El tocino como parte de la alimentación
Ideas para Fiestas

El tocino como parte de la alimentación

Por Kiwilimón - Febrero 2012
Las proporciones de los nutrientes del tocino pueden variar según el tipo y la cantidad de la carne, además de otros factores que puedan intervenir en la modificación de sus nutrientes. Recuerda que según la preparación del tocino, pueden variar sus propiedades y características nutricionales. Este tipo de alimento también se conoce como panceta, beicon, bacón o tocineta. Entre las propiedades nutricionales del tocino cabe destacar que tiene los siguientes nutrientes: 0.70 mg. de hierro, 4.12 g. de proteínas, 3 mg. de calcio, 75 mg. de potasio, 11 mg. de yodo, 0.60 mg. de zinc, 4 mg. de magnesio, 560 mg. de sodio, trazas de vitamina A, 0.10 mg. de vitamina B1, 0.02 mg. de vitamina B2, 4.07 mg. de vitamina B3, 0.35 ug. de vitamina B5, 0.37 mg. de vitamina B6, trazas de vitamina B7, 3 ug. de vitamina B9, trazas de vitamina B12, trazas de vitamina D, 0,11 mg. de vitamina E, 46 ug. de vitamina K, 38 mg. de fósforo, 655 kcal. de calorías, 57 mg. de colesterol y 71 g. de grasa. Debido a su alta cantidad de calorías, esta carne no es recomendable para tomar si quieres mantenerte tu peso o si estás siguiendo una dieta para adelgazar. A continuación te dejamos algunas recetas para preparar tocino de una manera deliciosa. Toma nota. Dip de Tocino Dip de tocino con queso crema. Hamburguesas con Tocino Ahora que empieza el calor, unas hamburguesas a la parrilla son la comida perfecta. En esta receta se preparan con tocino y queso. Soufflé de Tocino y Poro Estos soufflés de tocino con poro llevan queso crema y queso gruyere. Quedan deliciosos y son perfectos para un brunch acompañados de una ensalada. Dátiles Rellenos de Queso y Enrollados en Tocino Esta botana es al estilo de una tapa pero con un toque dulce gracias al datil, cremoso gracias al queso y salado gracias al tocino. Pollo Envuelto en Tocino Esta receta de pollo envuelto en tocino se prepara en la parrilla y requiere pasar 4 horas marinándose en una salsa de teriyaki, vino blanco y ajo. Biscuits de Queso y Tocino Esta receta de biscuits llevan queso cheddar y tocino, dándoles un gran sabor ideal para acompañar un desayuno. Pollo al Horno con Papas y Tocino Una fácil receta de pollo al horno con tocino encima bañado en jugo de naranja y horneado con papitas. Delicia de Camarones y Tocino con cama de Fettucini Deliciosa pasta para el 14 de febrero, acompañala de un vino blanco. Ensalada de Espinaca con Queso de Cabra y Tocino Espinacas con rico sabor de tocino y nuez y un delicioso aderezo acompañado con queso de cabra. Rollos de Pollo Rellenos de Espinaca con Queso Crema y Tocino Rollos de pollo rellenos de espinaca, queso crema y tocino.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Jade Cook®, la línea más completa de baterías de alta gama tiene una sorpresa exclusiva para ti. Este 30 de noviembre el chef Mauricio Eggleton cocinará un pollo glaseado en salsa de arándano, la receta perfecta para tus celebraciones de fin de año, la cual podrás preparar a la perfección con los sartenes y baterías Jade Cook®. En kiwilimón sabemos que cuando cocinas con amor cuidas a tu familia, por eso te regalamos un giveaway exclusivo de Jade Cook®. Tenemos 2 kits de Jade Cook®, 3 kits de Jade Smart® y 1 kit de Jade Chef by Jade Cook®. Los cuales tienen las siguientes características: El kit Jade Cook® es la batería más completa con 6 capas de antiadherencia por dentro y por fuera, con la que podrás cocinar sin aceite ni grasa, sin que se raye o se deforme, calentando todas tus preparaciones navideñas y del día a día de forma homogénea. La línea Jade Smart®, cuenta con mango removible 100% seguro y es una batería de 5 piezas diseñada para apilarse a la perfección. Mientras que la línea Jade Chef by Jade Cook®, tiene 5 tipos diferentes de sartenes, una sopera, una cacerola y 3 tapas de vidrio templado, es el kit de lujo de Jade Cook®, para cocinar como un profesional en todo tipo de estufas. Así que ya sabes, si quieres ganar uno de los 6 kits de Jade Cook® que tenemos disponibles para ti, sólo tienes que darle like a kiwilimón y CV Directo, etiquetar a tus amigos en los comentarios de la clase del chef Mau Eggleton y participar en el sorteo para ser acreedor de uno de estos increíbles kits, cortesía de Jade Cook®. Recuerda que cada comentario en el que etiquetes a tus amigos será una participación.***Las participaciones serán válidas del martes 30 de noviembre, fecha de transmisión de la clase, al domingo 5 de diciembre de 2021. Los ganadores se sortearán el lunes 6 de diciembre y se anunciarán el martes 7 de diciembre.
Uno de los regímenes alimenticios que ha cobrado relevancia en los últimos años por sus beneficios visibles en la reducción y mantenimiento del peso es la “Dieta Paleo”, que se refiere a un tipo de alimentación basado en lo que se consumía en la prehistoria –justamente en la era paleolítica, de ahí su nombre–, antes de que existiera la agricultura, es decir, en lo que se obtenía mediante la caza y la recolección, como carnes, pescado, frutas, verduras, semillas y frutos secos. Su fundador, el Dr. Loren Cordain, profesor en la Universidad Estatal de Colorado, señala que su concepto es extremadamente simple y lo resume así: “debemos comer alimentos similares a aquellos en los que evolucionamos y debemos evitar los alimentos que no fueron parte de nuestra evolución”. Aunque muchos de los alimentos que consumía el hombre ancestral ya no existen, este movimiento explica que “la Dieta Paleo moderna imita los alimentos que hubiéramos consumido en nuestro pasado histórico. Es lo más cercano que podemos llegar a una dieta no adulterada por métodos agrícolas modernos, cría de animales o alimentos procesados”. ¿Y por qué evitarlos? Este movimiento considera que gracias a la incorporación de los alimentos provenientes de la agricultura, como los lácteos, cereales y leguminosas, ahora tenemos enfermedades como obesidad, diabetes y padecimientos cardiacos, por eso convendría retomar esta dieta primaria. Voltear o no hacia un régimen “Paleo” Pero, ¿qué tan sencillo sería trasladar esta idea a nuestras condiciones actuales de vida? La nutrióloga del deporte Raquel Pérez de León García señala que el fundamento de esta dieta es que “el cuerpo está genéticamente preparado para una alimentación paleolítica”. Sin embargo, agrega la experta, aunque este régimen incluye alimentos base de un estilo de vida saludable, la ausencia de cereales integrales y leguminosas, que son buenas fuentes de fibra, vitaminas y otros nutrientes, podría generar deficiencias. En general, la Dieta Paleo es un régimen muy saludable, sin embargo no es para todos, aclara la especialista Pérez de León García: “una dieta correcta es la que incluye todos los grupos de alimentos y, por ejemplo, si eres una persona físicamente activa, puede ser que con el régimen Paleo no cubras tus requerimientos y que tu rendimiento baje al excluir muchos alimentos que son ricos en hidratos de carbono y fibra, como los cereales y las leguminosas”. De hecho, médicos, nutriólogos y diversas investigaciones sugieren que se pueden obtener los mismos beneficios de esta dieta si se come de todo pero de manera equilibrada y haciendo ejercicio. Si en tus planes está seguir la “Dieta Paleo”, ten en cuenta sus beneficios y posibles inconvenientes, aunque lo mejor que puedes hacer es acercarte con un nutriólogo para que pueda orientarte: Pros y contras de la Dieta Paleo Beneficios Se alcanza un peso saludable al evitarse casi todos los alimentos que son ricos en hidratos de carbono y que realmente son los que nos hacen subir de peso: harinas, azúcares, pastas y todos los alimentos procesados. Ayuda a controlar los niveles de glucosa y triglicéridos en sangre, así como la presión arterial, lo que contribuye a prevenir enfermedades cardiometabólicas como la diabetes tipo 2, sobrepeso, obesidad y padecimientos del del corazón, aunque en los estudios clínicos que se han realizado con ella, todavía no hay resultados a largo plazo de los posibles riesgos y beneficios de la dieta. Inconvenientes Seguir la Dieta Paleo no es algo muy práctico, ya que no se puede consumir ningún alimento procesado o empacado. Aunque implica comer más natural, lo cual es muy bueno, explica la nutrióloga Pérez de León García, necesitarás mayor tiempo para preparar tus alimentos, además de que deberás buscar formas para adaptarte en caso de que te inviten a comer o tengas alguna reunión social. Es mucho más caro comer así, por eso no está al alcance de todos. Si la dejas de hacer y empiezas a comer harinas, cereales y azúcares, puede venir el efecto rebote (si no lo haces correctamente).Lo que sí y lo que no en un régimen Paleo Alimentos permitidos Frutas Verduras Semillas Frutos secos Carnes bajas en grasa Pescado Aceites de oliva, aguacate, macadamia y coco Agua y tés herbales Raíces Alimentos prohibidos Cereales como el trigo, avena y cebada Leguminosas como las habas, lentejas, garbanzos y alubias Productos lácteos como leche y yogur Azúcar Comida procesada Sal Muy rara vez puedes comer o beber Café Vino y cerveza Azúcares naturales como la miel Harina de almendra o coco ¡Aliméntate en serio con Santander!
La cena navideña es uno de los mejores momentos del año, pues las familias o grupos de amigos suelen unirse para pasar tiempo juntos y disfrutar de deliciosos platillos, los cuales varían dependiente de cada ciudad y país. Si quieres conocer un poco más sobre lo que se come en cada país durante la Noche Buena, en kiwilimón te contamos sobre la gastronomía navideña en Latinoamérica y todo el mundo.¿Qué se come en Latinoamérica en Navidad?La cocina de los países latinoamericanos es variada, rica y compleja, lo cual se refleja en una época tan importante como la Navidad. Argentina: Según medios de aquel país, los argentinos disfrutan de vitel toné, ensalada de pechuga con mayonesa, el tradicional asado, huevos rellenos y turrón. Brasil: Es común que las personas disfruten de platillos como pavo relleno, lomo de cerdo adobado, bacalao, arroz, torrijas y un panettone relleno de brigadeiro, uno de los postres brasileños más famosos, el cual se prepara con leche condensada. Bolivia: Aquí suele prepararse la picana, un platillo que data del siglo XIX y el cual se prepara como carne de res, cerdo, cordero y pollo, así como vino, pasas y verduras. También puedes leer: 7 cosas que no pueden faltar en tu cena de navidadColombia: Para comenzar, no pueden faltar los buñuelos, un tipo de pan típico de Colombia. En cuanto a las bebidas, se prepara el salpicón, un cóctel que se prepara a base de refresco, jugo de naranja y fruta como manzana, plátano, mango, papaya y piña. Las empanadas, las papas rellenas de queso, las arepas, el cerdo relleno, el pavo y los tamales tampoco pueden faltar. En el caso de los postres, las hojuelas, el arroz con leche y las natillas no pueden faltar. Costa Rica: En este país suelen prepararse deliciosos tamales para Navidad, así como, pierna de cerdo, lomo, pavo o pollo. Para acompañar, se cocina arroz, ensalada y puré de papa o camote. Para la hora del postre no puede faltar el llamado “queque navideño”, un budín relleno con frutas y nueces y con un toque de ron. Aquí también se consume el rompope, el tronco de Navidad y el panettone. Chile: Se disfrutan de platillos como pavo relleno, papas, ensalada rusa, pan de Pascua, helado y la una tradicional bebida conocida como “cola de mono”, la cual se prepara con leche, café y aguardiente. Cuba: Los cubanos preparan cerdo asado, acompañado de congrí, una mezcla de arroz con frijoles. También se preparan ensaladas, yuca, pollo, plátano y se acompaña con vino o sidra. Para el postre, se disfruta de flan o pastel de ron. Ecuador: Al igual que en muchos otros países, en Ecuador suele servirse pavo relleno o pollo, los cuales se acompañan con arroz y ensalada. El postre suele ser el panettone y la cena navideña suele acompañarse con vino. El Salvador: Aquí suele prepararse el clásico pavo al horno para la cena de Navidad, aunque también se sirven los deliciosos tamales de gallina, jamón glaseado y la deliciosa tarta de Navidad, un postre que se prepara a base de semillas, frutos secos y ron. También puedes leer: Postres clásicos para esta navidadGuatemala: Para Noche Buena, en este país se prepara el clásico pavo o cerdo, el cual se acompaña con ensalada de zanahoria, puré de papa y salsa. Por otro lado, también se cocinan los tamales negros, rellenos de pasas, ciruelas y aceitunas. La bebida más tradicional es el ponche de frutas. Honduras: Los hondureños suelen cocinar pavo al horno, pierna de cerdo y tamales, la cena de navideña se acompaña con el clásico ponche infernal, una bebida muy refrescante. Para el postre, las familias suelen degustar rompope y torrejas. México: Los platillos más tradicionales son los romeritos con mole y camarón, el bacalao a la vizcaína, la ensalada de manzana y el ponche de frutas. En el caso de los platos fuertes, las familias mexicanas optan por pavo, lomo o pierna, sin embargo, hoy en día también optan por platillos como lasaña o pastas. Nicaragua: El platillo más tradicional es el arroz a la valenciana, una versión de la paella española. También se preparan tamales, pan, ponche y bizcochos. Panamá: Aquí no pueden faltar los tamales, el pavo, el jamón, la ensalada de papas y la rosca de huevo para Navidad. En cuanto a postres y bebidas, el ponche con ron y el dulce de frutas son clásicos. Paraguay: Durante la cena navideña, las familias disfrutan el chipa guasu, el cual se prepara a base de choclo, así como la tradicional sopa paraguaya y clericot para beber. Perú: Las familias peruanas suelen disfrutar de pavo relleno, pollo, cerdo, ternero o cordero. Los platos fuertes suelen acompañarse con arroz, ensalada y puré de manzana. En cuanto a las bebidas y postres navideños, no pueden faltar la sidra, el chocolate caliente y el panettone. También puedes leer: ¿Qué preparar para la cena de navidad? las recetas más fácilesPuerto Rico: Aquí se degusta los pasteles de plátano verde rellenos de carne, el arroz, el cerdo y los famosos coquitos, una bebida que se prepara con leche de coco, azúcar, yema de huevo, canela, vainilla y ron. República Dominicana: La cena de Navidad más tradicional está compuesta por diversos platillos como pollo horneado y el famoso puerco en puya. Las guarniciones suelen ser la ensalada rusa y moro de guandules, un platillo que se prepara a base de arroz. Tampoco puede faltar el pastelón de plátano maduro. Uruguay: En este país suele prepararse pollo, cerdo o cordero para la cena navideña. Para acompañar la comida, suelen servirse la picadita, huevos rellenos, lengua, sidra, vino, pan dulce y quesos. Venezuela: El platillo que no puede faltar en las mesas venezolanas es la hallaca, un tamal relleno de carne, cerdo y pollo. También se degusta el pan de jamón, ensalada y postres como la torta negra y el panettone.
Contrario a lo que Mafalda pensaría, no hay corazón que permanezca frío con un buen tazón de caldo caliente. Mientras que el cuerpo se alimenta con el líquido traslúcido y perfumado lleno de nutrientes, el alma se reconforta. Tal vez por eso haya un libro que se llama Caldo de pollo para el alma y que, a decir verdad, no he leído. Lo que sí he hecho es comer caldos de pollo y sentirme bien después de hacerlo. Los he comido enferma de la panza, del corazón; con un nudo en la garganta o con tos; antes y después de las fiestas; en tardes frías y al calor de la casa de mi abuela. Quizás, en el séptimo día, Dios nos dio los caldos para reposar con ellos, pero sin duda los humanos fuimos quienes perfeccionamos esta receta milenaria. Hay infinidad de formas de hacerlo. Están los que se preparan con huesos de res o tuétano para darle sabor. A mí me gusta prepararlo sencillo, con muslos, pechugas y piernas, pero en cocción lenta. A la olla aviento un trozo de cebolla, unos ajos, tres trozos de apio, poro, una zanahoria. Nunca olvido el bouquet garni que te enseñan a hacer en la escuela de cocina –laurel, salvia, mejorana, orégano y romero, amarrados con hilo blanco para que el pollo no se ponga azul, como en Bridget Jones–. El pollo va adentro con piel, con todo, porque otorga textura y profundidad. Luego a quitar la espuma con una espumadera. Cuando no hay padecimientos nada mejor que los caldos de pollo que pican, los que tienen arroz y garbanzos. Al ruedo hay que llegar con tortillas calientes, más calientes que el caldo mismo. A algunos hay que ponerles x gotas de limón por y gotas de salsa, que van en proporción al amor que se le imprimió al cocinarlo (menos sabor, más gotas). Se experimenta gratitud cuando en el caldo hay un chile chipotle al fondo: provoca a partirlo con la cuchara, aunque los labios se pongan floreados. ¿Lo malo? Cuando en el caldo hay pellejos flotantes. ¿Lo bueno? Cuando el brebaje es prístino, casi cristalino, sin burbujas de grasa, pero con aromas que acarician. El romance del caldo va más allá de la vista. Es, además, sus múltiples beneficios. Según lo que me cuenta Gina Rangel, nutrióloga de Te Cuida, el caldo de pollo posee carbohidratos saludables, grasas buenas y proteínas, por lo que es un plato completo y con todos los nutrientes de una comida integral. Tiene aminoácidos con propiedades antiinflamatorias y que ayudan a prevenir el insomnio. Gracias a su gran cantidad de electrolitos, un tazón de sopa rehidrata inmediatamente. ¡Adiós cerveza del día siguiente! Para que el caldo sea súper nutritivo, Gina recomienda que contenga la mayor cantidad de vegetales posibles, que se prepare con ajo, cebolla, sal de mar y con pollo de libre pastoreo o de alimentación orgánica. “De esta manera estamos garantizando que vamos a tener vitaminas, minerales y los tres macronutrientes incluidos en el caldo”. Lo ideal es que se someta a una cocción lenta de ocho horas, pero eso sí: hay que agregar los vegetales que acompañarán la sopa solo media hora antes de la culminación para no sobre cocinarlos. A Yamilette González, coordinadora de chefs de kiwilimón, le gusta agregar huacal, hígado, molleja, alitas y la carne con más sustancia. Adicionalmente, recomienda no lavar el pollo y cocinarlo a fuego medio bajo, de 2 a 3 horas. Si el fuego es alto, las impurezas se rompen y el caldo se contamina. “Las hierbas de olor varían mucho. Hay personas que prefieren el cilantro. Mi abuelita, por ejemplo, le agregaba hierbabuena: le daba un toque súper fresco y rico. Así, si estabas malito de la panza, te caía mejor”, me relató.  Hay que incluir los huesos en la preparación pues en ellos está la magia: su gelatina es efectiva para el crecimiento del pelo y las uñas, así como para la reducción del dolor en las articulaciones.El caldo es un apacho a todas luces. Gina piensa que “a través de un plato de caldo calientito lleno de nutrientes, le das a las personas un momento de paz, de estar en el aquí y en el ahora, reconfortar en cuerpo y alma, es por eso que, cuando una persona enferma lo primero que pensamos es regalarles un caldo de pollo para que se sientan mejor”. En salud o enfermedad, hay que tomarse el tiempo de disfrutar cuando una casa huele a caldo de pollo, cuando la tapa de la olla tintineante devela que algo rico espera en el tiempo. Su vapor y su sabor tienen el súperpoder de cambiar el sustantivo “casa” por el de “hogar”. ¿Lo preparamos?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD