primeras misas de aguinaldo dentro del convento de Acolman. Tanto españoles y criollos como indios asistían a estos eventos en los que al finalizar el rito religioso se repartían regalos y comida. Con los años se fueron incorporando más elementos a las fiestas (piñatas, cánticos, velas, dulces) y estas lograron mayor popularidad. Las personas comenzaron a celebrar lo que se conocía originalmente como las misas de aguinaldo en sus casas y barrios, hasta convertirse en lo que hoy conocemos como posadas. El significado de las posadas podría haber cambiado, pero no hay duda de que siguen siendo una de las fiestas más esperadas en México. ¿Tú ya organizaste tu posada? Estas recetas son perfectas para una posada: Pastel de tamal con carne adobada Tamales oaxaqueños de mole Chocolate caliente mexicano Sidra de manzana y canela   Fuentes: http://www.milenio.com/opinion/dr-sergio-antonio-corona-paez/cronica-de-torreon/origen-de-las-posadas-navidenas https://www.ngenespanol.com/travel/origen-de-las-posadas-en-mexico/  
La Navidad es una de las fechas más importantes para los niños, y no solo por los regalos. Los colores, la decoración, los postres y el ambiente general que se vive en esta época hacen que la Navidad sea una fiesta muy especial para los pequeños. Sin embargo, al momento de organizar las celebraciones navideñas, muchas de estas reuniones parecen estar hechas pensando solo en los adultos. ¡Gran error! Asegúrate de que todos tus comensales, incluyendo tus hijos y los de tus invitados, disfruten por igual la cena de Navidad siguiendo estas recomendaciones:Haz un ambiente agradable para ellos.Las fiestas en las que la decoración está tan perfecta que los invitados no deben moverse de su lugar para no arruinar nada son una verdadera pesadilla para los chiquitos. Si sabes que vas a recibir niños en tu cena de Navidad, prepara un espacio especial para ellos. Una mesa en la que no importa si tiran el refresco o donde los centros de mesa no pueden romperse. Con este pequeño detalle tú estarás más a gusto y ellos más tranquilos.Déjalos que participen.A los niños no les gusta llegar a un lugar, sentarse y solo ser observadores. Dales la oportunidad de participar y disfrutar del espíritu navideño. Antes de que lleguen, hornea unas galletas con formas variadas y haz betún de diferentes colores. Cuando los niños estén en tu casa, pídeles que te ayuden a decorar las galletas. Probablemente no queden tan bien como las tuyas, pero ellos estarán encantados de colaborar.Ofrece comida especial para los pequeños.Otro gran error de las fiestas navideñas es la comida. Sí, por supuesto el foie gras, el caviar, los ostiones o el queso azul son alimentos delicatesen, pero sus sabores son demasiado fuertes para el paladar de un niño. Cuando vayas a tener invitados infantiles prepara un menú más ad hoc con sus gustos. No tiene que ser una comida súper elaborada, solo algo con lo que están familiarizados.Organiza actividades que les gusten.Es ingenuo pretender que un niño puede llegar a una reunión, sentarse, platicar y convivir con el resto de los invitados como lo haría un adulto. A los niños les gusta estar haciendo algo. Y si no quieres que se entretengan con las esferas de tu árbol de Navidad, mejor organiza alguna actividad. Tal vez alguna manualidad o un juego.Recetas especiales para niños:Pasta de coditos con jamón fríaQuiche de jamón y queso Galletas de azúcar navideñas Galletitas de mantequilla
¿Conoces el origen de las papas a la francesa? Se dice que los norteamericanos les pusieron el nombre de “french fries” pero el país de origen se disputa entre Francia y Bélgica, te contamos por qué. Varias teorías indican que durante la Primera Guerra Mundial, por la escasez de alimentos, los belgas pescaban en el río peces pequeños y los freían en manteca y mantequilla, pero cuando el río se congelaba y no era posible pescar, freían papas cortadas en bastones para sustituir a los peces fritos. Cuando los soldados norteamericanos llegan a la región, les apodan “french fries” sin ser francesas propiamente. A lo largo de la historia, las papas francesas son conocidas bajo ese mismo nombre, incluso, hoy en día se han convertido en una guarnición de platillos internacionales, como hamburguesas, “hot-dogs”, cortes de carne, pescados e incluso como una deliciosa botana. Normalmente la forma de cocinar estas ricas papas es: quitar la cáscara, picar en bastones, remojar en agua para que suelten el almidón y finalmente freír entre 160°C y 180°C. Pero, ¿qué pensarías si te diéramos varias opciones para saltarte los tres primeros pasos y obtener tus papas fritas caseras, como si fueran de restaurante, igual de crujientes, deliciosas y además que puedas guardarlas por largo tiempo? Eso se puede lograr gracias a la gran variedad de productos que McCain, el experto en papas,  ha ideado para agilizar el procedimiento y obtener unas ricas papas francesas casi de forma instantánea.  A demás, ¿sabías que las papas congeladas tienen un gran sabor y además sí conservan nutrientes? este es el secreto de McCain. Cabe señalar que las papas congeladas absorben menos aceite que las frescas, siempre y cuando se cocinen correctamente y se frían directamente de congeladas al aceite caliente. De hecho, las papas congeladas de la gama de productos de McCain están diseñadas para conquistar cualquier paladar. Incluso, se siembran en el campo, se cosechan y después pasan por un estricto control de calidad en el que se seleccionan las mejores para así mantener un sabor de alta calidad y poder finalizar el proceso con cortes específicos. Puedes elegir entre cortes rectos, delgados, ondulados, gajos sazonados, o en forma de caritas. ¿Sabías que las papas congeladas conservan sus  nutrientes? Éstos son: hierro, vitamina C y  fibra soluble; Te damos algunas recetas que son perfectas para que acompañes con Papas a la Francesa: Mini Pastel de Carne con Tocino Hamburguesa con Queso Pollo a la Mostaza Papas Gajo a los Tres Chiles con Aderezo de Cilantro Tiras de Pollo Crujientes con Miel y Chipotle Guacamole con Camarones Adobados
Prepárate para celebrar el 2 de noviembre a lo grande. Haz tu propio altar de muertos a la manera tradicional. Aquí te decimos cuáles son los elementos que no pueden faltar en tu altar de Día de Muertos. Flores Algo básico que siempre debe tener un altar de muertos son flores, pero no de cualquier tipo. Las tradicionales son las de cempasúchil y terciopelo. Si quieres variar un poco el color también puedes usar nube, clavel o crisantemo. Incienso Aunque puedes usar el aroma de tu preferencia, el incienso predilecto para el Día de Muertos es el copal. Desde la antigüedad se creía que el olor de esta resina tenía el poder de liberar un lugar de los malos espíritus para proteger el camino de regreso a casa de los difuntos. Velas Según la tradición, la luz de las veladoras guía a los difuntos hasta su altar, es por eso que es súper importante encenderlas (siempre bajo supervisión). Si tienes suficiente espacio, colócalas en forma de cruz en el piso. Sal De acuerdo con las creencias del Día de Muertos, la sal ayuda a purificar y proteger las ánimas en su viaje. Puedes colocar un poco de sal en un platito o formar una cruz con esta en el piso. Objetos personales Cuando el altar se ofrece al espíritu de un niño suelen colocarse juguetes para que cuando este lo visite pueda jugar. En el caso de los altares para adultos, siempre hay que agregar algún objeto personal. Por lo general se ponen gafas, sombreros, pipas, etc. Fotografía Algunas personas acostumbran esconder una foto del difunto, mientras que otras prefieren colocarla en el centro del altar para que sea visible. De cualquier manera, no olvides poner un retrato de la persona a la que dedicas el altar. Agua Jamás se te olvide poner un vaso de agua en un altar de muertos. Se cree que este elemento, además de ser un símbolo de pureza, permite que el espíritu se refresque después de su viaje. Comida Finalmente, el elemento más importante de un altar de muertos es, por supuesto, la comida. El Día de Muertos no se trata únicamente de honrar y de recordar con cariño a los difuntos. El altar del 2 de noviembre es una invitación para convivir con los espíritus de nuestros seres queridos, es por eso que los alimentos son tan importantes. Recuerda que sin una buena comida no hay fiesta. Ahora que ya sabes lo que necesitas para hacer tu altar de muertos, ¿qué estás esperando para ponerte a cocinar? Estos platillos son ideales para celebrar el 2 de noviembre: Calaveritas de azúcar para el altar Arroz rojo tradicional Mole con guajolote tradicional Alegrías   Fuentes: Mexicodesconocido.com.mx Vanguardia.com.mx Gob.mx Excelsior.com.mx Elsiglodetorreon.com.mx
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD