¿Es bueno Consumir Pizza?
Ideas para Fiestas

¿Es bueno Consumir Pizza?

Por Kiwilimón - June 2012
Antes que nada debemos tener claro que no existen comidas buenas y malas, pero lo que sí existe son las buenas y malas costumbres alimenticias. Así, también es importante recordar que todos los alimentos proporcionan substancias que tu cuerpo necesita para crecer, tener energía y mantenerse saludable, y todas las comidas pueden ser parte de una dieta saludable, la cual incluye productos de cereales, vegetales, frutas, leche descremada, carne desgrasada, pescado, pollo y frijoles secos. Selecciona menos comidas que contienen mucha grasa o azúcar. Algunos grupos de alimentos satisfacen varios grupos. Por ejemplo, los tacos, la pizza, lasagna entre otros contienen una combinación de ingredientes que pueden contar para muchos grupos de alimento. Para el caso de la pizza, ti te comes una hecha con queso, jamón, tomate y además le añades algunas hortalizas y verduras como champiñones, alcachofas, pimiento, o cebolla, no necesitas nada más para que tu comida resulte de lo más completa. El contenido nutricional de la pizza varía según sus ingredientes (queso, pescado, carne, vegetales) pero, en todo caso, las caseras son más recomendables que las industriales (éstas poseen un alto contenido en grasas). En general es un alimento rico en carbohidratos (25.8 gramos /100 gramos), grasa (11.5 gramos /100 gramos) y proteína (8.8 gramos / 100 gramos). Aproximadamente, 100 gramos de pizza aportan 234 calorías y, por tanto, una ración pequeña puede ser apta incluso para dietas de adelgazamiento. Para controlar el colesterol se recomiendan pizzas vegetales, con queso desnatado y aceite de oliva. Recetas de pizzas caseras A continuación te dejamos un listado de recetas para cocinar pizza en casa, algo que no puedes dejar de hacer y disfrutar con la familia. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para obtener más detalles) Pizza Caprese La clasica ensalada caprese, pero en una deliciosa pizza. Pizza Napolitana Esta pizza queda muy buena con la combinación de anchoas y aceitunas negras, además el queso mozzarella le dá un sabor muy especial. Pizza Casera Esta es una receta de pizza de un chef que estudio cocina en Italia, no busques mas, esta receta de pizza es la buena! Lo único importante antes de prepararlo, es considerar que se debe dejar reposar 1 noche. Masa para Pizza o Calzone Esta masa para pizza queda perfecta para pizzas dulces y saladas, no necesita ser precocida. Pizza Hecha en Casa Esta es la receta más rica y facil que he encontrado para hacer la masa para la pizza en casa. La masa queda ligerita, y delgada. Pizza La tradicional pizza que le encanta a los niños hecha en casa. Pizza de Manzana y Queso Una deliciosa pizza con manzana y queso, una combinación differente y muy rica.  
Para conocer más recetas de pizza casera, haz click aquí.
 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Maizajo es uno de los pocos lugares que se dedica a producir masa, tortillas, tostadas, totopos, pinole, harina de maíz y antojitos mexicanos con maíz criollo. Además, preserva técnicas que heredamos de nuestros ancestros, sin las cuales la cocina mexicana no sería la misma. Esta es sin duda la mejor manera de hacerle homenaje a la rica tradición culinaria de México. Aunque parezca una tortillería común, Maizajo es mucho más que eso, pues este espacio también está dedicado a la investigación, producción y comercialización de productos de maíz criollo. Por si fuera poco, este lugar se ha encargado de preservar la antigua técnica de nixtamalización con cal viva, la cual nos ha permitido disfrutar de platillos hechos de maíz desde hace cientos de años.   Por otro lado, este espacio ubicado en la Ciudad de México está preocupado por los pequeños productores de maíz, quienes reciben un trato digno y un precio justo a cambio de sus productos. Cabe destacar que Maizajo les compra el maíz criollo directamente a los productores y no a través de intermediarios.  Los talentosos emprendedores detrás de este increíble proyecto enfocado en el maíz son Santiago Muñoz Moctezuma, Daniela Moreno Aragón y el afamado chef Gerardo Vázquez Lugo, quien dirige Nicos.   Si quieres probar las más deliciosas y frescas tortillas de la ciudad, no dudes en visitar Maizajo en Av. Soledad 556, El Jaguey. Azcapotzalco. CDMX. Aunque también puedes comprar todos sus productos a través de su tienda en línea. Estas deliciosas tortillas serán el complemento ideal para todas tus recetas, pues puedes preparar tacos, quesadillas, enchiladas y muchas cosas más. 
A la hora de la comida la pregunta siempre es ¿qué vamos a comer? Cuando la comida se convierte en un acto sagrado, el cómo, con quién, haciendo qué y por qué se ponen a la mesa junto al tenedor y al plato de sopa, porque ameritan una respuesta lúcida. Hace algunos días tuve la oportunidad de platicar con Beantpal Singh Khalsa, fundador de Conciencia Creativa y del podcast OM Vibraciones-Visiones, quien adicionalmente es experto en cocina ayurveda. Para él, el cuerpo es un templo sagrado en el que comer debería ser una decisión consciente, una acción en la que hay que poner atención al todo para armonizar y mantener la salud del cuerpo. Según Beantpal, el ayurveda, ciencia de la vida, es una filosofía que abarca multidisciplinariamente el bienestar del ser desde un punto de vista holístico. Particularmente en la cocina, el ayurveda propone un complejo sistema de alimentos que curan y equilibran al cuerpo pero que deben regularse acorde con las energías que se disponen al nacer: “Nacemos con una condición determinada por karmas anteriores derivados de las acciones de nuestra alma. Por experiencias anteriores es que tenemos un cuerpo con determinado karma físico”, apunta Beantpal. De ahí que el ayurveda hable del concepto de constitución individual o doshas. Las tres doshas que rigen el cuerpo, la mente y la conciencia se componen de los elementos de la naturaleza –de todo lo que es–: aire, fuego, agua, tierra y éter. Vatta representa aire y éter; pitta representa fuego y agua; kapha, representa agua y tierra. Aquí el meollo: el ayurveda explica que no se nace con estas energías en armonía –excepto por algunos unos cuantos de karma favorable– por lo que todas nuestras acciones, incluida la de alimentarse, deberían estar encaminadas a resarcir las aristas. Existe otro factor adicional: el agni o fuego digestivo. Beantpal dice que “todo tiene que ver con la digestión. Según los doctores y la ciencia, es en el intestino que se encuentra un segundo cerebro; ahí existen terminaciones neuronales con mucha información. Una persona feliz tiene un intestino feliz”, añade.Partamos de que el sol es fuego, entonces según el libro Cocina Ayuerveda para la autocuración de Usha Lad y Dr. Vasant Lad, “la comida contiene energía solar que el cuerpo sólo puede utilizar a través de la digestión”. De ahí que los alimentos se clasifiquen conforme a su relación de cercanía o lejanía al sol. Los alimentos que viven debajo de la tierra y que adormecen la mente son los tamásicos, como el jengibre, las raíces, la cebolla, aquellos a los que no les da el sol. Los alimentos rajásicos, como los granos y los vegetales, crecen a un metro de la tierra y absorben una cantidad moderada de sol por lo que aumentan las pasiones en los individuos. Los alimentos que se encuentran a un metro de la tierra o más son los sáttvicos y es a través de ellos que se puede llegar a la calma y lograr la salud, como con las nueces o algunas frutas tropicales. Estas observaciones permiten comprender las energías que juegan intrínsecamente en los ingredientes que ponemos dentro de la olla o la sartén.Hay más. Los sabores o rasas. Cada alimento debería tener las seis cualidades del sabor en armonía –la dulce, la agria, la salada, la picante, la amarga y la astringente–. Justo en este malabar sápido es que nace la cocina ayurvédica: en el acto de combinar los sabores de tal suerte que equilibre las doshas y, claro, que le haga un guiño a los sentidos desde una perspectiva más elevada que simplemente la sensorial: “la alimentación ayurvédica transforma la forma de ver las cosas porque uno establece una relación sagrada con los alimentos”, asegura Beantpal.Para iniciar una dieta ayurvédica es imprescindible reconocer el elemento que rige a cada individuo. Beantpal afirma que no sólo uno sino hasta dos doshas pueden ser las dominantes. La persona pitta es aquella expansiva y móvil, de temperatura corporal elevada, rostro en forma de corazón, estructura entre ligera y media; los reconocerás por sus ojos brillantes, su sed excesiva. Son irritables, suelen tener una mente ágil, inquisitiva. Son líderes natos.  La persona vatta es de complexión delgada, menuda, pequeña; generalmente odia el frío y ama el calor. Aquella es una persona de mente dispersa, ansiosa, atacada por sus inseguridades; suele permanecer en acción, actuar impulsivamente y amar el cambio; lleva los pies fríos, el cutis, el cabello y los ojos oscuros.El individuo kapha, en cambio, tiene los huesos pesados, una estructura corporal gruesa, una piel suave y lozana. Su naturaleza pacífica le precede; es bonachón, con buen sentido del humor; tiene vigor y su parte favorita de la comida es el postre. Una vez comprendido que existe un elemento dominante que rige a cada ser y a cada alimento, hay que tomar las decisiones correctas para neutralizar las energías. Los sabores en la combinación idónea equilibran los sistemas corporales y más aún, pueden ser un factor de felicidad. Por ejemplo, es favorable que un kapha (tierra y agua) consuma algo de picante (fuego) en sus comidas, mientras que a un vatta (fuego y agua) le van bien los agentes dulces extraídos de la naturaleza como los dátiles. La dieta ayurvédica nos enseña a tomar conciencia de lo que nos hace bien y soltar los apegos de lo que obstaculiza la armonía. Conocer y escuchar al cuerpo es camino y no vereda hacia un amor verdadero a quienes somos. Todo comienza con aceptarnos y reconocernos. Para Beantpal, todo es cuestión de en qué frecuencia se quiere vibrar de forma consciente: “Una comida nos da la oportunidad de amarnos en otros sentidos: darnos salud, armonía, bienestar. Para poder sentirme más cómodo con mi esencia, ahora es más lo que me quito que lo que me pongo. Es una forma de honrar nuestra naturaleza y salud. Simple is beautifiul”.Arroz de la cocina india para las tridoshas3 tazas de arroz basmati1/3 de taza de aceite de semilla de girasol1 cdta. de mostaza negra en grano1 cdta. de comino tostado1 cdta. de gran masala½ cdta. de sal de mar½ taza de cilantro, picado1 cebolla amarilla pequeña, picada1 guindilla verde, picadaEnjuaga el arroz dos veces o hasta que salga el agua clara. Sofríe el aceite y añade los granos de mostaza, el comino y el gran masala. Sazona con la sal. Agrega el cilantro, las cebollas y la guindilla. Una vez dorados, incorpora el arroz y fríelo. Agrega agua y deja cocinar hasta que el agua se evapore. Este arroz de la cocina india equilibra las tres doshas. Si tienes más preguntas te dejo la página de Facebook de Beantpal. 
Los vinos blancos son un planeta repleto de ecosistemas. Algunos dan la sensación de estar en un jardín en primavera, otros en una mañana invernal en las montañas, en una fiesta tropical o disfrutando de una bocanada a la brisa marina. Puede que, para muchos, los vinos tintos sean quienes gozan de toda la atención. Lo cierto es que los blancos son un poema a la nariz, frescura en el paladar y los grandes amigos de los frutos el mar, las preparaciones cítricas y de aquellos platos con un ligero contenido de grasita. O sea, que, junto con la comida mexicana son el dueto perfecto.El domingo pasado asistí al evento presencial en Casa Xipe que organizó la denominación de origen española Rías Baixas en México. La cata de sus vinos fue un recordatorio de que los blancos pueden ser vinos complejos, redondos y sorprendentes. Olvídate de los vinos paliduchos, dulces como la miel –aunque siempre hay milagros en los viñedos del Señor–, y aventúrate a explorar la fiesta veraniega de los blancos.Lo que conocemos como vino blanco nace de las uvas blancas de la vitis vinifera. Las más comunes en México son la chardonnay, la sauvignon blanc y la chenin blanc procedentes principalmente del Valle de Guadalupe, Querétaro, Aguascalientes y San Luis Potosí. Si te gustan los vinos españoles entonces en tu vocabulario estarán cepas como la albariño –varietal inexorable de Rías Baixas– la malvasía, verdejo, txakoli –mi uva blanca favorita del momento–, la garnacha blanca, entre muchas otras. En los países fríos de Europa brillan varietales como la silvaner, la riesling o la gewürztraminer.Lo que hace a un blanco un deleite tiene que ver con su acidez. La acidez es al vino blanco lo que la armonía a una canción, el color a una obra de arte. Para que no sobresalga, la acidez debe estar balanceada con respecto al alcohol y al dulzor del líquido.A diferencia de un tinto, el vino blanco se cosecha cuando el nivel de grados brix (concentración de azúcares) es el ideal para el enólogo. En seguida se lleva a despalillar y estrujar. Luego se macera en frío –a unos 17 grados– y la fermentación se realiza sin piel. Generalmente se consumen jóvenes, aunque algunos otros, se dejan reposar en barricas de primero o segundo uso para no robarle protagonismo a sus aromas frutales. El líquido resultante va del amarillo verdoso al oro viejo y toda la gama de tonalidades que cabe entre ambos. Los aromas van de los florales, frutales y herbales, hasta la bollería como mantequilla, miel y brioche. También existen aromas a roble, cedro y maderas, en caso de que haya tenido envejecimiento en barrica. La sugerencia de uso es siempre fría. ¿Qué tanto? Depende de la calidad y añada del vino y claro, del momento del día. Es a menos de 12º C que los vinos blancos adquieren esa frescura y ligereza que tanto los distingue. Para maridarlos acompáñalos con quesos ligeros y frescos, de poco o nada de envejecimiento, mariscos, pescados, cocina oriental, pastas ligeras, tacos, quesadillas fritas vegetarianas, y por supuesto, postres frutales, cremosos o ligeros.Aquí te dejo algunas recomendaciones de vinos blancos que he probado últimamente y que me han sorprendido. Son un buen motivo para juntarse en la familia o con amigos para celebrar la vida. Terras Gauda Un vino de la región de Rías Baixas en el que encontrarás aromas a fruta de hueso como melocotón, cítricos como la mandarina y una marcada mineralidad. Te lo recomiendo para acompañar este delicioso molcajete de mariscos.Molcajete de MariscosDo FerreiroOtro vino de la DO de Rías Baixas cuyas uvas albariño proceden de viñedos de más de diez años. Encuentra en él una mineralidad sustanciosa, aromas a manzana y herbales, así como una excelente acidez en boca. Disfrútalo junto a pescado al horno como este que te propongo.Pescado con Papas a la Crema
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD