Guayaba, caña y naranja: rellena tu piñata saludable
Ideas para Fiestas

Guayaba, caña y naranja: rellena tu piñata saludable

Por Kiwilimón - November 2013
Con esta época de frío y festividades llegan las piñatas. Te recomendamos volver a los orígenes y rellenarlas de frutas deliciosas que además le hacen bien a tus hijos. Ya es noviembre y empieza el frío. Eso significa que se acerca la Navidad y muchos otros festejos como las posadas. En estas acostumbramos hacer piñatas para que, tanto grandes como chicos, se diviertan y vivan una experiencia memorable. Ahora, en los últimos años las piñatas se han llenado de dulces sintéticos y chicles que aunque poder más llamativos, no tienen el valor cultural, nutrimental ni histórico que el relleno clásico de las piñatas: las frutas.   En una piñata clásica, lo que cae cuando al fin se logra romperla, son mandarinas, tejocotes, naranjas, cañas de azúcar, guayaba e incluso cacahuates. Si pensamos en todos estos ingredientes podemos darnos cuenta de que todos son súper alimentos con incontables beneficios para la salud. No hay ninguno de esta lista que no ofrezca algún plus para el cuerpo y que además no sea apetitoso. Tomemos la naranja, la mandarina y la guayaba por ejemplo. En los tres casos estamos hablando de suministros potentes de vitamina C que es tan buena en esta época del año para reducir las posibilidades de contraer enfermedades respiratorias. La caña de azúcar por su lado provee al cuerpo de energía natural sin tener que añadirle ningún conservador o agente químico. Los cacahuates por su parte son un ingrediente primario para quien quiera bajar el colesterol y hasta limpiar las arterias gracias a sus grasas buenas. De hecho muchos estudios promueven su uso durante dietas para bajar de peso pues los frutos secos regularizan el metabolismo y lo hacen más productivo a la hora de quemar calorías. Recordemos que la piñata, hoy tan trivializada con dulces de bolsita y  bocadillos chatarra ha sido siempre una sorpresa llena de salud para compartir en estas épocas tan bonitas de fin de año. Justamente hace poco les escribimos sobre el ponche navideño y cómo es una mezcla de estas frutas y un complemento perfecto para las noches de frío. Si tú gustas hacer de tus posadas y pastorelas un día redondo entonces puedes perfectamente recoger los frutos de la piñata junto a tu familia y posteriormente hacer ponche para todos con esos mismos ingredientes. Es una actividad que incluye a todos y que personas de toda edad pueden disfrutar.  

"Encuentra las recetas que Kiwilimón tiene para tí para tus posadas haciendo click aquí."

 
 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La comida de Michoacán, es sin duda, una de las que más destacan por su maravilloso sabor en todo México y tan es así, que en 2010 la cocina michoacana fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ante la UNESCO. ¡Por eso te traemos 7 deliciosos de Michoacán para celebrar el 15 de septiembre! Pozole estilo Michoacán El pozole nunca puede faltar en las fiestas patrias, pero ¿has probado el pozole michoacano? Éste se prepara con carne y cabeza de cerdo que le da un sabor totalmente diferente. Carnitas michoacanas ¡Las carnitas michoacanas son una fiesta de sabor! Por eso, son el platillo ideal para celebrar estas fiestas de orgullo nacional. Si no las has probado, ahora es el momento indicado para hacerlo.Corundas Las corundas son ese platillo legendario que se originó desde tiempos prehispánicos y no pueden faltarte para dar el Grito de Independencia. Se trata de unos tamalitos michoacanos triangulares, rellenas de queso, chilacas, carne de cerdo, vegetales o legumbres. Uchepos A diferencia de las corundas, los uchepos son tamales hechos a base de maíz con un toque de leche y de sabor dulce que no pueden faltar casi en ninguna celebración de Michoacán. Sopa tarasca La sopa tarasca es uno de los platillos más populares en la gastronomía de Michoacán, ya que cuenta con una salsita de frijoles difícil de resistir. ¡Es la receta perfecta para celebrar el 15 de septiembre! Enchiladas michoacanas Las enchiladas placeras michoacanas están hechas con salsa de chile guajillo, chile ancho y van acompañadas por cubitos de papa y zanahoria que les brindan un sabor increíble. ¡Te encantarán! Chongos zamoranos ¿Qué es una buena fiesta sin el postre? Y para postres mexicanos, no hay como los chongos zamoranos de Michoacán, un dulce hecho con leche, azúcar y canela. Son sumamente deliciosos. ¿Cuál de estos platillos de la comida michoacana prepaparás para celebrar las fiestas patrias?
Para celebrar el Día de Muertos en México, nunca falta el altar que se decora con alimentos, pan de muerto y calaveras de azúcar, elementos indispensables para recordar a los fieles difuntos, pero, ¿alguna vez te has puesto a pensar qué significan las calaveritas de azúcar? Origen de las calaveritas de azúcar Para comprender la importancia de las calaveras de azúcar, debemos recordar que esta tradición se originó en la época prehispánica, donde se percibía a la muerte como la culminación de una etapa de la vida que desembocaba en otro nivel, por lo que utilizaban los cráneos de los sacrificados a los dioses, para adornar el “Tzompantli”, un altar que simbolizaba el paso de lo terrenal a lo espiritual. Significado de las calaveritas en el altar de muertos El Tzompantli era una ofrenda para el dios del inframundo, Mictlatecuhtli, que aseguraba el paso de las personas a otros los niveles una vez que terminaban su ciclo de vida, sin embargo, con la llegada de los españoles y la evangelización, estos rituales fueron prohibidos. Para poder conservar las costumbres, se sustituyeron los cráneos por calaveritas de azúcar y un altar de muertos para honrar y recordar a las personas que ya no se encuentran con nosotros. ¿De qué están hechas las calaveritas de azúcar? Las calaveritas de dulce se elaboran con alfeñique, una mezcla originalmente árabe pero traída a México por los españoles. El alfeñique es una especie de dulce derivado de la caña de azúcar, hecho también con huevo, jugo de limón y una planta llamada chaucle, aunque ahora también podemos encontrar calaveritas de amaranto y chocolate, entre otros ingredientes Las calaveritas de azúcar, entre los aromas del copal, el cempasúchil y las veladoras, adornan y alegran el altar que dará la bienvenida a nuestros fieles difuntos, por eso en esta temporada de Día de Muertos no pueden faltar en casa.
Si te gustan las arepas, tienes que conocer los mejores ingredientes para rellenar este platillo típico venezolano. Por eso te presentamos 7 formas que seguramente no vas a resistir con los mejores rellenos para arepas. Arepa de queso amarillo Sin duda un relleno sencillo pero delicioso es el de esta increíble arepa también conocida como “La Silfrina”, rellena con pollo, aguacate y abundante queso amarillo rallado. Arepa de carne mechada Gracias a la carne deshebrada que da la sensación de una cabellera suelta, en Venezuela conocen a esta deliciosa arepa con carne sazonada en jitomate como la arepa “pelúa”. Un relleno clásico y muy popular para arepas. Arepa con huevo Las arepas rellenas de huevo con cebolla, tomate y sal son una preparación muy tradicional y generalmente se consumen como desayuno completo. ¡No te pierdas este rico relleno! Arepa con plátano frito y frijoles Uno de los rellenos más extravagantes y exquisitos para las arepas venezolanas, es el de plátano frito, acompañado con frijoles y queso. Esta combinación ganadora se trata de un plato típico conocido como pabellón criollo que también lleva arroz blanco. Arepa rellena de carne En Venezuela existe una arepa conocida como “La Llanera”, la cual puede replicarse con tiritas de carne cortada finamente, jitomate en rodajas, aguacate y queso. ¡Está para chuparse los dedos! Arepa gringa ¿Habías pensado que puedes preparar una hamburguesa como arepa? A este rico platillo se le conoce como “arepa gringa”, ya que prácticamente se hace con los ingredientes de hamburguesa, pero dentro de una arepa. Arepa con camarones Para aquellos que disfrutan de comer mariscos, existe una arepa rellena de pulpo, calamar, ostras y camarones aderezada con vinagreta y verduras. ¿Se te antoja? Ahora que conoces un poco más de los rellenos típicos para arepas en Venezuela, cuéntanos cuál se te antoja más o si te han inspirado a probar tu propio relleno.
Flores de cempasúchil en vasitos de vidrio. Dos panes de muerto junto a restos de azúcar desperdigada. Una ollita, la más pequeña de la alacena, llena de mole al que ya se le hizo una capa de nata. Papel picado descolorido por las gotas de un caballito de tequila que se derramó. Hasta arriba, la foto del pariente fallecido observándolo todo: la abundancia o la escasez de la ofrenda, el faltante de huesito en el pan. Esta escena se repite cada año en el altar de muertos. Esta es una escena de tradición mestiza.No sé si fue Coco, no sé si fue James Bond. Esta costumbre mitad prehispánica, mitad española, ha resurgido con fuerza en los rincones de las salas mexicanas. Fray Bernardino de Sahagún, en la Historia general de las cosas de la Nueva España, ya relataba que los aztecas eran dados a hacer festejos a los muertos. El altar recordaba el viaje de cuatro años que el difunto debía emprender, camino a Mictlán, el reino de los muertos. Como en casi todas las religiones y creencias, no había altar sin una ofrenda, y como en casi todo ofertorio, siempre había algo de comer.Según me cuenta el licenciado José N. Iturriaga, historiador y escritor, había un ingrediente infaltable en los altares prehispánicos: los tamales envueltos en hojas de totomoxtle. También había agua para ayudar al alma del muerto a sortear el camino lleno de peligros. Luego, con la evangelización, las costumbres católicas como el rito a los santos y la fermentación del trigo se fueron mezclando con las costumbres locales. El altar es mestizaje puro. Por ejemplo, están las flores endémicas como los cempasúchiles, los frijoles, el tequila –que, aunque tiene denominación de origen, no existiría sin la destilación, originaria de Asia–. El mole es un plato barroco, resultado del intercambio con África del Norte, España, el sudeste asiático... El pan de muerto es fruto del sincretismo del pan de ánimas que se hace en Segovia o de los huesos de santo, un postre de pasta de almendra español cuya presentación recuerda a los relicarios. Así como el origen del altar es diverso, también lo es la celebración: “El 1 de noviembre, día de Todos los Santos, fue un día para celebrar a los santos que no tenían fecha y se instauró en el siglo séptimo; el Día de Muertos lo estableció el Papa Bonifacio IV en la Abadía de Cluny Odilón”, explica Iturriaga. Esto sucedió en el siglo X –claramente, mucho antes de la Conquista– con el objetivo de que los fieles hicieran oración por los muertos. Para los que injurian contra el Halloween asumiendo que es una falsificación de nuestra fiesta, Iturriaga cuenta que la palabra viene de All hallow’s eve, que es otra forma de nombrar “todos los santos”. La celebración data de épocas medievales y fueron los irlandeses quienes la llevaron a América. Lo de los Frankenstein y los dráculas, eso sí ya es regalo de Estados Unidos –y, bueno, de Mary Shelly y de Bram Stoker–.La simbología del altar es naturalmente mexicana. Una ofrenda que se respete debe tener todos sus componentes: agua, tierra, calaveritas de azúcar, flores, alimentos, vela y copal para guiar al muerto hasta el altar. Para Iturriaga tampoco debe faltar el alimento raíz que nos conecta con nuestros ancestros: el tamal. Los tamales son piezas individuales que se preservan bien y aguantan bien la intemperie –recordemos que muchos altares viven en los cementerios– y lejos de un simbolismo específico, provienen de “El grano madre que moldea una cultura. El alimento más icónico”. Nuestra creencia es única: por un día en el año tenemos de regreso a casa a ese familiar que queremos tanto, a ese ser que admiramos mucho y que nos hace falta. Olvidamos el miedo que nos dan los fantasmas, en otros días menos festivos del año, para esperar que nuestro ser amado atraviese el cielo o el mundo paralelo para comer, beber y fumar. Eso sí, no cometan el error de olvidar los cerillos. Para honrarlos, aquí comparto la sección en la que pusimos toda esa comida que les puede gustar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD