El Poder de las Almendras

Por Kiwilimón - Abril 2012
La almendra es el fruto seco con mayor porcentaje de proteínas, aunque no aporta todos los aminoácidos esenciales, pues es deficiente en lisina, metionina y cistina. Contiene además ácido oleico y linoleico, que es un ácido graso poliinsaturado esencial de la familia omega-6. En definitiva, se trata de un alimento rico en grasa, fibra, proteínas, vitaminas como la B1, B6, sobre todo E, ácido fólico y minerales. Ideal en caso de falta de energía. Su aporte de vitamina E ejerce un eficaz efecto antioxidante de las grasas poliinsaturadas, protege a las membranas celulares de la oxidación, y, por tanto, retrasa el envejecimiento. Por su alto contenido en ácido fólico, deportistas, adolescentes, estudiantes en época de exámenes, mujeres embarazadas o que lactan, y quienes padecen estrés, tanto físico como intelectual, son los que mejor pueden aprovechar las propiedades de la almendra. La fibra de la almendra dice adiós al estreñimiento y se ha demostrado que aún obteniendo por la ingesta de este fruto 320 calorías diarias, durante seis meses no se produce un aumento de peso. La razón es que su aporte en hidratos de carbono simples es muy baja y el de fibra muy alto. Los expertos consideran que un consumo adecuado está entorno a los 25 gramos al día, que suponen 150 calorías, una cantidad razonable. Por su riqueza en calcio, fósforo y magnesio la almendra es el fruto seco más indicado para mantener la salud del sistema músculo esquelético. Recetas de cocina recomendadas Una vez conocidos algunos de los beneficios de las almendras, por qué no preparar algo delicioso para compartir con la familia y los amigos. Toma nota de estas recetas que te sabrán deliciosas (te recomendamos hacer click en el título de la receta para más detalles). Arroz con Champinones y Almendras Los champiñones, almendras y el perejil hacen que este arroz sea un acompañamiento perfecto para pollo, pescado o verduras. Pastel de Almendras Este pastel de almendras, tiene un sabor y textura muy rico entre el bizcocho del pastel, el relleno cremoso y las almendras crujientes. Rico con un café. Panqué de Almendras Tostadas Un panqué de almendras,muy rico, fácil y super bonito a demás saludable que rescata los sabores tradicionales en una presentación actual ideal para recibir familiares. Pastel de Almendras Este rico pastel de almendras luce mucho por si solo o decorado con galletas y merengues. Tiene un toque de esencia de naranja y de almendra. Soufflé de Manzanas y Almendras Light Disfruta de este postre de manzana con almendras delicioso para la dieta. Sopa Fría de Chile Poblano y Almendras Deliciosa sopa de chile poblano con almendras que se sirve fría. Es rica si la sirves con unos camarones en el centro y almendras fileteadas.  
Para conocer más recetas con almendras, haz click aquí.
 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La evolución de la tortilla de maíz, de la época antigua a la actualidad
La tortilla es el pilar de la gastronomía mexicana, así como una pieza clave de nuestra identidad culinaria y de nuestra historia. Por si fuera poco, es un alimento versátil, nutritivo y económico, es por eso que es indispensable en todos los hogares mexicanos, ya que es una buena fuente de calcio.Si quieres conocer más sobre la historia de la tortilla, su origen y su evolución, en kiwilimón te decimos todo lo que tienes que saber sobre el alimento más mexicano de todos. Pues, aunque en México existen alrededor de 700 platillos que se pueden preparar con maíz, la tortilla es, y siempre será, la joya de la corona. ¿Qué es la tortilla? La tortilla de maíz es un pequeño disco hecho de maíz nixtamalizado o harina de maíz, el cual se puede preparar a mano o en máquinas industriales. Años más tarde surgieron las tortillas de harina, las cuales se preparan con harina de trigo y manteca o mantequilla, son más populares en el norte del país, mientras que las tortillas de maíz son imprescindibles en el centro y sur de México. El origen de la tortilla La tortilla, el pilar de la alimentación en nuestro país, es de origen prehispánico y se calcula que se creó alrededor del año 500 a.c., según el estudio titulado “Elaboración y consumo de tortillas como patrimonio cultural de San Pedro del Rosal, México”. Sin embargo, diferentes estudios han señalado que los antiguos habitantes de nuestro país habrían domesticado el maíz e inventado el proceso de nixtamalización entre el año 400 a. C. y el año 100 d. C. En la "Historia general de las cosas de Nueva España", escrito por Bernardino de Sahagún entre 1540 y 1585, el religioso español explica la gran variedad de tortillas que existían en el país: Las tortillas que cada día comían los señores se llamaban totonqui tlaxcalli tlacuelpacholli, que quiere decir “tortillas blancas y calientes dobladas” (...) comían también cada día tortillas que se llamaban ueitlaxcalli; quiere decir “tortillas grandes”, estas son muy blancas y muy delgadas y anchas, y muy blandas (.…) otras tortillas que se llaman cuahuhtlacualli; son muy blancas y grandes, y gruesas y ásperas. Otra manera de tortillas se llamaban tlaxcalpacholli; eran blancas, y algo pardillas, de muy buen comer. (…) unos panecillos, no redondos sino largos, que llaman tlaxcalmimilli; son rollizos y blancos, y del largor de un palmo. (…) Otra manera de tortillas llamaban tlacepoalli tlaxcalli, que eran ahojaldrados; Usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera de ellas se llaman tianquiztlacualli; quiere decir “tortilla o tamal que se vende en el tiánquez”. Otra que se llama íztac tlaxcalli ética tlaoyo, quiere decir “tortilla muy blanca que tiene dentro harina de frijoles no cocidos” (…) Comían unas ciertas tortillas hechas de las mazorcas frescas del maíz, que se llaman elotlaxcalli o xantlaxcalli; otra manera de tortillas hechas de mazorquillas nuevas de maíz, que se dice xilotlaxcalli.Cabe mencionar que el maíz, y las tortillas, eran tan importantes para los pueblos indígenas que Tlaxcala era conocido como “el lugar de tortillas o pan de maíz”. Según información publicada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en Tenochtitlán existían varios mercados en los que se vendían tortillas solas o con chile carne, miel, huevo, mole y otros acompañamientos.También puedes leer: ¿Cómo hacer tortillas de colores? La evolución de la tortilla Además de ser la única cuchara comestible en el mundo, la tortilla se ha convertido a un elemento imprescindible en la gastronomía mexicana porque se utiliza para preparar todo tipo de platillos: enchiladas, tacos, chilaquiles, totopos, tostadas, quesadillas, flautas, entre muchos otros. Dependiendo del maíz que se utilice para su producción, podemos encontrar tortillas blancas, amarillas, azules y moradas. La revolución de la tortilla Durante la época antigua se utilizaba el metate para moler maíz nixtamalizado, para después formar las tortillas y cocerlas en comales. Sin embargo, todo cambio durante la colonización, pues llegó el molino y años después la máquina de tortillas, un instrumento que cambió la historia de la tortilla y de la producción de alimentos en nuestro país. En nuestro país, comenzaron a inventarse y patentarse máquinas para hacer tortillas desde mediados del siglo XIX, sin embargo, la máquina tortilladora que de verdad cambió la industria alimenticia no salió a la luz hasta 1963, cuando Fausto Celorio creó y patentó una máquina con un sistema de rodillos para troquelar y transportar la tortilla, además, esta funcionaba con gas y no petróleo. Según información publicada por el Archivo General de la Nación, antes de Fausto Celorio, Julián González, presentó una patente para pulverizar todo tipo de granos en 1859. Años más tarde, Genaro Vergara presentó una máquina más moderna para la producción de tortillas.También puedes leer: Maizajo, kiwifav de la semana
El pipián, un platillo prehispánico con mucha historia
El mole de pipián es una de las recetas mexicanas más antiguas y deliciosas que existen en nuestro país. Es un platillo que se disfruta a la hora de la comida y durante reuniones familias, pero también durante fiestas tan importantes como el Día de Muertos. El pipián, también conocido como pepián, es un tradicional platillo mexicano que se prepara a base de una salsa espesa preparada con pepitas de calabaza, especias y otros ingredientes, para luego acompañarse con pollo, pato, cerdo, res y hasta conejo. Cabe mencionar que no solo existe un tipo de pipián, pues dependiendo de la región, hay pipián verde, pipián rojo y pipián blanco. Por otro lado, esta salsa es tan popular en nuestro país que suele venderse en pasta o polvo, para que su cocción sea más fácil y práctica. Un dato interesante sobre el mole de pipián es que fue creado por los pueblos prehispánicos, quienes acompañaban la salsa preparada a base de pepitas y chiles con pescado o carne. Según los expertos, en la antigüedad, el pipián se preparaba con carne de gallina bañada con una salsa de chile rojo, tomates y pepitas molidas. En aquellos años, el mole de pipián era tan importante que era uno de los platos favoritos del emperador Moctezuma, así lo relató Fray Bernardino de Sagahún en la “Historia General de las Cosas de la Nueva España”, también señaló que se le llamaba totolin patzcalmollo. Años más tarde, después de la colonización, las monjas se encargaron de modificar la receta al añadir especias, hierba y carne de pollo o cerdo.También puedes leer: 5 datos curiosos del chile en nogada que no conocesPipián verde, blanco y rojoEl tradicional pipián se puede preparar de diferentes maneras: verde, blanco y rojo. Por ejemplo, en el Estado de México este mole se prepara con pepitas, perejil, lechuga, chile poblano, chile verde, cilantro y epazote. Mientras que en la Ciudad de México se prepara el pipián blanco a base de pepitas, chile güero y almendras. En el estado de Guerrero, el pipián se prepara con pepita, pollo, tomate, chile verde, ajo, pimienta, comino, orégano y clavo. En Oaxaca, el pipián se disfruta durante la vigilia y que cocina con pepitas, chile chilhuacle, chile ancho, chile guajillo, masa de maíz y ajo. En Puebla el más típico es el pipián verde, el cual requiere de pepitas tostadas, cebolla, tomate, chile serrano, hierba santa, cilantro y epazote. En el caso del pipián rojo, este se prepara con pepitas, chile pasilla, ajonjolí, clavo, pimienta, tortilla y jitomate. También puedes leer: 5 beneficios de comer pepitas de calabaza como colaciónEn Veracruz el pipián más popular es el verde, se acompaña con cerdo o pollo y papas cocidas. En la ciudad de Xalapa, el mole de pipián lleva un toque de chile chipotle y flor de izote. En el estado de Yucatán se come el pipián rojo y se requiere de pepitas, achiote, masa de maíz y chile seco. En Chihuahua también se prepara rojo, ya que se usa chile colorado para la preparación. Otras versiones de pipián incluyen ingredientes como nopal, xoconostle, chile poblano, epazote, perejil, cilantro, tomate verde, chile verde, lechuga, hierba santa, chilacayote, chícharos, ejotes, huevo, papa y camarón seco. Además de usar esta rica salsa para bañar pollo, pato, cerdo, res o pescado, también se usa para preparar enchiladas. Las mejores recetas de pipiánEn kiwilimón tenemos recetas de pipián para todos los gustos. ¡Aquí te decimos cómo hacer pipián desde cero!Filete de Pescado con Pipián VerdePierna de Cerdo en Pipían RojoCerdo en Pipián VerdeDelicioso Pipián Rojo con CerdoEnchiladas Tricolor de PipiánEnchiladas de Pipián RojoCarne de Cerdo en Pipián con CalabazasTambién puedes leer: 10 elementos que no pueden faltar en tu altar de muertos
Celebra el Mes de la Herencia Hispana a través de los sabores de Latinoamérica
Banderas, fuegos artificiales, desfiles y mucha comida unen a los latinos bajo un mismo sentimiento durante el mes de septiembre, pues el 15 de septiembre se conmemora el aniversario de la independencia de cinco países latinoamericanos—Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. Tan sólo un día después, México celebra su independencia el 16 de septiembre y un par de días más tarde, Chile festeja su independencia el 18 de septiembre.Las fiestas de independencia en América Latina han tenido una relevancia tal que del 15 de septiembre al 15 de octubre se celebra el Mes de la Herencia Hispana (Hispanic Heritage Month) en los Estados Unidos para reconocer la herencia, cultura, y tradiciones de las personas de origen hispano como patrimonio estadounidense. El origen del Mes de la Herencia HispanaEsta celebración se originó en el año 1968, cuando el Congreso autorizó al entonces presidente estadounidense Lyndon B. Johnson a emitir una proclamación anual que designaba la Semana Nacional de la Herencia Hispana. Dos décadas después, los legisladores extendieron la duración de la celebración a un mes, del 15 de septiembre al 15 de octubre como un recordatorio de las raíces y valores que tienen los Estados Unidos como una nación de inmigrantes. Desde entonces, durante el Mes de la Herencia Hispana se organizan una multitud de festejos, exhibiciones, y demás actividades especiales que celebran la herencia, cultura, tradiciones y extraordinarias contribuciones de los estadounidenses de origen hispano.Hoy en día, los estadounidenses de origen hispano tienen un papel integral en la experiencia estadounidense, ya que la herencia latina y la cultura hispana están cada vez más presentes en el país norteamericano en ámbitos tan distantes como la ciencia, la economía, la política, el arte, la música y la comida. ¿Cómo celebrar el Mes de la Herencia Hispana?El Mes de la Herencia Hispana es la celebración ideal para reconocer y valorar las maravillas de la gastronomía de Latinoamérica. Así como en México tenemos platillos tradicionales, cada uno de los países de América Latina tiene sus propios platillos típicos que se preparan durante las fiestas de independencia.Durante la fiesta de independencia de Costa Rica se disfruta del casado, varios tipos de empanadas y distintos tamales, mientras que en El Salvador no pueden faltar las populares pupusas. En Honduras celebran con distintas bebidas y comidas típicas como las baleadas y el chismol, mientras que en Guatemala disfrutan de platos nacionales como el jocón, el pepián, el caldo Kaq Ik y los tradicionales plátanos en mole. En Nicaragua se prepara el popular gallo pinto, mientras que en Chile las empanadas de pino, la carne a la parrilla y el mote con huesillo se disfrutan durante las fiestas patrias. En México, el festín del Día de la Independencia no estaría completo sin un rico pozole, las populares tostadas o los tradicionales chiles en nogada.Te puede interesar: Comida para las independencias celebradas el 15 de septiembre No cabe duda de que la mejor manera de celebrar el Mes de la Herencia Hispana es saboreando la deliciosa gastronomía de Latinoamérica.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD