Galletas de Avena con Chips de Chocolate
Ideas para Fiestas

Galletas de Avena con Chips de Chocolate

Por Kiwilimón - Diciembre 2011
Estas deliciosas galletas de avena con pasitas también llevan chips de chocolate. Es todo un manjar y muy fácil de preparar. Las puedes preparar para una cena de Navidad o de Año Nuevo para compartir con tus seres queridos, por ejemplo. Haz click aquí para ver la receta completa.
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Deja de batallar para llegar a la quincena. Aprende a ahorrar cuando vas al súper con estos tips súper sencillos. Diseña el menú de la semana. No solo se trata de tener orden al momento de alimentarte. Haciendo un menú semanal es más sencillo que planees tus comidas, elijas los ingredientes y calcules las cantidades para evitar desperdicios. Por ejemplo, si el lunes preparas pastel de papa con queso y jamón, puedes aprovechar para cocinar otros días gratín de papas con queso poblano o papas Alfredo. Aprovecha los productos de la temporada.Una manera muy efectiva de ahorrar y siempre comer fresco es cocinar con las frutas y verduras de la temporada. Investiga cuáles son los productos que están disponibles y diseña el menú semanal en torno a ellos. Preparar la comida de acuerdo a la temporada también es una buena idea para renovarte constantemente y no estancarte al momento de cocinar. Aprende a sustituir ingredientes.Otro tip que puede ayudarte a ahorrar en la cocina es sustituir ingredientes. Esto te ayudará a mantener un presupuesto más bajo (al no tener que comprar tantas cosas), pero también es una manera de llevar una alimentación más saludable. Por ejemplo, en lugar de comprar una cartera de huevos, puedes tener en tu alacena chía y solo remojarla en agua cuando hagas alguna receta que incluya huevo. Haz una lista del mandado.Si lo que quieres es bajarle a tus gastos de comida, antes de ir al súper checa tu menú, revisa lo que tienes en tu cocina y, con base en eso, haz una lista de los alimentos que te hacen falta. La idea es que compres solo lo que hayas previsto para tus comidas de la semana y dejes de lado todos los gastos innecesarios: botanas, dulces, antojos, etc. Elige bien lo que compras. Mientras estás en el súper puedes ahorrar de muchas maneras. La más común es comprar productos que no tienen marca. En muchas ocasiones la calidad es similar a otros productos, pero el precio es mucho más bajo. Otra opción es adquirir artículos que sean rellenables. Esto además es ecológico, ya que te permite reutilizar botellas y contenedores. ¿Tú cómo ahorras cuando vas al súper? Compártenos tus tips en los comentarios.
Al partir un huevo te habrás dado cuenta de que la yema no es siempre del mismo color. Tanto la consistencia como la tonalidad pueden variar de un huevo a otro. Esto se debe a diferentes factores. Descubre todo lo que el color de la yema de huevo puede revelarte.Alimentación de la gallinaEl color de la yema de un huevo está determinado principalmente por la alimentación de la gallina. Esto significa que, si una gallina consume maíz, la yema será un poco más anaranjada. Por el contrario, cuando las gallinas son alimentadas con trigo o cebada, el resultado es una yema con un tono pálido más cercano al amarillo.Calidad del huevoHace tiempo se creía que el color de la yema determinaba la calidad de un huevo. Por esto se consideraba que las yemas pálidas eran indicadores de una mala alimentación, mientras que las yemas con tonos naranjas más intensos suponían una garantía de calidad. Ahora sabemos que el color de la yema depende del tipo de alimentación que recibe la gallina y no tiene que ver necesariamente con la calidad del huevo.Indicadores de frescuraAl momento de elegir un huevo hay otros factores, aparte del color de la yema, que pueden ayudarte a identificar uno de buena calidad. Por ejemplo, la consistencia de la clara debe ser densa, y su color prácticamente transparente. Si te encuentras con un huevo que tiene una clara muy fluida o con tonalidades cafés, verdes o negras, esto significa que no es fresco o que está contaminado. Antes de partir un huevo puedes conocer qué tan fresco está. Solo tienes que meter el huevo en un vaso con agua. Si el huevo se hunde, esto quiere decir que está fresco. Entre más flote, más viejo será.No te dejes llevar por el color de la yema. Muchos productores usan colorantes (naturales y artificiales) para modificar el color, por lo que esto ya no es un factor determinante de calidad o frescura. Si te interesa consumir huevos frescos y de calidad, acércate a los productores locales. En estas granjas las gallinas suelen alimentarse de manera natural bajo condiciones más óptimas que garantizan la calidad del producto.
¿A tu quincena le sobran muchos días? ¡No te preocupes! Con estas recetas podrás consentir a tu familia sin tener que invertir mucho dinero. Échale un vistazo a estos postres que puedes hacer con bajo presupuesto. Galletas de jengibre con especiasEstas galletas están hechas básicamente con harina, huevo, mantequilla y azúcar, ingredientes muy económicos que seguramente ya tienes en tu cocina. Para darles el sabor característico solo necesitas unos gramos de unas cuantas especias, así que tampoco tienes que invertir mucho en eso tampoco. Turrón de chocolateEl postre perfecto para regalar es este delicioso turrón de chocolate. Puedes hacer las combinaciones que quieras con diferentes tipos de chocolates y sustituir el pistache, la nuez y la almendra por cacahuates o semillas de girasol para preparar una versión más económica. PolvoronesSolo necesitas cinco ingredientes para hacer estos exquisitos polvorones. Y para decorarlos puedes usar la misma azúcar. Solo revuélcalos y espolvoréalos cuando aún estén calientes para que se fije mejor el azúcar. Helado fácil de cocoTu bolsillo y tu paladar amarán esta receta. Combina leche condensada, crema para batir y leche de coco para preparar un delicioso helado de coco. Ojo: NO necesitas máquina para preparar helados. Con tu refrigerador y plástico antiadherente es más que suficiente. Pastel de zanahoria sin hornoPara esos días en los que no quieres ni prender el horno para no gastar gas esta receta es perfecta. Sin necesidad de hornear nada puedes preparar un pastel con el sabor característico de la zanahoria y la nuez moscada. Decóralo haciendo un betún con queso crema, jugo de limón y azúcar glas. Ahora sí: la falta de presupuesto nunca volverá a ser una razón para quedarte sin postre. Conoce más recetas para preparar postres económicos AQUÍ
Tu mamá y tu abuela no estaban equivocadas cuando querían aliviar todos tus males con un caldito. Detrás de esta tradición hay un sinfín de razones que beneficiarán tanto tu salud, como tu bolsillo. Descubre por qué es bueno el caldo de hueso.NutritivoSi no conoces todas las propiedades del caldo de hueso, este puede parecerte más algo como agua hervida con sobras de comida que como un platillo nutritivo. Pero esto no podría estar más alejado de la realidad. A pesar de la simpleza de esta preparación, el caldo hecho a base de huesos contiene muchos minerales y nutrientes. Lo mejor de todo es que el cuerpo digiere mejor estos componentes gracias a su proceso de elaboración.Económico El caldo de hueso es una alternativa muy económica para la hora de la comida. Debido a que se elabora a partir de agua y huesos de carne de res, pollo o cerdo, el costo de preparación es mínimo. La otra gran ventaja de esta receta es que te permite aprovechar todos los ingredientes de tus platillos, incluyendo aquellas partes que casi siempre terminas tirando a la basura. ¡Adiós al desperdicio con el caldo de hueso!SencilloEl aporte nutricional de un platillo no está definido por el nivel de complejidad en su preparación o por el precio de sus ingredientes. Aunque este caldo está repleto de nutrientes, vitaminas y minerales, el proceso de elaboración no requiere grandes habilidades o instrumentos de cocina muy sofisticados. Solo es necesario añadir algunas verduras y condimentar con tus especias preferidas.VersátilOtra de las grandes bondades del caldo de hueso es la gran variedad de usos que podemos darle. Si te gusta la comida más minimalista, puedes optar por comer el caldo así tal cual, o también puedes aprovecharlo como base para preparar sopas, salsas, cremas  o guisados más elaborados. Cocinar con este caldo hará que hasta una sopa de fideos sepa súper especial.¿Cuándo es bueno comer caldo de hueso?Aunque el caldo de hueso es un platillo muy nutritivo, ideal para toda la familia, existen ciertas situaciones en las que su consumo es especialmente beneficioso:Problemas de digestión: a pesar de ser un alimento con muchos nutrientes, es ligero y suave, por lo que es perfecto para esos días en los que tu estómago no tolera cualquier cosa.Enfermedades en los cartílagos: el caldo de hueso es una fuente rica en colágeno y gelatina. Estos dos componentes ayudan a restaurar las coyunturas, así como el cabello, las uñas y, por supuesto, la piel.Desnutrición: en los casos en que por alguna razón el organismo tiene deficiencias de nutrientes, el caldo de hueso puede hacer maravillas. Este platillo contiene más de 19 aminoácidos fáciles de absorber, así como nutrientes que cuidan el sistema digestivo e inmunológico.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD