Ingrediente de la Semana: Las Fresas
Ideas para Fiestas

Ingrediente de la Semana: Las Fresas

Por Kiwilimón - April 2012
Las fresas son un alimento muy nutritivo, saludable y sabroso. Es una de las frutas preferidas por muchas y de las que mejor uso se les puede dar. La fresa tiene muchas propiedades. Aporta muy pocas calorías a pesar de que estamos ante un alimento muy sabroso y nutritivo. Es una de las grandes frutas de la primavera, por lo que hay que aprovechar al máximo su estación. El sabor de las fresas combina a la perfección con muchos otros alimentos, tanto lácteos como frutas, así como con comida salada. Incluso se pueden utilizar para hacer mascarillas que beneficien a tu piel. Hablamos de un alimento que tiene muchas propiedades muy beneficiosas para la salud, ya que contienen una alta cantidad de vitaminas (C y E) y minerales (potasio, magnesio y calcio). Es por ello que las fresas son recomendadas para problemas de retención de líquidos (ya que son diuréticas), de tránsito intestinal (poder laxante), tienen propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes y ayudan a que la piel, la vista, los dientes y los huesos se encuentren en buen estado. Es más, contienen mucho ácido salicílico, el principal componente de la aspirina. También su uso externo es beneficioso para la salud: pueden utilizarse como un dentífrico natural y ayudan a que la boca se mantenga limpia y se evite la formación de sarro. También mantendremos alejadas a las caries gracias a la fresa. Recetas de cocina Conoce las recetas con las que puedes preparar platillos deliciosos con la fresa. Toma nota. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para más detalles) Tartas de Fresas Estas ricas tartas estan cubiertas de crema batida y fresas. Pannacotta de Fresas Postre tipico italiano que es una especie de gelatina de crema con fresas. Un delicioso postre ligero para la primavera o verano, facil y lucidor. Waffles con Coulis de Fresas Esta receta básica de wafles va servida con una salsita de fresas. La puedes sustituir por miel de maple y un poco de crema batida. Ensalada Verde con Fresas Una rica y fresca receta de lechuga verde con fresas y aderezo de fresas con vinagre balsámico. Fresas con Crema Delicioso postre fácil de hacer contiene fresas y crema con poca azúcar. Postre Frío de Fresas Esta crema de fresa se puede servir en vasitos individuales y hacer con anticipación, queda deliciosa y es super fácil. Gelatina de Vino Tinto con Fresas Rica gelatina con vino tinto y un poco de fresas.  
Para más recetas con fresas, haz click aquí.
 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los ingredientes que siempre están presentes en el hogar es el bicarbonato de sodio, que por lo regular se encuentra en la cocina, pues podemos usarlo como levadura en repostería, o para evitar que algún alimento se corte, pero ¿sabes qué es y cuáles son sus múltiples usos? Ni te imaginas cuántas cosas puede hacer ese común polvito por nosotros. ¿Qué es el bicarbonato de sodio?El bicarbonato es un compuesto blanco sólido cristalino que se obtiene de un mineral llamado natrón. Es un compuesto soluble en agua y que en presencia de ácido se descompone, formando dióxido de carbono y agua. Desde tiempos remotos, este ingrediente ha sido utilizado tanto en asuntos medicinales como en la gastronomía. Sus propiedades lo han hecho un gran aliado para diferentes recetas, obteniendo mejores resultados, sin embargo en este post nos vamos a basar en los usos del bicarbonato fuera de la cocina.Principales usos del bicarbonato de sodioEl bicarbonato de sodio es un ingrediente económico y fácil de encontrar en tiendas y supermercados. Además, se le atribuyen diferentes propiedades para la salud, la belleza y la higiene personal, por lo que tiene múltiples usos, por ejemplo:Primeros auxilios, para tratar quemaduras con ácidos.Higiene personal, en pastas de dientes, enjuagues bucales y desodorantes naturales.Insecticida, se puede usar para matar cucarachas y como fungicida.Para sofocar incendios, especialmente de tipo C, es decir, los generados por alta tensión eléctrica.¿Para qué sirve el bicarbonato de sodio en el pelo?El bicarbonato de sodio puede ser muy bueno si quieres que tu cabello crezca más rápido y se vea más sano. Puedes preparar esta mezcla para fomentar el crecimiento. Antes de hacerlo, te recomendamos hacer una prueba para saber que el bicarbonato no te irrita. Para hacer la pócima, necesitas dos cucharadas de agua, medio vaso de agua, media cucharada de shampoo. Mezcla todos los ingredientes y coloca la mezcla en tu cabello; deja actuar 5 minutos y enjuaga. Úsalo tres veces por semana y el resto de los días, usa tu shampoo normal. Bicarbonato de sodio para la acidez estomacal Tomar media cucharadita de bicarbonato de sodio diluido en agua fría te ayudará a aliviar los molestos síntomas de la acidez que atacan la región superior del estómago y pueden extenderse incluso hasta la garganta. Blanquea tus dientes con bicarbonato de sodioEl bicarbonato de sodio también es un gran aliado para blanquear los dientes, sin embargo, es mejor que consultes a tu dentista su uso y periodicidad. Lo único que debes hacer es espolvorear un poco sobre tus dientes y cepillar de manera habitual.Desodorante naturalPor su acción de neutralizar los ácidos, el bicarbonato de sodio puede eliminar el olor a sudor, por lo que suele ser una buena alternativa al desodorante. Mézclalo con aceite de coco, unas gotas de tu esencia favorita y úntalo en tus axilas como lo harías comúnmente con tu desodorante. Limpia la ropa del bebéLa piel del bebé es delicada y necesita una limpieza mucho más suave, aunque el olor y las manchas son difíciles de retirar, para eso el bicarbonato te puede ayudar. Agrega media taza de bicarbonato de sodio a tu detergente líquido, o directamente en el ciclo de enjuague del lavado para la desodorización.Eliminar el olor de las alfombrasEspolvorea bicarbonato sobre la alfombra, deja reposar durante la noche, barre todo lo que se pueda y aspira el resto. Como ves, los usos del bicarbonato de sodio son muchísimos y puede ser tu mejor aliado dentro de tu hogar.
¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué comemos? ¿Cómo es el mecanismo de nuestro cuerpo que nos avisa cuando necesita comer? ¿Conoces la diferencia entre hambre y apetito? Para saber por qué comemos, es importante que tengas claro qué son el hambre y el apetito, dos conceptos diferentes y que muchas veces no sabemos diferenciar, incluso pensamos que son sinónimo y no lo son.El hambre es el instinto de supervivencia que impulsa a alimentarnos cuando el organismo lo requiere. El apetito es la sensación de comer, influenciada por aspectos psicológicos de la persona como el deseo de comer por placer, felicidad, aburrimiento, tristeza, ansiedad.Como todo en nuestro organismo, el apetito va cambiando conforme vamos creciendo y es preciso conocer sus etapas, para así aprender a comer mejor. Primer decenio, de los 0 a los 10 añosEn esta etapa es cuando se experimenta un mayor y rápido crecimiento. Es cuando los niños pueden adquirir los hábitos que, posiblemente, los acompañen toda su vida, es por eso que es muy importante que los pequeños aprendan a distinguir la comida que verdaderamente los nutre, pues lo que aprendan durante los primeros años de su vida determinará qué tan saludable será de adulto. Segundo decenio, de los 10 a los 20 añosYa en la adolescencia, con los cambios fisiológicos viene un aumento de apetito. Durante esta etapa, la relación con la comida suele ser más vulnerable, pues es cuando llega la pubertad, los jóvenes suelen estar más influenciados y son propensos a caer con comida que pueda provocar desnutrición u obesidad. Durante esta edad del apetito, las mujeres son más propensas a padecer deficiencias nutricionales por su biología reproductiva. Tercer decenio, de los 20 a los 30 añosEn la edad adulta joven, se producen cambios importantes que pueden causar un aumento de peso, por ejemplo, la vida universitaria, vivir en pareja o tener hijos; es cuando nos relajamos y no somos tan estrictos en la alimentación. También es la edad en la que podemos caer en excesos. Cuarto decenio, de los 30 a los 40 añosLa vida laboral en la edad adulta trae consigo los efectos del estrés, que según se ha demostrado, ocasiona cambios en el apetito y los hábitos alimentarios en 80% de la población. Esos efectos pueden consistir tanto en despertar un apetito voraz, como en ocasionar una pérdida de este. Quinto decenio, de los 40 a los 50 añosLa Organización Mundial de la Salud destaca que el tabaquismo, la dieta poco saludable, la falta de actividad física y el problema de la bebida son los factores del estilo de vida que más repercuten en la salud y la mortalidad. Es en estos años cuando los adultos deben cambiar su comportamiento en función de las necesidades de salud, pero con frecuencia los síntomas de la enfermedad son invisibles.Sexto decenio, de los 50 a los 60 añosEn este periodo comienza la pérdida progresiva de masa muscular y continúa de manera constante a medida que avanzamos en edad. Este fenómeno se denomina sarcopenia.Mantener una dieta saludable y variada, y practicar actividad física es fundamental para reducir los efectos del envejecimiento.Séptimo decenio, de los 60 a los 70 años y másLa vejez conlleva la falta de apetito y de hambre, lo que da lugar a una pérdida de peso involuntaria y una mayor fragilidad. La disminución del apetito también puede ser consecuencia de una afección concreta, como, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer.La alimentación es una experiencia social, por lo que factores como la pobreza, la pérdida de la pareja o un familiar, y el hecho de comer sin compañía, afectan la sensación de placer que se obtiene al comer.Otros efectos de la vejez, como las dificultades para tragar, los problemas dentales y la pérdida de gusto y olfato también interfieren en el deseo de comer y en los beneficios que obtenemos de esa práctica.Se dice que lo que no se conoce, no se puede mejorar, así que una vez que conoces las etapas del apetito y cómo van cambiando las situaciones y requerimientos de cada edad, puedes saber cómo llevar una vida más saludable y comer mejor.
A la hora de comer, todos tenemos hábitos que definen mucho, tanto en nuestro estilo de vida como en la salud. Los alimentos que consumimos y la manera en que lo hacemos pueden afectar directamente tu bienestar y por el contrario, también influye en el riesgo de contraer ciertas enfermedades. Sabemos que cambiar la alimentación es un tema complicado, pues no sólo implica fuerza de voluntad, sino que además están sujetos a factores con muchas variables, por lo que te recomendamos que el cambio sea gradual. Una manera de cambiar tu rutina y tener hábitos más saludables es a través de alimentos que nos den más beneficios y nos aporten más nutrientes. Y para comenzar con esos pequeños cambios que harán una gran diferencia en tu día a día, aquí te dejamos una lista de verduras que puedes comenzar a comer para cambiar tus hábitos según Food Day, una organización encaminada a cambiar la dieta de las personas y hacerlas más saludables.EspinacaLa espinaca es un gran alimento pues tiene la gran mayoría de nutrientes que necesita nuestro organismo. Este alimento nos ayuda a prevenir el riesgo de enfermedades del corazón, artritis y cáncer. Tiene vitaminas A, C, E, K, B2 y B6, así como magnesio, ácido fólico, hierro, potasio, cobre, zinc, entre muchos más; haciéndolo un superalimento. Lo puedes consumir en ensaladas, jugos y smoothies, o como guarnición.Crepas de espinaca rellenas de champiñonesBrócoliEs uno de los mejores alimentos para prevenir el cáncer por su gran cantidad de antioxidantes. También está lleno de vitaminas como A, D, B12, C y B6. Además aporta betacarotenos y ácido fólico, lo cual fortalece nuestro sistema inmune. Es delicioso como acompañante del plato principal, en sopas y hasta como snack. Lechuga romanaLa lechuga romana es un gran alimento por la cantidad de nutrientes y vitaminas, como A, C y K, además de la fibra que contiene, por otra parte, es una hortaliza muy accesible y de bajo costo, es la reina de las ensaladas y tu mejor aliada cuando estás a dieta. ZanahoriaFuente de antioxidantes por excelencia. Además de mejorar la vista, disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares por su alto contenido en vitamina A y C. Ensalda de Betabel y ZanahoriaCebollaAdemás de ser uno de los alimentos base de la comida mexicana, es un gran aliado para nuestro cuerpo, pues nos ayuda a mantener el calcio en nuestro organismo y por su alto contenido de vitamina C y ácido fólico, ayuda a controlar enfermedades como la diabetes y osteoporosis.No cabe duda que todas las verduras son sanas y aportan algún beneficio a la salud. Es un ingrediente primordial para la alimentación que sin dudas debes incluir en tu dieta y con ello contribuir a tener mejores hábitos en la comida.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD