Dulces de terror para Halloween
Fiestas Infantiles

Dulces de terror para Halloween

Por Kiwilimón - Octubre 2013
Halloween no sólo es una excusa para que los niños se disfracen y se diviertan, también podemos crear recetas divertidas y “terroríficas” en la cocina.   Mañana es ese día donde las brujas y los fantasmas cobran más popularidad de lo usual. Los niños salen a las calles a pedir dulces y normalmente se llevan chocolates de marcas muy conocidas o algunos dulces que no van demasiado acorde con la fecha. Si tú prefieres ser un poco más original y te gusta la repostería experimental entonces aquí van algunas ideas de dulces con formas ideales para servirlos en Halloween y espantar a más de uno con estas dulces preparaciones.

Dedos de chocolate blanco

Si rompes algunos pretzels entonces tendrás algunos pedazos totalmente verticales. Estos mételos hasta ¾ del cuerpo en chocolate blanco y para las uñas utiliza alguna semilla como pepitas.

Cupcake arañas

Todo lo que debes hacer es buscar mini muffins o cupcakes pequeñitos que sean con cubierta de chocolate. A cada lado puedes clavarle cuatro tiras de regaliz y terminar con dos ojos de lunetas rojas de chocolate.

Receta de Cupcakes de Araña

Ingredientes: - 1 barra de mantequilla sin sal - 2 tazas de harina - 1 cucharadita de polvo para hornear - 3/4 de cucharadita de sal - 1 1/3 tazas de azúcar - 3 huevos - 1 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla - 1 taza de leche - 140 gramos de chocolate semi amargo - 3 yemas de huevo para el betún - 1 lata de leche evaporada para el betún - 1 1/4 tazas de azúcares morena para el betún - 1 1/2 barritas de mantequilla sin sal para el betún - 1 cucharadita de extracto de vainilla para el betún - 1/4 de cucharadita de sal para el betún - 100 gramos de chocolate para el betún - 1 bolsa de luneta de colores - 1/2 taza de chispa de chocolate - 1 bolsa de gomita de gusanos Haz click aquí para ver el paso a paso de como preparar estos cupcakes.  

Galletas de fantasmas

Todo lo que necesitas hacer es hornear algunas galletas con un molde de fantasma que venden en cualquier tienda de reposterías o también con algún molde en forma de hombre de jengibre. Si usas el primero entonces sólo falta embadurnar las galletas con betún de vainilla o chocolate blanco y ponerle los ojos con pequeñas chispas de chocolate oscuro. Si eliges la opción del muñeco de jengibre entonces puedes embadurnarlo con betún de chocolate oscuro y pintarle “huesos” con un poco de chocolate blanco o betún de vainilla para obtener una calaverita.

Receta de Galletas de Fantasmas

Ingredientes: - 1 taza de glaseado decoración - 6 cucharadas de jarabe de maíz - colorantes artificial negro - 6 cucharadas de leche para glaseado - 1/2 kilo de azúcar - 3 tazas de harina - moldes para cortar galletas en forma de fantasmas - 1 cucharadita de extracto de vainilla - 1/2 cucharadita de polvo para hornear - 1 huevo - 1 taza de mantequilla sin sal - 6 cucharadas de azúcar glass decoración Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

Pastel de telaraña

Una opción aún más simple es hornear tu pastel de preferencia, podría ser de zanahoria o calabaza, y cubrirlo con betún blanco. Después, forma una telaraña sobre el pastel con una manga de repostero utilizando chocolate para decorar e incluso alguna mermelada. Después puedes decorar con alguna de las arañas de la primera receta.

Receta de Panqué de Telaraña

Ingredientes: - 1 1/2 tazas de harina - 3/4 de cucharadita de sal - 1 cucharadita de polvo para hornear - 1 taza de azúcar . 2 cucharaditas de ralladura de limón - 1/2 cucharadita de cardamomo - 1/2 taza de yoghurt - 1 cucharadita de vainilla - 1/2 taza de aceite de oliva - 2 huevos - 2 tazas de azúcar glass - 1 limón el jugo - mantequilla para engrasar el molde - 100 gramos de chocolate amargo Si quieres ver como preparar esta receta da click aquí.  

Cementerio

Este es un éxito y es muy fácil de crear. Puedes hacer ya sea un pastel de chocolate o una bandeja de brownies y eso se usará como si fuera la tierra del cementerio. Encima puedes colocar galletas ovaladas, de preferencia de color gris o beige y clavarlas sobre la tierra (el pastel o brownie). Lo que resta es usar una manga para poner nombre y mensajes en cada lápida e incluir algunos de tus fantasmas para obtener un panteon completo.  

"Prepara estos postres para Halloween y asombra a tus invitados."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La hoja de laurel es un condimento indispensable en la gastronomía mexicana, pero más allá de darle sabor a la comida, sus maravillosas propiedades la hacen ideal para cuidar de la salud como nunca imaginaste. Descubre cuáles son los beneficios del laurel para la salud. Propiedades del laurel Entre las propiedades de las hojas de laurel, encontramos que tienen un alto contenido de vitamina A, B, C, ácido fólico, además de minerales como el cobre, manganeso, hierro, zinc y magnesio. No por nada era utilizado como planta medicinal antes que como condimento en la época de la Conquista, como se menciona en el Códice de la Cruz-Badiano, donde se le llamaba “ecapatli”. Beneficios del laurel Las hojas de laurel son buenas para la digestión, pues contienen enzimas que ayudan a descomponer las proteínas y contribuyen a procesar los alimentos más rápido.El té de laurel contiene cineol y eogenol, compuestos que favorecen la eliminación de gases y evitan la acidez estomacal.Gracias al polifenol en las hojas de laurel, un estudio realizado por el Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition, encontró que podrían potenciar la acción de la insulina y reducir los niveles de glucosa en el cuerpo.El laurel también ayuda a controlar el buen funcionamiento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca.Además de ser un gran antioxidante natural, la vitamina A en las hojas de laurel es excelente para cuidar la salud visual.De acuerdo a investigaciones del Instituto de Investigaciones Biomédicas del Conacyt, el laurel tendría propiedades antidepresivas y ansiolíticas que ayudan a regular las funciones del sistema nervioso.¿Cómo consumir hojas de laurel? Para aprovechar los beneficios del laurel, puedes utilizarlo para sazonar sopas, caldos y guisados o hacerte una infusión con 3 hojitas y una taza de agua hirviendo. Recuerda no abusar del consumo de esta hierba o podría resultar contraproducente. ¿Listo para disfrutar de las propiedades y beneficios del laurel?
Cuando de comida mexicana se habla, los antojitos, celosos, acaparan la atención. Los puestos callejeros se abarrotan ante comensales hambrientos, críticos gastronómicos ávidos por la nota y fotógrafos listos para captar las imágenes que terminarán en Netflix. No se escapan los banquetes de los comedores familiares tradicionales, los restaurantes de manteles largos que aparecen en las listas gastronómicas del mundo. Junto a ellos, a la vista de todos, pero bajo el sutil velo de la invisibilidad, están los locales que nos dejan encima los olores de la verdadera cocina mexicana: los de la comida corrida, los de las fonditas.Casi siempre, bajo el nombre propio de una mujer –Doña Mari, Doña Margarita, Doña…– las fonditas rotulan la autoría de aquel o aquella que con un presupuesto fijo dan color a los ingredientes de la canasta básica. Por supuesto, hay excepciones a la regla, como Don Arturo, la fondita que me alimentó por casi siete años mientras trabajaba en Polanco. La comida corrida era diariamente ofrecida por un hombre, Don Rubén, cuyos fideos con crema y su budín de pan servían para amainar las jornadas de todos los publicistas que diariamente buscábamos una dosis del hogar al que pocas veces llegábamos. El planteamiento en las fonditas es básico y por ello, magistral: un pentálogo de paradas culinarias inamovibles que llenan el estómago y la ropa con los humores de las ollas. Aunque el origen es humilde, casi siempre se localizan en las periferias de los mercados, en las zonas populares, en las avenidas con flujo proletario, mayormente alejadas del bullicio turístico.En la comida corrida se sabe que no te irás a ningún lado hasta terminar el menú de pé a pá. “El término corrida es un término español que usamos en México cuando una cosa va detrás de la otra; entonces si una persona habla de corrido es porque dice una cosa y luego otra, y otra más”, comenta el ensayista e historiador gastronómico José N. Iturriaga. Una vez que te instalas, la mesera te servirá una sopa y en seguida, el arroz o la pasta. “En el caso del platillo fuerte te van a preguntar qué quieres porque casi siempre hay opciones”, asegura Iturriaga.La estructura es una institución culinaria que apenas ha cambiado con los años: por un precio que pocas veces rebasa los cien pesos, de la cocina desfilarán una serie de platillos encaminados a saciar el hambre atroz de los estudiantes, del kinestésico trabajador, del ansioso pequeño burgués. Al centro habrá además tortillas o canastas de plástico con bolillo y salsas en cazuelitas. Y es que en la comida corrida todo está dispuesto para reproducir una escena familiar, que se escapa de la gloria celebratoria del sábado o el domingo. “La comida corrida siempre viene con un vaso de aguas frescas que puede ser una limonada o un agua de jamaica, de tamarindo, de sandía, de melón, de alguna fruta de temporada”, comenta Iturriaga. En términos culturales, como todo lo que se cuece en territorio nacional, la comida corrida es fruto del mestizaje. “El primer tiempo es casi siempre una sopa de pasta. Las pastas traídas por los españoles surgen en China algo así como dos siglos antes de la Conquista. Luego, el segundo tiempo, es un arroz que también es de origen chino y que también lo trajeron los españoles. Le pusimos “mexicano” por que tiene un color rojo del jitomate con el que se cocina. El más clásico lleva chicharitos y unos cuadritos de zanahoria.”El platillo fuerte es variable, casi siempre es un guiso y no propiamente un antojito. “No estamos hablando de platillos de mucha elaboración, ya que esos son para ocasiones más festivas. Hablamos de una carnita de puerco en salsa verde con verdolagas, tinga de res con la carnita de la falda de res deshebrada. Cuando llega a haber pescado nos darán algún filetito de mojarra o de esos que compras delgaditos para que rinda mejor”. Eso sí, casi siempre irá empanizado para que sea más llenador.Los que ofrecen opciones fuera del menú casi siempre costarán unos pesos más. Ahí está el huevo o el plátano que decorará en sabor y color al arroz. Y en el fuerte, no falta la reina de la cocina de fondita: la milanesa. “La milanesa debe su nombre a Milán, que hoy es el norte de Italia pero que, en el siglo XIX, era parte del Imperio austrohúngaro. De hecho, las milanesas más famosas del mundo son en Viena, capital de Austria”. El postre irrevocable de la comida corrida es el arroz con leche que casi siempre se cocina con canela. “Toda la canela que se consume en el mundo surge de Ceilán, una isla al sur de Sri Lanka”, completa el licenciado Iturriaga. Pero no falta la gelatina, casi siempre de colores vivos –verdes, naranjas y rojos–, los budines con el pan que se queda de otros días, el pastel de tres leches para los días especiales, como los viernes, en los que la propietaria, si está de buenas, agasajará a sus comensales. La cocina de las fonditas nos hace sentir en casa en pleno ajetreo del día. De la dueña, del encargado, terminamos por hacernos íntimos, conocernos los temperamentos, acostumbrarnos a la experiencia sápida. “Las fonditas resuelven, sobre todo a quienes diario tienen que comer fuera, ya sea que eres un oficinista o estudiante del estrato socio económico de clases medias bajas y de clases de proletarias, y es que en ellas comemos comes como en tu casa”. Hay un tesoro invisible en las ciudades al que le debemos horas periodísticas. Gracias a las sazones de Doña Mari o a Don Rubén o a la doña de nuestra confianza es que se nutren nuestros corazones de una a tres P. M. Sus guisos nos recuerdan que pertenecemos a algo más que a una corporación, que somos seres humanos aún en horario laboral.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD