Menú de desayuno para consentir a mamá
Día de las Madres

Menú de desayuno para consentir a mamá

Por Adriana Sánchez - Mayo 2021
Dale el mejor regalo del Día de las Madres a quien más amas con este delicioso menú para desayunar. Aquí te presentamos las mejores recetas de crepas, hot cakes y huevos para que le prepares a mamá un inolvidable desayuno este 10 de mayo.

Desayunos dulces

Si tu mami disfruta los sabores dulces, anímate a preparar cualquiera de estas 3 recetas que la dejarán con la boca abierta. Son 3 platillos dulces que además de desayuno, podrían servirte como un rico postre.


Desayunos salados

También te tenemos otras opciones en caso de que tu mami tenga preferencia por los sabores salados. Puedes consentirla con unas deliciosas crepas, un sándwich o unos irresistibles huevos divorciados.
Bebidas para acompañar

Dale la vuelta al clásico café y prepárale a mamá un rico carajillo con café de olla, un atole de chai o, incluso, un baileys casero para el regalo sea 100% hecho en casa.
¿Qué opinas de estos magníficos desayunos para el Día de la Madre?
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Una alimentación correcta y balanceada nos ayuda a sentirnos bien y es fundamental para tener una buena salud. Sabemos que en casa la familia es la más importante, por eso en #KiwiTeCuida tenemos una sección dedicada a recetas de comida saludable para toda tu familia, con las cuales podrás organizar tus menús semanales y sentirte bien con lo que preparas, pues están avaladas por una nutrióloga profesional y la USDA. Para inaugurar el reto de la semana que dedicaremos a cocinarle saludable a tu familia, tendremos una clase en vivo muy especial este lunes 14 de junio, a las 18 horas, con el chef Mau Eggleton, quien te enseñará a preparar unas tortitas de chayote en salsa de chipotle que son perfectas para nutrir a todos en casa. Además, en esta clase contaremos con la participación de Shadia Asencio, directora editorial de Kiwilimón, y Gina Rangel, chef y health coach, para que les preguntes todo lo que quieras saber para cocinar de forma saludable a tu familia. Algunas de las recomendaciones que nos adelantan las nutriólogas es que compres ingredientes frescos para cocinar, en lugar de alimentos procesados; que consumas frutas y vegetales de la temporada; que introduzcas semanalmente un ingrediente nuevo a la dieta familiar y, sobre todo, que cocines con toda la familia, para que los hagas conscientes de los ingredientes, los procesos y todo lo que hay detrás de cada bocado que se llevan a la boca. ¡Además te divertirás en grande con ellos! ¡Te esperamos este lunes 14 de junio en nuestra clase en vivo a través de nuestro Facebook e Instagram oficial! 
El padre ha sido considerado un símbolo de protección y cuidado, sin embargo, el arquetipo se ha redefinido con los años. Ejercer la paternidad hoy es una acción que se pinta con distintas tonalidades. No hay una sola forma de paternar así como no hay un solo tipo de padre. Las familias cambian, la forma de relacionarse cambia y con ellos las posibilidades de celebrar a aquellos seres que nos dotan de seguridad y nos hacen sentir fuera de peligro.Y como cada padre es un universo que refleja sus propios aprendizajes y gustos, queremos proponer algo para cada uno. Son cinco planes ideados para cinco tipos de padres. Nos encantará estar presentes en sus mesas de comedor, la mesita de centro o una mesa campirana para festejarlo. 1. ASADO EN CASAPara los amantes de la parrilla, la fiesta comienza con un par de kilos de carne, un guacamolito y la sensación de dominar el fuego. Si papá es goloso y emprendedor, podrían aventurarse a preparar unas costillitas al asador o incluso una discada de mariscos al estilo norteño. En la parrilla no deben faltar verduras, como nopales, e ingredientes para hacer una salsa martajada. La cocción será el complemento ideal para unos volcanes –tortillas doradas a la parrilla con queso– hechos al momento. Maridaje: un vino cabernet sauvignon como el Teziano de Valle de Guadalupe.2. ALREDEDOR DE LA TVA veces al Día del Padre sólo le hace falta una buena dosis de deportes y películas. Consiente al hombre de la casa regalándole una tarde libre de estrés, con buen descanso y amor de familia. Acomoden la comida en la mesita de la sala de la tele y agasájenlo con bocadillos para roer. ¿Qué tal unos esquites con tuétano, unas pizzas hechas al momento y alguno de estos hot dogs? Al terminar podrían divertirse con un juego de mesa o hacer alguna dinámica alrededor del deporte que se despliegue en el televisor. Alguien, ¿una cobija?Maridaje: una mezcla relajadita de merlot y cabernet franc como el de Arrogant Frog o una cerveza pilsner como la Principia Craft Pilsner o Vaquita Marina de Wendlandt.3. COMIDA FAMILIAR FÁCILAlgunos papás gustan de reunir a los suyos alrededor de la mesa, ponerse al día con cada miembro del clan, tener de fondo las risas de los hijos o los nietos. Para este plan sugiero preparar algo que pueda meterse al horno en un refractario y al cual no haya necesidad de emplatar. A mí me gusta este pastel azteca tricolor que enamora desde los ojos. Si papá es fan de las pastas, una lasaña de carne molida no fallará. Ninguna de las recetas requiere horno así que además de práctico es a prueba de bolsillos.Maridaje: para el pastel azteca opta por un vino fresco y ligero de la uva gamay como el Beaujolais Villages George Dubeuf; para la lasaña elige un Finca Villacreces de Ribera del Duero. 4. FESTEJO CON CENACuando la velada no es romántica, me gusta cenar con varios platos dispuestos al centro: preparaciones en versión petite con los que la familia puede interactuar y servirse a destajo. Las mesas así se sienten vibrantes, llenas de vida. Una opción fácil y rica son las tapas. Dispón una tortilla española al centro, unas croquetas de jamón serrano y pan. Si te quieres ponerte en mood celebración máxima, elabora una exquisita paella de mariscos. Maridaje: te propongo un rosé como el Trois Petit Cochons Roses; si a papá no le gusta los rosados, una cerveza lager como la Colimita será la opción. 5. PICNIC 4X4Tal vez a papá le gustan las experiencias al aire libre que le refresquen los y le despejen la mente. Para ellos les propongo un almuerzo de sándwiches, baguettes o paninis que cada uno se prepare. Solo hay que asegurarse de llevar las carnes frías suficientes, un par de quesos blandos y alguno que otro queso madurado. No te olvides de los condimentos, las guarniciones como las papas gajo y una pasta con ensalada rusa. De postre un pastel de chocolate con cerveza completará el momento. Busquen una mesa en medio de un parque nacional, pongan música y celebren rodeados de naturaleza. Maridaje: si tienes jamón serrano en tu sándwich te recomiendo una mezcla como la de Eclipse de bodegas El cielo.
Tortilla, relleno, salsa. Tres posibilidades que, con cierta dosis de creatividad, se vuelven infinitas. Una trilogía sencilla, justa en cada una de sus partes. Un número ecuménico sin aristas en el que nada sobra, en el que todo huele y sabe a armonía. Este gran portador del número tres –según la numerología, sinónimo de paz y estabilidad–, las enchiladas mexicanas, es uno de los platillos que han sabido colarse al día a día de los hogares. Las “enchiladas mexicanas” son cultura: son desde el antojito de puesto, la comida formal cuando se hornean, o el desayuno de los trasnochados. Las enchiladas son sustantivo, son adjetivo, porque ya saben, los mexicanos cuando nos enojamos, nos enchilamos. En el caso del alimento, la enchilada mexicana debe su nombre a la tortilla, ya sea que se remojó en salsa y se frío, o se le aplicó el sistema a la inversa. Si la tortilla va primeramente frita en aceite, hay que cuidar que la temperatura y la cantidad de la grasa sea suficiente para no entiesarla. Si va revolcada en salsa y luego frita, hay que tener buen tino para no convertirla en chilaquiles. Y es que la enchilada debe ir doblada. Es su promesa de marca, su sine qua non. No puede ir enrollada como unas flautas ni simplemente doblada; es símbolo de egoísmo si sólo lleva unas gotas de salsa; de tacos, si lleva la salsa por dentro; de chilaquiles, si va fragmentada. La enchilada debe ser suave, blandita; no sólo cocida al comal, para que penetre la salsa en su crispida superficie. El origen se remonta al calendario precolombino. El Códice Florentino hablaba de las chillapitzalli, unas tortillas enrolladas que se condimentaban con chile. De hecho, existía un oficio, el de la tlailacatzoa, en el que la cocinera se convertía en experta de doblar tortillas. Tras la Conquista se incorporaron a la receta decenas de ingredientes como el caldo de pollo en las salsas o las proteínas como el pollo y el cerdo. Como tal, “la tortilla enchilada” apareció por primera vez en el gran recetario de 1831, El cocinero mexicano.Las recetas fueron variando regionalmente. Ahora los dedos de las manos nos faltan para enumerarlas. Las variaciones tienen que ver con los chiles que se incorporan a la salsa. Aunque claro, en los rellenos y los ingredientes que las coronan están las acepciones; el diablo, dirían algunos. En algunos mercados como en Veracruz, el relleno va por fuera. En otros casos, la variedad está en la masa a la que se le incluye chile cascabel, como en el caso de las potosinas. Hay una enchilada mexicana para cada ocasión, para cada presupuesto. No faltan las de mole y guajolote para las ocasiones especiales, ni las frugales que se dejan ver cuando en el refrigerador hay más cervezas que ingredientes; tortilla, huevo y salsa de chipotle bastan para prepararlas. La versatilidad y capacidad de adaptación a lo que hay es un homenaje al saber hacer de cada estado, al de cada pueblo, al de cada familia. Estas son algunas de nuestras favoritas.Enchiladas mineras de GuanajuatoUn platillo de época virreinal. Se les llama mineras por ser la labor primordial del estado; las enchiladas van rellenas con queso ranchero y van coronadas por una mezcla de verduras –papa, zanahoria y lechuga–. Que a nadie se le escape el detalle mágico del tocado: chile y cebollitas encurtidas.Enchiladas queretanasSon bastante similares a las mineras, sin embargo, estas no llevan encurtidos. La tortilla va igualmente frita en la salsa para lograr esa sensación adobada y pueden ir rellenas de pollo o de huevo. Enchiladas suizas Más mexicanas que el mole, las enchiladas suizas toman su nombre por el gratín de queso que las cubre al exterior. Generalmente van rellenas con pollo y en la composición de la salsa se incorpora un agente lácteo como la crema. Esto las hace ligeramente dulces, suficientemente perfectas.Enchiladas suizas rojasSe elaboran de forma similar a las verdes, pero con la adición de jitomate al hervido de salsa. En las suizas, se vale hacerse de la vista gorda con lo de “deben ir dobladas” pues, para que se amolden orgánicamente y consigan esa corteza doradita en el horno, se enrollan y se ponen al refractario.Enchiladas de mole verde¿Dos best sellers nacionales en un mismo plato? El buen karma se hace realidad cuando un mole verde es lo enchiloso de unas sencillas tortillas de maíz. Digno de cualquier celebración –boda, quinceaños, semáforo amarillo, promoción 2X1 en tu súper favorito– estas enchiladas son una fiesta de pepita con final picosito.Enchiladas enacahuatadasEn México incluimos los cacahuates también en las salsas como la macha o en algunos moles oaxaqueños. Esta salsa espesa, balanceada en acidez y tersa es la cobija que toda tortilla quisiera llevar. Enchiladas de chile poblanoEn el mundo de las enchiladas verdes, tenemos unas de pantones más claros que no proceden del tomatillo, sino de una crema elaborada a partir de chile poblano y queso, queso doble crema, crema o bien, todas las anteriores. Pueden ir rellenas de pollo o de un salteado de setas para completar la experiencia vegetal. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD